Educación gratuita con payasos y reggaetón

Lynn  Cruz

HAVANA TIMES – Desde hace mucho tiempo se habla de las letras de reggaetón. Recuerdo el famoso video que un abuelo subió a youtube,  donde su nieto pionero se remeneaba encima de una niña como un adulto, al ritmo estridente de ese género musical.

Enfrente de mi casa, y también del Ministerio de Cultura, se encuentra la escuela primaria Unión Internacional de Estudiantes, que irónicamente tiene una foto gigantesca del Che Guevara colocando ladrillos, durante su construcción en el año 1961: “Año de la Educación”. Dos o tres viernes del mes, y en horario escolar, en dicho centro se realizan cumpleaños, en los que los padres más acaudalados contratan payasos, adornan el patio, y hasta en ocasiones, alquilan aparatos inflables.

Eso, además de restregarles el lujo a los menos aventajados económicamente, constituye una deformación. Por otra parte, la música estridente del reggaetón, no solo molesta a la comunidad, sino que forma parte de las festividades en las escuelas primarias.

Hace poco una de las vecinas del edificio donde vivo llamó por teléfono a Xiomara Vázquez,  directora de dicho centro, para quejarse del ruido. Vázquez respondió a la defensiva, arguyendo que los niños estaban en una actividad pioneril, que ellos no ponen reggaetón, o sea, le mintió soberanamente sobre un hecho, que con asomarse al balcón bastaba para presenciar. Llegó incluso a decirle a mi vecina: ¿Y usted lo escucha desde el cuarto piso?

Lo curioso es que, por lo general, esas conmemoraciones comienzan con canciones infantiles que compiten en mal gusto con la monotonía del reggaetón, como si a los niños no se les pudiera educar escuchando música clásica, por poner un ejemplo.

Los payasos contratados, además, no parecen profesionales. Lucen más bien como bufones, y gritan aun cuando hablan a través de un micrófono. Todo ese anacronismo provoca una distorsión, a la vez que una lectura rarísima, sobre cuáles son las bases educacionales en Cuba hoy.

El empeño del Gobierno en mantenerse a la larga ignora o maltrata la esencia de la formación de valores. Los niños pasan la mayor parte del día dentro de las escuelas, por tanto, el régimen tiene una gran responsabilidad en cuanto al futuro, sin embargo, eso no parece preocuparle.

Claro, si se censurara todo lo que debe ser censurado, en vez de a los artistas y la prensa solamente, probablemente el país colapsaría.

Lo que ha sucedido recientemente con el incremento de la censura es que el Gobierno ha visto retratado su lado más oscuro por la prensa independiente y por sus artistas.

En el documental Censurado Nadie, de Miguel Coyula, el poeta Rafael Alcides, su protagonista, expresa que la doble moral en Cuba enseña a los niños a falsificarse a muy temprana edad, de esa forma pierden muy rápido la inocencia.

A partir de la década de los noventa, y del eufemismo de llamar a aquellos años de crisis tremenda “Período Especial”, comenzó el viaje de deterioro social, que enfrenta hoy la nación.

Tal vez la inercia de las maestras, y de la propia Vázquez, al no saber bien cómo lidiar con las diferencias económicas o  a causa de que el personal educador no vive de su salario, sino de las prebendas de los padres aventajados, o la falta de oportunidades de esparcimiento y acceso a los lugares de consumo, sean algunas de las razones por las cuales se asume esa conducta permisiva y deformadora.  ¿En qué lugar de prioridad se encuentra la educación hoy, como motor impulsor de las futuras generaciones?

Lynn Cruz

No es el arte el que imita a la vida, es la vida la que imita al arte”, dijo Oscar Wilde. Y es que el arte siempre va un paso más adelante. Soy actriz y escritora. Para mí el arte, en especial la escritura, es un modo de exorcizar los demonios. Es algo íntimo. Sin embargo, decidí escribir periodismo porque me di cuenta de que yo no existía. En Cuba sólo tienen derecho a expresarse públicamente, las personas autorizadas por el gobierno. Havana Times constituye un ejemplo de convivencia dentro de una democracia y puesto que me considero demócrata, mi sueño es integrar la filosofía de este diario a la realidad de mi país.


3 thoughts on “Educación gratuita con payasos y reggaetón

  • el 20 abril, 2018 a las 12:25 am
    Permalink

    El deterioro social en Cuba era ya notorio y comenzó muchísimo antes del periodo especial.

  • el 19 abril, 2018 a las 6:34 pm
    Permalink

    el motor cubano va detrás como en los polaquitos, hace mucho ruido, tiene poca fuerza, consume mucho, contamina y a fin de cuentas solo camina bien loma abajo… suerte con los frenos y no te olvides que las gomas están lisas y el pavimento mojado justo ahora que viene la curva..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *