Votaciones en Cuba: ¿qué es lo correcto?

Kabir Vega

HAVANA TIMES – A medida que las votaciones del domingo 24 de febrero se aproximan, el Gobierno cubano ahoga el país con el SÍ.

Desde centros de trabajo estatales, oficinas y cuarteles de la PNR o FAR, escuelas, la televisión, la radio, hasta los mismos medios de transporte público o negocios particulares, podrás encontrar el cartel de: “YO VOTO SÍ”, o “SÍ POR LA DEMOCRACIA”.

La pregunta que surge es si los que diseñan la campaña estatal nos creen tan energúmenos que podamos considerar democracia una “opción” que nos están empujando, sin dejar espacio para el disentir o el abstenerse.

Mientras el SÍ se extiende como una plaga que no es posible evitar, la disidencia conquista los ciberespacios con publicaciones sencillas, pero de masivo alcance, como artículos o videos, convocando a ejercer el derecho de rechazar la nueva propuesta de Constitución.

Y al menos uno, (Estado de Sats) sugiere boicotear el referendo no asistiendo a las urnas el 24 de febrero.

Realmente resulta saludable que todo esto exista como contrapartida a la nauseabunda campaña gubernamental, que reina solita, sin competencia, invadiendo las calles y los medios. Sin embargo, creo que de cierto modo el NO puede resultar también un poco opresivo. Para que existiera un balance sería bueno que algunos recordaran lo importante de sentirnos libres para tomar cualquier decisión sin sentirnos coaccionados

El cubano común no analiza cuál es la elección correcta, ni siquiera piensa en las venideras votaciones, porque ya sea con la vigente o la nueva Constitución, nunca podrá comprar la casa ni el carro de sus sueños, ni siquiera el confort más básico o la libertad de poder elegir el tipo de comida que desea consumir cada día.

Incluso si es un pensamiento errado y pesimista, la mayoría asume que el país nunca va a cambiar, que Cuba será el eterno charco de lodo, sin progreso ni reformas. Sus vidas se han detenido en un ciclo de supervivencia monótono sin expectativas de evolución.

La convicción de que ni siquiera el NO va a producir un cambio, hace que la gente se desentienda de todo y siga en su lucha diaria como si alrededor no estuviera pasando nada.

Quizás, si la disidencia encontrara la forma de convencer a ese gran grupo de ciudadanos resignados, se tomarían el trabajo de pensar qué es lo que quieren, no se limitarían a concluir que todas las reformas políticas quedarán en el plano de lo abstracto, sin incidir en sus vidas.

Entonces es posible que el cubano común logre sacar las raíces de esa tierra estéril en la que lleva plantado tanto tiempo, e ir en busca de una pradera llena de colores y posibilidades.

Kabir Vega

Soy un joven cuyo desarrollo en la vida no ha sido lo que consideramos normal o apropiado, pero no me arrepiento. Aunque soy muy reservado, disiento de muchas cosas de forma implacable. Considero que la sociedad, y no solo de Cuba, está errada y necesita cambiar. Amo a los animales en ocasiones incluso más que a mi persona ya que ellos carecen de maldad. También soy fan de la tecnología y del mundo Otaku. Empecé en Havana Times porque me permitía contar algunas vivencias y quizás incentivar algún cambio en mi país. Puedo ser ingenuo en mis argumentos, pero soy fiel a mis principios.

Kabir Vega has 83 posts and counting. See all posts by Kabir Vega

13 thoughts on “Votaciones en Cuba: ¿qué es lo correcto?

  • Creo que lo del carro y esos bienes es un símbolo de prosperidad. Pudo decir perfectamente prosperidad. Y una Constitución tiene que brindar espacio a la prosperidad del pueblo, del soberano que emite esa ley de leyes. Y no creo que esta constitución que fomenta la continuidad de un mo9delo que en 60 años ha empobrecido el país y nos tiene dependiendo de remesas y haciendo colas para comprar lo que se acaba en un p[ar de horas y lo sacan dos o tres raticos por semana, productos de primera nbecesidad. Prolongar un sistema así es negar la prosperidad. estoy de acuerdo con Kabir. A mí también me chocó lo del carro, porque no es solo un carro, se trata incluso de aceite para comer o un par de zapatos para un hijo. Pero lo veo como una metáfora.

  • …te tomo la palabra y te respondo …leo muchos de los articulos de havana times aunque solo comento aquellos que me parecen interesantes o los que simplemente me parecen falsos,mentirosos,manipuladores o que muestran un elemental desconocimiento de los hechos o la historia…no trato de educar ni cambiar la mentalidad politica de nadie,solo doy mi opinion …y si,soy un adulto con mucho tiempo libre y horas de internet…ya cumpli,ahora te toca a ti…

    …por lo mismo que eres,como tu mismo reconoces,un joven que todavia desconoce mucho de este mundo deberias ser un poco mas moderado en tus comentarios,analizarlos bien y tocar temas que si conozcas,no generalizar en lo que son tus opiniones ni catalogar ni etiquetar a las personas sin conocerlas,sin conocer lo que piensan y hacen y porque lo piensan y hacen…es mi opinion y tomala como consejo de un viejo que ha conocido un poquito mas de este mundo que tu…

  • Una pregunta capciosa en este sistema totalitario y un tanto divertida para quienes rebosan de cinismo, pero antes de preguntar debes ser capaz de dar Eduardo, ¿te pagan a tí por dedicar largas horas a leer los artículos de todo los artículistas en Havana Times, o eres simplemente un adulto con mucho tiempo libre y horas de Internet?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *