Pensión ¿para qué?

Mercedes González Amade

mercedes1HAVANA TIMES — Hace poco realicé una demanda de pensión alimenticia contra el padre de mi hijo. No quería, lo pensé mucho antes de decidirme, pero al final lo hice.

El juicio se realizó sin demora, ahí pude comprobar que la intención de mi demandado era evadir la responsabilidad, lo mismo que había hecho durante toda la vida. Levantó calumnias, mintió a diestra y siniestra, en fin, fue una burla para mí y, lo peor, para mi hijo.

Como muchos saben soy asistencia, es decir, el Estado me ayuda con 200 pesos mensuales, el equivalente a 8 dólares. Lo agradezco, pero la realidad es que con esa cantidad de dinero no puedo mantener en alimento, ropa y calzado a un adolescente de 14 años —73 kgs y con un pie tan grande que usa el 45—; más la que les habla. Cada día que pasa me resulta más difícil “inventar” la comida, hay días que la magia no funciona.

Cuando acudí a la justicia fue porque ya llegué al límite, me siento atada de pies y manos; durante estos 14 años, en varias ocasiones le pedí ayuda y nunca me la brindó.

En el juicio no nos pusimos de acuerdo con la cantidad de dinero que debía darle a nuestro hijo, se decidió que la jueza pondría la cantidad y debíamos esperar la sentencia en casa.

Al poco tiempo llegó dicha sentencia y me quedé asombrada, indignada, al conocer que Carlitos recibirá de su padre 80 pesos mensuales, el equivalente a 3 dólares.

Algunos amigos piensan que la ley se corresponde con los salarios que ganamos, no pueden exigir más; pero a mí eso no me consuela. Apenas puedo trabajar por mis condiciones, todo lo que hago es gratis: mi labor en la ACLIFIM, el deporte que practico, las tareas de la casa.

Tengo mucha fuerza de voluntad, pero no todos los días mi cuerpo reacciona igual, por lo que no podría tener una obligación de trabajo, alguna responsabilidad que cumplir sin fallar. Un par de zapatos para mi hijo cuesta, como mínimo, 20 dólares.

No me gusta que el niño se sienta menos que los demás por las carencias con que tiene que lidiar; el nivel de vida ha subido y los precios son más altos. Ninguna madre quiere que su hijo pase necesidades, pero eso no está en mis manos, ya hice lo que podía, creí que la pensión sería una ayuda para este problema, pero me equivoqué, solo ha traído más disgustos.

Carlitos ya no piensa en estudiar hasta la Universidad, lo que quiere es lograr algo rápido para poder trabajar; me duele, pero lo entiendo, está creciendo y ya no se conforma con lo poco que yo le puedo dar.

 

Mercedes González

Mercedes González Amade: tengo 38 años y soy discapacitada. Sobre muletas o en silla de ruedas lucho a diario en esta vida. Tengo un niño de 12 años que es mi inspiración principal y por el que lucho a brazo partido. Ocupo un cargo en la institución gubernamental que atiende a los discapacitados de mi municipio y en las tardes practico Tenis de Campo bien lejos del lugar donde vivo. Mi intención con Havana Times es contribuir a contagiar el deseo de vivir y de hacerlo dignamente, sobre todo en personas con dificultades físicas y motoras.


16 thoughts on “Pensión ¿para qué?

  • el 20 junio, 2015 a las 8:23 am
    Permalink

    Asi mismo es. Toda la vida han habido padres divorciados pobres que se matan por ir a ver a los hijos y llevarles aunque sea un jugo el domingo.

  • el 20 junio, 2015 a las 8:19 am
    Permalink

    En el tercer mundo centroamericano y bananero los policias tienen un celular con data y meten tu numero de identidad y lo mismo te quitan la licencia por llevarte la roja que por no dar la pension alimenticia. Si van a juez los obligan a visitar a los hijos.

    Esperaste demasiado. La pension es un derecho del hijo no de la madre. Por muy poco que sea ya es un 40 % más de lo que tenías, y que buena falta hace. Debierin haberle puesto una obligacion de pago retroactivo por los años que no dio nada.

    Claro, habria que ver cuanto gana el padre.

    Que vaya a la universidad y asegurense que el padre siga mandando la pension mientras el niño estudie.

  • el 15 junio, 2015 a las 12:18 am
    Permalink

    Uhmmmm…como no se sea que se case con un “gaito” y así y todo la cosa demora…

  • el 14 junio, 2015 a las 8:42 pm
    Permalink

    señor gabriel…muy loable su preocupacion…segun creo usted es español o vive en españa….deberia usted averiguar que necesitarian mercedes y su hijo para emigrar a españa,en caso de que ella quiera seguir su consejo,e informarle de tramites y requisitos….solo necesitaria ir a la embajada española y presentar su solicitud para ser aceptada???….en caso de ser aceptada y luego de llegar a la peninsula….recibira una pension inmediatamente atendiendo a su situacion de discapacitada de la cual depende un hijo menor???….recibira vivienda o algun alojamiento y escuela para su hijo ademas de facilidades o capacitacion,de acuerdo a sus capacidades, para incorporarse a alguna actividad que la ayude economicamente ???…como usted puede decir asi,tan tranqulamente,emigra a otro pais y listo…quisiera pedirle disculpas a mercedes por tomarla como ejemplo en este comentario pero me parecio tan simplon,infantil e irrespetuoso,por no decir otros adjetivos , el comentario de este señor gabriel que me parecio se merecia alguna respuesta….nuevamente una disculpa a mercedes si algo de mi comentario la pueda haber molestado….

  • el 14 junio, 2015 a las 5:21 pm
    Permalink

    Mercedes, es inexplicable que una persona pueda vivir con tan poco dinero. Deberías de emigrar a un país donde se te valorase más.

  • el 14 junio, 2015 a las 1:52 am
    Permalink

    ¡Vaya padre…! Mercy, no te angusties en exceso, que al menos “zapatones” no le faltarán a Carlitos este año…

  • el 13 junio, 2015 a las 5:12 pm
    Permalink

    Aquí en los Estados Unidos donde yo vivo, además de la licencia, te puede invalidar el acceso a la ciudadanía y a la residencia, además de que si debes años, vas preso.

  • el 13 junio, 2015 a las 12:48 pm
    Permalink

    Pero mijo, es que estas hablando de países civilizados, aquí te suspenden la licencia de conducir, cosa que es aterradora para cualquier ciudadano el no poder manejar, y para poderla re instaurar tiene que venir con todos los fondos para ponerte al día, o si no, te meten preso. Pero… Acuérdate que estamos hablando del crematorio en que esta sumido ese país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *