El miedo al cambio en Cuba

Lynn Cruz

HAVANA TIMES – Desde que asumí como filosofía de vida el hecho de enfrentarme a mis propios miedos externos (en este caso al sistema socio-político en Cuba), he sentido cómo muchas personas queridas y conocidas proyectan su temor al cambio, percibiéndome como una enemiga.

Podría decir que la pregunta: ¿hasta dónde tú quieres llegar? es la que más recientemente me manifestaba una persona muy cercana a mí.

La verdad tuve que pensar unos segundos antes de responder, por tratarse de un ser querido. Tuvimos un diálogo acalorado a través del chat. Ella me hablaba de que los opositores no llegarían a ningún lugar.

Me quedé pensando, pues ella me percibe como una opositora, y yo simplemente pienso de mi misma que soy libertaria y amante de la justicia social.

Paradójicamente, esa fue la educación que recibí en las escuelas cubanas, o sea, que según su criterio y a lo mejor el de muchos, ser fiel a las ideas martianas que dieron origen a la Revolución cubana, hoy en Cuba me convierte en opositora.

Es que, en efecto, la humanidad olvida muy pronto, y los que antes fueron víctimas, se convirtieron en victimarios.  Es como el ejemplo que puso el desaparecido Rafael Alcides en el documental Nadie, de Miguel Coyula, cuando se refiere a que la mayoría de los generales de las guerras de independencia, después se convirtieron en ladrones.

Muchos de los que hoy se encuentran en el poder, maltratan e ignoran la esencia misma de lo que originó la lucha armada contra la tiranía de Fulgencio Batista, pues, para la mayoría, eso es solo historia.

La conocida generación histórica de rebeldes aún retiene como máximas sus motivaciones de antes, y para ello congelaron nuestras vidas en aquel instante en que sus ideas chocaban con el rumbo que estaba tomando el país dirigido por Batista.

Hoy a los cubanos solo se nos permite el derecho de criticar el pasado.  Se sigue postergando el diálogo, y la confusión domina al pueblo. Aquellos que perciben como amenaza a quienes se arriesgan a alzar su voz, en realidad están proyectando su propio temor al cambio.

Muchos argumentan que este régimen sostiene dos pilares indispensables en toda sociedad: “La salud y la educación gratuitas”, que mientras esos aspectos tan sensibles constituyan la base del discurso político, el pueblo seguirá apoyando al Gobierno.

Cada día se derrumban las llamadas conquistas, y los cubanos sienten la vulnerabilidad. Justamente en momentos de enfermedad, se puede ver el verdadero rostro del sistema.

Por eso es importante el pensamiento crítico, y de vital importancia el papel del intelectual y del artista dentro de la sociedad. Citando nuevamente a Alcides en Nadie: “El artista es un profeta y, al mismo tiempo, un iluminado, documenta a su tiempo”.

Y para aquellos que con su silencio apoyan las injusticias, porque temen al porvenir de Cuba, no tienen nada que lamentar, porque no se trata del futuro, en efecto, ya todo cambió. Ya no se trata de una dictadura comunista, sino una dictadura del dinero en las manos de unos pocos.

Lynn Cruz

No es el arte el que imita a la vida, es la vida la que imita al arte”, dijo Oscar Wilde. Y es que el arte siempre va un paso más adelante. Soy actriz y escritora. Para mí el arte, en especial la escritura, es un modo de exorcizar los demonios. Es algo íntimo. Sin embargo, decidí escribir periodismo porque me di cuenta de que yo no existía. En Cuba sólo tienen derecho a expresarse públicamente, las personas autorizadas por el gobierno. Havana Times constituye un ejemplo de convivencia dentro de una democracia y puesto que me considero demócrata, mi sueño es integrar la filosofía de este diario a la realidad de mi país.


9 thoughts on “El miedo al cambio en Cuba

  • el 4 octubre, 2018 a las 9:42 am
    Permalink

    Ya la eduacion y la salud gratuita dejaron de ser un paradigma socialista en el mundo, la mayoria de los paises economicamente y politicamente estables cuentan con educacion y salud gratuita, aun cuando exista una privada, por eso es que el cuento a los funcionarios gubernamentales en Cuba se les traba, por eso les conviene solo citar a los EU sin quitar la mira de ahi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *