Despidiendo el 2014

Nonardo Perea

muñeco-quemandoseHAVANA TIMES — Para los días 28,29 y 30 de diciembre, la televisión cubana anunció que harían ferias en todos los municipios de la capital para vender productos alimenticios a precios módicos: carne de cerdo, frijoles, viandas y hortalizas.

La noticia entusiasmó a las personas de bajos recursos, que esperaron ansiosos los dichosos días que llegaron para dejarnos una experiencia desagradable.

En la calzada de 124 en el municipio de Marianao, solo había una tarima donde vendían una carne de cerdo maloliente, y la cola era kilométrica, por cualquier parte que uno transitaba la gente protestaba porque la diferencia de los precios eran mínimos comparados con los particulares, y alrededor de los camiones que vendían cebolla y coles el gentío era tanto que en más de una ocasión la policía debió intervenir, y hasta detuvieron a personas que intentaban comprar.

Una mujer con mal carácter dijo que la mala organización, lo hacían para que se formase relajo y hacer pasar trabajo al pueblo, la misma mujer alzando una de sus manos, mostró un mazo con tres cebollas medianas, que le habían costado 5 pesos.

En otro de los camiones parqueados se vendían tres mazos de cebolla por 25 pesos, era una mejor opción, pero para comprar era casi imposible porque el tumulto de personas hacia complicada la compra, tanto así que debieron detener la venta, y no solo por el alboroto sino que los dueños del camión eran de la provincia de Pinar del Río, y antes de ponerse a vender debían hacer una declaración de la venta y no lo habían hecho, ellos llegaron y comenzaron a vender, hasta que las autoridades competentes se dieron cuenta de la situación y se personaron en el lugar, discutieron con los camioneros, ellos alegaron que podían vender sin declarar nada, pero finalmente tuvieron que detener la venta.

Lo mismo ocurrió en el municipio de La Lisa, donde casi todos los productos carecían de calidad, y la carne de cerdo parecía estar en mal estado, todos en las colas hacían comentarios negativos referentes a las ferias que al final no resolvieron mucho a los cubanos de bajos recursos.

Aún así, este fin de año en las calles hubo un poco más de felicidad que el año anterior, vi muchísimos fuegos artificiales, y en más de una cuadra se quemaron muñecos para despedir el año.

Muchos piensan que con las nuevas noticias sobre las relaciones con Los Estados Unidos, de alguna manera todo comience a cambiar para nosotros, y que tal vez para el 2015 el fin de año podamos ver a papá Noel surcando cielo cubano, dándole regalos verdaderos a todo nuestro pueblo.

Nonardo Perea

Nonardo Perea: Me defino como una persona observadora, me gusta escribir con sinceridad lo que pienso y vivo en carne propia. Para mí resulta un tanto difícil el dialogo, soy tímido y de pocas palabras, es por ello que considero que mi mejor medio de comunicación es la escritura. Vivo en Marianao y tengo 40 años.

Nonardo Perea has 117 posts and counting. See all posts by Nonardo Perea

One thought on “Despidiendo el 2014

  • Triste, pero es la realidad….gústele a quien le guste y pésele a quien le pese….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *