El deber de soñar

Kabir Vega Castellanos

Foto: Victor Valdés

HAVANA TIMES – Hace poco tuve la oportunidad de ver el remarcable filme Scott and Sid, de nacionalidad británica y basado en las vivencias reales de dos jóvenes. Si no lo has visto, te animo a que dejes de leer este post, lo busque, hagas un tiempo libre y lo disfrutes.

Sin embargo, no es mi intención hablar de la película, solo la menciono por una frase que dice Scott, uno de los protagonistas, que me dejó impactado:

“Una vez que tenemos nuestra libertad, creo que tenemos la responsabilidad de luchar por nuestros sueños.”

Hago memoria desde mis recuerdos más tiernos, cuando era apenas un infante que no imaginaba la difícil realidad del país en que vivía. No me equivoco al recordar todo lo que le dije a mi madre que deseaba cuando tenía menos de 8 años:

“Quiero ser piloto, astronauta, ser millonario vivir en una mansión con piscina y darle la vuelta al mundo. Tener un carro deportivo, un león, una pantera y serpientes como mascotas. Hacer robots y crear el juego de computadora más famoso del mundo. Quiero…”

Los adultos suelen subestimar la inteligencia de los niños a niveles inimaginables. Mucho antes de cursar 6to grado y terminar la primaria, yo había renunciado a todos esos sueños. No porque ya no me interesaran, sino porque había comprendido las posibilidades objetivas que ofrecía mi entorno. Lo mismo sucedía con los demás niños, buscaban cómo pasar el rato, divertirse lo más que pudieran, pero ya no se tomaban en serio sus sueños.

Y eso no era todo. Lo peor comenzaba cuando crecías y te atrapaban los juegos de apariencias. Tenías que ser feliz, pero ¡importante!, tu felicidad debía estar basada en el éxito, en el placer de una vida puramente hedonista aunque vivieras en Cuba y tu familia luchara día por día apenas la comida que les permitiría seguir funcionando como criaturas vivientes.

Ya he mencionado el pánico que me provocaba la pregunta de principio de curso de todas las escuelas o talleres por donde pasé: “¿Qué hiciste durante las vacaciones?”

Scott, el mismo personaje del filme, dice también: “Quiero pedirles que miren al cielo, porque hay otros, en algún otro lugar, bajo el mismo cielo, y no tienen las mismas opciones”. 

Me da risa cuando oigo hablar de “cubano emprendedor”, como si esa palabra fuera aplicable en una sociedad donde se satanizó el dinero y la libertad económica. Todavía ahora, cuando algunas aperturas como la venta y compra de casas o cambios mínimos en la ley migratoria nos hicieron creer que se preparaban las bases del progreso, el presidente Díaz-Canel reitera, por si se nos olvida (como si la realidad no se encargara continuamente de recordárnoslo), que no se permitirá la acumulación de riqueza.

La única ambición permitida es la de permanecer bajo su sombra y ascender mediante méritos políticos. No importa si eres un negociante o artista ajeno al Gobierno, si quieres prosperar tienes que subir los mismos escalones que un militar, (con el riesgo de bajar la escalera de un tirón si solo te sales del guión impuesto), tocar la puerta de su oficina para firmar la venta de tu talento, y de tu libertad.



Kabir Vega

Soy un joven cuyo desarrollo en la vida no ha sido lo que consideramos normal o apropiado, pero no me arrepiento. Aunque soy muy reservado, disiento de muchas cosas de forma implacable. Considero que la sociedad, y no solo de Cuba, está errada y necesita cambiar. Amo a los animales en ocasiones incluso más que a mi persona ya que ellos carecen de maldad. También soy fan de la tecnología y del mundo Otaku. Empecé en Havana Times porque me permitía contar algunas vivencias y quizás incentivar algún cambio en mi país. Puedo ser ingenuo en mis argumentos, pero soy fiel a mis principios.

Kabir Vega has 83 posts and counting. See all posts by Kabir Vega

17 thoughts on “El deber de soñar

  • Buen post Kabir, muy sincero. Quiero referirme a la frase de Scott: ““Una vez que tenemos nuestra libertad, creo que tenemos la responsabilidad de luchar por nuestros sueños.”; yo creo que la responsabilidad y el empeño de luchar por nuestros sueños deben estar siempre presentes, ese empeño y tenacidad nos hace libres, incluso si todas las cirscuntancias que nos rodeen indiquen lo contrario. Sueña y lucha por lo que quieres y, en algún momento (en Cuba o en cualquier otro sitio), la vida te premiará. Saludos.

  • …cuando se es un niño pequeño es aceptable el “quiero ser piloto,astronauta,millonario y etc,etc”…luego debe ser “quiero ESTUDIAR Y TRABAJAR para ser piloto,astronauta,millonario y etc,etc¨…tu no llegaste hasta esa parte y aparentemente preferiste otras cosas…ahora la justificacion de siempre…la culpa es del sistema,los castro,diaz canel y etc,etc…para cumplir el sueño hay que estudiar primero y estoy seguro que eso no te lo hayan prohibido nunca…

  • Tuve sueños de niño. Fantasías.
    De adolescente “me dieron la opción” de ir a una escuela en el campo, donde mis fantasías de niño se hicieron trizas y la realidad allí vivida, me quitó parte de esos, “mis” sueños.
    Pero me gradué de Bachiller en Ciencias y Letras. Título que gané por mis resultados escolares. Otorgado por las autoridades competentes, entiéndase el Ministerio de Educación de Cuba, con, lea bien lo que le pongo a continuación, con faltas de ortografías. ¡Inconcebible!
    Pero allí no me inmovilicé, a pesar de todo, me esforcé más y fui a la Universidad. No a estudiar lo que tenía como vocación, lo que me hubiera gustado ser profesionalmente el resto de mi vida. Pero mi “sueño” de niño se vio truncado, y mis esfuerzos de adolecente disciplinado y buen estudiante no llegaron a materializarse y no por mis resultados académicos, y vuelva a leer bien lo que le pongo a continuación, por mis “aptitudes revolucionarias”. ¿Sabe a qué me refiero cuando escribo sobre estas “aptitudes”? ¿O vive fuera de la Isla paradisiaca y necesito darle explicaciones?
    Me gradué,…, porque ser profesional y trabajar fuerte podría llegar a materializarme mis sueños de niño, mis esfuerzos de estudiante adolecente, mi carrera universitaria.
    No se cumplieron mis sueños de niño, y mis conocimientos adquiridos y mi esfuerzo como estudiante en la Isla jamás me permitieron tener mi propio periódico, mi propio gabinete de abogados, ni mi salón de dentistas o mi firma de arquitectos profesionales para contribuir al desarrollo social y económico de ese país… o trabajar para una Compañía privada de los oficios mencionados anteriormente como ejemplos. Allí trabajé bajo el “manto invisible” de los controles estatales, bajo la doctrina del “yo decido y mando del PCC”, bajo la mediocridad de un método en forma de “Director de Empresa” que representa a ese sistema descabellado que es el comunismo insular. Para poder ascender tenía que vender mi alma al diablo. Pero no, soy católico y tengo fe.
    Y al fin sí pude realizar algunos de mis sueños. Tengo una familia, tesoro de mi vida. Mis hijos van a la escuela sin tener que vociferar que tienen que ser como asesinos, mi esposa no tiene que ir a trabajos voluntarios para “ganarse el derecho a comprar” una batidora eléctrica otorgado por un Sindicato, tengo un trabajo donde valoran mis conocimientos y capacidades, y me remuneran en correspondencia, no miran de qué partido político comulgo, tengo una vivienda decorosa, y otras cosas materiales y efímeras. Y no voy a desfiles multitudinarios dando vivas a quien me explota. Soy un ciudadano con derechos y capaz de criticar lo mal hecho del Gobierno de este país (el mío por decisión) y nadie me intimida. Ah, olvidada algo importante: Vivo en otra parte del planeta. Soy otro exiliado que escapó de la dictadura comunista de la Isla.

  • Martín:

    Tu último párrafo refleja el sentir de la mayoría de los que hemos escapado del antro en que han convertido a Cuba. Eso debieran grabarlo en mármol en la entrada de cualquier museo dedicado a la emigración cubana.

  • …y en esa otra parte del planeta donde vive….ya tiene,o esta a punto de tener,su propio periodico,su consultorio dental ,su bufete de abogados o solo trabaja por un sueldo y una vivienda decorosa???… porque conozco personas que, a pesar de llevar viviendo muchos años en un pais de los sueños como ese donde usted vive y tener un carro y una vivienda decorosa ,sobreviven en un trabajo mediocre que no les gusta pero que les paga un sueldo y todavia culpan de su situacion a los castro y la dictadura comunista de la isla…conozco personas que llevan muchos años en miami, que se quejan de no conseguir un buen trabajo por no hablar ingles y que culpan a la dictadura comunista de la que escaparon porque en la escuela no le enseñaron ingles…conozco personas que en cuba ni estudiaron ni trabajaron porque decian no tener futuro ni aspiraciones y ahora culpan al sistema cubano por tener un trabajo mediocre en un pais de las maravillas a donde se fueron buscando sus “sueños”…y aun asi se consuelan pensando que,para los estandares de los cubanos de la isla,son unos triunfadores…

  • Afortunadamente no fui a dar en esa parte del planeta que usted insinúa. Le menciono además, que el éxito personal depende de la capacidad que tenga como individuo de hacerse su propio camino, engrandecerse, crear, aportar y recibir en reciprocidad completa sin la intromisión de terceros y mucho, muchísimo menos de ideologías, sean las que sean.
    Trabajo decorosamente y desde hace más de 20 años en la misma Compañía de Contadores Afiliados. Empresa Privada y con intereses mutuos. Detalles estos que puede ni le interese ni los entienda y pienso que personalmente, no le incumben pero no veo objeciones en informarle. Pero la dignidad no se alcanza con “tener y ser dueño de algo”, la dignidad y el decoro se alcanzan con la libertad personal, con el respeto que profesas al prójimo, con lo que haces profesionalmente y mantienes a tu familia, la que formaste y trajiste al mundo para ser, al menos por el tiempo que estén bajo tutela, su responsable.
    Yo no garabateé en mi respuesta “país de sueños”, no malinterprete mis palabras. Escribí sobre la realización de “algunos de mis sueños” y mencioné mi familia entre otros. Las cosas materiales, los automóviles, las comodidades del hogar y todo lo que puede llegar con un salario decoroso no hice mención de ello para no ser petulante. No, no me interesa llevar al cuello quince cadenas, cada una de ellas, más gruesa que la anterior, en oro, ni llegar a la Isla de regreso y comprar todas las cervezas y hacer una fiesta para ostentar y sentir que vivo “como triunfador”… no soy ese tipo de persona, por lo tanto, me comporto y me quejo como todos los seres humanos.
    Aprendí el idioma que se habla en esta nación porque igual que estudié en la Isla para tener resultados académicos envidiables, lo hice cuando bajé del avión y me encontré en “tierra de nadie”, nunca le achaqué al ministerio de educación sus mediocridades al respecto, y las tiene, pero no son temas para este post.
    Yo culpo de la situación misericordiosa de esa isla a los dictadores “Castro Ruz” y la ideología que impusieron. ¡¿Qué tiene que ver mi vivienda decorosa alcanzada con el esfuerzo familiar y el daño antropológico que ellos, esos dos dictadores y lo que sigue, han hecho a la Isla?! ¿Dónde está esa relación directa que me impide, porque hemos logrado una vivienda, no criticar al comunismo? ¿Tengo que callarme la boca por los horrores que cometen ya que “conseguí” tener automóvil en otro país?
    A mí me parece que usted sólo conoce cubanos en Miami que se quejan. Permítame hacerle saber, que hay otros cubanos que no lo hacen y viven allí en Miami, en Barcelona, en Melbourne, en Jerusalén, en Toronto, en Seattle, en Bucarest y no puedo mencionarle cada pueblo, ciudad o país porque la lista sería larga y tediosa. Pero esos que no se quejan y han echado raíces en otras partes de este planeta, se lo debemos en primera instancia, a la intolerancia, la opresión, la asfixia política, la indiferencia ciudadana, el descrédito y la discriminación de ideas creados todos esos flagelos por la clase dominante que se apoderó de vuestras almas, aquel fatídico primero de enero.
    Triunfadores: Bill Gates, Jeff Besos, Steve Soros, Warren Buffett, Larry Ellison, Carlos Slim, Bernard Arnault, etc etc etc.

  • Gracias jorgealejandro1… es que “eso” se lleva profundamente…

  • …tiene usted razon en que no me incumben los detalles de su situacion..si ve mi primer comentario se referia a que para cumplir sueños y aspiraciones,en cualquier lugar del mundo,lo primero es estudiar y trabajar para tratar de lograr esos sueños…si no se cumplen esos primeros pasos es muy dificil que,sea el lugar del mundo que sea,se logre cumplir alguno de esas aspiraciones…mi punto es que si no se cumplen esos primeros pasos no es aceptable el culpar al sistema cubano por no llegar a ninguna parte…le parece razonable esto???…ahora que si nos ponemos a politizar el asunto me parece que en cuba hay muchisima gente que han cumplido sus sueños y aspiraciones de ser medicos,ingenieros,mecanicos o cualquier otra cosa que han querido y viven una vida feliz con sus familias,amigos y su entorno a pesar de todas las limitaciones y problemas que puedan tener…muchisima gente que permanece en cuba viviendo una vida digna ,familiar y de trabajo y no piensan irse a ningun lugar a pesar de limitaciones y problemas…es su decision y su derecho y asi se sienten felices…como mismo usted y otros muchos tomaron la muy respetable decision de irse y asi se sienten felices…no cree que se debe respetar la decision de los demas???…le parece razonable esto???….

  • Aprendí, en los casi 35 años que tengo de exiliado (político, lo aclaro), que un dialogo constructivo siempre aporta ideas.
    Sería descabellado d mi parte decirle Sr Eduardo, que en la Isla no existen personas con dignidad. En este mismo periódico digital he respondido otros post y he hecho los siguientes comentarios: (https://havanatimesenespanol.org/?p=138731) “Sí, el cubano es ciudadano. Llevo más de 30 años viviendo en un país donde no necesito llevarme en el bolsillo la goma de borrar para que mi hijo tenga una para sus tareas escolares. Tampoco he tenido que echar en una lata de galletas vacía, un ventilador “Orbita” para que en mi hogar haya un poco de aire cuando el calor es sofocante. Ni me han tenido que registrar a la salida de mi centro de trabajo porque me llevo un pedazo de jamón escondido en el ajustador de mis senos para ponerle algo de comer a mis hijos a la hora de la cena… Ejemplos como los anteriores hay cientos de miles. No culpo al cubano, ni mucho menos al ciudadano. Ladrones siempre hay donde existe abundancia y carencias. Eso se llama cleptomanía. Cuba no es la excepción y existen ciudadanos dignos, ayer los hubo, hoy los hay.” Fin de la cita en ese post.
    También en otra respuesta a otro artículo comenté: (https://havanatimesenespanol.org/?p=138950) “No somos los cubanos ladrones, ni vagos, ni descarados… Somos seres humanos con desperfectos como todos los demás seres humanos. Que hayamos tenido que robar por necesidad, ¡eso es otra cosa! Que no nos interese trabajar porque recibimos el mismo salario y no nos colma la cuarta parte de las necesidades básicas, ¡eso es verdad! ¿Pero cuántos cubanos sí trabajamos, cuántos cubanos no robamos por necesidad, cuántos tenemos empleos que nos permiten vivir decentemente y lo hacemos para el bien propio y de la familia? Me parece que no debemos usar el mismo rasero para todos nosotros.” Fin de la cita.
    En ambas ocasiones anteriores (lo que acoté de otros post), me refería a los cubanos con respeto y con cierto aire de cordialidad. Sería suicida negarle que en la Isla no haya profesionales o ciudadanos comunes que no quieren dejar el país y que tienen familias y son felices. Le puedo nombrar algunos y haga usted su tarea ciudadana de buscar información: Vilma Rodríguez Castro; Paola Titolo; Sandro Castro Arteaga; Raúl Alejandro Castro Calis; Panchita Pupo; Lisa Titolo; Mónica Fraga Castro; Lydia Amalia Castro Odio, y hay muchos otros que como los mencionados anteriormente, son felices y sus carencias materiales son ínfimas. Las decisiones y las opiniones siempre que sean emitidas con respeto, las acepto y acato a pesar de ser contrarias a las mías, el hecho de disentir no me crea enemigos y mucho menos los convierte en monstruos o groseros villanos asalariados.
    Ya que usted precisa no politizar esta discusión, entonces y luego de algunas preguntas indiscretas creo yo, una última petición le hago: ¿Que le quiso decir a Kabir Vega, el articulista dueño de este trabajo inicial, cuando le menciona en su respuesta y cito sus palabras “…tu no llegaste hasta esa parte y aparentemente preferiste otras cosas…ahora la justificacion de siempre…”? fin de la cita.
    Y me parece más que razonable lo que me dice sobre las culpas echadas al sistema cubano. Gracias entonces por indirectamente apoyarme en todo lo que he dicho. Mis razones las expongo con la transparencia necesaria para que el lector menos perspicaz pueda entender el motivo de mi rechazo a la dictadura castrista.
    Igual de razonable me parece lo que me dice al final sobre los profesionales en la Isla, pero como no es el momento de politizar más este trabajo de Kabir Vega, entonces le sugiero lea el último post de Don Elio Delgado Legón y la respuesta que le da su colega de él, Osmel Ramírez, en ese mismo artículo. (https://havanatimesenespanol.org/?p=139580) ¿Interesante verdad? ¿Cuánta discordancia entre opiniones sobre un mismísimo tema de dos residentes en la isla paradisiaca? ¿El Edén Vs el Tormento? Saludos para usted Sr Eduardo.

  • …respuesta para el señor martin…en un articulo anterior de hace un tiempo ,no se si se pueda encontrar todavia en los archivos,el joven kabir contaba de su decision de abandonar sus estudios porque no le permitian tener el pelo largo en la escuela…esa fue la historia que recuerdo y no se si cambio su decision o que hizo despues…por eso mi comentario y lo que quise decir…ojala el mismo kabir pueda aclarar esto y sacarme de mi error si asi fuera…y una cosa mas…puede que en el pais donde usted vive la gente no tenga necesidad de robar…felicitaciones…pero si ve las noticias de otros paises como los usa y otros paises libres y democraticos de america latina vera que la situacion es muy distinta y no creo que sea solo cleptomania…

  • No generalice Sr Eduardo porque en el país donde vivo se roba. No tergiverse el contenido de mi respuesta porque en ningún momento dije que no existía el hurto. Y si me incluiría en esa lista de cuatreros, le aseguro que jamás me robaría una toalla de un hotel, un rollo de papel higiénico, un llavín de una puerta de mi centro de trabajo, una manzana de la frutería, las bocinas de un club nocturno, el dispensador de jabón líquido del baño colectivo, un caja de tabacos de la factoría, media libra de picadillo de soya “reforzado”, un sacapuntas, etc. Me pondría del lado de los ladrones que desvalijan millones del Banco Central o de Políticos y sus familias que sin escrúpulos usan los recursos del erario público para sus proyectos… porque entonces estaría “trabajando” (¿…?) “por los humildes y para los humildes”. ¿Estaremos de acuerdo al menos en esto?

  • …no individualice señor martin …usted no se robaria esas cosas pero si ve las noticias vera que no todos viven igual que usted…y el robo,nunca justificado, por carencias y necesidades no es solo exclusivo de cuba…

  • Viendo las noticias… el robo nunca es justificado. ¡De acuerdo Eduardo! Ni en los Estados Unidos de América, y mucho menos en Cuba. (Argumentando y lo escribo entre paréntesis para evitar politizar nuevamente la el post de Kadir. En Cuba se considera la sociedad americana y capitalista en general, como decadente, enferma, no sería ilógico ver a gente robando. Mientras Cuba se alaba de ser “Faro de toda la América” y también se usurpa, se roba {resolviendo o luchando}). El contraste radica en que los Gobiernos en países capitalistas o democráticos no se eternizan en el poder y se reemplazan, se culpan a los otros de haberles dejado esos “rezagos del pasado”, los políticos se “limpian las manos” y entonces los medios de comunicación se ocupan de hacer que lo sepamos. En Cuba, a diferencia, ¿cómo justifican los robos después de 60 años en el poder y dónde está el papel de los medios de comunicación masivos para investigar los responsables de que tengamos que robar? ¡Porque hay carencia generalizada pero se construyen con materiales importados y hasta mano de obra foránea, exquisitos hoteles 5 estrellas y casas de protocolo para extranjeros!

  • …ya sabemos que cuba es una dictadura de lo peor que no tiene remedio pero…me podria explicar usted que de bueno tenga el tener como 10 presidentes en 60 años y que los problemas sigan siendo los mismos o peores,que los ricos sigan siendo mas ricos y los jodidos sigan siendo mas y mas jodidos???…tiene usted razon en decir que en los paises capitalistas y democraticos los politicos no se eternizan en el poder…los que parecen eternizarse son los problemas y las desigualdades sin resolver y si eso no se soluciona…para que tanta eleccion y tanto presidente???…

  • Respuesta para Eduardo:

    No es muy difícil explicarle. ¡Demostrado está! El estatismo y el inmovilismo político conllevan a la decepción de sus ciudadanos. (Es en el proceso de instaurarlos, o de intentar instaurarlos por parte de sus propulsores, que se han cometido los más grandes crímenes y aberraciones de los que se tenga memoria en la historia). Mientras se sienta al poder un dictador, la ciudadanía completa de ese país pierde el derecho a decidir su futuro.
    Las elecciones no las deciden los multimillonarios, porque son, ese 1% de la población, (sin citar al socialista Bernie Sanders jejejeje), las deciden la clase media y pobre de ese electorado con su derecho al voto. ¿Qué cambia cuando uno se “empodera” votando? La posibilidad de elegir es el factor que habilita el desarrollo del potencial humano. ¡Es un derecho humano! La esperanza en primer lugar de poder tener una vida mejor, un mejor porvenir, un nuevo comienzo que puede ser mejor, malo, o quizá peor que el que pasó, pero nos quedó la opción de decidir lo que se nos aproxima. Desafortunadamente la clase menos favorecida de ese electorado, a veces ni participa porque siente que su pobreza es “generacional”. Este voto de confianza del electorado puede volcar el rumbo de un país para mejor o peor.
    ¿Por qué votar entonces si los problemas siguen siendo iguales? Por la simple razón de hacernos escuchar y saber que el poder lo tenemos nosotros. ¿O preferiríamos que otro hable, tome decisiones, se empodere sin límites, nos subyugue, nos intimide, nos limite, y nos deje sin le esperanza de cambiar de destino porque no debemos cambiar los gobernantes?
    ¡No! Voto porque es un derecho.

  • ..y solo como ejemplo…luego de casi 60 años, como 10 presidentes y de que los ciudadanos demuestren su poder votando que usted cree…los usa estan mejor,igual o peor que hace 60 años???…

  • Saludos Eduardo.
    No soy residente de los Estados Unidos de América. Visitar ese país lo hago con periodicidad y también tengo familia por esos parajes. ¿Qué cubano no tiene un “primo” escapado de la tiranía que se radicó por ahí? ¡Difícil eh, pero no imposible! Las referencias que yo le pueda dar sobre ese país específico pueden ser muy personales (estamos tratando el tema sobre democracia y votaciones…) no obstante, mi opinión considerando un solo índice, el desempleo, parece que está mucho mejor que hace 60, 30, ó 10 años. Este bajo índice de desempleo, es reconocido hasta por la más “rancia izquierda en Norteamérica”. CNN lo menciona, pero no profundiza. Lo mismo hace MSNBC, ABC, CBS, con toda intención de menoscabar.
    ¡Pero no hombre!, no voy a hacer su trabajo de informarse lo que se dice en los periódicos y revistas que son libres de escribir, los que le venga en deseos y nosotros “sacar nuestras propias conclusiones” y es por la misma razón que le propongo vaya a esos enlaces que le dejo a continuación y lea la prensa de ese país al que se ha referido. Pero si no son suficientes para informarse sobre los Estados Unidos de Norteamérica, lea la prensa de donde usted lo desee y ancle en conclusiones.
    No obstante, si ya las tiene (hablo de sus ideas), sean las que sean, no deje, en la próxima oportunidad que tenga de votar, de participar en el proceso, pues no habrá forma que los cientos, miles, o millones que piensen como usted, tomen la rienda de sus destinos si todos deciden que no vale la pena votar porque nada cambia.
    http://www.mediaonline.net/es/estadosunidos/revistas/economia
    http://kiosko.net/us/
    http://www.prensaescrita.com/america/usa.php
    Para terminar, y terminar también con este tema: Cree su plataforma política/económica/social y expóngala, haga uso de los medios de comunicación, de las redes sociales y gánese adeptos y seguidores. Planifique el financiamiento de su campaña y propóngase para Alcalde del lugar donde reside. Es el primer paso y muy importante. Cambie su entorno, el que le molesta. Si sus métodos tienen más seguidores que detractores… tiene la oportunidad de llegar a ser presidente del país donde vive y podrá cambiar lo que no le gusta si es que no encuentra oposición para dejarlas tal como están.
    Suerte Sr Eduardo, ha sido un verdadero placer haber tenido esta tan constructiva charla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.