Yo me quedo con estas cosas

Nonardo Perea

Foto: Elio Delgado Valdés

HAVANA TIMES — Resulta que al parecer todo el que se va de Cuba, la está pasando mal. Muchos de mis antiguos amigos, al poco tiempo de irse se mantuvieron comunicados, y de vez en cuando enviaban algún correo.

Pasado algunos meses, ya casi ninguno escribe, y cuando lo hacen, sus emails son escuetos, y no brindan mucha información de como les va, mas bien enumeran un rosario de penurias: que hay que trabajar mucho, que llegan muertos de cansancio a la casa, que no tienen tiempo ni de leerse un libro, que todo hay que pagarlo, que las personas son totalmente diferentes a la de Cuba, que nadie mira a nadie, en fin, que al parecer están en otro planeta.

Pero de ese otro planeta ninguna regresa ¿Porqué será? A mí en algún momento de la vida, me dio por querer emigrar, porque creí que podría tener más posibilidades de adquirir ciertas cosas materiales para llevar a cabo el trabajo que realizo: conseguir una cámara profesional, un equipo de luces, una buena máquina donde poder editar videos, etc.… porque aquí es casi imposible poder resolver ese tipo de equipamiento.

Igualmente pensé en la posibilidad de quedarme a vivir en cualquier otro país que no fuese el mío, y no regresar nunca más, para evitar todos los problemas que aquí existen, pero deduje que en cualquier otro planeta también existirían otros problemas diferentes a los nuestros.

Para ser sincero, he borrado ese proyecto de mi cabeza, por lo pronto seguiré viviendo donde estoy, no tengo casi nada de esas cosas que facilitarían mi trabajo creativo, pero cuando no tengo un poco de café, la vecina de al lado me regala una colada, y cuando ella no tiene yo le brindo del mío.

Cada mañana nos decimos los buenos días, y casi siempre nos ponemos a conversar entre todos los del solar, y sin ningún problema nos reímos de nuestros propios problemas, confiando que algún día las cosas cambiarán para todos, pero nosotros no, la manera de ser de los cubanos nunca va a cambiar, porque por lo general nos caracterizamos por ayudarnos unos a otros.

Y no importa que algunos de esos que se van, de alguna manera cambian, considero que no es su culpa, lo que sucede es que allá afuera, las cosas pintan de otro color.

Nonardo Perea

Nonardo Perea: Me defino como una persona observadora, me gusta escribir con sinceridad lo que pienso y vivo en carne propia. Para mí resulta un tanto difícil el dialogo, soy tímido y de pocas palabras, es por ello que considero que mi mejor medio de comunicación es la escritura. Vivo en Marianao y tengo 40 años.


59 thoughts on “Yo me quedo con estas cosas

  • el 5 septiembre, 2014 a las 2:08 am
    Permalink

    Jajaja…Gusa, tienes mucha razón. En cuanto salen de “la jaula” se quieren comer el mundo. Hace unos años, conocí a un editor acá, que siempre andaba callado e inexpresivo cuando me lo encontraba. En cierta ocasión en que yo estaba en Cuba, el susodicho viajó para llevar libros. Me dispuse a recibirlo y apoyarlo. En cuanto me vio, cambió la expresión de “tranca” a cara de lobo de los muñequitos norteamericanos. Y preguntó. “¿Dónde están las chicas?”

  • el 4 septiembre, 2014 a las 12:36 pm
    Permalink

    No se puede decir mas claro!

  • el 4 septiembre, 2014 a las 12:34 pm
    Permalink

    Pero no acabas de entender que Si reconocemos que ustedes acepten como logros, por ejemplo el poder comprar uno de esos dos panes que nos mostró Jimmy ?, o que Warhol vaya a la clinica y no encuentre al Dr?, que para lo que nosotros no constituye un logro, para uds Si lo es.

    EDUARDO las aspiraciones en usa, son iguales en todos lados, por favor mira que ya te lo han dicho los que viven en otros lugares, la meta es vivir mejor.
    Cuando dije que el que llega a millonario, tiene un cacharro, y un celular mierdero?,(aunque los hay, pero la regla es que no), Si te dije que hay cubanos que siguen extrañando a Cuba y que viven en una tremenda agonía, especialmente muchos viejos que todavía tienen hijos y nietos allá , los hay en el edificio donde vive mi mama, y yo les he preguntado porque no regresan, y me han dicho, lo que te dije: Que porque aunque sea “tengo mi apartamentico, mi celular-mierdero y el que todavía maneja tiene su cacharrito, sus medicinas y que con el dinerito que le dan, ayudan a su familia alla. Asi es que Ellos mismos te responden que Si estan mejor que en Cuba.
    De la manera en que los macetas se enriquecieron es otra torcedura más del sistema, o tu crees que Ellos no hubiesen preferido “no tener que robar” y levantar sus negocios legítimamente sin el sobresalto que trae lo ilícito?, Claro que es robo y claro que la Ley se debe cumplir, donde yo dije que no fueran castigados?.

    Pero,,, Mira, que no asumo, lo que dicen esos mismos que en sus días fueron macetas, “que asi es que funciona Cuba”, que si no , porque es que Tony Castro y marielacastro por decirte sólo dos, son millonarios?, “porque se roban el dinero del estado, y que si ellos pueden, los demas tambien. Y eso es una verdad que tu no debes negar, como debieras decir también, que la obligación del estado es castigarlos a ellos también, como al resto de los demás funcionarios y a sus hijos. Pero esos son otros 20 pesos, verdad?

    El caso de la mayoria aqui, EDUARDO, mejoramos nuestras vidas dentro de los limites legales, así es que bien como tu acabas de decir, debes reconocer que es digno de reconocimiento.

  • el 4 septiembre, 2014 a las 9:46 am
    Permalink

    ….como mismo tu me comparas la vida en usa con la de cuba tienes que comparar los logros personales en un lugar u otro….las aspiraciones en cuba son distintas a las de usa asi que si en los usa puedes ser millonario y solo tienes un cacharro,una television chiquita y un celular mierdero despues de trabajar tiempo completo..no te parece que estas mal???…no me digas que era mas de lo que tenia en cuba…ya no vives en cuba y las expectativas son otras….dices tu que no se deben asumir cosas que te han dicho…a ti te dijeron que los macetas vivian como ricos y es cierto pero muchos de ellos se hacian ricos vendiendo en sus paladares productos que se robaban o robados de hospitales y otros comedores estatales….eso no es libertad,es robo y el estado tenia la obligacion de castigarlos…una cosa es hacerte rico o mejorar tu vida dentro de los limites legales…eso si es digno de reconocimiento…

  • el 4 septiembre, 2014 a las 7:26 am
    Permalink

    Hay que hablar claro , porque sino , nunca nos vamos a entender , y quitemos un poco de politica al asunto; si usted va en un transportation por la 95 y le pasan los porches por el lado y usted , en vez de sentir felicidad por el exito ajeno , le da envidia , no emigre, usted nunca se va a sentir bien en ningun lugar del mundo , ni siquiera en Cuba. Vuelvo y repito , si usted no se desprende de la ideologia comunista que lo hace envidioso y merecedor de todo sin hacer nada, usted es una lacra para los USA , el resto del mundo e incluso para el gobierno de Raul Castro, acabense de dar cuenta que convirtieron en virtud los mas bajos sentimientos , solo para implementar una politica; pero ya eso se acabo , ese es un sistema que se autodevora asi mismo, y una de sus causas es precisamente esa, el evitar el exito ajeno a como de lugar, sino empiezan a aceptar que los han cambiado de una manera que impide cualquier desarrollo , nunca van a salir del hueco en que estan metidos , y apurense , que como ya dije , el sistema se devora a si mismo.

  • el 4 septiembre, 2014 a las 2:27 am
    Permalink

    EDUARDO esa historia de Raúl en Canadá, es la historia de nosotros en EU, y la del yoyo en Alemania y la de [email protected] en Panamá, que todos pasamos trabajo? Si, que nos costo acostumbrarnos?Si, que lloramos largrimas de sangre? Si, que extrañábamos a nuestro pais?, porque es nuestro, Si, que hay quien no se acostumbra y odia vivir en el exilio? Si, que se arrepiente? Si, pero no se va, porque reconoce que alla es peor, aunque sea el mas ferviente revolucionario, y el mas odiador de los EU sigue viviendo aquí, y Si reconoce como triunfo el poder tener un cacharro, un techo y porque no? un celular y una tv. No importa si es chiquita o si es cacharro o si el celular es mierdero, ES más de lo que en Cuba se les dejo obtener. Y no es ninguna mentira, porque si no, se regresaran.

    Ahora, la historia tuya, es la historia de Elio, de Warhol, de Isbel, de Jimmy, y de miles o quizás de millones quien sabe cuantos? De cubanos que no se quieren ir, que les gusta el sistema y que lo apoyan, que se sienten felices y satisfechos con todo lo que tienen y lo describen como triunfos, y esta bien. Lo que no esta bien es que te pongas a asumir cosas que te han dicho, porque cuando uno no confirma las cosas con sus propios ojos, no las puede afirmar. En cambio, aquí las historias vividas en Cuba son reales porque han sido vividas en carne propia y no se las puede negar nadie.

    EDUARDO , no son exageraciones de que cuando las personas tienen las libertades para trabajar y hacer dinero, puedan llegar hasta donde quieran y mientras más poder adquisitivo, vives mejor. Sólo acuerdate la época en que dieron permiso para abrir los paladares que surgieron los macetas, fueron mentiras y exageraciones lo que lograron?, yo oigo que vivian como ricos, y por eso hay que aceptar que la pobreza de Cuba es por la falta de libertades de no permitirsele a sus ciudadanos hacer al país, la comparación es los resultados que se obtienen en ambos casos.

  • el 3 septiembre, 2014 a las 6:03 pm
    Permalink

    …me alegro por ti…mi posicion es…se quiere ir todo el mundo de cuba???…no…todos los cubanos estan contra el gobierno???…no…hay gente que, a pesar de todo, se siente feliz en cuba y prefiere quedarse alli???…si….a todos los que emigran les va bien y cumplen con todas las expectativas por las que se fueron ???…no… estan todos los emigrantes satisfechos con su vida actual???…no…hay algunos emigrantes que se arrepienten de su decision y preferirian no haber emigrado???…si…no se puede generalizar absolutamente, ni de un lado ni del otro….que me digan que alguien triunfo en los usa por tener un “transporteichon”, un televisor plano o un celular es una ridiculez….seamos honestos y algo util saldra de estas discusiones…pero si nos caemos a mentiras, exageraciones y lo generalizamos todo pues creo que perdemos el tiempo….

  • el 3 septiembre, 2014 a las 6:03 pm
    Permalink

    ¿Y no te parece que se pasa ya el que te dediques a hacer creer que todo el que se fue vive mal, endeudado y lleno de amargura?. ¿Y con quién quieres que comparemos a Cuba, con el inframundo, o con los países cuya bonanza debería mos aspirar a tener.? En Cuba también estaba “todo hecho”, solo había que solucionar algunos problemas. Lo que hicieron fue no parar de deshacer, hasta llegar a convertirla en el desastre flotante que es hoy.

  • el 3 septiembre, 2014 a las 5:13 pm
    Permalink

    No estoy presumiendo, lo que me estoy es lamentando que no lo hice antes. No estoy comparando a Cuba con Canada eso seria anormal de mi parte, como tampoco estoy tapando el sol con un dedo como lo haces tu. Dime, en concreto….. q te hace feliz a ti?.

    Estaba todo hecho para los canadienses, por el contrario yo comence de cero, sin quejarme de mis primeros trabajos como hacen los amigos de Warhol, con la vista al frente y mirando que si me esforzaba mas o si conseguia un trabajo por mi especialidad lograria la mejoria por la cual sali de mi pais (pq es mio, no tengas duda). Hoy si tengo una vida maravillosa sin tus comillas. creada por mi.

    No te culpo de ignorante, el que no sabe es como el que no ve y tu estas en ese caso. No conoces y crees ciegamente, estas mirando desde un solo lado, eso no hace tu interpretacion de la realidad, objetiva. Pero esos mismas conquistas que tiene el gobierno cubano de bandera, existen en muchos paises del primer mundo, solo que te dan la imagen distorcionada o solo ponen los puntos negros para que creas que todo es asi. De nuevo, tu no sabes, solo escuchas y no tienes mas nivel de comparacion que una prensa parcializada en extremo, no quiero decir q la de aqui no la sea pero tiene de contrapartida distintos medios de informacion y en internet para que puedas sacar tus propias conclusiones, no las de Taladrid en la mesa redonda.

    De lo que si estoy agradecido al gobierno cubano es que me ensenaron a pensar por mi cabeza, lo malo es que no les gusto las conclusiones que saque de mi experiencia. Nunca robe en Cuba (fui tan receptador como lo eres tu en las medidas de mis pobres posibilidades), trabaje tan duro como pude, vivia de mi salario pero me canse de no ver mi fruto y sin esperanzas uno se pudre, se muere el alma.

    Me puedes culpar de eso?. Me culpas de que presumo una vida maravillosa?. No Eduardo, a mi nadie me regalo nada, lo luche y lo obtuve. Ojala los amigos de Warhol lo logren, y entonces el tendra que escribir otro articulo diciendo, que lastima q me quede….. pero ese sera tarde.

  • el 3 septiembre, 2014 a las 2:53 pm
    Permalink

    ….no les parece que se pasa de estupida la comparacion de cuba con los usa,alemania,suecia o canada???….no les parece ridiculo el presumir una vida “maravillosa” que lograron con solo emigrar a un pais donde ya estaba todo hecho???…

  • el 3 septiembre, 2014 a las 1:51 pm
    Permalink

    Buena esa, de acuerdo contigo, Puedo agregar que, aunque resulta un tanto más dificil abrirse paso con 50 años (juventud, divino tesoro) no es imposible, yo lo hice. Saludos.

  • el 3 septiembre, 2014 a las 6:58 am
    Permalink

    Amen , my friend, ademas , si el discurso de un viejo arcaico a calado tan hondo en ti que como una droga , te reconforta , te hace olvidar todas tus penurias, no emigres.

  • el 3 septiembre, 2014 a las 4:52 am
    Permalink

    ese “nos llevamos muy bien unos con otros” de cuba no es mas que el mecanismo implantado tras la miseria por el engendro de gobierno ese para que los ciudadanos se chivateen unos a otros.

  • el 3 septiembre, 2014 a las 1:42 am
    Permalink

    Eduardo, Eduardo. Voy a hablarte de mi experiencia. Cuantas concepciones falsas tienes creadas en tu cabeza. Vivo en Canada hace poco mas de 15 anos.

    Emigrar es una decision personal que puede estar determinada por multpiles factores. Puede ser politico, economico, personal o de salud, pero lo que tiene q estar claro es q iras para un pais donde no estan tus costumbres y por tanto las reglas del juego son las de ellos. Q tendras que trabajar para lograr lo que puedas estamos claros, pero cuanto tiempo trabajamos en Cuba y no teniamos nada? Aqui al menos y no es mi caso puedes pedirle dinero al banco para ir a un Crucero, alla tienes q pedirlo para comprar un refrigerador, no da pena?, no hablamos de una casa, de un carro, no de un refrigerador.

    Ahora voy a lo otro, mi medicina es gratuita, como lo es en gran parte de los paises industrializados exceptuando los EEUU, que existan clinicas privadas (no es el caso de Canada) y q si hay alguien q quiera pagar para tener una atencion mejor o personalizada pues adelante. Yo se lo que hacen mis hijos cuando salen de la escuela o cuando salen los fines de semana. No me molesta tener que llamar a ningun amigo de la infancia o de los que me he encontrado aqui para llegarme a su casa porque ante todo cada cual tiene sus planes y no soy yo quien para romperselo, eso se llama hasta cierto punto consideracion.

    No me quejare de trabajar, no, porque ademas veo el fruto de mi trabajo. Nunca pense o pensare que me caera nada del cielo. Si no salgo a buscarlo, simplemente no me llega. Q es duro, quizas….. pero de que puedes palpar los resultados es obvio.

    Tengo computadora pero esa no es mi felicidad, tengo TV LCD pero no es mi felicidad, tengo internet pero no es mi felicidad. Mi felicidad es poder sentirme que con mi trabajo puedo lograr mis metas. q no tengo que ir al banco para pagarme un crucero porque con lo que gano me da para costearmelo si soy capaz de reunirlo para mis vacaciones. Mi felicidad esta en que desde aqui puedo ayudar a mis padres y a los hijos de mis hermanos. Los primeros que se pasaron trabajando toda una vida y no pueden ahora comprarse un paquete de leche para desayunar o un pan para por la noche merendar. Mi felicidad es tener mi apto que estoy a punto de terminar de pagar. De no tener letra q pagar en mi carro. Mi felicidad esta en que cuando me cae el gorrion por mis amigos en Cuba puedo sentarme a pensar en cuantas cosas he logrado en estos 15 años que nunca hubiera tenido el chance ni sonando de lograrlas.

    Ahora dime cual es tu felicidad?……. dime que tu logras con tu sudor o tu salario?, dime si tu puedes comprarle un paquete de leche en polvo a tus viejos al menos una vez al mes?, dime si le llevas dos libritas de carne de Puerco el fin de semana?. Dime si piensas en comprarte una casa para que tu y tu familia vivan tranquilos y hacer de ella tu Castillo. Dime si puedes reparar la que tienes o si piensas que algun dia la tendras?. Dime Eduardo, pero no me vengas con discursos, llegame con hechos.

  • el 3 septiembre, 2014 a las 1:35 am
    Permalink

    Capitán Nemo:

    He enumerado un par de inconvenientes de vivir en Alemania y podría haber enumerado más. Por supuesto no es la regla, es solo lo que he visto en mi entorno. Como tampoco es la regla que en Cuba todos sean aseres o todos compartan lo poco que tienen (que a veces nos pasamos con esa telenovela). Pero estoy seguro que si hubiera enumerado las bondades de este gran país esto no tendría pa´ cuando acabar.

    Somos dos culturas muy distintas, tan distintas que a veces la diferencia hace imposible la adaptación. Aún los cubanos más propensos al cambio, en Alemania se las pasan negras para adaptarse.

    Mi adaptación fue difícil porque llegué más allá de los 30, logré hacer carrera en Cuba como arquitecto (cosa que no es la regla) y en idioma alemán; cero. Aunque traía un currículo muy superior al que tiene el arquitecto promedio alemán no me aceptaron como tal. Tuve que empezar literalmente de cero, primero aprender el idioma y luego reconvertirme a otra carrera. Sinceramente, si no cogí un avión de regreso es porque Dios existe.

    En Alemania me dicen que soy afortunado por vivir aquí. Y tienen razón. Sin embargo, siempre agrego que no es fortuna sino voluntad; porque aunque lleguemos con las manos y los bolsillos vacíos se dejan muchísimas cosas atrás. No he pasado hambre, he viajado mucho pero también sacrifiqué mucho para estar aquí. No es un proceso fácil, hay que tragar muchas lágrimas y sangre.

    Los cubanos venimos de otro planeta y desgraciadamente nos creemos que las sabemos todas. Reconocer tu lugar en el mundo “duele” y en eso los alemanes, que están conscientes de cuál es el suyo, son implacables. Alemania es como el “servicio militar”. Sobretodo si te casas “contra una alemana” (en otros lados la gente se casa CON, en Alemania te casas CONTRA), tienes en casa un sargento que te dirá TODO lo malo que haces. Porque en Alemania las “formas” son MUY importantes y a nosotros acostumbrados a “sobrevivir”, la vida se nos convierte en un perenne “¿qué hice ahora?”

    La relación entre hijos y padres en ambas culturas es otra. Te has fijado cómo se saludan? Mi esposa a su madre le da la mano. A su padre: le da la mano. A sus amigas: dos besos, uno en cada mejilla. Prioridades, diría yo. Mi hija en la escuela con 7 años se viró hacia mí con la mano extendida… La apreté y le dí dos besos sonoros; fui el “raro”. Hoy mi hija se sienta arriba de mí para ver la tele y has de reconocer que ese no es el caso más común en Alemania.

    Sinceramente, yo llegué a odiar a Alemania. Fue cuando escribí aquello de “Vivir fuera de Cuba no es jamón”. El proceso de adaptación puede durar años y durará mucho más hasta que no tengas algo verdaderamente tuyo en este país. Una anécdota:

    Una vez, regresando a Berlín mi hijo de 4 años me dio una lección que cambió la percepción de este país. La entrada a Berlín en tren, por Spandau no es la más bella: talleres llenos de graffiti, trenes herrumbrosos amontonados por doquier. Además del cielo eternamente gris que nada tiene que ver con el sol que dejamos en el sur de Alemania. No lo pude evitar y dije: ¡Cojones, Berlín es una mierda de ciudad! Mi hijo que aún casi no podía hilvanar palabras en español me dijo:

    “Papá, no… Yo no te digo que La Habana es… -se entrecortó para no decirme en mi cara que La Habana es una mierda y herirme. Continuó- …yo no te digo que la Habana no es bonita. Esta es mi ciudad y yo la veo Schön (bonita)”

    Con 4 años me dio una lección que no logró ni siquiera la vida misma. Desde ese momento, miré el lado bueno de Alemania y encontré muchísimas cosas. Pero por buenas que estas sean, basta conque sea la tierra de mis hijos para que sea grande en mi. Aquí está su historia (o parte de ella). Eso hizo que creciera primero mi gratitud y luego mi “orgullo de ser alemán”. Tanto que en el pasado mundial de Fútbol, la gente se asombraba de que yo saltara de alegría con mis hijos por cada gol que le metió “nuestro” equipo a Brasil y fueron 7.

    No es cosa de aseres, no basta tampoco la voluntad. Se necesita algo que te siembre a esta tierra (o a la que sea) para que la consideres tu casa. El dinero, las libertades, las oportunidades, los viajes no son razón suficiente para lograr el cambio. Y eso es lo que pasa a los cubanos, que a veces no tienen un motivo GRANDE, realmente GRANDE para aceptar otra tierra al lado de Cuba en su corazón. En mi caso fueron mis hijos.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 11:19 pm
    Permalink

    Si crees que la felicidad es hacer de tu vida lo que te dé la gana; que tus derechos sean reconocidos, poder hace un proyecto de vida y llevarlo acabo, y además tener computadora, tv de último modelo, internet libre, wiifii gratuito en espacios públicos,lavadora, fregadora de platos, carro a precio asequible, vestir y calzar como te guste, según tus posibilidades; usar papel sanitario, jabón y perfumes de calidad ver, oír y leer lo que te dé la gana, comer como las personas; poder vijar ahorrando porque tu sueldo te da para eso, emigra. Si no quieres que un mediocre, un envidioso o un chivato se crean con derecho amargarte la vida a impedirte progresar profesionalmente, solo porque tienen un carnet de porquería, que ni para ir al baño sirve, pues emigra. Si no quieres que te caiga la casa encima, o peor aún, morirte durante su derrumbe, porque tu sueldo no te alcanza para repararla, emigra. Si no quieres verte expuesto a que una turba de degenerados se crea con derecho a golpearte, humillarte, invadir y destruir tu hogar, solo porque no te gusta vivir en dictadura, emigra. Si quieres ver los resultados de tu trabajo, emigra. Si no quieres vivir con cartilla de racionamiento, emigra. Si no quieres tener que llevar ropa de cama, bombillos , y cubo para bañarte al hospital donde te ingresen; y que encima de eso las cucarachas caminen por las paredes del cuarto en que estás, emigra. Si quieres un día dar un paseo turístico en un yate o un catamarán, emigra. Si no quieres que un individuo te diga que no puedes comprar un medicamento a tu hijo en una famacia (Como me pasó a mí en la clínica Cira García), porque esta no es para cubanos, , pues emigra. Si no quieres comporar profductos de primera necesidad con un gravamen sde 200%, y encima de eso comprarlos con una moneda que vale 25 veces más que con la que te pagan, emigra. Si no quieres esperar dos o tres reencarnaciones para comprarte un caro de segunda, emigra. Si quieres librarte de la chusmería en la calle, la agrqasividad, la falta de educación, si te gusta la privacidad, y que te respeten tu espacio, entonces emigra. si quiers vivir libre, como un ciudadano; y no te gustan las dictaduras, entonces, emigra.

    Si no, pues jódete enhorabuena, pero no vengas a llorar después.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 10:14 pm
    Permalink

    Pues como extranjero en el tercer mundo bananero centroamericano vives mejor que como cubano en Cuba. ¿Qué te parece?

  • el 2 septiembre, 2014 a las 10:10 pm
    Permalink

    Pues esos mismos caras de tranca aquí los veo sabrosones enredados con sus negronas

  • el 2 septiembre, 2014 a las 6:14 pm
    Permalink

    ….si crees que la felicidad es tener una computadora y un televisor ultimo modelo y pasartela en internet o viendo peliculas cuando terminas tu trabajo pues emigra….si crees que puedes apretarte el cinturon o pedir un prestamo para ir a cancun o a un crucero sin importar cual maroma tengas que hacer para pagarlo pues emigra…si te parece bien tener que llamar antes,o que el te llame,a un amigo de la infancia para poder visitarlo,o que el te visite,pues emigra….si tienes una salud perfecta,emigra…si no te preocupa lo que hagan tus hijos cuando van a la escuela o salen con sus amigos,emigra….si vas a emigrar con una persona mayor,no lo hagas,mejor dejala en cuba y mandale un dinerito cada vez que puedas…son muchisimas las variantes que pueden decidirte a emigrar o no asi que el mejor consejo es….haz lo que mejor te convenga y no te creas consejos ni experiencias ajenas…

  • el 2 septiembre, 2014 a las 2:49 pm
    Permalink

    Yoyo:

    también vivo en Alemania. Mi experiencia es otra, la verdad. Hay varias cosas en las que concuerdo contigo( lo que cuentas sobre la administración de las finanzas), en otras no.
    Y claro que hay de todo,pero si bien es cierto que casi todos los viejos van a parar a un asilo,eso de que no tendrás un beso de ellos ni el día de tu cumpleannos no es la regla.
    Como tampoco lo es eso de que tu colega de trabajo no te salude en la calle o una fiesta. Pasa, pero no es la regla.
    Más arriba conté algo sobre los paquetes de mis vecinos que recibo y los míos que ellos me han cogido.

    La verdad incontestable que afirmas es la de que Alemania no es un sitio para aseres. Y los hay,….solo que, como sabes, son miserablemente infelices.

    Viele Grüße

  • el 2 septiembre, 2014 a las 2:32 pm
    Permalink

    los cubanos se han vuelto surrealistas masivamente(yo ya no soy cubano,por suerte).Los cubanos se marchaban de cuba porque no podian vivir bajo la opresion comunistas,eran personas criadas en libertad o la habian oido muy der cerca.Por eso sobrevivieron,vivieron y crearon una vida de familia.Los cubanos de hoy,que se van porque quieren tener cosas,pues no han conocido la libertad(hasta la de quedarse sin trabajo),la sitazfaccion de crear libremente,sin robar,sudando,sacrificandose,estudiando,en fin,viviendo,sin padrinos politicos,sin nadie que lo vigile ni lo interrogue,esos ‘hombres nuevos” que lloran si tienen que fregar platos o limpiar pisos,esos tienen que quedarse alla,en el corral,pensando que son artistas,escritores,medicos,abogados,etc,etc…pensandolo y viviendo merginalmente,como quizas,un honless(pero sin libertad)

  • el 2 septiembre, 2014 a las 1:45 pm
    Permalink

    Luis.

    Amen a todo.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 12:40 pm
    Permalink

    aqui el vecino no tiene que darte ninguna “tazita de cafe” ni el “poquito de sal” aqui con tu dinero te lo pagas, asi de sencillo.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 12:29 pm
    Permalink

    el-yoyo, lo amplío, si quieres seguir en el cubaneo, ningún país es el lugar adecuado.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 10:29 am
    Permalink

    Pues cada pais tiene su manera de vivir y sus costumbres y los cubanos no somos el centro del mundo, como para pretender llegar a cualquier lugar y que ello se adapten a nosotros. Hay de todo en la viña del señor, y lo mismo te encuentras gente grosera que gente super educada y atenta.
    Lo que si es cierto es que muchas personas cuando están acá, sacan a la luz su verdadera esencia, no se si es porque se sienten libres, y ahi es donde aparecen los falsos amigos, los hipócritas, o los que de verdad siempre fueron personas de valia.
    Yo prefiero que sean sinceros a estar en el chanchullo ese que se ve mucho en Cuba y a la hora de los tomates no sabes en realidad quien es quien. Tampoco se puede estar criticando a la gente por querer ser como les da la gana o como mejor se sienten, total para eso al final emigramos.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 10:17 am
    Permalink

    Alejandro, se escribe EXTRANJERO, nadie esta criticando a Warhol, y no tienes que “compadecerte” por ninguno de nosotros porque de esa clase de “pobres” a la que te refieres, No tenemos Nada.

    Ademas cual es el tema con ser extranjeros?, si por serlo no nos impide a vivir como nos de la gana, la vergüenza es la que vive el pobre cubano, “Ese” si es “pobre” en todos los sentidos, ser cubano y que te ninguneen al cubo porque los extranjeros vengan primero, eso, si admite critica.

    Claro esta que no hay que ser un genio para saber que sólo algunos tienen luz larga y otros muchos son unos estúpidos, quien no sabe eso?.
    Buena yunta en que apoyarse Warhol ha encontrado en ti.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 9:51 am
    Permalink

    Señor Iwo:
    Si Ud. le dobla la edad a Warhol quiere decir que tiene 80, tres menos de los que hubiese tenido mi padre, el cual llegó a este país con 38, el cual No tuvo que fingir que era perseguido político y el cual jamás puso una pancarta, ni hizo ningún atentado contra el régimen, simplemente nunca estuvo de acuerdo con ese sistema, y por eso se fue. Parece mentiras que a su edad, Usted No sepa, que por eso fue que salieron cientos de miles de cubanos, los que desde el principio tuvieron la visión de que “eso” iba rumbo a una dictadura, y no se les dio su real gana que sus hijos fueran adoctrinados bajo esa ideología, o simplemente quisieron que se pudieran tomar todos los vasos de leche que quisieran sin que un gobierno les impusiera Nada, simples ciudadanos a los que les arrebataron todo lo que habían obtenido con el sudor de su frente y veían que se les estaba imponiendo cosas en contra de su voluntad. “Esos” Señor Iwo, jamás volvieron a Cuba, ni con pacotilla, ni a especular, NI A NADA!, como hasta ahora Yo, tampoco lo he hecho. Como tampoco se puede tildar de pacotilleros ni de especuladores a todos los que desgraciadamente tienen que hacer de tripas corazón e ir a Cuba a ver a una madre vieja o a sus hermanos, yyy que desgraciadamente tengan que ir cargados con 300lbs con lo más inverosímil simplemente porque NO LO TIENEN, pero no a especular.

    Ahora bien, los sinvergüenzas y descarados, y sin escrúpulos, que han llegado y siguen llegando, que yo no se donde Usted se ha sacado que tienen que fingir ser “perseguidos políticos” (ya hemos hablado hasta la saciedad sobre la ley de ajuste que sigue amparando al cubano). “Esos” si vinieron con el propósito de saciarse de cosas materiales, para al año estar en Cuba especulando con su pacotilla, unos con miles de -credit cards- sin poderlas pagar y simplemente se van en bancarrota.

    Este post de Warhol, si entendí bien, no es acerca de ningún asilo ni político, ni de los africanos ni de los europeos, ni a quién se lo dan, ni lo que tienen que probar para que se lo den, sino de la “solidaridad” que existe en Cuba.

    Creo que el debate fuera más fructífero si los cubanos que vivieron allá toda su vida le confirmarán o desmintieran, si de verdad existe ese amor al prójimo y esa solidaridad por las que El dice escoger quedarse allá. Ya se cae de la mata que muchos como El prefieren una tácita de café ligado con chícharos en el medio de la acera bochincheando con la vecina, que tomarse una de café puro en la tranquilidad de su casa como hacen “sus amigos”, que esta bien claro que le ponen la historia bien caótica para que Warhol no se atreva a pedirle ni un bloomer, y que a veces con “las glorias se olvidan las memorias” como decia mi abuela, además no regresan porque donde están viviendo comoquiera, es mejor, y que ya ni escriben porque parece se han dado cuenta que tu tienes diferente manera de pensar a la de ellos, a lo mejor te han dicho que no le aguantes ni una más a “ese novio” encerrado en el closet que tu tienes, y como volviste con el mismo teque, “te plancharon”, no le creas esa historia de que no tienen tiempo para un e-mail.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 8:29 am
    Permalink

    Bueno, aqui hay de todo un poco.
    – Es verdad que en Alemania y en general en Europa la gente no se saluda.
    – Es verdad que incluso, si te encuentras a un colega del trabajo en la calle o en una fiesta tampoco te salude.
    – Es verdad que puedes vivir 40 años en el mismo edificio y no conocer el nombre del vecino.
    – Es verdad que si vives solo y te da un dolor y no llegas al teléfono, la gente se entera que moriste cuando llaman al casero por la peste a animal muerto.
    – Es verdad que si no ahorras para mañana, cuando te haga falta nadie te va a “tirar un cabo”
    – Es verdad que en la casa cada cuál tiene su dinero en su cuenta bancaria propia.
    – Es verdad que si te quedas sin dinero, el banco es la única opción.
    – Es verdad que estás solo, aunque vivas rodeado de gente. Cuando envejezcas tus hijos te meterán en un asilo, que es muy bueno. Pero no tendrás un beso de ellos ni el dia de tu cumpleaños.
    – Es verdad que aquí, o te adaptas a la vida a la alemana o te vas.

    Todo eso y más es verdad en la cultura alemana. La cosa para el emigrante está en sopesar los pro (muchísimos) o los contra (también muchísimos). Eso debe quedarle clarisimo al que emigra. Si quieres seguir en el cubaneo, Alemania no es tu lugar.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 7:51 am
    Permalink

    Todos somos diferentes y precisamente por eso, nuestras acttitudes ante la misma situacion difieren. Ademas, cada cual hace la historia de acuerdo como le fue en el baile. Vivo en Australia y conozco cubanos que de Miami vinieron para aca y aqui estan felices y viceversa. Conozco otros que teniendo la posibilidad,de venir para aqui, decidieron probar suerte en un pais de habla hispana tercermundista por diversos motivos: cultura, idioma y posibilidades de desarrollo professional. En este mundo hay un lugar para cada uno de nosotros. El problema es encontrarlo.
    Y si, hay cubanos que van a Cuba a “especular” y a mostrar lo que no tienen (con una deuda que no la brinca un chivo), como tambien los hay que van sin tanto aspavientos y no alardean de sus exitos. Pero eso no patrimonio de los cubanos solamente. Al final, depende de tus valores personales. Claro que a nadie le gusta aceptar que no le fue tan bien y quieren guardar las apariencias.
    Tambien estoy de acuerdo que hay una edad para emigrar. Yo lo hice con 30 y no me fui antes porque no pude. Creo que si te cogen los 40 en Cuba, piensalo dos veces. A mi me toco volver a coger los libros y eso fue lo que me abrio las puertas en el Mercado professional. Muchos no lo logran y se quedan trabajando en otras ocupaciones, que aunque bien renumeradas, tal vez solo lo hacen por el $$$$. Yo decidi irme por la via mas dificil , fueron cuatro años de studio y trabajo, pero al final recogi el fruto. No todo el mundo tiene la disciplina, vision y espiritu de sacrificio para hacerlo. Si no esta dispuesto a sacrificios, mejor quedese en Cuba y siga viviendo el dia y suspirando por lo que pudo ser y no fue. Seguramente muchos de los que escriben en este sitio pasaron experiencias semejantes, asi que me comprenderan.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 7:47 am
    Permalink

    No es de la cultura cubana de lo que tienes que desprenderte para levantar cabeza aqui , de lo que tienes que desprenderte es de la deformacion de la personalidad que a ocasionado la ideologia comunista a los cubanos , y que en la mayoria de los casos cargan con ella sin darse cuenta, tienen toda una cantidad de leyes para no trabajar o hacer mas alla de lo que supuestamente le toca hacer, el no saber pensar como el propietario , para comprender las necesidades de la empresa, el no saber ponerse en el lugar del cliente ,en quererse comparar con los que ganan mas que el , sin entender que estos cargan con las mayores responsabilidades y riesgos, en no entender que una cosa es amor propio y otra creer que te lo mereces todo. Si vas a emigrar, primero, si estas en edad de jubilacion o cerca, no emigres, ya es tarde para eliminar las frustaciones acumuladas durante 55 anos , si estas enfermo, ni se te ocurra, si toda la vida haz vivido del cuento en Cuba, no emigres, si eres un leguleyo del sindicato, el partido, CDR o UJC , no emigres, tienes el oportunismo tan metido en el cuerpo que aqui no te vas a adaptar nunca, si eres un hombre de exito porque robas en tu empresa y eso a subido demasiado la valoracion que tienes de ti mismo, no emigres , sigue robando en Cuba, si no puedes vivir sin la chispa de tren , los cigarros , la brujeria, el reggeton a todo meter las 24 horas del dia, la basura amontonada en la esquina, el estar molestando al vecino pidiendole cosas, vender tres piruli y con eso ya pagas tus pocas necesidades, no emigre , ya usted esta en la gloria.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 7:28 am
    Permalink

    A mi tampoco me agradaba ese comadreo. Es una de las cosas que definitivamente nunca me gusto de Cuba.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 7:26 am
    Permalink

    Totalmente de acuerdo, pero recuerda que la emigracion no es para todo el mundo. Hay gente que suspiraban en Cuba por cosas materiales, pero una vez que las alcanzan, ya no son prioridades y comienzan a considerer el tema cultural y emocional mas importante.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 7:23 am
    Permalink

    Muy de acuerdo.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 7:17 am
    Permalink

    Buen comentario Bobo, completamente de acuerdo contigo.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 7:12 am
    Permalink

    Qué esperaban los amigos de Wharol, que el maná les cayera del cielo? Pues claro que el 99% del que emigra tiene que trabajar muy duro, eso es válido para todos, desde el chino hasta el cubano, pero saben que trabajando bien duro pueden, en determinado plazo vivir mejor que en sus países de origen. Lo de la falta de saludo y solidaridad de los vecinos entre los vecinos en otras latitudes es una soberana mentira, inventada en Cuba como aliciente,algo asi como para decir: -coño que jodido estoy, se me cae el techo del solar encima pero bueno por lo menos Cuca (la vecina) me da un poco de café. Donde yo vivo hasta la gente que me cruzo en la calle me da los buenos días (elemental educación), converso con el viejito que vive al lado de mi casa y mi mujer es amiga de la vecina del otro lado; eso si, no se estila estar metidos en casa de nadie ni nos importa que entran o sacan de sus casas (gran diferencia con la Cuba actual). Pienso que las personas deben vivir donde se sientan felices, si Wharol es de la opinión de que en Cuba vive mejor que en otro sitio (por los argumentos que expuso) es válido, bien por él; pero que recuerde que, para emitir criterios de como son las cosas y como se vive en otros lugares lo mejor es ser como Santo Tomás…ver para creer. Saludos.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 5:02 am
    Permalink

    ¿Será que merece respuesta Rene?

  • el 2 septiembre, 2014 a las 4:12 am
    Permalink

    Realmente te admiro y de ahora en lo adelante, seguire tus comentarios. Tus palabras son 100% verdad. Para aquellos que te critican, pobre de ellos. Duelale al que le duela: la mayoria de los cubanos que salen de Cuba lo hacen por razones economicas, pero aunque vivan 100 anos en otro pais, seguiran siendo SIEMPRE EXTANGEROS. Pero desgraciadamente, Dios solo le da luz larga a aquellos que la merecen, y a los que no, seguiran siendo unos estupidos.

    Gracias Wharol P por tus comentarios.

    Saludos.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 4:05 am
    Permalink

    Warhol P, es válida tu análisis y no debes responderle a los ‘especuladores’ infectados de políticas de avestruces. El que no llegó y se radicó en los países industrializados a finales del pasado milenio, ‘se quedó sin cajita’ -literalmente. Aquellos cuentos de los supuestos refugiados políticos criollos que pedían asilo declarando que habían puesto ‘X’ consigna anticastrista en una corroída pared de una calle cubana, no hay gobierno que se lo crea y no califican para ello. Es más, aquellos que sí son realmente perseguidos y amenazados de muerte, necesitan aval de múltiples instituciones de derechos humanos, para poder ser aceptados. Y no estoy hablando de países africanos o medio-orientales, que siempre tienen la de perder…. Aquellos países que aceptaban asilados procedentes de los países de Europa Central, siguen en baja en el mismo sentido, debido a las cuotas que se están aplicando no importa si tienen o no el consenso de la Unión Europea que igualmente se ‘está poniendo pa’las cosas’. En dos palabras, los países industrializados, ricos, no quieren más inmigrantes porque ‘la olla se les llenó de grillos’, comenzando por España. Hay que estar ahí para saber. Y esos criollos que trataron de probar suerte a la vuelta del milenio llegaron tarde. Muy tarde. No es solamente el no poder adaptarse al ‘cubaneo’, pues eso no lo encuentras ni en República Dominicana ni tampoco an Puerto Rico, donde la isla hermana sigue drenando gente y ya hay más de 4 millones de boricuas en la Yuma en comparación con 3 y pico en la otra ala del pájaro.
    Y nuestros criollos no quieren regresar porque para comprar un boleto tienen que pagar más de mil dólares, sin contar con el sobrecosto por cada maleta adicional que peses 23kgs. Y luego necesitas disponer de más dinero para el resto de las gestiones, sin contar con el que tienes que llevar, aparte de la pacotilla blin-blin que compres para amigos y parientes….porque tienes que disponer por lo menos de otros 2 mil dolores para gastar con familiares y amigos…porque tienes que especular y que todos crean que están bien, y ganando mucho dinero. Por eso, entre otras cosas, tus amigos “…ya casi ninguno escribe, y cuando lo hacen, sus emails son escuetos, y no brindan mucha información de como les va, mas bien enumeran un rosario de penurias: que hay que trabajar mucho, que llegan muertos de cansancio a la casa, que no tienen tiempo ni de leerse un libro, que todo hay que pagarlo, que las personas son totalmente diferentes a la de Cuba, que nadie mira a nadie, en fin, que al parecer están en otro planeta.” Y a tu pregunta: “Pero de ese otro planeta ninguna regresa ¿Porqué será?” Te respondo sinceramente, pues te doblo en edad y llevo viviendo en Europa y en un país super industrializado desde poco menos de edad actual…. No regresan porque les da vergüenza llenar con los bolsillos llenos de tarjetas de crédito, debiendole ‘al Diablo y a las Mil Vírgenes’. Pero vale la pena, por supuesto, comprobar todo esto y mucho más allá del mar.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 2:04 am
    Permalink

    Pero Wahrol, ¿de dónde sacaste la idea de que fuera de Cuba no existe solidaridad?

  • el 2 septiembre, 2014 a las 1:49 am
    Permalink

    Un individuo de 40 años se cree esa historieta de que ” los vecinos no se saludan”. Ah!!, griterías, chancleteo, entra y sale en casa ajena, congas ,caldosas cederistas y Chucha la del comité NO HAY.

    Sí se saludan, con menos efusividad, es cierto,pero se saludan.
    Sí se dan los buenos días la mayoría de los desconocidos que se cruzan en una escalera.
    Sí le tocan la puerta a un desconocido en un caso de emergencia. Mi vecina, con quien solo intercambio buenos días, hace 2 annos me tocó en shock porque se quedó dormida con algo puesto en el horno y se disparó el detector de humo. Tan asustada estaba que no atinó a solo apretar un botón que tiene el detector.
    Los carteros te piden si le puedes entregar un paquete a un vecino que no está. La inmensa mayoría de la gente lo hace. Yo he recibido paquetes de vecinos y vecinos han recibido paquetes míos. Eso no significa que al otro día tenemos que hacer una fiesta juntos y hablar de ISIS o Ucrania. Ese es mi ejemplo, los lectores Gusa y Jorge Alejandro pusieron los suyos y así cada uno de los cubanos que vive fuera de Cuba puede aportar el suyo. No importa si son sitios tan disímiles como Rep. Dominicana y Suecia.
    El penúltimo párrafo es muy triste. Es una mezcla de resignación ,ingenuidad, ignorancia y ombliguismo pueblerino de “nosotros los cubanos sí que….”
    Lo inesperado no es que el autor no tenga ni idea de como funciona el mundo fuera del solar Cuba. No puede saberlo si nunca ha salido, sino que a su edad ni siquiera sospeche que el cliché de los vecinos que no se saludan es solo eso : un cliché.

  • el 2 septiembre, 2014 a las 1:28 am
    Permalink

    Pues yo si estoy en otro planeta: vecinos en su mayoría con cara de tranca, que no dan los buenos días ni les importa que pasa más allá de su puerta, incluso si el de al lado tiene un percance. Y si ven a uno tan distinto de ellos como yo, pues se cierran más aún y perciben en el forastero a alguien con el potencial de hacerles algún daño. El único beneficio comunitario es que no ponen reguetón….

  • el 1 septiembre, 2014 a las 9:37 pm
    Permalink

    Sr. Cojo con todo respeto usted lo aclaro bien, esta viviendo en una provincia de Cuba, donde se hace cola desde la 4 de la mañana, donde se acaparan alimentos, donde la corrupcion polula (igual que en Cuba) y lo peor donde te matan por un reloj de 20 USD o un celular falcificado ( que en cuba es mas dificil que eso pase), los que estamos opinando aqui, y pienso que el mismo “escritor”, hablamos de paises, no de provincias de Cuba

  • el 1 septiembre, 2014 a las 9:21 pm
    Permalink

    Razonamiento tipico del vago cubano…. o el tan afamado “hombre nuevo”””…. !que rico “existir”” (no vivir) sin dar un palo al agua!!!!, quejandoce, pero riendoce despues de triscarce una botella de ron peleon, y seguro llorando miseria a los que estan rompiendoce el lomo afuera para que le envien un salve… Estimado señor, respeto su desicion, pero en realidad me da pena con sus 40 años dispuesto a “existir”

  • el 1 septiembre, 2014 a las 8:56 pm
    Permalink

    Warhol, creo que estas mezclando las cosas para justificar tus miedos a vivir fuera de Cuba. La idiosincrasia del cubano es dificil que te la puedas llevar en la maleta, en eso tienes razon. La hospitalidad, la solidaridad con el vecino, las divertidas fiestas, las playas y sus mujeres en tangas, las visitas a familiares y amigos sin previo aviso, etc. Muchos llegamos al extranjero tratando ilusoriamente de encontrar la cubania en tierra extraña y no se en Miami, pero en el resto del mundo no se encuentra. Ese es uno de las cosas que mas pesa en la balanza beneficio costo de vivir fuera de tu patria, especialmente los primeros años donde el gorrion te pega duro. Si dejaste seres queridos atras la cosa es peor.

    En la otra bandeja de la balanza, estan las oportunidades de realizacion profesional, vivir en libertad, poder conocer otras culturas del mundo, otros idiomas, poder viajar. Satisfacer necesidades materiales basicas y tener el lujo de preocuparte por otros temas que no sean que voy a comer mañana, que ropa me pongo, las guaguas no pasan. Y sobre todo que ya no puedes culpar al gobierno por no poder realizar tus sueños, los limites los pones tu.

    Pero si extrañas mucho a Cuba, te metes a mula y te la pasas viajando a Cuba todas las quincenas. Solo buscate un corrupto en la aduana que hay bastantes.

  • el 1 septiembre, 2014 a las 8:46 pm
    Permalink

    EDUARDO la felicidad se lleva por dentro, es más una decisión de vida que otra cosa.

    No veo ningun comentario diciéndole a Warhol que se tiene que ir de Cuba, cada cual decide donde quiere estar. Tengo familia en Cuba y son felices, gusanos felices, se la pasan rajando del gobierno pero por diferentes motivos no se pueden/quieren ir.

    Otra cosa, en la vida hay etapas. Emigrar no es lo único. Muchas personas pierden contacto porque sus vidas cambian, se casan, tienen hijos, se enferman, se mudan, cambian de trabajo, se quedan sin trabajo… Y otras prioridades empiezan a ocupar su tiempo.

    Ninguna amiga mía puede ponerse brava porque hoy yo no pueda irme de shopping y luego al cine y tomar tragos con ellas como hace dos años atrás, la vida me cambió y ahora mi prioridad es otra.

  • el 1 septiembre, 2014 a las 8:35 pm
    Permalink

    Mencionaste las herramientas y la cultura latina… Pues aquí hay un gringo que cuando no es el taladro es el martillo y si no el WD40 y como ha detectado que mi marido habla inglés perfecto parece que no le pide a más nadie.

  • el 1 septiembre, 2014 a las 8:30 pm
    Permalink

    Yo no se dónde están los amigos de Warhol, claro que hay que trabajar, la mayoría de los cubanos salimos de Cuba con una mano alante y otra atrás

    En mi edificio vive gente de unos cinco o seis países. Todos dan los buenos días. Sí vienes con paquetes te ayudan. Si hay un muerto van al velorio. Cuando nació mi hija varios le trajeron regalitos. El hijo de unos vecinos me dono sangre, y otra en estos días venía del mercado y se le cayó la jaba y le celebré unos mangos, me regaló dos. Los niños se reúnen abajo a jugar fútbol o en casa de alguien para wii y play station, y a veces se invitan para el cine, la playa, celebrar cumpleaños u otros paseos. Yo me he quedado con los niños de vecinas en algún momento que sus madres necesitan salir. Nos hemos turnado para llevarlos al parque. He visto a más de un vecino llevarle al portero un plato de comida o una jarra de agua con hielo.

    Igual, te cantan las cuarenta por ensuciar, por dejar cabos de cigarro tirados, por hacer bulla, por alquilarle a un problemático o por no pagar el mantenimiento. Y nadie anda metido en casa ajena, las conversaciones se dan en el área común

    Fuera de a cuba también hay solidaridad, pero aquí a nadie se le ocurre pedirle al vecino un poquito de sal ni una cabeza de ajo, usted agarra su carro o camina 100 metros y vaya a la tienda.

  • el 1 septiembre, 2014 a las 6:10 pm
    Permalink

    Yo vivía en una cuadra donde todos éramos, literalmente, como familia, pues la mayoría vivía allí desde mucho antes de la revolución. Y tan fue así, que fue la única cuadra en toda la zona en la que, en el año 80, todo el mundo se negó a hacerles un acto de repudio a dos familias que se fueron. “Cuadra conflictiva”, nos llamaron. Pero nadie vivía metiendo el hocico en casa de nadie, ni en el comadreo malsano que algunos han querido ver como algo loable en los cubanos. Todos nos llevábamos bien, nos ayudamos innumerables veces, pero nadie vivía metido en casa de nadie. A mí me criaron de esa forma, y hasta el sol de hoy. Tengo unos vecinos excelentes (Hoy mismo el vecino me ayudó a instalar una lámpara en el comedor); intercambiamos algún que otro dulce o plato a acada rato; cada cual sabe que estamos para lo que haga falta, pero no vivimos uno en casa del otro, ni tenemos por qué hacerlo. hay algo que se valora mucho aquí, que es la privacidad de cada cual.

    A mí me gusta así desde que vivía en Cuba. Nunca se me olvida un dicho de mi mamá al respecto:

    “Lo poco agrada; y lo mucho enfada”

  • el 1 septiembre, 2014 a las 6:04 pm
    Permalink

    Ahora eduardo tampoco quiere que los demas opinen…… si el aguanton articulista deja libre la opcion de comentarios es para que la gente opine, verdad????……. que lastima que la loca del anterior articulo de Warhol no pueda tener acceso a internet para ver la polvacera que levantaria en este sitio con las exortaciones a la autocensura de eduardo.

  • el 1 septiembre, 2014 a las 6:02 pm
    Permalink

    eduardo:

    ahora sí que hablaste bien

    Aquí no se comparte un buchito de café, ni un pedazo de pan viejo: aquí se comparte la cafetera completa, y el pan es recién hecho y con lo que tú quieras, desde jamón hasta timba. Eso, sin contar de que a nadie le hace falta ir a casa del vecino, ni para tomar café, ni para comer pan (que están aquí para escoger en cantidad, variedad y calidad); a no ser que lo que quiera realmente sea pasar el rato.

  • el 1 septiembre, 2014 a las 5:10 pm
    Permalink

    Por supuesto que cuando uno emigra y en dependencia del sitio al que emigra los problemas no desaparecen, se trasforman, van a ser otros.
    Pero eso que en el “mundo exterior” los vecinos no se saludan, no comparte, no se conocen no es cierto. No puedo hablar sobre otros países, pero por lo menos en Venezuela compartimos la misma cultura latino caribeña e igual los vecinos conversan en la acera, comparten una taza de café, nos pedimos prestadas las herramientas. Los chamos mataperrean juntos en la calle, la vecina tiene una copia de la llave de la casa por si las moscas, los perros pelean en la calle, se ayuda a empujar el carro del vecino cuando no prende, se alborota el barrio cuando agarran un malandro, se lleva a la vecina al hospital a las 12 de la noche de urgencia, nos pedimos plata prestada, el de la bodega da mercancía fiada, se le manda un plato con hallacas al vecino en diciembre, el plato no debe ser devuelto vacío, se comparte la parrilla del domingo, se le brinda una fría (cerveza) al que pasa, los enamorados brincan tapias y gatean en las noches. La muchachada juega junta futbol, pelotica de goma, carnaval, empina papagallos, pelean, se chotean.
    Por lo menos donde resido, un sector popular, de trabajadores y profesionales asalariados y algún que otro pequeño empresario se vive bastante en comunidad.

  • el 1 septiembre, 2014 a las 4:59 pm
    Permalink

    ..señor warhol…ya puede ver lo bueno que es vivir en “libertad y democracia”….usted expresa su opinion y su decision de vivir su vida donde y como mejor le convenga y enseguida le cae la fundamentalista inquisicion de la libertad y se lo come vivo por no opinar de acuerdo con ellos….y si,tiene muchisima razon ,en la gran mayoria de los casos y repito,en la gran mayoria de los casos los familiares ,amigos y conocidos que en cuba se compartian ese pobre buchito de cafe y el pedazo de pan viejo ahora,en la libertad de los almacenes llenos de cosas ,no se comparten ni el saludo…viva donde quiera,donde pueda y trate de ser feliz pero no se crea el cuento ese de que emigrar es la unica forma de ser feliz porque eso es una mentira absoluta…

  • el 1 septiembre, 2014 a las 4:42 pm
    Permalink

    Pues yo conozco a solo una de mis vecinas y eso porque somos amigos que compramos las casas casi al mismo tiempo. En mi cuadra hay otras 4 casas y realmente no me importa quien viva en ellas. Para ayudarnos tenemos a los amigos, el personal de seguridad o uno llama a emergencias y punto. Una de las cosas que menos me gusta de Cuba es la presunción de que todos tengan que meterse en la vida de todos. Y los “buenos días” te los da aquí todo el mundo, es simplemente educación y urbanidad.

  • el 1 septiembre, 2014 a las 4:03 pm
    Permalink

    Warhol en que quedamos? Van a tener que hacer una reunion una vez a la semana todos ustedes que escriben para HT, a ver si se ponen de acuerdo y todos queden en la misma página para que todos coincidan en lo buena gente y considerados que son ustedes los unos con los otros.

    Donde esta la mala idea de los guagueros parando a 2cuadras, para que no suba la gente?, dicho por tu propia boca, aqui nos has contado que la cosa es, de “salvese quien pueda”, que a la población no le importa pasarle por arriba a los ancianos, mujeres embarazadas o a niños, jaja, Bonita manera de demostrar Como se ayudan unos a otros, y la consideracion humana que existe!

    Donde me dejas la historia de cuando intentaste tomar unas fotos y ” tuviste que salir del lugar poniendo pie en polvorosa, porque poco falto para que te lincharán en público y te gritaron horrores”?, que buena gente son tus paisanos!

    No fue el otro dia que la mujer de la clínica te retorció los ojos, sólo porque la pájara anterior dio un escándalo?.

    No le ponen un candado al refrigerador para que el mismo hermano no le coma la comida?, que chevere que son uds!!!.

    Y ni hablar del comportamiento ciudadano por la falta de espiritualidad que le hace tanto daño a Verónica!!

    De que me hablas [email protected] Warhol, si ustedes no se quieren a ustedes mismos, van a querer a los demas!

    Ah! esta semana te echan un par de condones extra, por hacerle creer al que no los conoce, los buenos seres humanos que ha creado esa revolucion.

  • el 1 septiembre, 2014 a las 3:15 pm
    Permalink

    Vivo en Canada hace casi 20 anos y estoy completamente adaptada y feliz en mi nuevo país.
    El cubano que recién llega a Canada pasa un proceso de asimilación y adaptación a una nueva cultura, Estos procesos son aun mas difíciles cuando la persona no domina el idioma y deja a los padres e hijos en Cuba. Algunos les va mal porque quieren traer su cultura al nuevo país en vez de asimilar la del nuevo.
    Si te gusta ser independiente, tener tu vida privada y prosperar,
    Canada es una buena opción

  • el 1 septiembre, 2014 a las 2:30 pm
    Permalink

    Usted es de las personas que deben quedarse en el país, aguantando hasta el final, resistiendo como siempre, sin esperanza de nada, sin sueños por cumplir, el articulo más pesimista que he leído. Acá en Miami también se ayudan los cubanos, esa mentalidad inculcada por años de que todo fuera del país es malo se muestra en tu artículo. Pobre de usted.

  • el 1 septiembre, 2014 a las 2:28 pm
    Permalink

    es duro caer, pero es todavia peor no haber intentado subir,

  • el 1 septiembre, 2014 a las 2:25 pm
    Permalink

    Grábense esto: Cuando nos vamos de Cuba, no se terminan nuestros problemas, sencillamente cambiamos de problemas, que es algo muy diferente./

  • el 1 septiembre, 2014 a las 1:47 pm
    Permalink

    “El que nace para kilo del cielo le cae el monedero”. Así de simple. El Lapón Libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *