¿Tendrá Cuba un futuro socialista?

Luis Rondón Paz

En el centro de Praga.
En el centro de Praga.

HAVANA TIMES — El breve tiempo que estuve en la República Checa me permitió conocer otra realidad de la historia del Comunismo. La ironía del resultado de mi investigación en la ciudad de Praga, concluye que Cuba está transitando por el mismo camino que ella en el pasado siglo, pero con la diferencia de que ni a corto ni mediano plazo alcanzará el nivel de desarrollo social ni económico alcanzado por la nación checa.

Además, considero que cuando se produzca el cambio en Cuba, es inminente el riesgo de que un proyecto social que por tantos años se esforzó por garantizar educación, instrucción, cultura cívica, sentido de pertenencia, ética, conciencia social y moral, quede reemplazado por anti-valores que construirán al régimen neo-capitalista más salvaje que los contados en  los libros  de Economía Política de los años 80.

Desde que tengo uso de razón sospeché que algo andaba mal en cuanto al modo de producción y dirección de los procesos de producción de mi país, independientemente de las dificultades condicionadas por el bloqueo externo.

Sin embargo, creo que al interior de Cuba, la burocracia, el poco sentido práctico, la enajenación de muchos funcionarios públicos que no son objetivos a la hora de dirigir y tomar decisiones, condicionados por la paranoia, el miedo, la nula transparencia y la resistencia al cambio, han constituido un bloqueo interno que poco a poco conduce al país a la frustración del sueño de justicia social, democracia participativa que sostuvo la tesis por el cual la ciudadanía con el liderazgo de Fidel Castro el primero de enero de 1959 derrocó una dictadura títere que tanto daño hizo al pueblo cubano el pasado siglo.

Hoy siento con dolor que estos problemas internos hacen ver al proceso revolucionario cubano como un chiste de mal gusto, y al socialismo como un sistema que beneficia solo a personas que están en el poder y a quienes prefieren no trabajar y vivir como parásitos de una mentira, apoyando un régimen que se limita a cumplir una cuota de derechos humanos -pienso yo-, para quedar bien ante el mundo, donde la satisfacción de emociones, motivaciones y aspiraciones de la ciudadanía cubana en su totalidad no constituyen asuntos importantes en la búsqueda de la eficiencia y productividad.

Algunos de estos temas últimamente han sido denunciados en la TV cubana. Entonces cuando sales a la ciudad y te subes en un P (ómnibus articulado) cuando no te obligan a fumar, te agreden con ruido, y si te quejas corres el riesgo de ganarte un problema serio.

Por lo que veo, a pesar de la tímida apertura al mal llamado trabajo por cuenta propia (necesario, pero insuficiente por carecer de leyes que protegen a las fuerzas de trabajo), lamentablemente, la ingobernabilidad se posiciona cada vez más en la sociedad, la ansiedad por el dinero en todos los niveles hace brotar los sentimientos más oscuros del ser humano.

Para colmo, a esto se une un pico migratorio al exterior de varias generaciones que no están dispuestas a esperar décadas para ver algún cambio significativo en sus vidas, porque perdieron la fe en el futuro de la nación y menos creen en el régimen cubano.

Entonces me pregunto: ¿en Cuba hay y habrá socialismo en el futuro?

Luis Rondón

Luis Rondón Paz: Activista, Queer, informático, actor, fotógrafo, estudiante y aprendiz de periodista. Original de Santiago de Cuba. Creo que las personas somos proyectos de vida en constante transformación. Soy consecuente y responsable de mis actos. Comprometido con las causas justas y amante de las buenas acciones. Hoy escribo sobre Cuba en el exilio, libre de la tortura psicológica y persecución de la dictadura cubana.


27 thoughts on “¿Tendrá Cuba un futuro socialista?

  • el 7 septiembre, 2016 a las 5:19 am
    Permalink

    Creo que hay algo en que todos vamos a estar de acuerdo.:Para dar hay que producir y el monopolio estatal no sirve para eso,ni tampoco es socialismo

  • el 6 septiembre, 2016 a las 8:55 am
    Permalink

    El ser humano , es el único ser que no aprende por una experiencia, tiene que equivocarse varias veces, la respuesta corta seria NO, pero todo puede suceder, también existen el masoquismo y el síndrome de Estocolmo a nivel social, ojalá no lo hagamos, pero nada está escrito.
    Cruzo los dedos.

  • el 5 septiembre, 2016 a las 8:31 am
    Permalink

    Isidro: cuando vivia en Cuba,en la Cuba que tanto usted ama,yo si estaba siempre enfermo o en vias de enfermarme.Solo descansaba,cuando estuve preso.Entre rejas,asi no sentia,sino vivia el presidio.Era mas real.La sensacion de estar maniatado e indefenso,eso enferma,crispa,violenta.Ahora que vivo en los EEUU,nada de bicarbonato,me alegra ver a trump,hillary,buscando votos,ver a Edmindo,Lopez-levy y su grupo café,haciendo lobby en Washington por cuba comunista,ver a Replica y a la nina malcriada,viviendo aqui y defendiendo aquella barbaridad,en fin…no tengo por que enfermarme.Soy un ciudadano,tengo derechos y los uso.No vivo en un pais que crece,pero esclavizado y excluyente,con colonias,como China,vivo en los EEUU,el Pais de Todos,el mas rico,el mas libre,el mas amigo de los cubanos.OK ?Gracias por su preocupacion…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *