La sombra de Trump y las clases cubanas dominantes

Lynn Cruz

Raul Castro y Donald Trump.  Foto de archivo: cubanosporelmundo.com

HAVANA TIMES – Cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, llegó al poder, recuerdo haber leído un ensayo de Deepack Chopra en el que alertaba que Trump representaba la sombra y que había que esperar a ver si el mundo estaba dispuesto a convivir con su sombra.

Esas palabras calaron profundamente en mí. Durante este tiempo en el poder y desde su cuenta de Twitter, el presidente estadounidense ha creado una política del rumor y el alarde. Muchas veces sus acciones no se corresponden con sus palabras, pero surten el efecto aterrador de le infant terrible, en su tercera edad. Pone a correr a todo el mundo.

Trump no es el presidente de cualquier país, sino del gran país, y su política se basa en hacer que aflore el excremento.

Su carácter compulsivo le devuelve a “América” el orgullo nacional. Eso, sumado al crecimiento de la economía, aumenta la simpatía, especialmente de aquellos que padecen bajo el ciclo vicioso de la pobreza, que generan las clases dominantes. Existen muchas posibilidades de que Trump resulte ganador durante su reelección. Suerte que solo le permiten un segundo mandato.

Algo similar a este fenómeno trumpista ocurrió en Cuba durante los primeros años del triunfo revolucionario, solo que las clases dominantes de forma ligera, y en tono hasta jocoso esperaban qué sería lo próximo que diría el “loco” de Fidel Castro, cada mañana en las noticias.

En los 60 también ocurrió un éxodo masivo, protagonizado por la burguesía cubana. Estos pensaron sería más prudente esperar desde lejos el final de la histeria revolucionaria. Con esa decisión, automáticamente despojaron a la Isla de su oposición política. Fue definitorio en cuanto al hecho de que el poder cayera en las manos de un solo hombre. Por supuesto, la existencia del antiguo campo socialista conspiró a favor también de la Revolución cubana.

Esta primera migración fue la creadora de Miami. Al ser la vieja clase dominante, hablaba inglés, muchos de ellos desde Cuba tenían negocios con empresas estadounidenses, de modo que con ese patrimonio y en un momento donde era más fácil levantar un capital, se adueñaron del poder político en la Florida, que es lo mismo que el económico, pues estos deciden a quiénes apoyan durante las elecciones.

Ahora bien, se sienten expropiados, víctimas del castrismo. No son los únicos, sobran los ejemplos de las tragedias en el mar, tratando de escapar del infierno socialista y alcanzar la ayuda de un refugiado en USA. 

Mi visión es que en estos 60 años ha perdido la mayor parte del pueblo cubano, especialmente la generación que hizo la Revolución y se entregó con honestidad al proceso. Hoy cuentan con una jubilación absurda. Ese es el castigo a los que en aquellos momentos apoyaron al Fidel Hood que les robaba a los ricos, para dárselo a los pobres.

Pero quien tiene la razón es quien tiene el poder, así de simple. Los que gobiernan en Cuba se escudan en las sanciones del embargo. Los de la Florida no quieren aceptar su fracaso, haber minimizado a Castro.  Se sabe que para llegar a ser presidente en USA, como es el caso de Trump, antes hay que contentar al exilio cubano. Por esa razón, la situación que padece el pueblo cubano depende del duelo entre la familia Castro y la primera migración de cubanos.

Lynn Cruz

No es el arte el que imita a la vida, es la vida la que imita al arte”, dijo Oscar Wilde. Y es que el arte siempre va un paso más adelante. Soy actriz y escritora. Para mí el arte, en especial la escritura, es un modo de exorcizar los demonios. Es algo íntimo. Sin embargo, decidí escribir periodismo porque me di cuenta de que yo no existía. En Cuba sólo tienen derecho a expresarse públicamente, las personas autorizadas por el gobierno. Havana Times constituye un ejemplo de convivencia dentro de una democracia y puesto que me considero demócrata, mi sueño es integrar la filosofía de este diario a la realidad de mi país.

17 comentarios sobre “La sombra de Trump y las clases cubanas dominantes

  • Cuando se toma como referencia para hacer un análisis político con pretensiones de seriedad a alguien como Depak Chopra, de verdad que solo puede salir algo tan maniqueo y simplista como este post. Es como pretender analizar seriemente las relaciones matrimoniales tomando como referencia a Corín Tellado.

    Respuesta
  • Le emigracion de cubanos en los 60 no fue la culpable de que se acabara la oposición sino más bien su consecuencia. Fueron los fusilamientos de los más fuertes opositores a la revolución y el apoyo popular casi absoluto por parte del pueblo. Es infantil comparar a Trump, que es un charlatan a Fidel, que pasaba del dicho al hecho con solo un antojo personal.
    Por otro lado, Cuba no es el ombligo del mundo. El cubano ya no tiene a Cuba como tema de campaña. Todos la han utilizado como promesas vacías . El trabajo y la seguridad del país son los pilares para que alguien gane, ya sea demócrata o republicano y aquí estos últimos se llevan la ventaja

    Respuesta
  • Jorge Alejandro claro que la Revolución fue populista como también fue frívola la burguesía Cubana, como también es simplista el que defiende la política de asfixia económica de Trump a los pueblos venezolano, cubano y nicaragüense cuando está claro que quienes deciden en el mundo de hoy no son los políticos sino las transnacionales. Estamos atrapados en esos esquemas. Eso es los es Cuba y su política un gran culebron atrapado en las manos de unos pocos. Si comparo a Trump con Fidel Castro porque ambos son populistas. Y es simplista también el que no entienda que es Cuba hoy sino un país habitado por personas de clases que emergieron después de 1959.

    Respuesta
  • ¿»política de asfixia económica de Trump a los pueblos venezolano, cubano y nicaragüense «? Vamos de mal en peor… Y rematas comparando a trump con F Castro. Debías empezar para que esto se ponga aunque sea medianamente serio citando cuántas libertades individuales y derechos inalienables les ha violado Trump a sus ciudadanos, y después mirar a tu alrededor.. Hay cosas que no se comparan porque exista algo llamado «realidad empírica» que no cree en discursos maniqueos. Y así hablas de «simplismo»

    Respuesta
    • Trump ha hecho algunas cosas que están bien.

      Pero su carácter es fatal. Es un bully y un poco payaso. Trumpoloco. En efecto, se mete en peleas con todo el mundo (no solamente com países, con actores, periodistas, con cualquiera que le diga ji, aunque sea Juan de los Palotes) Sigue creyéndose el presentador de ¨The apprendice¨ que grita You are fired! a diestra y siniestra.

      Y lo que es peor: todo lo hace girar en torno a su persona. Se cree un iluminado que va a salvar al país y sus seguidores sienten por él veneración y no admiten la menor crítica. Ya esa película yo la vi. No me interesa volverla a ver.
      —-
      Sobre el otro, plagiador, demagogo y cantamañanas no me animo a escribir

      Respuesta
  • Ah entonces ves muy democrático todas las medidas a los estadounidenses que lo limitan a viajar a Cuba. Vaya respeto a las libertades además siempre he sabido que solo se compara lo comparable. Compare a Trump con Fidel Castro porque en esencia son políticos populistas, uno de izquierda otro de derecha. Pero comparar a Cuba con Estados Unidos eso si que es poco serio de tu parte Jorge Alejandro, no se compara a un país rico con uno pobre, porque no hay comparación, son dos universos que coexisten al margen uno de otro.

    Respuesta
    • Lynn:

      Todavía no he visto un repudio generalizado de la sociedad norteamericana a la Ley del Comercio con el Enemigo, por ejemplo, que limita los viajes y los negocios con más de un país, bajo el argumento de que vulnera las libertades civiles de los ciudadanos. y, por favor, «falacia del hombre de paja» conmigo, no. Yo no comparé países, comparé gobernantes, pero, si quieres comparo: Yo tengo un presidente (con todos los defectos que quieras) elegido democráticamente; tú, no. Y esto no es cuestión de riqueza o pobreza, yo gozo de libertades y derechos que tú no has disfrutado nunca en Cuba, y no porque Cuba sea pobre. Hay países pobres que en cuanto a libertades y derechos son mucho más ricos que Cuba.La pobreza de Cuba es consecuencia y no causa; y no es consecuencia de la política de EEUU, pues al fin y al cabo, tu sufres la misma falta de libertad, las mismas carencias y la misma dictadura que sufrías antes de que llegaran los cruceros y los turistas americanos ¿O no ? La pobreza y el desastre cubano son culpa de tu gobierno.

      Respuesta
      • Jorge Alejandro:
        Hablar de libertad es hablar en abstracción por qué porque a muy pocas personas en el mundo les interesa la libertad, entre ellos, la prensa, los artistas, los políticos y por último el pueblo, este último solo la percibe cuando alguna de estas antes mencionada falla. Por supuesto, es importante la responsabilidad en la sociedad, por ejemplo de la prensa y los artistas, pues estos tienen mayor libertad de expresión que el resto de las personas. Además comparten el espacio público. Si te digo que me he sentido presa en Cuba es una mentira, he dicho lo que he querido en el momento que lo he sentido, pero eso es porque mi mundo es el arte y no me importa asumir las consecuencias de mis actos, las enfrento con madurez. Si yo fuera negociante, ahí sí tendría problemas, o médico, o etc. Que me han dado palos, en el sentido más simbólico de la frase, es cierto. Ahora bien, la libertad en USA, donde al parecer vives, depende de cuánto puedas pagar. Ir a una universidad significará endeudarte sino cuentas con una herencia o un apoyo enómico. El capitalismo de hoy en USA no es ni el de los años 50 ni el de los 70, hoy se vive para pagar las cuentas y darse algún que otro gusto. Por supuesto se vive mejor que en Cuba, eso no te lo discuto. Por otra parte, en USA tampoco se puede elegir directamente a un presidente.

        Respuesta
        • «la libertad en USA (…) depende de cuánto puedas pagar»

          ¿ De verdad ? A mí nadie me puede botar del trabajo por estar o no de acuerdo con Trump o el presidente que sea; a mí nadie me puede venir a la casa a hacerme un acto de repudio; yo tengo total libertad de manifestación, acceso total a la prensa mundial, la radio, la tv y la internet; yo puedo votar al partido que quiera. En Usa no se pone un presidente a dedo. Mis derechos y libertades civiles se respetan. y no soy, ni rico ni millonario. Lo de la universidad, ¿Te sigues creyendo el cuento de que en Cuba o en cualquier otro lugar es gratis? Mi hijo va a Harvard College, y yo no tengo que pagar nada, pero no digo que es gratis, pues otro u otros lo pagan. Yo no sabía que en Cuba tenían la lámpara de Aladino.

          Respuesta
  • …Se sabe que para llegar a ser presidente en USA, como es el caso de Trump, antes hay que contentar al exilio cubano…
    En realidad no es así. El presidente Trump perdió las elecciones presidenciales en el condado de Miami .

    Respuesta
    • Así es, pero la lengua puede decir lo que primero se le ocurra. Lo importante es decir algo.

      Respuesta
  • La Florida es mucho más grande que Miami Ernesto.

    Respuesta
    • Afirma lo que le he comentado Lynn.

      En efecto, Miami es una pequeña parte del sur de la Florida . No sé si usted ha recorrido el estado , yo si . Lo que sucede es que los dos únicos asentamientos de cubanos americanos que se puedan considerar importantes en el estado están en Miami y en Tampa , aunque en realidad el segundo no es lo suficientemente extenso para tener peso en elecciones y generalmente votan demócrata. El único asentamiento con un por ciento de población que pudiera ser influyente es el de Miami , condado en el que el Presidente Trump perdió , lo que quiere decir que ni el exilio histórico ni el no histórico tuvieron influencia en las últimas elecciones presidenciales.

      Respuesta
  • Ernesto: pero que haya perdido no quiere decir que no sea importante, por algo Trump está tan preocupado por los asuntos de los cubanos, porque quiere ser reelegido. Me vas a decir que políticamente la Florida es despreciable? No, para ningún gobernante.

    Respuesta
  • Jorge Alejandro conozco muchas otras historias de personas cercanas que arrastran una deuda enorme por haber estudiado en la universidad. En Estados Unidos como en todas partes existe censura, conozco a una académica de la universidad de Ithaca a quien botaron por escribir un ensayo sobre los musulmanes. Hablar de un presidente en USA no es importante porque no son ellos quienes dan la última palabra. El tabú en Cuba son los políticos, como en otras partes como USA para por ejemplo con el sexo, por eso surgió un movimiento como el ME TOO. Lo que quiero decir es que las libertades son cuestionables en todas partes, que en Cuba hay totalitarismo es cierto y que hay signos de destotalitarización también está pasando. No puedes seguir solo a la prensa amarillista, hay que ver el conflicto desde toda su complejidad.

    Respuesta
    • Lynn:
      La «deuda» que adquiere el que se gradúa en Cuba es mayor que la que adquiere cualquiera en otro país del mundo, pues además de ser eterna, no solo incluye dinero, sino libertades y derechos inalienables que se violan impunemente, La censura que puede darse en una universidad de EEUU, ejercida la mayor parte de las veces por grupos radicales de izquierda ( Y te puedo poner no solo un ejemplo, sino varios), no es lo mismo que una política de estado con leyes mordaza y que peneliza todo disenso, que es lo que pasa en Cuba. Decir que existe un tabú con los políticos en EEUU demuestra una ignorancia sobre la sociedad norteamericana que deberías solucionar ya. En EEUU ningún político es intocable. En cuanto a la «destotalitarización» en Cuba, creo que la constitución aberrante que acaban de aprobar habla por sí sola.

      Respuesta
  • Claro que la Florida es importante , de los «swing states» es uno de los que más votos electorales proporciona (si no el que más). Pero volvemos a lo mismo , no fue el voto de los cubanos americanos (exilio histórico) el que le dio el estado al presidente Trump. Lo que sucede es que cada gobernante tiene asesores en relación a los diferentes temas. Del mismo modo que el presidente Obama ( que ganó sus dos elecciones en Miami Dade , o sea que el exilio cubano voto por Obama ) y fue asesorado por exiliados cubanos en tomar una dirección de acercamiento hacia Cuba, que a propósito fue muy generosa ,ahora Trump es asesorado en otra dirección. Así es la democracia cada vez que cambia un gobierno unos se benefician y otros no . Una relación cíclica en la que al final funciona en favor de todos. En lo personal creo que Cuba debió haber tomado con más seriedad el proceso de acercamiento durante el periodo del presidente Obama , quizá sería hoy situación muy diferente.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Cine en Rafael Freyre, Holguín, Cuba. Por Marek Byra, Canadá. Cámera: Samsung Sm

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com