Negocio familiar en la Wifi

Nonardo Perea

Punto Wifi por pago.
Punto Wifi por pago.

HAVANA TIMES — Llegué al punto Wifi del anfiteatro de Marianao sobre las cinco de la tarde. Enseguida una señora de unos 60 años se acercó para proponerme conectarme por un CUC.

Dispuesto a pagar un poco menos por conectarme solo una hora, me condujo hasta donde estaba su hijo, que con una laptop permitía a unos cinco clientes estar conectados a su cuenta; enseguida que me situé la lado del muchachito, llegó un sujeto reprochándole a la señora, porque esta quería acaparar a casi todo el que llegaba; discutieron medio en broma, y pues nada, que al parecer se conocían de negociar en el lugar, y dejaron en claro que cada cual opera a su manera y los más habilidosos son los que más ganancias hacen.

La señora, además de promover la conexión por un CUC, también vendía tarjetas para conectarse, a un precio de tres CUC.

Negocio redondo, aunque no muy favorable para el que se conecta, porque al tener varias personas en una misma cuenta, las maniobras en la Internet se hacían lentas y muchas veces se caía la conexión, algo que disgustó a más de uno.

Lo cierto es que actualmente existen muchas personas que se dedican a ese negocio fácil, y mientras el palo va y viene, también la población sale afectada porque en una hora apenas se puede revisar el correo, yo no pude ni siquiera contestar, mucho menos bajar o subir alguna foto, porque era complicado por la lentitud, y la hora se fue diluyendo rápidamente.

En fin, que muchos dicen que esto de los puntos Wifi no es otra cosa que un experimento, me pregunto hasta cuándo durará dicho engendro creado por el Gobierno, porque lo cierto es que el experimentico está generando muchas ganancias para Etecsa, que, al parecer, por conveniencia continúa manteniendo en pequeños espacios a un sector de la población: pobres desgraciados de la tierra, que tenemos que conformarnos con las migajas de cuentos demasiado gastados para ser creíbles.

 

Nonardo Perea

Nonardo Perea: Me defino como una persona observadora, me gusta escribir con sinceridad lo que pienso y vivo en carne propia. Para mí resulta un tanto difícil el dialogo, soy tímido y de pocas palabras, es por ello que considero que mi mejor medio de comunicación es la escritura. Vivo en Marianao y tengo 40 años.


4 thoughts on “Negocio familiar en la Wifi

  • el 12 marzo, 2016 a las 12:45 pm
    Permalink

    …es que Todo es inconcebible!, si no es porque lo oyes y lo re-oyes, estas historias no se pueden entender.

  • el 12 marzo, 2016 a las 9:00 am
    Permalink

    Definitivamente, es admirable el estoicismo del cubano de a pie que tiene que sobrevivir en esa sociedad profundamente anormal y enferma. Y no se trata de ser más o menos subdesarrollados o de no serlo: Es que con un gobierno así no hay país en este planeta que avance. Todos los días le doy gracias a Dios por haberme librado de aquello; cada día que pasa, y cada cosa como esta que leo, me demuestran de forma irrebatible que la mejor decisión que he tomado en mi vida, fue largarme de ese desastre.

  • el 11 marzo, 2016 a las 10:21 pm
    Permalink

    La próxima vez prueba con el faltoeguara que no consigue tantos clientes, seguro que entre menos bulto más claridad.

  • el 10 marzo, 2016 a las 2:17 pm
    Permalink

    No entendí bien por que Warhol P no puede conectarse directamente en la red WiFi del parque y tiene que pagar 1 CUC adicional para conectarse en la WiFi de la WiFi.

    Leyendo estas historias surrealistas duele pensar que el gobierno cubano rechazó la oferta de Google de conectar a todo el país mediante plan de datos telefónicos, argumentando que lo harían a su manera. Y ya vemos cuál es la manera estilo Machado Ventura. Pobre Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *