Recordar es volver a vivir

Nonardo Perea

Cafeteria del estado en Moneda Nacional. Foto: Juan Suárez
Cafeteria del estado en Moneda Nacional. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Es increíble ver como muchos cubanos no consiguen sacarse de la memoria aquellos tiempos ochenteros, en los que había comida en abundancia.

Es algo que corroboré en varias de mis visitas al hospital donde iba a curarme la pierna. En la larga espera, muchos de los presentes sacaban a relucir diversos temas, en los que no faltaban críticas del sistema y, sobre todo, las necesidades actuales que afrontan personas de la tercera edad.

Una señora de unos 70 años habló sin tapujos de sus miserias y de todo lo que tenía que hacer para poder sobrevivir con una pensión de 200 pesos mensuales, que son menos de 10 dólares.

Otra, también de edad avanzada, se dedica a vender maní, porque su pensión no da para vivir y para ejercer sin licencia tiene que estar todo el tiempo huyendo de los inspectores, que si la agarran no tendrían compasión con ella y le impondrían una multa de por lo menos mil pesos.

Y luego de exponer algunas de sus problemáticas, caían en el tema de los rusos y enumeraban una lista de productos que antes llenaban los mercados del país, las latas en conserva de todo tipo, manzanas, el pan de 20 centavos y bien elaborado, un simple huevo costaba 10 centavos y ahora vale un peso con 15 centavos, los jamones de toda clase, los quesos, la leche condensada que ahora no es ni la sombra de lo que era antes.

Y así hablaban del pasado, sin un stop, en medio de un pasillo, sin apenas aire acondicionado y con pocos asientos, todos hacinados desde bien temprano, a la espera de las enfermeras encargadas en hacer las curas, y que nunca llegan en tiempo.

En algún momento, les dije, no se preocupen, ya no tenemos a los rusos, ahora están los chinos y, dentro de poco, los estadounidenses harán algo por nosotros.

Pero la mayoría de los presentes no le prestó interés a mis opiniones, muchos piensan que todo va a seguir como hasta ahora, de mal en peor.

Yo no, creo que muchos cambios están por venir, supongo que solo sea cuestión de tiempo.

¿No lo creen?

Nonardo Perea

Nonardo Perea: Me defino como una persona observadora, me gusta escribir con sinceridad lo que pienso y vivo en carne propia. Para mí resulta un tanto difícil el dialogo, soy tímido y de pocas palabras, es por ello que considero que mi mejor medio de comunicación es la escritura. Vivo en Marianao y tengo 40 años.


17 thoughts on “Recordar es volver a vivir

  • el 17 octubre, 2015 a las 9:47 am
    Permalink

    Hija de madre soltera en aquella epoca, mi madre y yo ibamos a robar una latica de judias al mercadito para poder hacer la comida del dia, en cuanto al pan “bien elaborado” eso es una ficcion, entonces de que hablaba H. Zumbado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *