Coyula y Porno para Ricardo

Lynn Cruz

Porno para Ricardo en una escena de Corazon Azul

HAVANA TIMES – El pasado sábado filmamos una nueva escena del filme Corazón Azul, de Miguel Coyula. Esta vez nos trasladamos hacia el municipio capitalino de Playa, donde se encuentra ubicada la Paja Recol, estudio de grabación y residencia de Gorki Águila, líder de la agrupación de punk- rock, Porno para Ricardo.

Es increíble cómo se ha naturalizado el hecho de que esa banda no pueda tocar dentro de la Isla. 

Como cualquiera de su género destripa cuanto tabú o convención social exista. A esos músicos les sirve todo: sexo, Fidel Castro, un agente de la Seguridad del Estado, un funcionario o hasta la delirante figura de un delegado de circunscripción, cargo que en realidad alude a un alcalde.

Mejor no caer en su lengua, me decía un amigo. Lo cierto es que por primera vez vi a este grupo en vivo. Repetían el mismo fragmento del tema Tipo Normal, elegido por Coyula para una escena de la película.

Una energía desbordante y el especial carisma de Águila, junto a Renai Kayrus y Yimel García inundaban la sala de chispa.  En mi mente solo estaba la pregunta: ¿qué pasa en este país?

Aun no puedo entender cómo a estas alturas solo conocía el trabajo de ellos, a través de memorias flash, estando a solo unos minutos de mi casa.

¿Cómo es posible que los cubanos y cubanas no puedan ver a estos tres músicos que solo pueden hacer ensayos porque el Gobierno cubano les impide tocar?

El país se ha ido vaciando. Lo que quedan son formas equivocadas. No hay razón para que estos músicos sigan confinados a la habitación de un apartamento.

El arte no tiene sentido si no puede ser mostrado. A estas alturas no sabríamos qué fuera esta banda de haber gozado de libertad. 

Tienen humor, intensidad, originalidad. Mientras conversaba con Gorki sobre la impresión que me habían causado, él desde su sencillez me decía: “Si tú supieras, a mí me han dicho eso, que lo que les gusta es vernos tocar”.

Me contó también que cuando les era permitido dar conciertos, ellos siempre pensaban en el espectáculo. En una ocasión mostraron al inicio una guitarra, y le dijeron a la audiencia: “Esta guitarra soviética debe morir”.

Porno para Ricardo en una escena de la película Corazón Azul.

Poco a poco los fueron apartando, y ellos terminaron radicalizándose. La agrupación, que llegó a su XX aniversario, trae el signo trágico de adelantarse a su tiempo.

En verdad, son los misioneros del destiempo, pues la realidad de Cuba quedó marcada por la nefasta década de los 90. Y en 1998, se organiza Porno para Ricardo.

O sea, Gorki, Kayrus y Ciro Díaz Penedo, también fundador, ya estaban en el futuro. Cantaban desde el pasado a la Cuba post.

Nadie antes dentro de la Isla se había atrevido a burlarse de Fidel Castro como lo hicieron ellos. Eso es significativo, pues uno de los primeros cambios que hizo Castro en la prensa, fue eliminar el humor político.

La Revolución tenía que ser seria. El cine de Coyula tiene una especial conexión con esa banda. Es muy notable en sus filmes Memorias del Desarrollo (2010) y Nadie (2017).

Ahora en Corazón Azul, no solo se unen en energía, sino que parte de la banda sonora del filme es de Porno para Ricardo, y también aparecerán tocando en un canal de televisión, creado dentro de la dramaturgia de la película.

Poco a poco se irá armando el rompecabezas del mundo verdaderamente underground y alternativo dentro de la Isla. La cárcel, persecución, represión son constantes para la mayoría dentro de ese universo que gravita en los márgenes no de la ciudad, sino del establishment político del museo del socialismo cubano.

 

Lynn Cruz

No es el arte el que imita a la vida, es la vida la que imita al arte”, dijo Oscar Wilde. Y es que el arte siempre va un paso más adelante. Soy actriz y escritora. Para mí el arte, en especial la escritura, es un modo de exorcizar los demonios. Es algo íntimo. Sin embargo, decidí escribir periodismo porque me di cuenta de que yo no existía. En Cuba sólo tienen derecho a expresarse públicamente, las personas autorizadas por el gobierno. Havana Times constituye un ejemplo de convivencia dentro de una democracia y puesto que me considero demócrata, mi sueño es integrar la filosofía de este diario a la realidad de mi país.


3 thoughts on “Coyula y Porno para Ricardo

  • el 14 agosto, 2018 a las 1:49 pm
    Permalink

    Gracias Lapón Libre. Ratifico que el mayor valor de esa banda reside en verlos tocar. Son increíbles

  • el 14 agosto, 2018 a las 1:14 am
    Permalink

    Muy bonita e informativa crónica, Lynn. Ya comenzaba a extrañarlas. No quiero polemizar con nadie, pero pienso que; ahora mismo; no se trata de quién tiene talento o es un mediocre. Sinó de quien tiene “lo hay que tener” -que a tantos nos falta- para hacer el responsable y serio trabajo de denuncia que hacen todos estos artistas con formaciones y estilos tan diferentes. Podrá (o no); gustarme la obra de Gorki y su “Porno para Ricardo”, pero lo que sí no se puede negar; es que se han ganado un sito de honor en la historia cubana del lado de los valientes, quienes les dijeron a la dictadura en su cara y en los “tiempos del cólera”; lo sucia, baja, abusiva y cruel que es. Por solo ese -aparentemente simple- acto de rebeldía y valor. Ya se ganan todo mi respeto. El Lapón Libre.

  • el 13 agosto, 2018 a las 5:54 pm
    Permalink

    Inmenso el talento de Coyula ,inmensa la mediocridad de Gorki

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *