Cine mudo con dolor

Nonardo Perea

Un policía de transito de La Habana. Foto: Juan Suárez
Un policía de transito de La Habana. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — El video tiene fecha del día 8 del mes de julio del año 2014. Me llegó hace unos días por mediación de un amigo que siempre me trae materiales como estos videos que dejan al descubierto lo mal que estamos cuando de derechos humanos se trata.

En un país como el nuestro que a viva voz proclama que a los ciudadanos no se les maltrata, y que conste que este no es el único video con esas características que ha pasado por mi ordenador, solo que me ha llamado la atención por tratarse de una mujer joven, que por causas desconocidas es detenida por dos policías, una mujer y un hombre.

Solo consigo ver las imágenes de la situación, captada por una de las cámaras que está situada cerca del Cupet de 23 y Malecón, el material carece de sonido.

Por lo que puedo apreciar, la chica es arrestada y, con toda la calma del mundo, la oficial le llena una multa; la detenida se queja; al parecer, pregunta el porqué de la multa, y se molesta por la tardanza.

A simple vista no tiene pinta de prostituta, y el acto ocurre a las 11 de la mañana, hora poco común para esos menesteres.

El video tiene una duración de siete minutos, y no es hasta mediados de este, cuando, la chica decide sentarse a esperar con calma que terminen de una vez con ella, cuando la mujer policía se le acerca y le manotea, en un momento se acalora y decide ponerle las esposas (no sé si es correcto ponerle esposas a una mujer).

Ella se rehúsa, y acto seguido la policía le lanza un golpe, la chica responde y le va encima propinándole unos buenos piñazos, a la trifulca se suma el policía hombre que las desaparta y en algún momento también la empuja fuertemente contra una pared, acto que hace que otras personas que pernoctan por el sitio se involucren en la situación y detengan el abuso.

Me pregunto, ¿cuántas veces, personas como esta muchacha han pasado por situaciones similares, cuántos no hemos sido víctimas del poder?

En nuestra televisión, cada vez que ocurren actos de brutalidad policíaca en otros rincones del mundo, enseguida nos lo hacen saber transmitiendo las imágenes.

Y no saben o hacen como que no saben, que la brutalidad policíaca en Cuba existe.

No sé si pasará algo con estos agentes del orden público que se creen con derecho a golpear, lo cierto es que no podemos quedarnos mudos ante situaciones como estas, porque sí, el video no tiene audio, pero las imágenes están bien claritas, y todos sabemos que una imagen vale más que mil palabras.

 

Nonardo Perea

Nonardo Perea: Me defino como una persona observadora, me gusta escribir con sinceridad lo que pienso y vivo en carne propia. Para mí resulta un tanto difícil el dialogo, soy tímido y de pocas palabras, es por ello que considero que mi mejor medio de comunicación es la escritura. Vivo en Marianao y tengo 40 años.


6 thoughts on “Cine mudo con dolor

  • el 17 noviembre, 2015 a las 3:26 pm
    Permalink

    Estoy totalmente de acuerdo con Ernesto, nada de violencia, es la mujer la que agrede a la policia, en cuanto a si es correcto ponerle esposas a una mujer, yo creo que si la mujer es violenta y agrede a la autoridad hay que esposarla

  • el 13 noviembre, 2015 a las 4:59 pm
    Permalink

    Ni cuando las razones son políticas, ni cuando son de “gratis” los policías tienen derecho a caerle a golpes a Nadie, y si un “periodista” (que Warhol no lo es) va a denunciar los abusos policiales, debe denunciarlos Todos, ¿o es que cuando abusan de los opositores si esta bien que e el cine sea mudo y sin dolor?

  • el 13 noviembre, 2015 a las 9:29 am
    Permalink

    Aqui esta el video,

    https://www.youtube.com/watch?v=abm60ol8-Ws

    A mi me parece bastante claro que la que da la paliza es la mujer y no la policia que queda debajo cuando la primera le suena una buena proyeccion de yudo, el otro policia en ningun caso golpea a la mujer sino interviene con otro transeuntes para desapartarlos. En ningun otro lugar del mundo una civil mete contra el piso a un policia sin que el otro policia no le de un toletazo. Asi que el video no es precisamente un testimonio de brutalidad policial, mas bien algo surrealista de como en Cuba una mujer y una policia se enzarzan a golpes y realmente el asunto no escala en violencia. Algo inaudito en otras geografias.

  • el 13 noviembre, 2015 a las 9:19 am
    Permalink

    Es claro que este caso asombra más que lo de las mujeres disidentes. Obviamente no porque sea más injusto o menos. Sino porque uno siempre espera que ocurra cuando hay de por medio “la cosa política”. Pero cuando es “gratis” porque a la policia le molesto que la muchacha se sentara, es más inesperado.
    Caramba con los dos que escribieron al principio. Lo han hecho con un entusiasmo que casi acusan al periodista de ser el culpable de las vejaciones a las mujeres disidentes. jejeje eso también es esperado, la intolerancia nuestra a las ideas que no coinciden 100% con las nuestras

  • el 12 noviembre, 2015 a las 4:59 pm
    Permalink

    ¿Y no te llaman la atención las golpizas, los insultos y los vejámenes de todo tipo que hace muchísimo rato sufren las mujeres disidentes? ¿Ahora te desayunas que la brutalidad policial al descubierto y encubierta hace décadas ya que existe? ¿Ahora te me haces el asombrado ante el maltrato policial en ‘plena vía pública, cuando hace ya más de 20 domingos que mujeres cubanas como esa del video son víctimas de los más bajos y cobardes atropellos? ¿No viste hasta cómo exportan esqa brutalidad neofascista a otros países, como sucedió con el circo bochornoso que orquestaron en Panamá?

    Ven aca, chico ¿En qué país tu vives?

  • el 12 noviembre, 2015 a las 4:16 pm
    Permalink

    Y no verás las palizas que le dan a los opositores los domingos y en cuanta manifestación pública se proponen porque la policía política y pública rompe cámaras y da golpes a quienes pretendan filmar.A los periodistas extranjeros radicados en Cuba le tienen prohibido asistir los domingos a las golpizas so pena de ser expulsados del país a los periodistas nacionales también prohibido y como Cuba tiene un gobierno arbitrario y no sometido a ley ya te puedes imaginar de todas las golpizas que se dan diariamente y no te enteras.
    La brutalidad es la orden del día de la policía cubana, y en ausencia de un Estado de Derecho la arbitrariedad de las autoridades es galopante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *