Más allá de la propaganda Madurista

Por Onaí

HAVANA TIMES – Aunque no han vuelto a repetirse esas terribles semanas, en las que casi toda Venezuela permaneció a oscuras, los cortes de electricidad persisten en todo el país.

Muchas veces, más que cortar el servicio eléctrico, suceden pequeñas y grandes fluctuaciones que suelen acortar la vida de los electrodomésticos y hasta provocar algún que otro incendio de menor o mayor intensidad.

Pero la oscuridad de Venezuela va más allá de los diarios apagones que, dicho sea de paso, siempre son más intensos fuera del Distrito Capital, aunque Caracas ya no se libra de ellos como antes.

La oscuridad en que vive sumida gran parte de la población venezolana se debe al angustiante día a día en el que nunca se sabe si seremos víctimas de algún tipo de violencia (bandas organizadas o uniformados del gobierno); si reuniremos lo necesario para llevar la comida a la mesa.

La angustia de no poder pagar una consulta médica o, si se paga, que no alcance el dinero para los medicamentos y mucho menos para los costosos exámenes. La angustia de ver morir a los que corren el riesgo de emigrar por mar o por tierra. La angustia de que los niños, cada vez, aprenden menos si no se les lleva a un colegio privado. La angustia de no poder salir a la calle a exigir nuestros derechos porque el gobierno ha creado mil leyes para encerrar a quienes protesten… aunque tengan más de 70 años.

La angustia de no saber si alguna vez volveremos a ver la luz.

Vea más del diario ilustrado de Onaí aquí.



Onai

Me gusta escribir, pero no lo hago, prefiero dibujar y reparar lo dañado si tiene arreglo. Me identifico con lo que sienten los animales o las personas más vulnerables. Me gustan los árboles y tengo esperanzas aunque se agote el tiempo de nosotros los humanos en el planeta. Nací en una tierra blanda, acuosa, generosa, diversa y compleja sometida por la más perversa ignorancia política de los que se ahogan en su propio discurso, pero aquí sigo, tratando de proteger los sueños.

Onai has 7 posts and counting. See all posts by Onai

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.