Queremos más violencia (II)

Kabir Vega Castellanos

Escena-de-la-serie-manga-Hellsing-que-no-era-tan-violenta-en-la-saga-anterior-
Escena de la serie manga Hellsing que no era tan violenta en la-saga anterior.

HAVANA TIMES — Aunque carezco de Internet y desconozco el resultado de los rating acerca de lo que prefiere el público, desde Cuba intercambiando entre amigos todo tipo de información y sin necesidad de buscar muy lejos, he podido ver la violencia como un denominador común.

No es que todo esto sea el origen exactamente, pero no deja de ser una propaganda a la violencia. Que haya niños consumiendo juegos violentos donde se maltrata y tortura a seres vivos no puede dejar impresiones buenas en la mente, y el ser humano archiva los recuerdos y actúa de acuerdo a toda la información acumulada.

Quizás en países donde la sociedad está muy organizada, ningún niño pueda coger a un animal callejero y verter sobre él lo que aprendió en un juego porque sabe que está penalizado; pero sí puede suceder y de hecho sucede en países donde los animales no están protegidos por ninguna ley, como en Cuba.

Yo mismo he podido notar un incremento en el abuso a los animales. La gente solía maltratar solo a los gatos pero hace un tiempo vi a dos perritos cerca de mi edificio que habían apedreado por puro placer, se pasaron horas gimiendo de dolor.

Un amigo de mis padres comentaba que su esposa ya no quiere ir a Las Tunas, de donde procede, por la abundancia de asesinatos a mujeres que ocurren allí, decía que se ha vuelto común oír que un tipo mató a machetazos a su mujer.

Yo recuerdo que los documentales que veía en mi infancia tenían como objetivo instruir o dar alguna información que aunque en lo personal no te fuera útil, podía incluso ser divertida. Sin embargo, la popular saga “1000 maneras de morir”, dramatiza en cada episodio alrededor de tres muertes, (accidentes y a veces asesinatos). Me pregunto qué aporta ver las situaciones de agonía que padecen las personas antes de fallecer.

Escena de la serie The Dome
Escena de la serie The Dome

También muchas series mangas que consume el público adolescente, se han vuelto escalofriantes. Por ejemplo: “Hunter X Hunter” que ya mencioné en otro artículo, parecía 100% infantil, pero sesenta capítulos después aparecen unas criaturas que se alimentan de humanos, y lo peor es que no solo satisfacen su estómago sino que buscan diversión torturando, mutilando, haciendo todo tipo de atrocidades con las personas.

No estoy al tanto de cómo han evolucionado los más recientes video juegos, pero si la violencia es requisito para el entretenimiento, como será en un medio donde existe un mundo en función del jugador, donde éste puede satisfacer sus más morbosos deseos, donde se otorgan bonus (estímulos de beneficio práctico o para satisfacer el ego) a cambio incluso de cometer mutilaciones, asesinatos masivos u otros sadismos.

He sabido también que lugares del mundo donde han ocurrido grandes tragedias, (genocidios, catástrofes naturales etc) aumentan el número de visitantes en lo que se ha llamado “turismo negro”.

Ya se ha visto el daño que pueden hacer las palabras, con los “mensajes del agua”, del japonés Masaru Emoto o la forma en que se deshacen en las islas Salomón de los bosques cuando les estorban para cultivar: los habitantes se juntan alrededor de cada árbol y lo maldicen. Al poco tiempo el árbol se seca.

También es bien sabido que los peores psicópatas y asesinos en serie sufrieron en su infancia grandes dosis de abuso psicológico o violencia física y simplemente reproducen lo que aprendieron.

No creo que quede mucho por demostrar en este sentido, sólo falta que la humanidad se tome todo esto en serio. Que la violencia atraiga y venda no debería bastar para que sea más y más explotada sin tener en cuenta las consecuencias.

Kabir Vega

Soy un joven cuyo desarrollo en la vida no ha sido lo que consideramos normal o apropiado, pero no me arrepiento. Aunque soy muy reservado, disiento de muchas cosas de forma implacable. Considero que la sociedad, y no solo de Cuba, está errada y necesita cambiar. Amo a los animales en ocasiones incluso más que a mi persona ya que ellos carecen de maldad. También soy fan de la tecnología y del mundo Otaku. Empecé en Havana Times porque me permitía contar algunas vivencias y quizás incentivar algún cambio en mi país. Puedo ser ingenuo en mis argumentos, pero soy fiel a mis principios.


7 thoughts on “Queremos más violencia (II)

  • el 26 abril, 2014 a las 11:07 am
    Permalink

    Uhmmmm…Lapón, Lapón, pullitas y sin nombre no es de buena educación…

  • el 26 abril, 2014 a las 11:05 am
    Permalink

    Kabir:

    Oportuno el llamado. Aunque ya la violencia es parte consustancial de nuestro día a día en casi todo el mundo, nunca resultará ocioso insistir en la necesidad de estar alerta ante sus manifestaciones. Y sobre todo prevenir a los más jóvenes.

  • el 26 abril, 2014 a las 1:16 am
    Permalink

    Hola Kabir. Muy bonito, emotivo, sensible y balanceado tu post de hoy. Creo que vas por buen camino. Pones “una de cal y otra de arena” y te preguntas o cuestiones sobre aquello que no conoces. Eso es un buen Periodismo. No el de otros -que escriben, también, es este equipo-, quienes afirman lo que han leído en un librito o le dijo alguien que no ha salido de la esquina de su casa.

  • el 26 abril, 2014 a las 12:47 am
    Permalink

    Sin caer en comparaciones de qeu si en Estados Unidos esto, que si en Japon lo otro, me parece que la violencia está en todos lo lugares, en todas las cases sociales, entre los mas inteligentes y como en las mujeres y los hombres.

    Existe violencia en Cuba y eso lo sabemos, pero es un tema que no se dice, que no se estudia y que muchisimo menos se informa. Llegando a tener un periodismo libre sin censuras donde se revelen cada crimenes ocurridos en todo el pais, la gente comenzara a entender que algo hay que hacer al respeto, y teniendo un sistema de justicia y penal sin corrupción cualquier tipo de delito puede ser desde controlado hasta erradicado por completo.

  • el 24 abril, 2014 a las 11:08 pm
    Permalink

    En Cuba es muy urgente la necesidad de proteger a todos los seres vivos en la constitución. Maltrato es maltrato sea quien fuere la víctima. un perro, un niño o una lagartija.
    Pero más que legislación es un problema de educación. En Cuba se ha hecho mucho hincapié en instrucción política y técnica en las escuelas, dejando totalmente fuera del programa educativo los buenos modales, la educación en general, la moral y el respeto a los demás (incluyendo animales por supuesto).
    Yo suelo decir que en Cuba no hay hente educada, mas instruida y cada día que pasa creo que estoy no muy lejos de lo cierto.

    De todas maneras, querido Kabir, debes alegrarte de no vivir en Georgia donde, a partir de medio año entrará en vigor una nueva ley que permite a la gente llevar armas ocultas en sitios como escuelas, cines, restaurantes, iglesias y hasta algunas zonas de aeropuertos. Qué te parece? Ah, y todo, claro, con el pretexto de salvar vidas, jajajajaja.
    Estos norteamericanos, después de todo son bastante cómicos. Más armas traen menos víctimas es su razonamiento. Increíble lógica por estúpida. Pero es el mundo en que vivimos.
    Un saludo a todos.

  • el 24 abril, 2014 a las 6:55 pm
    Permalink

    Estoy de acuerdo con Markus en parte, pero pienso más como Kabir en el sentido de la violencia, en específico la recreación de las mutilaciones, torturas, una especie de entrenamiento para que te produzca placer el ensañamiento hacia otros. Creo que la llamada de Kabir tiene toda la sensatez, no es lo mismo la impresión en adultos a las impresiones en los niños. No es automático el paso de la imagen a realizarlo, pero un niño en un entorno descuidado, y/o con otros tipos de violencias, si puede tratar de probarlo con animales en la realidad para empezar… y en un contexto tan vulnerable para los animales como Cuba.

  • el 24 abril, 2014 a las 7:22 am
    Permalink

    Kabir,

    Creo que eres alguien inteligente y sensible. Por eso te invito a que pienses un poco más a fondo este tema.

    Hay estudios serios que concluyen que, aunque no lo parezca, vivimos en uno de los tiempos MENOS violentos de la humanidad.

    En tanto a la conexión causal entre la violencia de los videojuegos y ciertas series animadas, tendrías que basarte en algo más que tu impresión superficial sobre lo que observas en tu barrio y entre tus amistades. Creo que la mayoría de las personas NO reproducen la violencia que experimenta en estos medios – de hecho, creo que sirve más bien para canalizar la agresivad de una forma no-destructiva…el mero hecho de que existen muchísimas personas que han tenido experiencias de una violencia extrema (sobrevivientes de genocidios, por ejemplo) y que terminan siendo individuos no-violentos y hasta bondadosos, debería hacerte cuestionar el vinculo causal que estableces…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *