El retorno: vivir y trabajar en Cuba

Katherine Pérez Domínguez

Foto: Katherine Pérez
Foto: Katherine Pérez

HAVANA TIMES — Lo reconozco. Soy una persona muy cauta que peca de sensatez. El riesgo no es mi fuerte, por más que, como toda persona a lo largo de su vida, me haya tocado afrontar alguno que otro. En general, sin embargo, casi siempre tengo un plan o varios, en dependencia de la contingencia.

Admiro por ello profundamente a las personas arriesgadas. Casi siempre admiramos lo que no somos o no tenemos. Por eso existen los héroes. En lo particular, yo prefiero a los “pequeños” héroes, a los de a pie, los que no salen ni en los libros de historia ni en la tele, esos que habitan en el espacio real de la mayoría de las personas y no en la virtualidad de la mitología.

Mis héroes son gente sencilla, emprendedora, valiente, con garra, que se arriesga. Mis héroes tienen miedo, sufren, se caen, se levantan, son optimistas, el miedo no los paraliza. Mis héroes no quieren reconocimiento, no lo necesitan, solo desean la felicidad y luchan por ella, sin que por ello tengan que avasallar a alguien.

Por suerte, conozco muchos héroes de este tipo. Personas que desde Cuba o desde cualquier país extranjero a donde les haya llevado su lucha diaria, viven la vida a plenitud y se levantan cada día pensando en lo que pueden hacer para mejorar su existencia. De los antihéroes prefiero no hablar, al menos, no en este artículo.

Como siempre, ya perdí el hilo de lo que quería decir. Me pasa a menudo cuando algo me emociona. Sin embargo, en este post mi intención es referirme a cuestiones más prácticas como, por ejemplo, la existencia cotidiana del emigrante retornado a Cuba.

Algunas de las amables personas que se han detenido a leer y a comentar mis entradas anteriores, y a las que agradezco profundamente su tiempo y sus comentarios, han observado que la vida de un retornado no puede ser exactamente igual que la de un cubano residente, que los retornados traen a sus espaldas otra experiencia vital, una segunda nacionalidad con su respectivo pasaporte y, lo que parece una diferencia aún más marcada, dinero. Y absolutamente todo eso es cierto, aunque como siempre, existen matices que no pueden ni deben obviarse.

En primer lugar, no cabe duda de que el retornado, quien ha vivido algún tiempo bajo otros parámetros, otros sistemas políticos y económicos, otras normas de convivencia, de trabajo, de consumo, etc., ha acumulado una serie de experiencias que pueden ayudarle a afrontar el regreso a la Isla de una manera diferente. También pueden hacer muy complicada su adaptación inicial, porque, bien lo saben los que llevan viviendo en Cuba toda la vida, en ciertos temas aquí da igual si tienes dinero o no.

El desabastecimiento, la baja calidad de los productos que se comercializan y los precios astronómicos -sí, astronómicos, incluso para los retornados-, no hacen nada fácil la adaptación de una persona que, como en mi caso, se ha venido a Cuba con su ropa y sus efectos personales básicos.

¿Que traemos ahorros? En muchos casos sí. ¿Que si tenemos pensiones de nuestros países de acogida? Pues a no ser que seas mayor de 65 años y hayas trabajado en España un número determinado de años, no te corresponde ningún tipo de pensión.

Algunos me dicen que podemos contar con el dinero del paro (ese dinero que la Seguridad Social española descuenta de tu sueldo por si te quedas sin trabajo). Pues supongo que sí, no es mi caso. No obstante, el paro no es ningún sueldo que vayas a cobrar mes a mes durante toda tu vida. La cantidad y el tiempo de esta prestación española es limitado, y me consta que en el entorno europeo funciona de forma parecida.

Foto: Álvaro Santamaría
Foto: Álvaro Santamaría

El panorama, en la mayoría de los casos, es el siguiente. En cualquier caso, y sea cual sea la cantidad de dinero que hayas conseguido ahorrar o cobrar de una prestación, es solo una especie de fondo inicial que te permite resolver cuestiones básicas.

Una de ellas es, sin duda, la de la vivienda. Cuando me planteé regresar a mi Patria la primera pregunta que me asaltó fue esa precisamente: ¿dónde voy a vivir? Tras diez años de vida independiente el regreso a casa de mis padres -por muy estupendos que estos sean, que lo son-, no era ninguna opción. Porque si algo aprendes viviendo fuera de forma independiente es que muchas cosas que en Cuba se dan por sentadas y se ven con normalidad (la necesidad puede distorsionar cualquier perspectiva), no tienen absolutamente nada de normal.

¿Es normal acaso que los hijos tengan que vivir con sus padres hasta edades avanzadas y que tengan que morirse tus familiares para ser independientes? ¿Es normal que las parejas tengan que convivir con todo tipo de familiares, con las tensiones que en muchos casos eso genera? ¿Es normal picotear una casa en mil pequeños habitáculos para que todo el mundo pueda tener un ensayo de intimidad?

Pues, si pensamos en las personas que conocemos y sus distintas situaciones podremos darnos cuenta muy fácilmente de que la cosa no tiene nada de normal. Porque, ¿quién no tiene un amigo cuya forma de vida choca frontalmente con la de sus familiares y como resultado hay continuas peleas e infelicidad? ¿Quién no conoce a algún matrimonio que haya terminado separándose por dichas peleas o simplemente por falta de intimidad, cuando llegan los niños y los tienes durmiendo en tu habitación por falta de espacio? Padres, hijos, hermanos, nietos, todos conviviendo, ¿en paz y armonía? Hay demasiados ejemplos negativos a mi alrededor como para tragarme esa máxima.

La opción de comprarse una casa se convierte, entonces, en algo muy atractivo. Y sí, puedes acceder a un apartamento en Cuba con 20000 euros. Y sí, la mayoría de los cubanos de la Isla ni sueñan con reunir esa cantidad de dinero en todos sus años de trabajo. ¿Pero es esto acaso culpa de los retornados?, sinceramente me parece que no.

El retornado, desde luego, suele ser una persona más práctica. También es una persona más exigente y menos conformista. Así que hechas mano de tus ahorros y compras un lugar para vivir. Pero coincidirán conmigo en que las 4 paredes por sí solas no bastan. Se necesitan muebles (una cama y unas sillas, al menos), cocina, refrigerador, ventiladores.

Tus ahorros ya están bastante mermados y por delante tienes dos opciones. Hacer uso del famoso contenedor en el cual traer todas estas cosas desde tu expaís de residencia o comprarlos aquí. El espacio se acaba y debo terminar, pero en próximas entradas intentaré narrar mis peripecias al respecto, mientras afronto otro de los temas esenciales: el trabajo para los retornados. Porque estarás de acuerdo conmigo, querido lector, que de donde se saca y no se mete, la sequía está asegurada.

Katherine Perez

Katherine Pérez: Ciudadana del mundo, amante de los libros, los viajes y el arte. De regreso a mi isla después de mucho tiempo. Compartir y vivir en paz son mis máximos objetivos en la vida y, por supuesto, la felicidad, que no está en ninguna parte, sino en ti mismo y en las personas que quieres. Desde mi nueva base de operaciones, la isla grande que me vio nacer, escribo como forma de exorcizar los demonios.



34 comentarios sobre “El retorno: vivir y trabajar en Cuba

  • Katherine, como ya va siendo habitual, tus posts me resultan no sólo amenos y bien contados, sino que además identifico en ellos gran utilidad práctica, al corroborar muchas de las situaciones que he vivido y que de seguro me esperan en próximos meses. Y apuesto a que habrá muchos otros identificados con tus vivencias.

    No olvides que para llevar el contenedor sólo tienes seis meses. Transcurrido ese lapso caduca el derecho.

    Tu frase de cierre, me la repetía una vez y otra mi madre. Es la base de cualquier economía, desde la individual hasta la de un país…

    Saludos

    Respuesta
    • Isidro en planes de repatriación. Ya sabía yo que algún interés había en no marcarse en sus comentarios con nombre propio, lograr el permiso de los dueños de la isla. Te deseo de corazón todo el éxito del mundo, pero no puedo dejar de exclamar Pobre Cuba.

      Respuesta
      • Jaja, Bobo, mira lo que te trae la “juntera” con José Darío: andas acelera’o y desmemoriado como él. A pesar de las broncas que en ocasiones he tenido contigo, siempre te he dado datos de mis “movidas”. Hace casi tres años que estoy repatriado, con carné de identidad incluido. Ocurre que desde 2013 se puede permanecer hasta dos años fuera del país sin perder la residencia. Ya volví a Cuba, pero me toca hacerle la media” a mi mujer hasta que se jubile en su país, y ya falta poco…No le busques la quinta pata al gato, que no la tiene…

        Respuesta
        • Jajajaja Isidro, con mas razon aun que tengas que cuidarte con la mascara. Tranquilo que ya falta menos para que ningun cubano tenga que estar fingiendo lo que no siente ni usando seudonimos para evitar represalias. Ojala te salga un buen curro con pago digno con los chinos que parecen estar de vuelta a la isla y esta vez para quedarse.

          Respuesta
          • ¿Máscara? …jeje…Ok, como gustes…(palo porque bogas, palo porque no bogas…)

        • Isidro : gracias por la clasificacion, ustedes siempre clasificando…ja ! En fin, creo que para ningun cubano revolucionario haya algun problema para vivir en Cuba. Ahora bien, para los cubanos gusanos, con memoria y etica y con pasion libertaria (eso que tu llamas estar ” acelerao” ), volver a vivir en el presidio gigante, siempre sera un contrasentido…..volver a las rejas !!Aunque en verdad, vivir en China o en Cuba, solo es un problema “burgues “…cuestion de dinero !!

          Respuesta
          • Jaja, don Pepe, no se mosquee…Pero observe que Ud. es el que suele dedicar el todo el santo día a colocarnos sambenitos de izquierdistas o izquierdosos (además de comunistas, rojos, estalinistas, maoistas, anarquistas…¡el copón divino!) a los que navegamos en sentido contrario a su barquilla.

            Por favor, acabe de entender que más allá de las apariencias y las circunstancias, somo un país de múltiples miradas, y que hoy hay cubanos dispersos por todo el mundo y por los más diversos motivos.

            Y por último, un favorcito (Bobo incluido): no le pongamos malo el diario a Katherine, que a todas luces no escribe para provocar un ring político a expensas de sus provechosas experiencias…Otorguémosle paz… (Traducción: Vayamos con la bronca a otra parte…)

        • Ja ja ja… yo me olia que estabas en esa vuelta. En realidad, la unica ventaja de llevar el contenedor en los primeros seis meses es que no estas sujeto al limite de $ 1000 que fija la aduana cubana (por una vez). Yo creo que nada te impide llevar un contenedor en otro momento, siempre y cuando el monto de la carga no exceda ese limite (que esta muy claramente definido en las regulaciones aduanales). Como eres residente, lo que pagas es en MN, no en CUC (por la primera vez en cada año natural). En realidad, si planeas bien y con tiempo, puedes llevar un par de lotes y llevar casi todo lo que necesitas para amueblar un apartamento mas o menos comodo (incluyendo A/C y otras comodidades). Volviendo a las regulaciones aduaneras, el otro problema del famoso contenedor es que tiene que ser de tu pais de origen y me imagino lo que te cueste enviarlo desde China.

          Respuesta
          • Y díme tú si cuesta!!! Tanto que estoy pensando en comprar al menos parte de la mueblería en Miami…en envioscaracol…Lo otro es que perdí el chance del contenedor chino, así que el próximo saldrá de Australia…

          • Ja ja ja … Isidro, si quieres te puedo decir cuanto vale el contenedor desde Australia … Con ese dinero amueblo tres apartamentos. Da mas negocio comprar algunas cosas en Panama y despacharlo como equipaje no acompañado con Copa (yo no lo hecho pero eso es lo que me han dicho). O tu idea de envioscaracol. O todas inclusive…
            Con relacion a otros comentarios, si tienes casa propia (que casi nadie la tiene) tienes una gran ventaja de entrada. Si no, prepara el billete. Pero eso es lo mismo si te mudas a Tailandia, Costa Rica o Francia. Y ciertamente, como en todas partes, el costo de vida fluctua, algunas cosas seran mas caras y otras mas baratas. Yo por ejemplo, encuentro que el vino, el aceite de oliva y las aceitunas son considerablemente mas caras en Cuba que en Australia, pero esos tres productos son mayormente locales, mientras que en Cuba son importados. Otras cosas como las frutas y las verduras frescas son sumamente baratas para mi bolsillo. El problema es la inestabilidad del suministro, pero es sabido. Ojo, en Colombia me escandalizo el costo de una crema de afeitar comparado con lo que pago aqui. Y asi sucesivamente…Para mi lo mas complicado es la integracion a la sociedad. El pais que dejaste atras tal vez no sea el mismo, en algunos aspectos, que el presente. No estoy hablando de las instituciones politicas y demas, aunque creo que hay mas espacios que hace decadas atras, sobre todo con la lenta pero inexorable presencia de la red de redes. Ademas, creo que la gente tiene menos miedo de criticar lo que esta mal, aunque persiste un poco de paranoia y bastante desconfianza en cual sera el proximo paso del “Estado” para j… al projimo. Todavias quedan fanaticos pero son cada menos cada dia. Algunos amigos no estan (pues tambien se fueron con su musica a otra parte). Los que estan, pues tratar de sincronizar por donde se quedaron en la historia. La pelicula “El regreso a Itaca” es un claro ejemplo de lo que hablo. Por lo demas, no le recomiendo a nadie buscarse un empleo estatal (a menos tengas vocacion de masoquista), ni intentar a ajustarte a vivir con las estrecheces de una couta de racionamiento aka libreta.

          • Javier, muy buena tu explicación: Sí Australia no deja de sorprenderme. Pasé días buscando infructuosamente ” coffeemate”, “cooking wine” y “black beans”. En los supermercados y timbiriches por igual me miraban como a un extraterrestre cuando preguntaba…

            Bueno, según he sabido el container de Melbourne hasta Cuba está sobre los 4.000 AUD…Más o menos o mismo que en China…

  • Me mantengo al tanto de esta especie de diario que vas publicando sobre tus peripecias cubanas pues hace unos años pasé por lo mismo, también retorné de España luego de años viviendo allá y aun siendo muy joven. Me atrevo a ofrecerte un consejo sencillo y básico, si tienes 20000 a tu alcance no lo gastes en inmueble, invierte en algo productivo pero seguro, algo q mantenga el valor de tu capital, te dé suficiente para alquilarte en el vedado y una ganancia marginal para ahorrarla luego de cubrir gastos diarios. Si te organizas bien e inviertes con inteligencia puedes hacerlo y no tienes siquiera q trabajar para el estado o para algún otro repatriado que fue listo he hizo esto. Suerte y espero nuevos posts.

    Respuesta
    • Repatriado, con ese dinero no se llega muy lejos. Realmente si ese es todo el capital, yo no lo invertiria en Cuba. O por lo menos, no todo. En primer lugar, porque sabe Dios lo que pasara con la moneda cubana en el futuro y prefiero tener mis ahorros (al menos una parte) a salvo en una o mas monedas “Fuertes”. Segundo, porque las leyes y regulaciones para los cuentapropistas pueden dar bandazos en una u otra direccion. Asi que si vas a corer el riesgo que implica un Nuevo negocio, al menos no metas todos los huevos en una sola canasta. Tercero, si viviste en el extranjero y estas corto de fondos, siempre existe el dinero de otros para invertir. Se llama credito. Ciertamente multiplicas el riesgo pero tambien las posibilidades de expandir o iniciar un negocio.

      Respuesta
  • Katherine con 20 mil cuc en Cuba, te alcanza para comprar un apartamento amueblado listo para vivir y te queda para invertir en un negocio.

    Si no quieres complicarte la vida con un timbiriche y dedicarte a escribir que parece se te da bien: compras un segundo apartamento y rentarlo, o poner el dinero a plazo fijo en el banco y vivir de los intereses, que en Cuba son bastante elevados (4.25% en CUC y 7% en CUP)

    En revolico, el e-bay cubano, puedes encontrar ofertas increbles ahora que media Cuba quiere emigrar.

    …Vendo apartamento de 2 cuartos en Alamar listo para llegar y vivir, es en un cuarto piso no alto, escaleras anchas con descansos grandes de tramos cortos, no hay afectados, solo 2 apartamentos por pisos, muy ventilado y claro, tiene agua las 24h, consta de sala-comedor, balcón amplio con la posibilidad de cerrarlo y extender más la sala, dos cuartos con sus respectivos closets y gaveteros de cedro, cocina y baño originales pero en muy buen estado, (taza, lavamanos y fregadero nuevos), patio amplio, además lo doy con una computadora con dos impresoras y demás accesorios, una cómoda con su espejo, un aire acondicionado BK-1500 en perfecto estado, cocina de horno Input con su balita de gas y regulador más contrato de gas, una cama camera y platero así como las repisas del baño y la cocina, es en el límite de zona 9 con zona 11, (nada que ver con los LH ni con los edificios de la Habana Vieja) a dos cuadras de la avenida de Los Cocos en la segunda parada de Alamar, zona bien tranquila, llámeme desde un fijo que no sea pizarra ni teléfono público y le devuelvo la llamada en breve, precio 9000 negociables, no intermediarios ni permuteros, solo la persona interesada con dinero en mano, papeles en regla listo para llegar y firmar, gracias.

    Respuesta
    • Bobo, wow!, tremenda oferta, pensé que ya esos precios no existían.

      Isidro: embullate, y si ya eres propietario lo rentas, y ahí está tu pensión para tu vejez. Yo siempre me vi con un apto en la Habana para pasar aunque fueran algunos meses del año pero,,todavía están los mismos cuatreros que hacen y deshacen según les convenga. Hay que tener un vínculo demasiado fuerte, como lo tienen uds para irse a vivir a Cuba en estos momentos. Pero bueno, les deseo toda la suerte del mundo y espero que uds sean los cubanos que empiecen hacer el “cambio”, me refiero a que es hora de civilizar el país, la patria necesita orden, y quién mejor que personas como uds. que han vivido en el extranjero por tantos años, creo que el aporte va ser beneficioso para el país.

      Respuesta
      • Guardaré el “guest room” para cuando decidas…

        Respuesta
      • Si Miranda hay ofertas increíblemente baratas en la misma capital, así que imagina cómo sera en provincia. Incluso hay ofertas en zonas rurales de fincas preciosas con mansiones incluidas. Conozco algunos cubano americanos que se están repatriando y haciendo zafra con esas gangas. Ahora hay que tener mucho cuidado con las propiedades que compras especialmente tierras y viviendas de antes del 59 porque en muchos casos los propietarios verdaderos y sus herederos viven fuera de Cuba y no dudarán en reclamar lo suyo el día que vuelva la democracia.

        Respuesta
        • Lo sé Bobo, hay gente a la cual no entiendo, se sabe que si te engañan una vez, es culpa del otro, pero si te engañan la segunda vez, es culpa tuya (algo así) Además es cuestión de convicción, si no te importa volver para ponerte bajo las mismas garras por las cuales tuviste que salir de tu país, entonces vas y haces negocios con los tiranos, y no sé cómo es que no saben que lo que están comprando tiene dueños y el peor de todos es el gobierno, así firmes y “legalices” todos los documentos de compra, TODO pertenece a ellos, y te lo pueden quitar cuando a ellos les de la gana. No sé, eso es lo que yo pienso, y sin oponerme a los que lo hacen.

          Respuesta
    • Bobo, pero quien quiere vivir en Alamar? Ud es bobo o que?
      Lo de los intereses que dices, me parecen que no son tal altos . Ademas, quien quiere meter todos sus ahorros en Cuba? Yo no le tengo mucha confianza a como manejan las politicas monetarias y quien sabe que pasara con el CUC o CUP. Yo sugeriria invertir algun dinero fuera de Cuba que produzca un retorno acceptable con un riesgo moderado. No se como funcionan los management funds en España (aunque hablando con varios cubanos residente alli, me parece que no hay mucha cultura de inversion, viven al dia a dia y lo que tienen se lo gastan)

      Respuesta
      • Javier tu conoces Alamar? Puedes ir prácticamente caminando a la playa y eso es un lujo para cualquier habanero, especialmente los que viven en la periferia. Hay dificultades como en todos los barrios de La Habana.

        En cuanto a las tarifas de beneficios por plazo fijo en cuc estan similar a Panamá que es un paraíso fiscal y en pesos cubanos muy superior a la región teniendo en cuenta la estabilidad del peso cubano durante años (ficticia o no). En los USA los bancos no te dan más del 1%, no se como sera en Australia, puedes decirnos?

        Respuesta
        • Si te refieres a la playa de Bacuranao, OK. Porque la de los rusos te la regalo.De todas maneraa, Alamar nunca me ha gustado y el problema del transporte lo hace aun menos atractivo.Pero bueno, es un tema de preferencias…
          En cuanto a los intereses a plazo fijo en bancos australianos, son similares pero en una moneda que es un 25 pct menos fuerte comparado con el USD. Ademas, pagas impuestos sobre los intereses que ganes por constituir un ingeso. Por supuesto aqui hay otras maneras de reducir eso pero eso es un tema para otro post.
          Mi punto es que no se tengan todos los ahorros o inversiones en una sola moneda o un solo lugar. A mi me parece bien tener unos 5000 CUC a mano, pero el resto lo tendria invertido en otra parte. Claro que con 20 000 euros (o USD) no aspires a mucho.

          Respuesta
  • Katherine, si no te “pones las pilas” te anticipo que de va a agarrar una sequía peor que la del Sahara. Tal vez el consejo del repatriado sea válido para ti, en todo caso yo anticiparía tener , al menos, un techo propio; yo no sé como están los precios de las casa en La Habana, pero creo que con mucho menos de 20000 puedas conseguir un apartamentico fuera del centro. Respecto a los negocios tienes que analizar bien, aquello ya está lleno de timbiriches de pan con tortilla, café aguado y pizzas, y montar una Paladar lleva una buena inversión. Tienes el recurso de, si tienes un capitalito, viajar y una vez al año llevar cosas y venderlas. Si tienes la ciudadania española pues mejor, te das un brinco a Panamá cada vez que tengas chance y con tu maleta llena de ropas, una laptop o algo así ya “hiciste el pan”. Trabajar para el estado me parece la última opción, luego de probar el “capitalismo feroz” que de seguro te daba para tu alimentación y cosas básicas te va a ser muy difícil cobrar y ver como desaparece tu salario en una jabita con cuatro cosas dentro. Saludos.

    Respuesta
  • Interesante artículo. Pero sería bueno preguntar: cuantas personas regresan a cuba con una mano delante y otra detrás, y el promedio de edad de esas personas, calificación, salud, y lazos con el país, sean de tipo familiar etc.?
    Ahh, otra cosa, en Cuba hay sequía financiera hace más de 20 años.

    Respuesta
  • Katherine , vas a tener que hacer maravillas, 20000 euros en Cuba no es nada, veras lo rapido que se va, quien te lo dice fue marino por 30 anos y varias veces tuvo esa cantidad de dinero en las manos; pero yo solo no, muchos colegas mios ganaban y se buscaban mas que yo, ahora estan aqui en Miami, lamentando igual que yo el no haberse ido antes. Otros con mas dinero que ese se fueron de la marina y montaron negocio en tierra creyendo que no navegarian mas ; pero al final terminaron montandose en un barco sin un medio en el bolsillo . Vi a algunos amigos retirarse con casa buena , auto y dinero, para verlos despues vender ano tras ano cada cosa que habian ganado. Si tu fueras una de esas personas como tu dices que lo anormal lo ven normal , no te diria nada, si tu fueras de esas personas que te fajas en una cola por el yogurt de soya y la masa carnica , no te diria nada, si te puedes acostumbrar a no reparar tu casa , a no pintarla, a no pagar internet, ni cellular , a hacer la cola del periodico para no pagarle 1 peso al viejo de la esquina, no te diria nada; pero como veo que quieres hacer una vida “normal” como la que llevabas en el extranjero, entonces debo decirte que 20000 euros no es nada.

    Respuesta
  • Vivir en Cuba solo es una opción cuando no necesitas ganarte la vida allí.

    Simplemente, puedes poner cualquier negocio que no hay tanta gente con dinero para sostener una buena venta. Sin entrar en lo que te tumba el gobierno ganes o no ganes y la falta de logística para cualquier actividad comercial.

    Así que si te jubilas con 800.00 en Estados Unidos, sí. Pero si tienes 40 años y perdiste el trabajo en Europa, no.

    Respuesta
  • Las casas en la Habana están llenas de carteles de “Se vende” y hay buenos precios, también me he encontrado con gente por la calle que me han preguntado de donde soy, muchos para contarme que habían estado trabajando en España , casualmente muy cerca de donde yo vivo, durante 10 ó 15 años y ahora son retornados, sobre todo hablo de gente mayor , pero también algunos jóvenes.
    También es algo bastante común que la gente te ofrezca hacer negocio… ( en la cerámica, en el turismo…) Y seguro que hay nichos de negocio interesantes, porque el consumismo en Cuba está en auge. Estando en una fiesta universitaria en un local de copas de Camagüey, llegó un chico con una bolsa de deportes y de allí salieron zapatos tipo valentino y demás…las chicas de la mesa de al lado ( que por cierto eran lesbianas; eso fue otra cosa que me sorprendió de Cuba porque había oído que el régimen no lo aceptaba y luego he visto muchos gays, ahí en Camagüey hay una plaza donde suelen reunirse) el asunto es que se los probaban y acabaron comprando. El vendedor se fue con la bolsa vacía.

    Respuesta
  • Con todo respeto para mi los famosos repatriados estan divididos en dos grupos, unos que son como el Gilberton regetonero o los del medicare, se facharon el baro fuera y donde unico pueden gastarlo es en Cuba… Ojo que no hagan como Gilberton que miren como acabo, el otro grupo una pandilla de ilusos que en unos meses los vere regresando cuando no tengan internet, cuando se le gasten los 4 trapos que llevaron, cuando tengan que lavar con el primer detergente que se encuentren cuando cuando cuando choquen con el dia a dia de Cuba, no es lo mismo de “turista” que de residente permanente
    Por otro lado eso de sindrome de Estocolmo quedo obsoleto, debia llamarse sindrome de La Habana, despues de vivir en libertad retornar a la isla carcel

    Respuesta
    • Rene : lo felicito !!…ha hecho un descubrimiento sociologico !!!! ” El Sindrome de la Habana “….siempre lo usare, pues se diferencia del de Stokohlm. en que este seria para casos de secuestros personales y el suyo para boberias colectivas y sociales !!!!

      Respuesta
  • Tengo una idea para aprovechar los miles de contenedores vacíos que dejan los repatriados en el puerto de La Habana: Llenarlos de esos cubanos que arriesgan sus vidas dispuestos a vivir en libertad; llenarlos y enviarlos a Europa y USA.

    Respuesta
  • No soy nadie para juzgar y no lo hago. Pero trato de comprender y no lo logro. ¿Cómo es posible que alguien haya vivido en libertad y decida voluntariamente volver a ser esclavo y vivir en tiranía?

    Misterio, enigma…

    Lo único que se me ocurre es que ese alguien jamás fue libre, aún pudiendo serlo fue siempre esclavo, se llevó consigo consigo sus cadenas. Eso, creo, no tiene solución.

    Pero es solo una idea, quizás me equivoco, no llego al meollo…

    ¡Gracias Fidel!

    Respuesta
    • Es fácil entender Pepe Pan: un madre enferma, un hijo que necesita un padre, tu familia, alguien viejo que quiere morir en su patria, una propiedad que heredar, alguien que vivía del cuento, el robo y de las remesas.

      Personalmente conozco a un cubano que sus padres se lo llevaron con 7 años en el 1960 a los USA, ahora está jubilado y quiere radicarse en Cuba porque dice que el no se fue por voluntad propia. Y lo entiendo porque nunca sufrió en el pellejo el machaca papá del difunto.

      Respuesta
      • Entiendo válidos todos los scenarios citados Bobo, menos al que lo sacaron de 7 años. Súper difícil adaptarse a vivir como se vive en Cuba. Déja que se tenga que mandar dos hrs en una cola, para que le venga a la mente el Publix o el Winn Dixie y tenga que coger un avión para Miami “a despejar”, espero deje apartamento o casa de la parte de acá, yo conozco una gran cantidad de cubanos que son de la clase “privilegiada” de allá, y me dicen que en Cuba, más de tres meses es demasiado sin salir, Y éstos son cubanos conocedores de la “mecánica” cubana y.., con dólares en los bolsillos. Yo tampoco cogi el adoctrinamiento, ni tampoco escogí a que me trajeran, y también me gustaría volver a mi país, ,, pero de madre volver sabiendo que la causa de nuestro exilio (la dictadura) todavía existe.

        Respuesta
        • Te entiendo Miranda pero nadie escarmienta por cabeza ajena. Por suerte como dices tiene casa propia en los USA y es ciudadano americano. Yo le digo de jodedera que va a jugar béisbol pero con pelotica de goma, jubilación de más de 1000 usd, renta de su casa en NY y pasaporte azul oscuro con el águila estampado. Pero bueno realmente el no decidió irse de Cuba.

          Respuesta
  • Katherine, muy interesante y entretenido tu artículo. Me gustó mucho y espero leer otros sobre tus peripecias como retornada a la Patria

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Un hombre y su perro, La Habana. Por Charlie Lockwood (Reino Unido). Cámera: Canon:6D Mark II

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com