Alina Sardiña y PIO TAI

María Matienzo Puerto

HAVANA TIMES — Este diario, por supuesto, es solo un pedacito de que lo que ocurrió el 2 de noviembre de 2012 (va a estar hasta el día 20 de noviembre), en La Habana Vieja, en una de las galerías de Luz y Oficio o, como otros lo conocen, el Centro provincial de Artes Plásticas y Diseño.

PIO TAI es el pretexto que un grupo de artistas/amigos nos inventamos hace cinco años para mantenernos lo más unidos posible.

Es el pretexto para que quizás me he inventado yo misma para que los artistas/amigos permanezcan en mi vida para siempre.

Esta vez es Alina Sardiña con su propuesta “Las playas de Sabina”.

El mar, los recuerdos, la familia son los motivos que una vez inquietaron a la artista/amiga quien apretó el obturador de su cámara digital sin pensar cuánto podía provocar.

El lirismo con que Alina muestra la desnudez de Sabina, su hija, inquieta toda alma creativa. Madre e hija nos regalan el mar.

Hace poco más de un año vi algunas de las fotos de esta exposición y no pude otra hacer otra cosa que soñar con esta historia para niños y niñas aún inconclusa.

“Sabina mira las nubes, se entretiene viéndolas cruzar el pedazo de cielo que le cabe en los ojos. A Sabina le gustan las nubes porque le recuerdan al mar. La espuma de las olas cuando rompen en la costa no tienen formas definidas. Las nubes tampoco.

“El mar siempre ahí, al alcance de las manos y las nubes tan lejanas. – ¿Algún día las podré alcanzar?- Le ha preguntado varias veces a su mamá y no ha obtenido una respuesta. La madre vacila, la mira y sabe que su hija no está loca, que esos sueños los ha heredado de ella.

“Un barco, una pecera con cientos de peces, a falta de tener el mar metido en su cuarto, fueron sus sueños cuando tenía la edad de Sabina. Ahora su hija sueña con las nubes que ve pasar frente a su rostro, mientras disfruta el mar”.

La vida trazó caminos diferentes para cada uno de los fundadores y PIO TAI continúa como pretexto para unir a otros artistas/amigos que llegan también para quedarse.

Aunque yo sé que las ausencias son aparentes.

Porque si todo salió tan bien es porque Tagles Heredia, Iván Rebollar, Eduardo Djiata, Aldo Morales, Nelson Ponce, Rafael Álvarez, Carlos, Elia, Luis, Gustavo, Claudia, Yrak, y otros tantos, siguen sintiéndose parte de PIO TAI.

Maria Matienzo

Maria Matienzo Puerto: Una vez soñé que era una mariposa venida de África y descubrí que estaba viva desde hacía treinta años. A partir de entonces construí mi vida mientras dormía: nací en una ciudad mágica como La Habana, me dediqué al periodismo, escribí y edité libros para niños, me reuní en torno al arte con gente maravillosa, me enamoré de una mujer. Claro, hay puntos que coinciden con la realidad de la vigilia y es que prefiero el silencio de una lectura y la algarabía de una buena película.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *