La espera desespera

Nonardo Perea

Etecsa (3)HAVANA TIMES — Muchas son las interrogantes de algunas personas con las que he tenido la posibilidad de entablar una conversación referente al asunto de las telecomunicaciones en Cuba.

La mayoría se pregunta si en un futuro no muy lejano todos los ciudadanos podremos al fin contar con un teléfono fijo en casa, y si también se podrá tener acceso a una Internet libre y barata, y llegar a conocer lo que es Google, Facebook, Instagram, y otros sitios que de mencionárselos creen ser cosas de otro mundo.

Lo cierto es que en lo que el palo va y viene, el tiempo corre y todo se hace tan lento que muchos están desesperanzados, y claro está, todo tiene su proceso y de la noche a la mañana es imposible que los servicios lleguen con un simple chasquido de dedos, para eso ha de haber tiempo y sobre todo mucho dinero.

En lo personal, creo que poco a poco todo ira llevándose a cabo con la ayuda del que era (y que conste que lo digo en pasado: era) nuestro país enemigo, y de la gloriosa China.

Recientemente escuché en un noticiero de tv que en el país comenzarían a ensamblarse teléfonos móviles y Tablet, espero que sean para el consumo del pueblo y que los precios sean asequibles a todos los ciudadanos, los Tablet que he visto en nuestras tiendas tienen un precio de 150 cuc y apenas tienen 1 miserable GB de almacenamiento.

Por lo pronto, no tengo teléfono fijo, tampoco puedo darme el lujo de pagar por uno de 500 a 600 CUC (un poco más en dólares), y me he declarado en huelga de celular hasta que se abaraten todos los precios.

¡Espero que sea pronto, por Dios, que la comunicación es importante!

¿No les parece?

Nonardo Perea

Nonardo Perea: Me defino como una persona observadora, me gusta escribir con sinceridad lo que pienso y vivo en carne propia. Para mí resulta un tanto difícil el dialogo, soy tímido y de pocas palabras, es por ello que considero que mi mejor medio de comunicación es la escritura. Vivo en Marianao y tengo 40 años.


8 thoughts on “La espera desespera

  • el 11 marzo, 2015 a las 10:01 am
    Permalink

    Es cierto que la telefonía móvil está en franco crecimiento en detrimento de la telefonía fija, pero no es la mejor solución para el tráfico de grandes volúmenes de datos. En el caso de Cuba, puede ser una solución transitoria dada la baja penetración de la telefonía fija y la práctica inexistencia de servicios de cable (TV e internet); no obstante, para poder disfrutar de velocidades de conexión que permitan acceder a los servicios actuales y futuros de la red, hay que hacer uso de la fibra óptica y cables. Eso queda de tarea.

  • el 11 marzo, 2015 a las 4:30 am
    Permalink

    El teléfono fijo va siendo cosa del pasado, así se van eliminando las líneas (soterradas o aéreas) y por consiguiente el gasto en los conductores, el futuro (que ya es presente) es la telefonía móvil. En Cuba a mucha gente les gusta la “especulación”, piden a sus parientes equipos caros, de última generación (ignorando que para comprarlos hay que invertir una buena suma de dinero, ganados con sudor y sacrificio). solo para darse vista porque practicamente ninguna de las aplicaciones se esos equipos están activadas en Cuba; total, pueden resolver el problema con un humilde móvil de envía-recibe llamadas y mensajes. Nada, que a los cubanos nos gusta tirarnos el pedo más alto que el c…. Wharol no te desesperes, toma ejemplo del presidente: “sin prisa, pero sin pausa”. Saludos.

  • el 10 marzo, 2015 a las 6:24 pm
    Permalink

    Por eso es que yo me río cuando, por “especular”, se ponen a pedirle a la familia que vive aquí el último teléfono, cuando solo les va a servir para hacer y recibir llamadas.

  • el 10 marzo, 2015 a las 4:02 pm
    Permalink

    Lo triste es que cualquier servicio de comunicación será siempre incompleto mientras no exista una verdadera libertad de información, de opinión y de comunicación.

    Para obtener el máximo provecho de cualquier smartphone, tablet, pc o tecnología que utilice Internet hay que tener libertad, entendida como:
    libertad de comprarse un servicio de tráfico de datos,
    libertad de búsqueda,
    libertad de comunicación e interacción.

    Por lo tanto, si los cubanos no cuentan con esas libertades los Iphone, Ipad, galaxy, lumia, htc y por ahí siguiendo, serán más objetos de status y para jugar (como son hoy en Cuba) que realmente instrumentos utilísimos en la vida práctica cotidiana.

  • el 10 marzo, 2015 a las 3:45 pm
    Permalink

    ¡Jajaja! Muy buena esa.

  • el 10 marzo, 2015 a las 10:15 am
    Permalink

    Cuando dices “… y de la gloriosa China.” ¿te refieres al país asiático o al mínimo lider?

  • el 10 marzo, 2015 a las 9:44 am
    Permalink

    Wharol, si te digo que hoy día es tan barato el servicio de telefonía móvil que ya casi nadie contrata telefonía fija, tal vez no me crees.

  • el 10 marzo, 2015 a las 7:53 am
    Permalink

    Creo que la tendencia es a desaparecer el teléfono fijo ante la feroz penetración del movil. Ya hasta el internet móvil se ha abaratado, estoy pagando 10.00 al mes por un contrato de data ilimitada. Y con el celular le reparto data a otros cacharros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *