¿El celular es sinónimo de peligro?

Miguel Arias Sanchez

Ilustración por Carlos

HAVANA TIMES – El móvil se ha convertido para nosotros en algo imprescindible. La necesidad de comunicarnos constantemente y estar actualizado hace que lo tengamos la mayor parte del tiempo junto a nosotros. Pero lo que no sabemos es el peligro potente que representa tener el celular en el bolsillo.

Estudios realizados por científicos e investigadores han arrojados que eso es muy peligroso para la salud, se les atribuye a los campos electromagnéticos que los rodean.

Estos son algunos de los impactos biológicos que pueden tener las personas:

Puede afectar la columna vertebral, los sistemas nervioso, endocrino y reproductivo, debido a las radiaciones electromagnéticas que son más peligrosas para las mujeres embarazadas y niños. Es un horror si lo dejamos hasta ahí. Pero se pueden tomar algunas medidas para disminuir los riesgos. Por ejemplo: lo mejor es tener conversaciones cortas y rápidas, y mucho mejor es utilizar manos libres, es una opción que llegó a Cuba hace rato y vale la pena invertir en ella.

Usar el teléfono celular también puede afectarnos la visión, debido a la cantidad de tiempo que pasamos forzando la vista; a veces se le debe agregar también la computadora, aunque la pantalla de los teléfonos celulares es más pequeña y el esfuerzo es mayor al leer textos, ver imágenes o videos. Algunos especialistas opinan que todos sufrimos un tipo de tensión digital en los ojos.

La exposición a la energía de radiofrecuencia, que es una forma de radiaciones no ionizantes, puede dañar nuestros tejidos, pues estos absorben las radiaciones y se calientan, aumentando el riesgo de cáncer.

Las radiaciones de los celulares obstaculizan el proceso natural del corazón, su funcionamiento; pueden forzar a los glóbulos rojos a gotear la hemoglobina, lo que genera más complicaciones. Incluso se recomienda que las personas que tengan marcapaso deben evitar a toda costa tener sus celulares cerca del corazón.

También pueden afectar la densidad de concentración de los espermatozoides, así como su calidad y velocidad, y eso influiría en la fertilidad.

Pensando en los daños, ya no físicos, se pudiera mencionar esa actitud morbosa que despierta en algunas personas, y que ahora mismo está en auge. Me refiero a esa manía de guardar y ver repetidamente con sangre fría y hasta por diversión, videos de asesinatos, accidentes, trifulcas violentas o maltratos. Para mí es un acto inconsciente en muchos, pero que a la larga puede provocar conductas agresivas y desestabilización sicológica.

Después de saber todo esto, estoy atormentado. Es imposible retirar de circulación todos los celulares del mundo, si acaso individualmente pudiéramos hacer algo a poca escala, las llamadas rápidas, mantenerlo alejado del bolsillo, guardarlos en estuches y no prolongar mucho la fijación en las pantallas y menos para “disfrutar” cosas violentas. Aun tomando esas medidas sigo preocupado, no sé si vender el iphone que mi hijo me regaló.

Miguel Arias Sanchez

Miguel Arias Sánchez: Nací en Regla, en el año 1949. Allí hice mis estudios primarios y secundarios. Luego me incorporé a los cursos de maestros populares y ejercí varios años. Pasé el Servicio Militar y enseguida que me desmovilicé estudié, ya de manera oficial, el magisterio; después la Licenciatura en la Universidad de la Habana. Por casi veinte años ejercí en las aulas de la Habana. Luego tuve la suerte de viajar y conocer otra realidad. Regresé, y actualmente realizo distintas actividades por cuenta propia.


5 thoughts on “¿El celular es sinónimo de peligro?

  • el 18 agosto, 2018 a las 5:37 am
    Permalink

    En todo caso, peor que los celulares son los CDRs y ahí están todavía jodiendo al pueblo cubano por más de 50 años. El Lapón Libre.

  • el 18 agosto, 2018 a las 1:36 am
    Permalink

    Atormentado podrías estar de vivir en un pais sin libertat, con una oligarquía que vive muy bien frente al pueblo que está en la miseria, con una población con carreras universitaria que no les sirven de nada (salvo la satisfacción propia), con unas casas que se caen por falta de mantenimiento y sobre todo porla falta de futuro de una juventud que la única salida que tiene es irse de la Isla.
    Por todo esto y más tendrías que estar atormentado, no por la imbecilidad del celular, que por cierto, muy bien les iría a los del Partido que no existieran.

  • el 16 agosto, 2018 a las 11:38 am
    Permalink

    Hay otro peligro no mencionado. La estupificacion masiva y el narcisismo galopante de quienes viven para documentar sus vidas vacias con selfies a toda hora.

  • el 15 agosto, 2018 a las 10:30 am
    Permalink

    Aparte del hecho de que ninguna de las hipótesis que menciona el autor ha sido probadas, como señaló el comentarista anterior, este artículo es típico del modos operandi cubensis, metido en las vidas ajenas y expresando, tal vez sin darse cuenta, el deseo de controlarlas.
    A no ser que se trate de un uso no muy claro de la ironía, estas declaraciones son absurdas:
    “Después de saber todo esto, estoy atormentado.”
    No tiene por qué atormentarse. No use celulares y resuelto el problema. Le aseguro que no correrán sobre patas electrónicas detrás de usted para obligarlo que los use.
    ” Es imposible retirar de circulación todos los celulares del mundo”
    Y si fuera posible ¿qué autoridad tendría nadie para hacerlo? El uso de un dispositivo electrónico es una cuestión tan personal como fumar, que SÍ está probado que hace daño a los pulmones, y la gente lo sigue haciendo.

  • el 14 agosto, 2018 a las 10:03 am
    Permalink

    La segunda parte del artículo es aceptable. Pero la primera es un conjunto de hipótesis pseudocientíficas que no han logrado ser probadas. Y mira que han hecho estudios sobre el tema!!!!
    Pero bueno, así ETECSA puede justificar sus tarifas ¡Nos están cuidando!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *