Volver a empezar

Nonardo Perea

Consumo.
Consumo.

HAVANA TIMES — Cuando en días pasados escribí el post: Un poquito más, lo hice con el propósito de hacer ver a algunas personas que en los tiempos que corren, lo que mueve al mundo es el consumismo, y la acumulación de productos que podrían ser innecesarios en la vida de cualquier ser humano, y el ansia por tener siempre un poco más, sin darnos cuenta de que el paso por la vida es corto, y nada de lo que obtengamos con nuestro sacrificio nos lo llevaremos a la tumba.

Con esto, no quiero decir que no me gustaría tener una estancia en la tierra cómodamente, y no solo yo, sino todo ser humano que habita el planeta (incluyo a las focas, los pingüinos, y a todas las especies de animales que viajaron en el Arca de Noé) considero, ha de tener y exigir a sus gobiernos las comodidades necesarias para vivir con calidad. (Algo que nuestro pueblo en 54 años de revolución, o involución, nunca ha exigido, tal vez por miedo, o falta de unión.)

Soy pobre, como la mayoría de los cubanos, y no siento vergüenza al afirmarlo, ¿y saben porqué? porque cuando miro hacia los lados siempre he encontrado personas mucho más pobres que yo, y no precisamente porque tengan necesidades económicas, se puede ser pobre de diversas maneras, lo mismo estando aquí, que estando en cualquier parte del globo terráqueo.

Hay pobres de alma, pobres de corazón y de espíritu, en fin, un sinnúmero de personas miserables e inconformes, que sabiéndose de la misma especie humana, ven a las personas con menos poder adquisitivo como gente del montón.

Soy de los que piensa que para ser felices no necesariamente hay que tener todo lo que enumeré en aquella lista de prioridades, y que en la vida se puede ser feliz con bastante poco.

Solo nos bastaría con aquello que creemos es lo que necesitamos para sentirnos a gusto, y eso puede variar en dependencia de los sueños y anhelos de cada cuál.

Hace apenas unos días, una señora me abordó en la calle para ofrecerme un papelito, aquí a ese tipo de entregas se les llama sueltos, y no solo funcionan para promocionar espectáculos y a muchachitos reguetoneros, esta vez era un suelto religioso, y en letras grandes decía: JESÚS SALVA.

Jesús dijo: Os es necesario nacer de nuevo. Juan 3:7

Pablo dice: Si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.2 Corintios 5:17

Lo mejor es eso, es mi opinión: volver a empezar, nacer de nuevo, en un mundo diferente al nuestro.

Nonardo Perea

Nonardo Perea: Me defino como una persona observadora, me gusta escribir con sinceridad lo que pienso y vivo en carne propia. Para mí resulta un tanto difícil el dialogo, soy tímido y de pocas palabras, es por ello que considero que mi mejor medio de comunicación es la escritura. Vivo en Marianao y tengo 40 años.


9 thoughts on “Volver a empezar

  • el 5 diciembre, 2014 a las 12:05 am
    Permalink

    Jaja…No todo el mundo puede cambiar de sexo (o de apariencia) de la noche a la mañana…Parece que al autor le ocurre eso…

  • el 4 diciembre, 2014 a las 2:18 pm
    Permalink

    Yo no dije nada de la foto para no herir susceptibilidades, pero ya que Gusa tocó el tema, la foto me parece de pésimo gusto y bastante picúa.

  • el 4 diciembre, 2014 a las 9:22 am
    Permalink

    Más allá del lavado de cerebro a que nos sometió el castrismo (lavado fino fino) siempre hay errores en la matrix. La pobreza para que se materialice, primero tiene que asumirse mentalmente, con lo cual, es un estado mental en su origen…Cómo si no se explica que personas de idéntico origen tengan destinos económicos tan diferentes? El factor suerte lo dejo de lado, elijo en su lugar la voluntad, el esfuerzo, una actitud mental positiva, y en derribar topes internos.

  • el 3 diciembre, 2014 a las 5:46 pm
    Permalink

    La pobreza no es virtud, es un estado económico (si nos vamos a referir al bienestar material) por el que , desgraciadamente, pasan algunas personas en sus vidas. Ahora bien, nadie debe pensar que un estado así hace más virtuosa espiritualmente a la persona; yo considero que toda persona debe esforzarse y luchar por alcanzar un status decoroso de vida, con una alimentación asegurada y , por qué no?, una casa confortable, un auto y los adelantos tecnológicos del siglo XXI. El autor afirma ser pobre, como la mayoría de los cubanos, y no sentir pena en afirmarlo; no sé, eso me suena a conformismo, ese conformismo enraizado desgraciadamente en la mente de muchos ciudadanos y que les impide actuar consecuentemente para mejorar su status de vida. Warhol, se rico de alma, corazón y espíritu pero no olvides satisfacer tus necesidades materiales, eso te hará sentir mejor.

  • el 3 diciembre, 2014 a las 5:26 pm
    Permalink

    El solo hecho de sentirse comodo siendo pobre porque los demas a su alrededor lo son , lo descalifica. Es indigna la manera que la riqueza ajena afecta a esta persona. Todos los cubanos que he conocido en mi vida, tanto en la florida como en Cuba, tienen la dignidad suficiente como para no reconocerse pobres, eso esta bueno para un personaje de novela mexicana.

  • el 3 diciembre, 2014 a las 11:07 am
    Permalink

    Y vuelve la matraca de que la pobreza es virtud:

    Yo la verdad me pregunto si él se lo cree de verdad o es para escribir algo. Este autor necesita darse una vueltecita por el mundo. La verdad que alguien con 40 años debería, al menos, sospechar que el mundo no es esa caricatura grotesca. Ojalá le toque pronto. Varios de los colaboradores de HT han tenido el chance.

    “Soy de los que piensa que para ser felices no necesariamente hay que tener todo lo que enumeré en aquella lista de prioridades, y que en la vida se puede ser feliz con bastante poco”

    Pero parece que este asunto inquieta mucho al autor porque lo menciona demasiado. Todo eso le debería indiferente, no sé,… para ser consecuente con la frase.

  • el 2 diciembre, 2014 a las 9:41 pm
    Permalink

    “lo que mueve al mundo es el consumismo, y la acumulación de productos que podrían ser innecesarios en la vida de cualquier ser humano,”

    “lo que mueve al mundo” ¡Qué burdo, qué maniqueo, qué simplismo!. Lo demás, pura lloradera, el viejo consuelo de tontos, y pseudofilosofía para justificar la pobreza en que se ha visto obligado a vivir el cubano; cuando no, filosofía del aveztruz..

    Nota: y hay también quien ve al de más poder adquisitivo con los ojos de la envidia y la frustración malsana, y prefiere que se lo quiten todo a esos, y no que le den las oportunidades a él para poder llegar a lo que los otros han llegado.

  • el 2 diciembre, 2014 a las 7:47 pm
    Permalink

    En general me parece bien tu articulo. Ahora, tampoco hay que conformarse con tan “poquito”. Veo que no aspiras a mucho. Siempre pides un lugarcito” o un “poquito”. No seas tan tímido ni tan pedigüeño . No hay ningún problema en querer lograr lo que uno cree merecerse

    Has captado muy bien la esencia de la metodología Cristiana. El problema es que muy pocas personas siguen el método. Se requiere un coraje y una honestidad muy grande para volver a nacer. Lo que la frase quiere decir es que para buscar la verdad hay que partir de cero, sin tener ideas preconcebidas y tratando de liberarte en todo lo posible de las condicionantes sociales y familiares. Muy pocas personas pueden hacer eso. Aun los místicos cuando empiezan a rezar hacen lo que se llama “La Renuncia”; “No se nada, no soy nada”, etc y de ahí parten a la búsqueda. Si eres “verdaderamente honesto” en la metodología a seguir, te garantizo que mas nunca tendrás miedo al expresar tus ideas ni a vivir la vida de acuerdo a tus conclusiones. Ni siquiera a morir por ellas.

    Hay un movimiento cristiana llamados los “Nacidos de Nuevo”, No les prestes mucha atención. Ya saben de antemano lo que quieren encontrar y asi no es la cosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *