Depresión y ansiedad en Nicaragua

Por Michelle Quezada

Church in San Marcos, Carazo, Nicaragua

HAVANA TIMES – He decidido hablar sobre este tema más enfocado en la población de Nicaragua, ya que en el país no le dan importancia a la salud metal de los nicaragüenses. Muchos jóvenes llegan al suicidio, porque no cuentan con el apoyo que se necesita para tratarlos. 

Las personas que hemos pasado por traumas fuertes y también por circunstancias difíciles, usualmente siempre desarrollamos estos dos tipos de trastornos. En la actualidad estos trastornos de la salud han causado más muertes que el cáncer y el sida juntos.  

Según muchas personas estas enfermedades mentales son para “llamar la atención, “es triste que no logren ver con claridad la gravedad del problema. 

Durante mi exilio me he dado cuenta de lo importante que es hablar sobre cómo nos sentimos y saber que podemos estar sufriendo padecimientos que pueden empeorar cada día, que no podemos minimizar nuestros sentimientos. 

En Nicaragua nunca me di cuenta cuán importante era mi salud mental. Pero llegué a Noruega y con eso he aprendido lo mucho que no sabemos los nicaragüenses al no tener un sistema sanitario eficiente y que realmente ponga atención a este tipo de problemas.

Invito a los jóvenes y a la población en general que nos acerquemos a alguien de confianza y hablemos sobre cómo nos sentimos. Y si están sufriendo de estos trastornos, busquen ayuda, ya sea con su familia o amigos, pero que recuerden que la salud mental es importante. 

Existen muchas cosas que podemos hacer para avanzar cada día y que esto nos ayude con estos padecimientos. Con voluntad se puede lograr. El más mínimo cambio siempre ayudará.

Lea más del diario de Michelle Quezada aquí.

Michelle Quezada

Soy una joven nicaragüense de 20 años. Me describo como una persona alegre, sociable y soñadora con metas definidas. Quiero estudiar ingeniería ambiental y también me gusta mucho el diseño de moda, dos cosas totalmente distintas. Crecí sabiendo que los sueños se pueden lograr si somos dedicados y luchadores. Mi vida ha dado unos giros inesperados; les estaré contando.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *