Redistribuir los cargos en mi CDR

Por Jorge Milanés Despaigne

Reunión de un CDR en Las Tunas, Cuba.  Foto: Martin Reid

HAVANA TIMES – La mayoría de las personas que ocupan cargos en el CDR (Comité de Defensa de la Revolución) de mi cuadra han envejecido. Otros, sencillamente, se fueron del país.

La idea original con la que fue creada esta organización por Fidel Castro, en los primeros años de la década de los 60, no se cumple si la plantilla se trata de un montón de viejitos o personas ausentes. 

Hay que redistribuir los cargos, aunque las funciones de los CDR tengan mucho tiempo de caducidad.

Vigilar cualquier acto vandálico o contrarrevolucionario, donar sangre y recoger materia prima no solo son actividades para jóvenes, sino que, por sobre todas las cosas, son para hacer a conciencia.      

Pero como lo de la conciencia nadie lo puede controlar, lo que sí se puede hacer, y se hará, es actualizar la plantilla de este CDR mediante una reunión y el voto de los cederistas. Así que desde horas bien tempranas la presidenta ha estado visitando las viviendas de la cuadra para recordar a todos, la reunión.

En medio de los quehaceres hogareños y con un poco de premura, algunos vecinos salimos a la hora señalada. Ocho de la noche. La presidenta expone los objetivos del encuentro, que, como ya dije, consisten en elegir representantes para los diferentes cargos dentro de la organización.

Deporte-cultura y recreación; Vigilancia; Presidencia; Materia prima, entre otros, son los cargos para los cuales algunos vecinos ya nos habíamos repartido previamente, de acuerdo con nuestros intereses, a las circunstancias que de forma natural se han venido presentando, y enmarcados en la política del buen vecino.

En este caso, son más cargos que los que están en condiciones de ocuparlos, debido a que la mayoría son adultos mayores. No obstante, elegimos al presidente del CDR y le damos la palabra.  

“Sin muela política, aquí nací, me crie. Algunos fuimos a la escuela juntos, jugamos e hicimos nuestra familia sin problemas. Esto que hago es para cuidarnos entre todos, en especial a nuestros “viejos” de la tercera edad, de los delincuentes, timadores, en fin, mantener la tranquilidad en la cuadra y, muy importante, (garantizar) nuestras fiestas. De eso se trata, concluye el nuevo presidente.    

Luego todos nos vamos a nuestras casas y el CDR seguirá funcionando como hasta ahora, despacito, sin coger mucha lucha con las cosas, porque los tiempos no están para eso.

Y hablando de los tiempos, las nuevas tecnologías están imponiendo una nueva dinámica en las relaciones sociales. Hoy todo el mundo tiene un celular con cámara de video para grabar al vecino, y a los que llegan a las cuadras con malas intenciones. Estos dispositivos son más efectivos que el mejor de los vigilantes, aunque la gente no los use con fervor revolucionario. 

 

 

Jorge Milanes

Jorge Milanes: Soy animador turístico y relacionista público. Hace 45 años que nací en un pequeño pueblo costero del este de la Habana llamado Cojímar. Me gustan mucho los viajes y las aventuras, ya conozco bastante sobre mi país y me gustaría conocer otras naciones. Disfruto leer, cantar, bailar, la alta cocina y hablar con gente interesante, que brinde sabiduría y alegría.



6 comentarios sobre “Redistribuir los cargos en mi CDR

  • En el CDR de mi barrio nadie nunca se reúne para nada. Nuestro presidente vitalicio dice horrores si lo pinchas un poquito. Aqui nada se resuelve, tenemos el parque de calle Cero, a la salida del túnel de 5ta Avenida en la más absoluta oscuridad hace años. Enfrente, un bosquecito cercado hace años con el fin de construir la embajada de Qatar. Proyecto abandonado también. Espacios desperdiciados donde se puede construir alguna obra de interés público.

    Respuesta
  • No entendí si el post era una crítica, un elogio o conformismo con los CDR. Yo particularmente creo que son un paciente en terapia intensiva que sigue vivo por los aparatos, pero que si los desconectas se muere. Un muerto en vida. Nadie quiere ser cederista, es algo impuesto sutilmente, ni hay motivación ni nada por el estilo. Solo funcionan en las estadísticas infladas y edulcoradas de las direcciones desde la base hasta la nación. Están tan apagados como el propio fervor revolucionario del pueblo. No hacen falta, lo que necesitamos es democracia, libertades, derechos humanos, elegir nuestros líderes para que esto mejore.

    Respuesta
  • ¿Redistribuir cargos? Mejor que redistribuir cargos sería eliminar esa maquinaria parásita y mal mirada de la sociedad, impuesta por mentes malvadas para destruir la privacidad del ciudadano.
    Lea esta respuesta que escribí hace un tiempo a un artículo de Osmel.
    https://havanatimesenespanol.org/diarios/osmelramirez/los-cdr-acaso-existen-todavia/
    Pero si no quiere perder su tiempo, se la pongo nuevamente.
    “Como pueblo, hemos llegado a “temer” hasta las personas menos inteligentes y más despreciables de la sociedad: [email protected] [email protected] del CDR. Sólo han servido a la maquinaria dictatorial del desgobierno y han, en función de una ideología fallida y malograda, truncado la vida de personas que inteligentemente merecían lugares someros en la Nación redactando cartas y ofreciendo informes negativos por sus condiciones políticas esencialmente.
    Recuerdo cómo mi madre, que sí la tengo como heroína, desafiaba la vigilancia de la presidenta del CDR de mi cuadra para comprar carne de res a contrabando y alimentarnos, para por encima de su seguridad y a riesgos de ir presa, garantizarle el sustento a su familia. Porque el gobierno no nos vendía la carne (para esos que no son cubanos y no saben que en Cuba el gobierno se abroga el derecho de vendernos lo que ellos deciden).
    El CDR ha servido como instrumento de vejación para todos. ¿Y quién no ha sido víctima del chantaje y la coerción a los que nos someten cuando saben hasta con quién nos hemos acostado o cómo es que nos gusta hacerlo?
    Los CDR han sido desde su inicio un aparato corrupto, lleno de rencores y odios infundados para acabar con lo que ellos llamaban la burguesía “gusana” (aclaro que no es la clase elite de La Habana que puede tener todas las trazas burguesas pero se proclama comunista, revolucionaria e INTOCABLE) que desde el inicio de esa “organización civil” (¿?) delató y ayudó a arruinar, inmiscuyéndose en los problemas familiares y sociales de los cubanos.”

    Respuesta
  • Y eso todavía existe?. Hay alguien a cargo de la recogida de basura?, del arreglo de calles?, o eso es función de otro puesto botella como el de delegado?, siguen chivateando al de la bolsa negra?. No lo creo. Que. manera de atracarse. El país se cae a pedazos y todavía hay que dedicarle tiempo a este grupo bufo.

    Respuesta
  • Esta es la mejor forma de vigilarnos uno a los otros, es lógico que cuando muera el último viejo de la cuadra se judío el CDR, su creador está muerto como mucha de las cosa que implanto como maldad, es pura hipocresía los más comunistas de la cuadra se han ido los hijos, y otros se han ido ellos, en serio en tu cuadra hacen reunión pues en la mía la presidenta vende ron y cigarro y cuantas cosa le traigan o ella rapiñe si no la tiene pregúntale quien la tiene.

    Respuesta
  • increible que a este nivel del desastre verde olivo ese que nos invadio en 1959 venga este senor con estas notas musicales. que desastre!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Feliz Navidad, San Miguel de Allende, México. Por Ken Edwards, (EUA). Cámera: iPhone 8

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]