Fenomenología de un muro

por Luis Miguel del Bahía

Ilustration por Manuel Herrera

HAVANA TIMES — Puede que sea la historia del vencedor, o puede que Alemania occidental fuera realmente un foco de libertad y de un mundo multicolor. Los audiovisuales muestran a los alemanes del Este con una admiración desmesurada por todo lo que sucedía al otro lado del muro.

Descartando la primera hipótesis, habría que ver si la realidad oriental era tan gris, o realmente el occidente un paradigma de libertades. Hoy a mí me pasa al revés, asumiendo que La Habana sea algo parecido a Berlín Este.

Los países autodenominados vanguardias en la democracia y libertades civiles se cargan sus propios discursos con su propia praxis política.

Cuando miro hoy al oeste del muro veo un panorama totalmente gris, que en el mejor de los casos se resume a una vida de explotación capitalista y de consumo de bienes materiales suprimiendo cualquier otra cosa que perjudique a la maquinaria. Como amante de la filosofía no puedo estar más en contra.

En el peor de los casos: desalojos, vigilancia a ciudadanos, represión de manifestaciones políticas, penalización de derechos declarados como inalienables, etc. Vamos, el mismísimo Este del muro.

Finalmente, Alemania Oriental debió de ser terrible, pues Cuba hasta hace poco lo fue. ¿Cómo pudo entonces occidente convertirse en lo que combatió?

Luis Miguel del Bahia

Luis Miguel del Bahia: No soy de ningún lugar ni ninguna parte, soy hijo del ser, o eso pretendo. En realidad nací en el Reparto Bahía, La Habana, allá por el año 1989. Cuando llegué a la adolescencia sentí que aquí no encajaba y logré fugarme a España. Trabajando en una fábrica, de peón, comprendí lo que era el capitalismo, y que no lo quería para el resto de mi vida. Decidí regresar al barrio, donde actualmente trabajo de Informático de la Familia. De vez en cuando tomo un libro de filosofía en mis manos, para tratar de comprender El Sistema.



5 comentarios sobre “Fenomenología de un muro

  • Me costo trabajo entender el escrito. No se puede estar en el medio del muro. Del lado este faltaba libertad de todo tipo y una de ellas era la de consumir. De ese lado ademas se explotaba, o es que en Cuba no se explota al obrero?. Del lado oeste no existe la perfeccion, pero nada le prohibe encontrar su pedacito de felicidad y seguir en la busqueda constante de como mejorar tu vida. Usted lo dijo: en el peor de los casos desalojo y otros problemas, pero eso no es la generalidad en que viven millones de personas y de nuevo: es que acaso en Cuba aun no pasan esas cosas? Habla de lo terrible que fue el pasado en Cuba. Y hoy?, acaso ya el cubano dejo de pensar en consumir, en emigrar?. Es dificil comprender el concepto de libertad individual como tambien es dificil aprender a vivir un poco sin tanta politiqueria, asi se puede disfrutar del paisaje, de la familia, de una buena obra de teatro, de un simple plato de sopa o de un jardin bien cuidado.

    Respuesta
  • …”habría que ver si la realidad oriental era tan gris, o realmente el occidente un paradigma de libertades”

    ¿”Habría que ver”? Yo diría que lo que habría que ver es el grado de información que tiene el autor sobre lo que sucedía verdaderamente en la ex RDA. Me parece pocas dudas puede haber sobre la grisura de un sistema donde tu propia esposa podía ser un agente reclutado por el gobierno para espiarte

    Respuesta
  • Luis, creo que lees demasiado a Granma y viajas demasiado poco.

    Respuesta
  • Luis, la opresión en Alemania del Este era Orwelliana. Puedo comentarte un montón de historias. Por ejemplo los archivos de la Stasi. Empleaban a 68.000 agentes y cada uno establecía una red de informantes. Triplicaban el número de informantes de la Gestapo en la Alemania Nazi. Hubo un famoso cantante rebelde del que acumularon 50.000 hojas en los archivos. Apuntaban hasta lo que desayunaba cada mañana. Penetraron hasta los más íntimo de los grupos opositores. Hubo un miembro de la Stasi que se llegó a casar con una activista ecologista y llegó a tener dos hijos con ella mientras seguía informando a la Stasi.

    Días antes de que se cayese el Muro empezaron a destruir los archivos. Pusieron a funcionar todas las máquinas de destruir papel día y noche y cuando apenas habían destruido la centésima parte, todas las máquinas estaban averiadas por exceso de uso, con lo que tuvieron que importar ilegalmente máquinas de Alemania Occidental, de modo que la mayor parte de los documentos de la Stasi se destruyeron con maquinaria occidental.

    Te recomiendo que leas El Expediente del historiador Timothy Garton Ash, un historiador occidental que trabajo unos años en Berlín Este y que escribió un magnífico libro mientras se dedicaba a comparar su diario con las anotaciones que encontró en los archivos de la Stasi, mientras que fue visitando a los informadores de la Stasi que le espiaron. Allí cuenta la historia de como fue interaccionando con sus amigos que le habían traicionado suministrando información a la Stasi.

    Respuesta
  • luismi mi hermano, utilizó esta web para poder comunicarme contigo, ya que te olvidaste de los compatriotas que estamos del “Otro lado del muro” jajajaa. Yo se que no debes tener mucho acceso a Internet en estos momentos, pero coño compadre, un esfuerzo no?. y nada era para saludarte por esta vía.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Estación Jordan, Ontario, Canadá. Por Joe Edwards (Canada). Camerá: teléfono móvil

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com