Otro encuentro con la Seguridad cubana

Nonardo Perea                                                                                                             

HAVANA TIMES – Desde la primera vez que fui citado, ya hace dos meses, para una entrevista realizada por dos compañeros de la Seguridad del Estado, me había prometido a mí mismo no sacar a la luz nada de lo que conversamos en ese encuentro, y pasaría por alto todo lo que me habían dicho sobre lo que no debía continuar haciendo. Me pidieron que no publicase nada en las redes sociales, y eso hice.

Pero el pasado domingo 2 de diciembre, una vez más, fui llamado a comparecer en la sexta unidad de la PNR, ubicada en la avenida 31 entre 108 y 110, en el municipio de Marianao; por cierto, la citación vino sin ningún cuño, por lo que bien pude negarme a ir, pero no lo hice.

Durante el transcurso de estas dos semanas no he dejado de pensar en que no sería conveniente para mí quedarme callado ante un acto que, considero, viola mis derechos como ciudadano cubano que no ha cometido ningún delito.

Esta vez el llamado de atención fue por mi posible participación junto a un grupo de artistas que desde varios meses protestamos contra el Decreto 349 y habíamos sido convocados para una sentada frente al Ministerio de Cultura, donde pacíficamente se leería poesía, cuentos, se realizarían performances, ejercicios, yoga, y todo tipo de manifestaciones artísticas.

Según el agente de la Seguridad, al no tener ningún permiso oficial, un acto así va contra las normas establecidas por las instituciones culturales, por lo que llevar a cabo el evento sería considerado como una manifestación ilegal, y no tenían seguro qué iba a ocurrir realmente.

Le expliqué que se pensó en hacer algo así para de alguna manera llamar la atención para que tomasen en cuenta nuestras demandas, las cuales, hasta el momento, el ministro de Cultura y el viceministro han ignorado.

En varias ocasiones he repetido que tengo (y todos tenemos) el derecho a protestar contra el Decreto 349, que me afecta como artista empírico que no he pasado por ninguna escuela y que no pertenece a ninguna institución estatal, en primer lugar, porque para eso tendría que estar avalado por reconocimientos escolares y no los tengo. El capitán de Seguridad estuvo de acuerdo conmigo en algunos puntos que debatimos, pero me dejó claro que nada de eso estaba en sus manos.

Otra cosa que me ha movido a realizar este post es el temor que me ha generado la postura amenazante del agente de la Seguridad, quien esta vez se enfocó en preguntarme si yo en algún momento conocía lo que era un calabozo, a lo que le respondí que sí, que ya conozco lo que es, lo que no le expliqué es que por los años 90, en pleno período especial, solía vestirme de mujer para salir a la calle, y por ese motivo muchas veces fui apresado junto a otras chicas a las cuales encerraban en una celda toda la madrugada, y nos soltaban cuando salía el sol para de esa manera humillarnos, porque todos sabemos que el día es fatal para las travestis porque en las mañanas las calles se aglomeran de personas, y podíamos ser blanco fácil de burlas y ataques de todo tipo.

Casi siempre que nos metían al calabozo nos ponían multas de 50 pesos, muchas de las mías las pagó mi padre que nunca supo en realidad por qué eran impuestas, siempre me las agencié para inventarle alguna historia que él creía.

Por lo tanto, con esa experiencia acumulada, puedo perfectamente pernoctar en un calabozo el tiempo que ellos dispongan para mí, aunque con esa acción vulneren mis derechos, más, cuando soy un ciudadano que me considero intachable y no estoy a favor de nada que afecte directamente a mi país.

Que conste que no tengo nada en contra de los compañeros que me atienden, ellos hacen su trabajo y supongo alguien les dicta cómo deben tratarme, aunque obran de mala fe cuando me intimidan con ponerme multas, o peor aún, preguntarme qué pasaría con mi madre en caso de que yo le faltase, más claro ni el agua.

Es inadmisible que me hicieran una carta de advertencia por escándalo público, cuando nunca en mi vida he realizado ningún escándalo, y luego que no me den una copia de dicha acta de advertencia para tener constancia de lo que se está cometiendo conmigo. He hecho averiguaciones al respecto, y tengo entendido que si llego a la suma de tres cartas de advertencia podría ser procesado por peligrosidad, y eso tal vez serían algunos años de prisión injusta.

Es evidente que no puedo quedarme de brazos cruzados, y que me disculpe el compañero que me atiende, sé que él tiene la mejor intención de ayudarme, pues él mismo me ha dicho que su interés no es destruirme, pero tiene que entender que no puedo quedarme como mansa paloma, porque lo que han hecho y hacen no creo que sea para nada un procedimiento revolucionario.

Al día siguiente, después de la entrevista, incluso, luego de haber firmado una carta de advertencia donde me hicieron comprometerme de no cometer escándalo público, hicieron ir al delegado de mi barrio a mi casa, para que este me advirtiera de que no saliera de mi recinto, y luego han plantado a dos agentes de la Seguridad del Estado en los alrededores, como si yo fuese un terrorista. En dos días no pude ni salir a comprar algo de comida por miedo a que me hicieran algo.

No soy un delincuente, nunca he cometido un crimen, no consumo drogas de ningún tipo, ni trafico, no hago negocios ilícitos, ni ahora ni cuando trabajé para el Estado por 19 años, nunca robé, porque tuve unos padres excelentes que me enseñaron que los seres humanos tenemos que ser íntegros en todos los aspectos.

Esta segunda entrevista ha dejado en mí una visión del Estado cubano un poco confusa, me piden que no continúe reuniéndome con personas como Yanelys Núñez Leyva y Luis Manuel Otero Alcántara, actúan como si fuesen dueños de mi persona, ahora son ellos los que de alguna manera ejercen su poder sobre mí para decidir quiénes pueden o no estar en mi lista de amistades, ¿Y eso es legal?

Soy, y somos, seres independientes, cada cual piensa y cree en lo que quiera, tenemos que respetarnos unos a otros, pensar diferente no nos puede convertir en enemigos, somos artistas, deben acabar de entender que queremos el bien y no el mal.

Noto, que sus maneras de obrar no están muy distantes de la forma en que actuaban los esbirros de Batista. Deberían de analizar con profundidad sus maneras de ejercer el poder, y hacer ciertas comparativas para que descubran que no estoy errado en mi interpretación.

Les dejo saber que estamos en el siglo XXI, y todo cambia, como también deben cambiar sus procedimientos, y la manera arcaica en que piensan, si es que realmente quieren que la Revolución continúe intacta y sin manchas, la violencia no conlleva a nada bueno, mucho menos deben emprenderla contra los creadores, eso es un grave error que la aleja de su concepto.

Escribo para Havana Times, sí, es cierto, y he publicado mis cuentos en Diario de Cuba, lo hago porque soy libre de escribir para el medio que yo escoja, aquí tengo mi blog, es una posibilidad que no me va a ofrecer ningún medio oficial cubano, intuyo que por ese motivo no fui aceptado para pertenecer a la Uneac, cuando tenía el aval suficiente para ser aceptado.

Siempre que he intentado publicar cuentos míos en revistas cubanas, he sido ignorado y nunca he recibido respuesta de por qué no me publican, tampoco pierdo mi tiempo en enviar a concursos nacionales, porque además de estar en contra de cómo funciona el proceso de selección de las obras, para todos, supongo, soy visto como alguien que disiente, y por ello no tengo cabida en esta sociedad.

Aclaro que no estoy al tanto ni me interesa de dónde proviene el dinero de ningún medio alternativo, y ni me importa quién o quienes los financian, soy un simple escritor, y eso es lo que hago, como también envío a los concursos internacionales que yo entienda, son convocatorias en las no soy el único participante, y si gano un premio literario y por ello recibo cierta cantidad de dinero, pues de algo tengo que vivir, a fin de cuentas mis ganancias se quedan en Cuba; mi dinero no lo gasto en otra cosa que no sea en huevos, pollo, frijoles, arroz y croquetas, no puedo darme el lujo de comer langosta.

Algo que también me parece que atenta contra mis derechos es el hacerme saber que hago mal en  publicar en mi página de Facebook fotografías artísticas realizadas en contra del 349, no quiero ser retórico, pero ya lo he dicho reiteradas veces, estoy en contra del maldito Decreto, tengo el derecho a protestar, y no es ilegal, también soy artista visual, y esa es mi manera de luchar por lo que considero va contra nuestros derechos ciudadanos; en mis imágenes no utilizo símbolos patrios, ni siquiera de otras personas, soy yo exclusivamente contra el Decreto.

Luego de este post, veremos qué sucede conmigo, por lo pronto mi intención es hacerles saber que cualquier cosa puede ser posible, más cuando no nos entendemos, aun menos cuando me dice el capitán que no sabe qué es eso de artistas independientes, que eso no existe en ninguna parte, que los artistas tienen que estar institucionalizados.

Nonardo Perea

Nonardo Perea: Me defino como una persona observadora, me gusta escribir con sinceridad lo que pienso y vivo en carne propia. Para mí resulta un tanto difícil el dialogo, soy tímido y de pocas palabras, es por ello que considero que mi mejor medio de comunicación es la escritura. Vivo en Marianao y tengo 40 años.



7 comentarios sobre “Otro encuentro con la Seguridad cubana

  • Estás sufriendo lo que han sufrido cientos, si no miles antes que tú. Ahora te tocó a ti sufrirlo en tu pellejo. Por descontado que tienes absolutamente toda la razón; que se te están violando cuantos derechos ciudadanos posees, que tienes toda la razón del mundo en denunciar el atropello, que nos solidarizamos contigo. lo único que lamento es que no hayas sido más crítico cuando, antes de esto, muchos sufrían persecución y acoso como tú ahora, sobre todo si no eran gays o no tenían que ver con la ideología de género. Los derechos inalienables son para todos por igual, no solo para los artistas o los gays.

    Respuesta
    • “Ideologia de genero”???? No hay tal ideologia…

      Respuesta
  • “….si es que realmente quieren que la Revolución continúe intacta y sin manchas,….”
    hace ya mucho tiempo que eso tiene miles de manchas y nada de intacto.

    Respuesta
  • eres una persona muy valiente Nonardo, espero de verdad no tengas que pagar el precio de esa valentia, y no me refiero a un par de días en un calabozo que eso al fín y al cabo es una buena anecdota, me refiero a precios mucho mayores a los que este gobierno todopoderoso puede someterte. Haces muy bien en comprar sus métodos con los de batista, no es exageración, batista asesinaba porque era un criminal inmundo, pero asesinaba a los que se le oponian violentamente, aquí han asesinado inocentes y no quiero ni pensar que pasará el día que alguien no aguante más y equivocadamente tome el camino de la violencia.

    TODAS LAS DICTADURAS SON MALAS Y DEBEN DESAPARECER, no importa cuanto se maquillen o cuantos “logros” digan tener.

    Respuesta
  • Nonardo, me parece muy bien que divulgues las intimidaciones o amenazas de que eres objeto porque ningún pacto con la Seguridad del Estado te protegerá. Ellos siempre dicen que tienen buenas intenciones pero solo siguen órdenes cuyo estricto cumplimiento los autoprotege. Su trabajo no es cuidarnos sino proteger al Gobierno al que representan. Esa es su prioridad, no tienen autoridad para cambiar nada ni les interesa, no quieren discernir si lo que hacen es bueno o malo, justo o injusto porque han elegido ser parte de una cadena de mando que anula su voluntad individual. Un amigo francés que fue diplomático en Cuba discutió una vez con un oficial del Minint y cuando le dijo: “La función de las autoridades no es molestar al ciudadano, sino protegerlo”, el oficial le respondió: “Eso será en Francia….” Más claro, ni el agua. En Cuba su función no es protegernos sino controlarnos.

    Respuesta
  • Aki en matanzas nos estan pasando por arriba con similares atropellos, personas presas sin pruebas contundentes, maltrato psicologico, difamacion publica y sitaciones “Verbales” jaja
    Necesitamos k nuestros derechos sean repetados; ¿Por que personas que cumple con sus deberes tiene que ser sometidos a tanta agresion psicologica ? Esto está sucediendo por todas partes y las personas no quieren expresarse!!!!

    Respuesta
  • Nonardo, divulgar es lo mejor. callarnos nos convierte en cómplices del crimen. porque es un crimen infundir miedo en alguien para que alguien no se atreva a ser libre y a hacer ejercicio de sus derechos humanos. Sutilmente te asustan, asustan a la familia o te presionan sobre el daño familiar. y a eso le llaman ser buenos, para nada es amenaza o tortura sicológica, es un consejo de amigo. Y ellos miusmos son los que te aplastan si no sigues ese supuesto consejo, de que no seas un ser humano completo por miedo. un día Cuba va a cambiar y denunciar y oponerse a esta barbarie es un paso importante para que ese día llegue lo más pronto posible. Suerte y cuidate hermano.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Un hombre y su perro, La Habana. Por Charlie Lockwood (Reino Unido). Cámera: Canon:6D Mark II

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com