Teatro cubano hecho en la diáspora

Lynn Cruz

De derecha a izquierda Manuel, y Ernesto

HAVANA TIMES – “La República del Caballo Muerto”, obra original del argentino Roberto Espina llega a los escenarios habaneros de la mano de Coturno Teatro, bajo la dirección del cubano Ernesto Alfonso.

Las funciones acontecen en el Teatro Bertold Brecht, en la sala Tito Junco. Alfonso ha sido invitado junto a su elenco, al Festival Internacional de Pantomima que lidera la actriz y directora Maritza Acosta.

Hoy sábado a las 8:30 pm, los amantes de las artes escénicas tendrán la última posibilidad de disfrutar del espectáculo.

Radicado en Colombia desde el año 2005, Alfonso ha continuado su labor como intérprete devenido en director, tarea que emprendiera en la localidad de Guiñes, su tierra natal.

Como graduado también de Artes Plásticas en el Instituto Superior Pedagógico José Varona, Alfonso preserva la elegancia en el diseño de sus espectáculos.

Tras bregar por varios grupos en Bogotá, finalmente se armó de un equipo y lleva adelante su proyecto.

Precisión en la gestualidad, buen manejo del trabajo físico, y excelente proyección escénica, distinguen la faena de los actores Manuel Báez, Juan Sánchez y el propio Alfonso.

Manuel

La República del Caballo Muerto, a quien por cierto le cambiaron el nombre en la entrada del teatro, (al parecer está prohibido también hablar de república, y de caballos en Cuba, mucho más si están muertos) es una obra que pertenece al género del absurdo.

El poder, la iglesia, la culpa, la violencia, la retórica de los políticos, la pérdida de la individualidad, el sin sentido, son elementos que le ofrecen a este texto un carácter universal. Como aderezo, una sobria puesta en escena, marcada por una notable influencia de la pantomima y la danza, que brindan momentos verdaderamente memorables.

Es curioso cómo el argumento se presta para hacer lecturas disímiles. Cabe apuntar que hay solo tres colores en el diseño total de la obra, blanco, negro y rojo.

El sonido de un violoncelo, se convierte en un personaje más. El vestuario también tiene una dramaturgia y logra un discurso propio, más allá de la mera visualidad.

Es un espectáculo fresco y sólido. Alfonso recupera lo lúdico. Invita al público al escenario. Posee un dominio pleno del lenguaje teatral.  Sin embargo, el espectador tiene que ir armando su propia lectura, y deberá permanecer atento a una parte del montaje, absolutamente sensorial.

 

Lynn Cruz

No es el arte el que imita a la vida, es la vida la que imita al arte”, dijo Oscar Wilde. Y es que el arte siempre va un paso más adelante. Soy actriz y escritora. Para mí el arte, en especial la escritura, es un modo de exorcizar los demonios. Es algo íntimo. Sin embargo, decidí escribir periodismo porque me di cuenta de que yo no existía. En Cuba sólo tienen derecho a expresarse públicamente, las personas autorizadas por el gobierno. Havana Times constituye un ejemplo de convivencia dentro de una democracia y puesto que me considero demócrata, mi sueño es integrar la filosofía de este diario a la realidad de mi país.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

El Malecón, La Habana, Cuba. Por Brian Okiec (EUA). Cámera: Olympus E-M10MarkII

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]