Otro reto que enriquece mi vida

Mercedes González Amade

mercedes 1HAVANA TIMES — Tengo poco acceso al correo, por eso me es difícil mantenerlos al tanto de los cambios que hacen mi vida más rica.

Hace unos meses, como parte de mi carrera deportiva, había ido a representar a mi provincia en una competencia de Tenis sobre silla de ruedas, allí supe que no había presencia femenina de la capital en Bádminton. Entonces, como me apasionan los retos, no lo pensé dos veces y probé suerte. El efecto de esta acción fue que logré incluirme en la preselección nacional de este deporte.

Allí se trataba de una competencia nacional, pero luego de muchos entrenamientos y la mente siempre enfocada en superarme, muy rápido pude vestir el uniforme de Cuba. El Bádminton para discapacitados es nuevo en nuestro país, por eso aún no hay muchas personas embulladas a practicarlo.

Tuve que trasladarme a otra provincia (Las Tunas) por dos meses, alejada de mi familia; entrenábamos mañana y tarde, incluso los fines de semana. No había descanso. En mi caso tenía que esforzarme el doble pues no estaba a la altura de todos los demás ya que estaba empezando a conocer el Bádminton, el hecho de no usar permanentemente la silla de ruedas era en este caso una desventaja.

Otro inconveniente fue que, poco tiempo antes de irme a Las Tunas, tuve una fractura en el metatarso izquierdo. Como ya sabrán, la lesión no me hizo cambiar de idea, al contrario. Durante el entrenamiento debía estar sentada todo el tiempo, así que no me afectó en lo absoluto. Lo peor de todo fue alejarme de mi hijo pues soy madre soltera y estuve muy preocupada; por suerte Carlitos ya es adolescente y bastante responsable.

El alojamiento fue improvisado, aunque hubo algunos contratiempos por nuestras características motoras nos la arreglamos, entre todos nos ayudábamos. El regreso a la Habana fue agotador, 17 horas de viaje en un tren, algo horrible para personas discapacitadas, pero nuestra mayor ilusión era que si lográbamos superar esa etapa, pronto estaríamos en un evento internacional.

Mercedes González

Mercedes González Amade: tengo 38 años y soy discapacitada. Sobre muletas o en silla de ruedas lucho a diario en esta vida. Tengo un niño de 12 años que es mi inspiración principal y por el que lucho a brazo partido. Ocupo un cargo en la institución gubernamental que atiende a los discapacitados de mi municipio y en las tardes practico Tenis de Campo bien lejos del lugar donde vivo. Mi intención con Havana Times es contribuir a contagiar el deseo de vivir y de hacerlo dignamente, sobre todo en personas con dificultades físicas y motoras.


4 thoughts on “Otro reto que enriquece mi vida

  • el 18 mayo, 2015 a las 1:39 pm
    Permalink

    Que fuerza de voluntad tan encomiable la que hay en ti Meche.
    Te felicito.

  • el 17 mayo, 2015 a las 10:02 am
    Permalink

    Felicidades Mercedes. Encuentro en la actividad fisica y en el deporte la misma satisfaccion que se desprende de leer este texto. Hablanos de nuevo de los caminos de tu hijo por el deporte

  • el 13 mayo, 2015 a las 10:49 pm
    Permalink

    ¡Bravo, Mercy! Un punto a más a favor de tu lucha por superar tanto obstáculo que te ha planteado la vida. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *