El Científico Ariel Ruiz Urquiola: “Un Objetor de Conciencia”

Lynn Cruz

El respeto por parte de las autoridades de los derechos humanos es  esencial para el buen funcionamiento de la sociedad, pues teniendo en cuenta que cada ser humano ha conferido al Estado el ejercicio de la soberanía en su representación, es necesario garantizar que las decisiones que el Estado tome, permitirán que el hombre viva con libertad y dignidad.

Declaración Universal de los Derechos Humanos

Ariel Ruiz Urquiola

HAVANA TIMES – Ariel Ruiz Urquiola, un científico que ejerció como profesor en la Universidad de La Habana, de donde fue expulsado por sus ideas, salió a la luz pública luego de protagonizar su primera huelga de hambre, como forma de protesta dada la falta de medicamentos para curar el cáncer de su hermana Omara Ruiz Urquiola.

Ante la indolencia por parte del personal de Salud del Instituto Nacional de Radiología y Oncología (INOR), ubicado en la ciudad de La Habana, Ariel se apareció con un cartel donde decía Trastuzumab,  nombre del anticuerpo monoclonal que le debe ser suministrado a Omara cada 21 días en dicho centro.

Puesto que es un medicamento costoso, desde el año 2005 ellos batallan para que no les priven de su derecho. Esa lucha que data de hace 13 años, terminó con el encarcelamiento de Ariel, tras un juicio amañado con un delito fabricado: “Desacato”.

Ariel pasó 16 días en huelga de hambre y sed, como protesta a su encarcelamiento injusto. Si se pudiera, el debería demandar al Estado por el daño que padeció su cuerpo durante dos semanas de inanición, frente al cual no aparecen responsables ni culpables.

La injusticia provocó olas de protestas en las redes sociales, y figuras de la oficialidad como el trovador Silvio Rodríguez se pronunciaron a favor de su libertad.

La solución que encontró el Gobierno cubano, ante la metedura de pata, fue liberarlo bajo un anómalo estatus: “Licencia Extrapenal”, fundamentado por un supuesto síndrome afectivo depresivo ansioso, sin que exista un reporte o dictamen médico que sostenga la mentira.

Sin embargo, y como prueba del engaño, consta el resumen de historia clínica al egreso de Ariel del Hospital Provincial Abel Santamaría, en Pinar del Río, fechado el 3 de julio, día después de su liberación. El Doctor Armando Martínez Fábregas expresa detalladamente la evolución del paciente y en ningún momento se menciona que Ariel padezca o haya sufrido el síndrome durante ese tiempo.

En períodos de confusión lo mejor es aclararse. Este Doctor en Ciencias Biológicas ha derivado en objetor de conciencia, figura que surge vinculada a criterios religiosos, que incluso hasta hoy persisten. Los cristianos del primer siglo rehusaron servir en las legiones del ejército romano, ya que consideraban ese servicio contrario a sus creencias.

Ariel se opone al cumplimiento de un deber jurídico (las exigencias de la supuesta “Licencia Extrapenal” que resulta incompatible con sus convicciones morales. Es un sujeto que no puede convivir con la mentira.

Antes se negó a firmar una carta que enmascaraba una supuesta agresión del imperialismo yanqui, pero que en verdad justificaba el fusilamiento de tres jóvenes raptores de una lancha que cruza la bahía de La Habana, con la finalidad de abandonar el país. Esa acción motivó la expulsión de Ariel de su trabajo como científico.

Se trata de su derecho a elegir la preservación de lo más valioso que existe para él, su mundo interior.  Luego, su recorrido ha continuado desde una posición que se basa en pensamientos humanitarios y pacifistas, incluido un hecho tan personal como continuar peleando por la vida de su hermana y con ello generar conciencia en los pacientes que padecen de la misma enfermedad.

Su actitud no es un mero capricho o pensamiento fantástico, sino una decisión adoptada con toda seriedad en la lucha por el conocimiento de lo éticamente justo.

Lynn Cruz

No es el arte el que imita a la vida, es la vida la que imita al arte”, dijo Oscar Wilde. Y es que el arte siempre va un paso más adelante. Soy actriz y escritora. Para mí el arte, en especial la escritura, es un modo de exorcizar los demonios. Es algo íntimo. Sin embargo, decidí escribir periodismo porque me di cuenta de que yo no existía. En Cuba sólo tienen derecho a expresarse públicamente, las personas autorizadas por el gobierno. Havana Times constituye un ejemplo de convivencia dentro de una democracia y puesto que me considero demócrata, mi sueño es integrar la filosofía de este diario a la realidad de mi país.


7 thoughts on “El Científico Ariel Ruiz Urquiola: “Un Objetor de Conciencia”

  • el 27 octubre, 2018 a las 10:30 am
    Permalink

    ¿Ustedes? ¿”Paraíso perfecto”? Prefiero seguir pensando que se trata de “perversión regional” y ahora le añado, “inducida”.

  • el 27 octubre, 2018 a las 8:13 am
    Permalink

    porque pqrq ustedes el “paraiso perfecto” es allí.

  • el 24 octubre, 2018 a las 1:23 pm
    Permalink

    Estaría de acuerdo si mencionara a los enfermos que necesitan medicamentos. ¡Y punto! Pero no, tiene que nombrar y dar cifras de los enfermos de Estados Unidos de Norteamérica. ¿Y por qué no hacer referencia directa a los enfermos de China, los de Uzbekistán, los de Argentina, los de Palao, los de Rusia, los de Vietnam, los de Siria, los de Francia, los de Cuba, los de Venezuela y los de Guatemala que igualmente a los enfermos de Estados Unidos, necesitan medicamentos? ¿Idolatría con los enfermos americanos o perversión regional?

  • el 24 octubre, 2018 a las 1:03 pm
    Permalink

    Salario promedio en la Isla: 25 dólares.
    Costo de educación por mes: 7% (y es elevadísimo el estimado que hago) equivalente a $1.75 dólares por mes.
    Meses del curso escolar en Cuba: 9, multiplicado por el costo mensual d la educación: $ 15.75 dólares anuales.
    Costo anual de $15.75 multiplicado por los 13 años de estudios hasta alcanzar el diploma Universitario: $204.75 dólares.
    ¡TIENEN LA FÓRMULA MÁGICA PARA ESA EDUCACIÓN TAN POCO COSTOSA! ¡Compártanla!
    (Vamos Jorge, anímese a pensar cómo es posible el “costo de esa educación” si no fuera por la explotación a que son sometidos los trabajadores pagándoles míseros salarios)

  • el 21 octubre, 2018 a las 10:30 am
    Permalink

    De donde sale el dinero para costear la educación en Cuba?.Del trabajado de su población.El gobierno paga un aproximado de 25 dólares mensuales y se apropia del resto del salario de los cubanos y después dicen que la educación y la salud son gratis, jamas se ha visto estafa mayor

  • el 19 octubre, 2018 a las 8:28 am
    Permalink

    Creo que este científico debía hacer un llamado a todos los que en el mundo necesitan un medicamento y no lo tienen para hacer una propuesta. En E.U. serían unos 40 millones aproximadamente

  • el 17 octubre, 2018 a las 8:50 pm
    Permalink

    Lynn Cruz, lo primero que debías hacer para que tengas toda la moral para criticar el sistema político y social de Gobierno en Cuba, de obreros y campesinos y demás trabajadores e intelectuales y profesionales es pagar los costos de tu educación que te permitió alcanzar la calificación y cultura que hoy tienes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *