Regreso de la sombra

Jorge Milanés Despaigne

Carnival in Pinar del Rio.  Photo: telepinar.icrt.cu
Carnival in Pinar del Rio. Photo: telepinar.icrt.cu

HAVANA TIMES — “Desde mi casa me puse de acuerdo y fui a Pinar del Río. Luego te cuento”, me asegura Oliver con el rostro resplandecido, mientras sube el ascensor.

Al acompañarlo en el almuerzo me cuenta que su llegada fue rimbombante, que al preguntar por Ángel la madre, sin vacilar, le dio la dirección de donde de vez en cuando él se queda con la novia.

“Fui hasta allí, toqué y Sandra fue quien abrió puerta. Qué clase de sorpresa me llevé; eso sí que no me lo esperaba”, me cuenta Oliver mientras corren las lágrimas por sus mejillas.

Cuando le pregunté qué le había hecho a Ángel para que se enamorara de ella me contestó: “Yo le hago lo mismo que te hacía a ti, solo que nunca me pudiste valorar, él me da todo lo que necesito, amor”.

“Esa había sido mi esposa”, Jorge, continúa. Ahora mucho más bella… y que difícil poder aceptar eso. Con una postura conservadora, tradicional de familia del campo, ingenua, tierna y sincera. Pero como te dije, ya no estoy enamorado de ella.

“Me has tenido en tensión, estoy confundido”, le dije. ¿En realidad a qué fuiste a Pinar del Río?

“Bueno… había carnavales”, continúa. “Y la primera noche me fui con los dos a divertirnos, aunque ya habíamos tenido algunas contradicciones, debo confesar que mi objetivo se cumplió, pero de otra manera”.

“La segunda noche salí con Ángel, ella no pudo ir, porque tenía guardia y aproveché para dar riendas sueltas a mi objetivo”.

“De regreso a casa, en medio de la oscuridad le dije: Yo sigo siendo el mismo de siempre, amándote. ¿Recuerdas cómo disfrutábamos las noches como esta?… siempre me gustaste mucho, y vine a confirmar. Definitivamente voy por los hombres ¿y tú…? Ya veo que por las mujeres”.

“Sí Oliver, estoy y vivo enamorado de ella”.

“Espero que seas feliz”, -le contesté. “Si algún día te arrepientes, acuérdate que yo fui el primero”.

“¿Entonces regresaste tranquilo, centrado y contento, saliste del closet?”

“Claro, así es mi vida”, concluyó.

 

 

 

 

Jorge Milanes

Jorge Milanes: Soy animador turístico y relacionista público. Hace 45 años que nací en un pequeño pueblo costero del este de la Habana llamado Cojímar. Me gustan mucho los viajes y las aventuras, ya conozco bastante sobre mi país y me gustaría conocer otras naciones. Disfruto leer, cantar, bailar, la alta cocina y hablar con gente interesante, que brinde sabiduría y alegría.


7 thoughts on “Regreso de la sombra

  • el 8 septiembre, 2015 a las 11:55 am
    Permalink

    Gracias por la “traducción”, pero sí leí la primera parte, por otro lado, sé de que va la historia -nada del otro mundo-. A lo que hacía referecia es a lo mal redactada que está -cosa no habitual en Jorge- mal uso de acentos, comas desaparecidas y comillas abeirtas que nos cerraron jamás… Es por eso la constructiva crítica.

  • el 7 septiembre, 2015 a las 3:40 am
    Permalink

    Jorge, este texto te puede servir de guía, saludos…

  • el 6 septiembre, 2015 a las 8:30 am
    Permalink

    Siempre me ha asombrado la sexualidad humana. Toda la energía que se invierte en la búsqueda del placer. Todas las relaciones que se van a pique por insatisfacción sexual. Eso que traemos oculto y que veces se dispara sabiendo tocar el botón correcto.

    Hace poco me pregunta una alumna: ¿a su edad todavía tiene sexo?
    Fue casi un insulto, me molesté, pero traté de no darle importancia porque así son lo jóvenes de insolentes.
    A su pregunta le respondí con otras:
    -¿qué edad tienes?
    -16 años, me dijo.
    – ¿tienes sexo?
    fue una pregunta muy fuerte pero acorde a lo que ella me había preguntado.
    -no, me contestó.
    – Entonces tú dime, que es más normal o más raro, ¿que tú no tengas sexo o que yo sí lo tenga?
    también dime ¿a qué edad termina el sexo?
    Ya no me respondió nada y continuamos con la clase de matemáticas que estaba impartiendo. Por cierto ¿a qué edad empiezan los prejuicios?

  • el 5 septiembre, 2015 a las 8:51 pm
    Permalink

    No sé si soy afortunada, pero me parece que yo sí entendí la historia, que por demás es bien sencilla; lo que pasa que no está tan bien contada como otras veces, ¿no? En el post anterior ya Jorge nos anunciaba que su amigo Oliver amaba a un chico. Pues aquí confirmamos que ese chico se llama Ángel y que hace un tiempo tuvieron un romance.
    Ahora cuando Oliver llegó a Pinar del Río, descubrió que su amado y nunca olvidado Ángel estaba enamorado de una mujer, pero ¡oh, sorpresa! no de una desconocida, sino de una muchacha que tiempo atrás fue esposa de Oliver. Sin embargo, aunque Ángel no sucumbió a sus encantos, Oliver regresó a la Habana convencido de su orientación sexual.
    Algo así.

  • el 5 septiembre, 2015 a las 7:35 pm
    Permalink

    Yo lo entendi bien, es continuacion del anterior post “Un viaje a la flor en la sombra” y si no lo leen no podran entender este. Pienso que Jorge deberia titular este post “Un viaje a la flor en la sombra II, o continuacion” para los que no leyeron la primera parte se motiven hacerlo.

    Oliver es amigo de Jorge y le esta contando sobre su antiguo amor por Angel, que casualmente se ha enamorado de Sandra la ex de Oliver. Es un cuento corto dividido en 2 partes y tiene algo de suspenso para intrigar al lector. Tal vez como recomienda Isidro, hay que editarlo mejor para utilizar los habituales guiones iniciales para indicar que hay un dialogo, pero si se entiende. A mi me gusta el estilo personal de contar historia de Jorge porque no es facilista, utiliza recursos literarios como los profesionales del oficio.

  • el 5 septiembre, 2015 a las 10:47 am
    Permalink

    Concuerdo con Lapón: lo leí tres veces y me cuesta sacar algo en claro. Hay que editar, amigo…

  • el 5 septiembre, 2015 a las 1:07 am
    Permalink

    Hermano. ?Qué tomaste? Es tu texto peor escrito que haya leído ?Tenías prisa o estábas ocupado ayudando a Oliver a romper las paredes de su closet?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *