Militares intramuros en Cuba

Luis Miguel del Bahia

Nuevas construcciones para militares cubanos.
Nuevas construcciones para militares cubanos.

HAVANA TIMES — Dice el discurso oficial: Somos un país pobre, bloqueado, sin recursos; no podemos construir las viviendas que necesitamos. Somos justos, no habrá pocos con mucho y otros con nada.

Una buena parte de eso es mentira y voy a demostrarlo. La foto que vemos pertenece a una nueva ciudad levantada en menos de un año en el reparto Camilo Cienfuegos.

¿Quiénes serán los beneficiados de esta maravilla arquitectónica alejada totalmente del esquema soviético de la era de las Microbrigadas? Nada menos que los militares.

En brevísimo tiempo han desplazado obreros, maquinarias de construcción y materiales para fabricar el conglomerado de edificios. Mientras tanto, las personas que viven en albergues desde hace décadas yacen privadas de vivienda digna.

Si estos militares no tuvieran casa, quizá la acción sería menos descarada. Empero, conozco futuros inquilinos de la nueva ciudad domiciliados en viviendas más que dignas. Con padres y abuelos, sí, pero así estamos todos.

Por qué un militar tiene derecho a vivir cómodamente con su esposa e hijos mientras otros viven en condiciones infrahumanas ¿Porque defenderá la república? ¿La guerra no será de todo el pueblo?

El precedente.

Alguien me contó que en una ocasión los inquilinos de un albergue ocuparon una de estas nuevas ciudades y no hubo quien los sacara. Esta vez han construido un muro circundante para evitar que la acción se repita.

Luis Miguel del Bahia

Luis Miguel del Bahia: No soy de ningún lugar ni ninguna parte, soy hijo del ser, o eso pretendo. En realidad nací en el Reparto Bahía, La Habana, allá por el año 1989. Cuando llegué a la adolescencia sentí que aquí no encajaba y logré fugarme a España. Trabajando en una fábrica, de peón, comprendí lo que era el capitalismo, y que no lo quería para el resto de mi vida. Decidí regresar al barrio, donde actualmente trabajo de Informático de la Familia. De vez en cuando tomo un libro de filosofía en mis manos, para tratar de comprender El Sistema.



44 comentarios sobre “Militares intramuros en Cuba

  • Que bueno que alguien hizo un comentario sobre esta nueva colonia. Llevo viéndola en Camilo Cienfuegos desde hace mucho. No hay para todos pero si para algunos, como en la granja de los animales. Bien por Luis Miguel del Bahía.

    Respuesta
    • defenderan la patria pero de una guerra que nunca llega y asi han estado 50 abriles porque las guerras que han librado son en otros continentes porque la verdadera guerra , la de todos los dias las libra el pueblo llano

      Respuesta
  • “Alguien me contó que en una ocasión los inquilinos de un albergue ocuparon una de estas nuevas ciudades y no hubo quien los sacara…”

    Quizás en este enunciado esté al menos una parte de la respuesta a tu pregunta del primer párrafo. Busca en cuántas partes del globo esa gente se sale con la suya…

    Respuesta
    • Imagínate que la propiedad, Isidro, fuera tuya y se te metieran okupas. ?Los dejarías allí mientras tú pagas los impuestos?

      Respuesta
    • “Esa gente” son los humildes, los sinsuerte, los huerfanos de riqueza, los desclazados. Merecen respeto y viviendas dignas. Si la política del estado no se las facilita les asiste el derecho a apropiarse de ellas.

      Respuesta
      • Pues que no pase con una casa tuya.

        Respuesta
    • Estimado Isidro:

      Usted, como siempre y no creo que en mala fe, olvida un pequeño detallito: en Cuba se hizo una Revolución para que todos tuvieran derechos. Tantos derechos como en aquel famoso poema “Tengo” de Guillén.

      En estos más de 50 años son muchos los cubanos que se han sacrificado e incluso han dado su vida para que nadie tuviese que estar vivendo en condiciones infrahumanas en un barrio “llega y pon” o hacinado en un cuartico con otras cinco o seis personas de la familia.

      Mientras los cubanos se han sacrificado, la alta jerarquía del gobierno (formada por más de un 60% de militares) y sus más fieles servidores se han ido a vivir a las casas de los odiados burgueses que se fueron para el norte, acomodándose entre sus capitalistas pertenencias. Al colmo de que más de un “barbudo” probó a tomar ron en servicios de café de porcelana de sevres, con el dedito alzado y todo, para saborear las finezas de los traidores a la patria.

      Hoy el pueblo sacrificado de Cuba ha sido catalogado de “maleducado” por uno de los grandes culpables del degrado al que se ha llegado en el país.

      Si Usted quiere hacer comparaciones, no las haga con USA o con otros países capitalistas. Compare a Cuba con la República Democrática de Corea que es el único otro país “socialista”, que hizo una revolución para que su pueblo viviese mejor, que queda en pie.

      Y para evitar malos entendidos, a parte de algunos nostálgicos del comunismo europeo, casi todos los millones de personas que viven en los países del ex campo socialista, no quieren regresar al “socialismo” ni muertos. Incluidos los imperialistas chinos, que de socialistas les queda solo el color de la bandera. Alguna razón tendrán.

      Saludos, Gael.

      Respuesta
    • Isidro:

      Te voy a recordar lo que decía aquella canción: “Y dice el del tabacón, que en Cuba no pasa nada”: La respuesta a tu pregunta: No creo que en muchas, pero en Cuba les tumban los barrios de “llega y pon”, con bulldozer, los montan como ganado en los trenes y los mandan para su provincia, les guste o no. ¿O se te olvida eso? No seamos tan “idealistas”.

      Respuesta
    • Isidro sí, en España, específicamente en Barcelona conozco a okupas que nadie ha podido desalojarlos de donde viven y eso que la casa en que lo hacen para nada es de ellos. Saludos

      Respuesta
      • Bien, bien, yo no hice más que glosar una frase dicha por el propio redactor. En todo caso, pregúntenle a él. Eso sí, he pasado por unos cuantos lugares en el mundo y sé que no se suele ser nada paciente con los que ocupan una vivienda ilegalmente. Posiblemente Cuba sea de los pocos. ¿Que se llevan para sus provincias a los que levantan ciudadelas de “llega y pon”? Es cierto, y mirándolo desde el lado práctico, debería ser siempre así, porque ya sabemos los mil y un problemas sociales y de todo tipo que generan las chabolas y el hacinamiento en otras partes. Ahora, reitero que, hasta donde he sabido, en Cuba la palabra desalojo forzado sigue siendo más excepción que regla. Si alguien tiene las estadísticas para convencerme de lo contrario lo invito a pasar por el buzón.

        Respuesta
        • “Mirándolo desde el lado práctico, debería ser siempre así, porque ya sabemos los mil y un problemas sociales y de todo tipo que generan las chabolas y el hacinamiento en otras partes.”

          ¡Ay, qué fácil se dice eso desde “China”!, pero, como de costumbre, te vas por las ramas: esas son las manifestaciones externas del problema, la raíz que hay que extirpar es ese gobierno que tú defiendes desde bien lejos y con el techo seguro, que, con su colosal ineptitud para casi todo, y su irrespeto perenne al pueblo, se ha pasado medio siglo dejando que el parque habitacional se deteriore; sin garantizar la construcción del necesario número de viviendas para la gente, mientras -eso sí- le regalaba todos los materiales de construcción que le dio la gana a sus amigotes para asegurarse cómplices políticos; y tener una vitrina de buena gente en el exterior. Todo ello mientras unos cuantos cientos de miles de cubanos viven en albergues, cuatro generaciones viven en la misma casa y media Habana se está cayendo.

          Respuesta
          • Jorgealejandro:

            Quizás sea mi misión seguir “encaramado en las ramas”. Por el simple hecho de que con frecuencia es harto difícil encajonar la vida, con todos sus matices y complejidades, en el estrecho chaleco de nuestras expectativas. ¿Ejemplo de ello? Ese “gobierno inepto” le garantizó techo a mi familia, cuando en 1960 se apareció con la Ley de Reforma Agraria. Mis padres recién se habían separado y mi madre luchaba sola por la manutención del hogar, lo que le significó atrasos en el pago del alquiler. La referida ley le ayudó a amortizar gradualmente la deuda, evitando un posible desalojo y sin gravar en extremo el presupuesto familiar, hasta que finalmente, unos cuantos años después, nos convertimos en propietarios. ¿Estoy diciendo alguna mentira? ¿Cuántos miles de cubanos no pasaron por la misma situación?

            Ahora, tampoco niego que en tus afirmaciones hay parte de verdad, pero esto merece más que una simple diatriba antigubernamental. Te cuento por qué:

            Si bien ya éramos propietarios de un confortable apartamento en La Habana, uno va creciendo, se enamora, y el que se casa, casa quiere. ¿No es así?

            Tratando de buscar la vía más expedita para hacerme de una vivienda para mi primer matrimonio, me sumé a la microbrigada de mi centro de trabajo. En el grupo de improvisados constructores no pasaba día que no hiciéramos cábalas, calculando a quién y cuándo nos tocaría “el turno”. Si en algo concordábamos, era en lo lejano del posible beneficio inmobiliario para muchos, pues en ese entonces sólo el 40% de las viviendas que construiríamos con nuestro esfuerzo debían distribuirse entre nosotros, mientras que el 60% restante debía ir a los que no podían dejar sus labores habituales y a los denominados “casos sociales”. Todos estábamos en desacuerdo con ese “porcentaje del esqueleto”, pero nadie se animaba a hacer nada en concreto, hasta que un día me decidí a abordar el tema sin ambages con el secretario general del sindicato. ¿Su respuesta?: “¿Y quién le dice a Fidel que ustedes quieren revertir el porcentaje?”. “Y para qué somos un sindicato entonces?”, fue mi contrapregunta. Esta vez el compañero se me sonrió con sorna y se fue a cumplir con otros deberes, dejándome con la pregunta en el aire y muchas ganas de hablar. Cuando lo comenté a los demás microbrigadistas hubo suspiros de desaliento, ojos en blanco, comentarios a sotto voce, pero nada más. Todos nos guardamos la lengua y la ira.

            Curiosamente, no había pasado un año del suceso, cuando un día amanecimos con la noticia de que el dichoso porcentaje cambiaba: en lo adelante sería 60% para los constructores y 40% para los demás. Parece que de algún modo el descontento llego a “los niveles”. Pero de seguro no fue por nuestra iniciativa. Pecamos de pusilánimes, por decir lo menos. Y así ha pasado en tantas ocasiones en estos años. A escondidas hablamos y hablamos del gobierno, pero ¿cuántas veces hemos sido capaces de hablar alto y claro, asumiendo hasta las últimas consecuencias la defensa de lo que consideramos nuestros derechos? Por eso siempre te insisto en que no vale mucho la ira volcada en Havana Times, si luego todo se queda en el mero parloteo y el ataque al que piensa diferente.

            Para ir cerrando, no conseguí casa en la micro, a pesar de los dos años y medio de romperme el espinazo. Y no fui el único. Pero mi casa en Cuba sigue siendo la que heredé de mis padres y que logramos mantener con la Ley de Reforma Urbana. ¿Comprendes por qué me niego a los absolutos?

            Y un apunte: En China estoy de paso. Vivo con mi mujer en lo que en Cuba se llamaría un medio básico, de seguro mucho más modesta que tu casa de la Florida. ¿Comparamos?

          • Estimado Isidro:

            Estoy muy de acuerdo con jorgealejandro.

            ¿A cuál personaje histórico se le atribuye la frase “no me digas lo que has hecho, dime lo que estás haciendo”?

            Esta frase se aplica muy bien a estos octogenarios que aún juran que guían una ¿revolución? cincuentenaria.

            Lo que esa revolución prometió y dio en los 60’ después lo incumplió y muchas veces lo quitó en los 90’.

            Y después de tantos sacrificios del pueblo y tantas promesas de sus dirigentes, la Cuba de hoy se encuentra en una involución total de valores de todo tipo y en todos los sectores del país.

            Lo único que casualmente no involuciona es el nivel de vida del clan Castro y de sus lacayos.

            Saludos.

          • “mi casa en Cuba sigue siendo la que heredé de mis padres y que logramos mantener con la Ley de Reforma Urbana. ¿Comprendes por qué me niego a los absolutos?”

            Pues la mía, heredada de mis abuelos, que no fueron millonarios ni terratenientes, que la construyeron en 1952, me la confiscaron; y si no llego a sacar escondido lo que le iba a dejar a mi madre (Cosas que pertenecían a sus padres, pues ella vivió en esa casa hasta que se casó), no hubiera podido dejarle ni los cubiertos y los vasos, pues hasta de eso hicieron inventario.Por suerte mi familia no le debió nada jamás a ese gobierno de cuatreros, y lo que le iba a dejar se lo dejé. pero lo que le ronca el manfgo es que lo tuyo y lo que tu familia obtuvo con el sudor de su frente, tengas que sacarlo escondido como si estuvieras robando.

            Como ves, aquí todos tenemos historia, por lo menos tú tienes casa de familia: A mí me la quitaron. Pero no te preocupes, que yo la hubiera dado cien veces por tal de no seguir viviendo bajo ese régimen de porquería. En definitiva, la casa a nadie se la echan en la caja.

          • Jorgealejandro:

            De veras siento pena ajena por lo que aconteció a ti a tu familia. Lo digo sin el menor asomo de ironía o demagogia. Ya lo afirmó quien lo dijo, que cada cual piensa según vive, palabras más, palabras menos. Calculo que somos de la misma generación, sólo que con experiencias de vida distintas, quizás hasta contrapuestas. El paso de los años me ha enseñado a aplicarme a mí mismo la sugerencia, con frecuencia ignorada por tantos, de ponerme en “los zapatos del otro” cuando encaro una discusión. Por eso puedo entender tu rechazo visceral a ciertas situaciones. En todo caso, lo que siempre te pido es escuchar también al que puede estar del otro lado de tu experiencia, incluso en las antípodas, pues ése es también un ser humano, cuya vida ha estado condicionada por las circunstacias que le tocó vivir. Creo que a los de nuestra generación les resultará aún muy difícil llegar a un consenso. Pero nuestros hijos y nietos tendrán que hacerlo por necesidad. Ojalá.

    • “Busca en cuántas partes del globo esa gente se sale con la suya… – ”

      Pues mira, que conozco hasta gente que se dedica a organizar grupos de invasores y meterlos en terrenos desocupados aunque titulados. Plantan, de un día para otro, un montón de cuarticos de aproximadamente 3×3 metros, todos igualitos. Y los ves, con los meses, que tienen antenas de satélite, van pariendo niños, ampliando los cuarticos, haciendo baños. Nadie sabe cómo, logran tirar un cable de luz que no pagan.

      Y tarde o temprano, salen en la televisión a exigirle al gobierno una solución de vivienda. Que suele ser obligar al dueño del terreno a venderles las parcelas a precio del Estado.

      Respuesta
      • No lo dudo, pues nunca es bueno absolutizar. ¿Pero has visto cuántos miles quedaron en la calle en España por no poder pagar, e incluso cuando pagaron y lo hicieron con un poco de retraso? En Cuba ése no es el panorama común…

        Respuesta
  • Esto no es Nuevo, siempre ha sido asi y nada pasa, nadie protesta. Lo triste del caso es que asi continuara por los siglos de los siglos amen.

    Respuesta
  • Pero si es la dinámica de esa basura pseudo gobernante, lo ha sido siempre: aquí todos somos iguales, sólo que unos más iguales que otros; aquí no hay discriminación ni racismo pero primero los más claritos; aquí tampoco hay preferencias, a todos los más desfavorecidos se les trata igual de mal. La vaina es así, la mecánica ha sido así siempre en “los gobiernos despóticos”.

    Respuesta
  • Excelente Luismi, a la meritocracia hay que desenmascarla all time. Saludos

    Respuesta
  • Esto no es nuevo: hace medio siglo que sucede; lo novedoso es que ahora, por este medio podemos contárselo, y hasta ponerle las fotos a todo el que en este planeta quiera saber la clase de estafa que es lo que en Cuba (Por ponerle algún nombre) han dado en llamar “socialismo”. Hace falta publicar muchas cosas como esta, y ejemplos sobran para los tontos útiles que continúan embelesados por la milonga de la tiranía y creen que cuba es el “mar de la felicidad”; y, a la vez, para desmentir a los descarados que se pasan el día en la muela bizca tratando de engañar a quienes no son cubanos.

    Respuesta
  • Nada nuevo bajo ese Sol Revolucionario Cubano, hacen 5 decadas que se ve lo que verdaderamente ha traido ese regimen al pais, ademas de convertir el pais en uno, visto por el mundo entero como una selva, porque lo que se oye acerca de Cuba, todo es insolito. No se dejen tupir mas Luismi, hasta las cuantas que sea todo para ellos?. Ni hay bloqueo, mas que el que el propio regimen le tiene aplicado al pueblo, y si tienen recursos, que prefieren usarlos para la propaganda oficial alrededor del mundo. Si son injustos, y si hay pocos con mucho, MUCHISIMO se puede decir. La fortuna de los Castro esta entre las mas grandes del mundo y Si hay muchos con nada, que es el pueblo. Suerte.

    Respuesta
  • Todos somos iguales, pero algunos son más “Iguales” que otros. Firmado: Napoleón el cerdo

    Respuesta
  • Eso es en el Camilo Cienfuegos. Vayan a la Avenida 25 después entre El Pedregal y La Hiedra para que vean el barrio residencial que han apodado “Meliá Minint”. Edificios de esos mismos con puertas de garaje automatizadas y aire acondicionado en todos los apartamentos. Todo un nuevo barrio para militares.

    Respuesta
  • Estoy seguro que la mayoría de los que aquí opinan están en contra del igualitarismo, desde aquellos que se halan los pelos diciendo que nadie es igual a nadie, justificando así la desigualdad que genera el capitalismo, a aquellos que con Raúl se han dado cuenta que hacer a todos iguales por la fuerza no nos llevaba por buen camino.

    Pues prepárense, que la lucha contra el igualitarismo parece que va en serio y estas casas para militares es una prueba más de ello. En ninguna sociedad, ni capitalista ni feudal, ni comunista primitiva, los hombres, y ahora mujeres, de armas viven igual que el resto de la población. No tendría que ser así tampoco en una sociedad comunista, excepto en las cabezas de algunos utópicos, y tal vez seguidores de Fidel Castro. Después de todo, Cuba ha sido tan revolucionaria que lo mismo viaja en una guagua andrajosa un capitán del ejército que un médico que un basurero que un vago profesional.

    ¿Qué el gobierno sale ganando con este nuevo trato a los militares? ¿No quieren que Cuba sea un país normal? O ¿acaso no saben lo que quieren? O ¿la cuestión es estar en contra de todo?

    Solo me falta demandar un trato igualmente justo para los soldados.

    Respuesta
    • Francisco domínguez.

      De verdad, no sé si asombrarme o echarme a reír con sus muelas. de veras que me entran serias dudas sobre si Ud habla en serio:

      (…)desde aquellos que se halan los pelos diciendo que nadie es igual a nadie,justificando así la desigualdad que genera el capitalismo,(…)

      Primera pregunta: ¿Y el “socialismo genera igualdad? Porque en ningún país socialista pasado o presente la ha habido. y puedes halarte los pelos hasta quedarte calvo como una bola de billar, porque no hay dos seres humanos iguales. Todos tenemos los mismos derechos: a eso se reduce todo, al menos, teóricamente, porque en la sociedad cubana estamos aburridos de ver que eso brilla por su asusencia.

      (…)En ninguna sociedad, ni capitalista ni feudal, ni comunista primitiva, los hombres, y ahora mujeres, de armas viven igual que el resto de la población.

      Verdad a medias y totalmente prejuiciada. Yo tengo por vecino a un soldado que ha estado ya en dos guerras. Ahora está en Afganistán trabajando en una compañía privada. Vive igual que yo. Aquí los miembros de las fuerzas armadas gozan de algunos beneficios, sobre todo los veteranos (Y es lógico que así sea), pero la diferencia de nivel de vida con el resto del pueblo no es, ni remotamente, la que existe en Cuba. Aquí cualquiera, con su trabajo, puede vivir tan confortablemente como cualquier militar: la política de gratuidades y prebendas que tienen en Cuba, mientras el pueblo se come un tremendo cable, no la hay aquí, independientemente de que las diferencias que pudiera haber, no se notan por lo que dije más arriba. Y hay particulares que tienen casas mejores que las de cualquier militar, sin haber nunca tirado un tiro.

      “Cuba ha sido tan revolucionaria que lo mismo viaja en una guagua andrajosa un capitán del ejército que un médico que un basurero que un vago profesional.

      Cuba no ha sido “revolucionaria”, di, más bien, que su gobierno, ha sido tan inepto, tan corrupto, ha respetado tan poco al cubano, que ha puesto a ganar a los profesionales los salarios más miserables del mundo, que sus mádicos son los peor pagados de todo el mundo de la medicina, que lejos de quitar a los ricos para dar pobres, convirtió a todos en pobres, excepto a los de la camaarilla, y, por si fuera poco ha criminalizado al que por su esfuerzo logre acumular la suficiente riqueza como para ser visto como una amenaza; ha puesto a mujeres con título universitario a ejercer de jineteras, le prohibe al cubano invertir en su propia tierra, pero la vende como un cake a los extranjeros; ha obligado al pueblo (en su más amplia acepción) a subsistir a base de mercado negro y de robo al estado; conclusión: Ha convertido a la nación en un ripio; y al cubano en el ciudadano más endeudado del mundo, si se toma en cuenta lo que debe con relación al ,número de habitantes de la isla.

      ¿A quién quieres engañar con esa muela?

      Respuesta
      • (…)desde aquellos que se halan los pelos diciendo que nadie es igual a nadie,justificando así la desigualdad que genera el capitalismo,(…)
        ========================================
        No tienes es esforzarte tanto ni alterarte tampoco. Te conocemos hace tiempo y sabemos que eres un defensor del capitalismo a ultranza. Deberías informarte un poco mejor, sin embargo, pues que yo sepa ningún ciudadano en Estados Unidos tiene derecho a alojarse en hoteles de tres estrellas por $20 dólares la noche, ni viajar el mundo gratuitamente -basta con ir a una base aérea y ponerse en lista de espera para abordar un avión de carga- ni contar en cada base con supermercados en lo que todo se vende con descuentos enormes, además de contar con seguro médico y pensión de por vida… Tú vecino será muy soldado, y habrá ido varias veces a Afganhistan, pero no disfruta de los privilegios que se les concede a los oficiales… Y para tu información estuve casado 7 años con una oficial de la Fuerza Aérea, así que he dormido en esos hoteles y he estado en esos supermercados.

        Respuesta
      • Oh, y tengo un cuñado que es capitán de navío retirado de la Marina de Guerra Revolucionaria y vive en un cuarto piso estilo Alamar, cargando agua, en un apartamento que cuando llueve no se puede encender ningún equipo eléctrico durante días debido a las filtraciones por las paredes. Pero así vive también su cuñado, que también es capitán de navío, y el padre de su yerno, que también es oficial. Así que tú ni me puedes hablar de cómo viven los oficiales del ejército en Cuba ni en Estados Unidos. Muy bien que les hagan casa a los militares. ¿No quieren capitalismo? Tomen de su propia medicina… O métanse a cuentapropistas.

        Respuesta
        • Es que eso no es ni capitalismo ni socialismo. Es sociedad feudal.
          Capitalismo duro y rancio para los de abajo y comunismo plácido para los de arriba.
          Los militares desde la visión de los clásicos son la clase parasitaria de la sociedad que deben empezar a agonizar hasta su desaparición.

          Respuesta
          • ¿A qué clásicos te refieres? ¿A Marx y a Engels?

        • “Te conocemos hace tiempo y sabemos que eres un defensor del capitalismo a ultranza.’

          Supongo que ese plural es le de modestia; y no porque tu y algun camarada me tengan un expediente al dia; pero, para que te quede bien claro: Yo no soy tan defensor del capitalismo, como critico a ultranza de ese sistema de porqueria que tu defiendes desde lejos (Haciendome el que me trago el cuento); y con la panza llena y los derechos garantizados por ese capitalismo que dices condenar tanto. Tu eres un camaleon que vive a la sombra de quien le llene el buche, y tu actitud es como minimo cinica e hipocrita, en resumen: Un tipico especimen del hombre nuevo.

          Respuesta
        • “Oh, y tengo un cuñado que es capitán de navío retirado de la Marina de Guerra Revolucionaria y vive en un cuarto piso estilo Alamar, cargando agua, en un apartamento que cuando llueve no se puede encender ningún equipo eléctrico durante días debido a las filtraciones por las paredes. Pero así vive también su cuñado, que también es capitán de navío, y el padre de su yerno, que también es oficial.”

          Ellos no son los que querian comunismo? Elloos no son los que decian “Pa lo que sea, Fidel…?

          Ahora que se jodan, mientras la camarilla vive como millonario; y les tira diariamente una trompetilla en la cara por idiotas,

          Respuesta
    • Bueno, yo no conozco de que los gobiernos tengan que hacerles casas y barriadas a los militares, excepto en los casos en que la gente común anda tan encabronada que cuando vea a un militar lo va a linchar. Digamos, casos como México, donde hasta a los jueces y fiscales hay que darles protección.

      Lo normal es que militar y policía ganen un salario y paguen con su salario la casa que puedan comprar en el barrio que ellos decidan y puedan pagar.

      Respuesta
      • Se ve muy bien que usted no conoce ni de gobiernos ni de militares.

        Respuesta
        • Ya lo dije, salvo en los casos en que los civiles donde cojan al militar lo linchen!!

          En regímenes totalitarios, que se mantienen a punta de toletazos, claro que el gobierno tiene que acomodar a las tropas. Si no, se los comen vivos. O peor, hasta la misma tropa se le revira al gobierno.

          ¿O alguien aquí me va a decir que hasta los mismos militares en Cuba no están cabreados y locos por irse? Si más o menos entran por el arito y se quedan callados es porque, dentro de la miseria, son los que reciben unas cuantas migajitas más.

          Respuesta
        • Por cierto, en mi pueblo había un tipo que resultó general. Y a sus sobrinos los puso a trabajar en la CI. Y la mamá de ellos un día, muy orgullosa, viene a echarme el cuento de que el hijo seguroso le quitó el saco de yucas a un guajiro que no pudo explicar de donde se las sacó.

          Obvio, de las tierras del agrofar, como todo allá.

          Y yo le dije a ella, “mira, es tu hijo y todo, pero yo no celebro la chivatería”

          Esa gente, ninguno de ellos, va a vivir al pueblo. Una porque ya consiguieron mejores casas en mejores lugares. Y otra porque nadie los soporta.

          Respuesta
  • Eso que muestran no es nada en comparacion con el “Barrio Alto” con “Casitas de Resipol” ,”verdecitas, azules y celestitas” que ha “crecido” por Generacion espontanea con tecnologia constructiva de punta, con garajes y urbanizacion incluida, en la avenida 25 y al parecer se entregan totalmente amuebladas pero solo para oficiales y cuadros del MININT….
    Y para colmo, tienen cerca el preuniversitario de élite Tamayo, en 190 y 21 con sus uniformes de camisita y medias largas blanquisimas y hasta omnibus que recogen diariamente a los adolescentes externos de ese preuniversitario tambien privativo de ese Ministerio, porque los internos tienen todos los aseguramientos dentro…

    Respuesta
  • Como dicen los Aldeanos, ‘El dia que se caiga el burro le vamos a dar los palos’… ellos son inteligentes y no se van a dejar quitar tan facil solo porque carcases pidio elegir su presidente por voto directo en una tribuna…

    Respuesta
  • Este es un artículo que demuestra que Cuba necesita un periodismo independiente. Y digo independiente en el sentido literal y sin ninguna doblez; un periodismo que no necesite contentar al gobierno de turno.

    Claro que ese periodismo independiente no debe de estar solo en La Red. Debería de poder venderse libremente en la calle.

    Os aseguro que ese día llegará pronto. Y entonces se pondrán las bases para que Cuba funcione mucho mejor.

    Ya va siendo hora de que también en Cuba el poder le tenga miedo a los periodistas, como pasa en casi todo el mundo; y no suceda como ahora que en Cuba los periodistas le temen al poder.

    Respuesta
  • Bienvenida sea la construcción para los órganos represivos y de control del Estado Cubano

    Ojalá que se sigan construyendo estas colonias, cada vez le quedará más claro a la cubana de a pie que en Cuba no todas somos iguales. A medida que las diferencias entre las clases sociales se agudicen la cubana ganará en conciencia e identificará a la desconocida que es de su misma clase social para hacer juntas. A partir de aquí todo será distinto.

    Respuesta
  • Hace unos dias leyendo el blog de Yoanis Sanchez,la “agente al servicio del enemigo”,lei como las esposas de gloriosos militares,disfrutando de una botella de vino, y en un carro de chapa verde, hablaban de la criada de una de ellas; realmente la BURGUESIA MILITAR CUBANA, tanto en las FAR como en el MININT, goza de esos privilegios, en Bayamo hubo cierto revuelo en la poblacion por las casas que les construyeron a ciertos oficiales de alta graduacion del MININT, como resultado, “relocalizaron” los palacios: cogieron los que habian hecho en lugares demasiados visibles para oficinas, y se los construyeron en lugares mas “discretos”, en fin, COSAS Y CASOS DE NUESTRO SOCIALISMO…

    Respuesta
  • “Ese “gobierno inepto” le garantizó techo a mi familia, cuando en 1960 se apareció con la Ley de Reforma Agraria…” – Es muy fácil repartir y regalar lo que no es de uno. Lo díficil y encomiable es crear algo nuevo. Cosa que el régimen cubano nunca ha sabido hacer. Al principio sobrevivió con lo que quedó después del 59 y cuando el refrigerador se quedó vacio, se dedicó a pedir limosna por todo el mundo, tirándole las sobras al pueblo, que tambén se volvió limosnero y vago.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Niños paseando por un caballo, La Habana.  Por Amanda Suarez (EUA).  Cámera: Samsung G9

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]