¿Lugar equivocado?

Jorge Milanes Despaigne

Monte y Cienfuegos. Foto: panoramio.com
Monte y Cienfuegos. Foto: panoramio.com

HAVANA TIMES — -Quiero que me lleves a Monte y Cienfuegos, al lugar donde estuvimos el año pasado con la China. ¡Es un volcán en la cama!

Esta es una solicitud que se repite cotidianamente, tanto con cubanos como con foráneos.

-Sí…por cinco cuc, me acuerdo. Pero según he escuchado, aquello ha cambiado mucho, tanto el lugar como las personas. Te puedo acompañar, tal vez puedas satisfacer tus deseos, aunque no sé si es posible conseguir a la misma chica. De no ser probable con ella, con otra. Mañana vemos cómo está la cosa.

-¿Tienes idea del precio actual?

-Hasta hace unos días estaba a diez cuc la hora.

Al día siguiente, cuenta Rey, tomaron un taxi y se fueron al mismo lugar en que habían estado; Alejandro llevaba dinero para pagarle en caso de que él también quisiera compartir con alguna chica. Pero no, su amigo decidió quedarse en el portal del edificio y observar cómo era la dinámica de esa “farándula”.

Una hora después, vio salir a Alex del edificio despidiéndose de la China. Rey cruzó la calle, y se acercó.

-La he pasado de maravillas. ¿Seguro que no has cambiado de idea?

-No, no es de mi interés ese tipo de cosas, y si lo hago tiene que ser a mi gusto; solo que no tengo dinero.

Luego de contestarle, Alex preguntó:

-¿Cuál es ese gusto tuyo tan difícil que yo supuestamente no puedo pagar? Rey pensó que si aceptaba la oferta de Alex iba a probar ese mundo desde adentro, a su gusto. Decidió mostrarle su verdad.

-¿Ves aquel muchacho de la camiseta, que está parado en la esquina? Pregúntale el precio y si puedes pagar, tráemelo.

Ante esta petición Alex, asombrado y sin decir nada, fue hasta la esquina. Convenció al muchacho y lo trajo. Al preguntar el precio respondió: diez cuc.

Rey entró desafiando la mirada de Alex, que decidió esperar fuera.

El muchacho lo llevó a la oscura habitación de un edificio cercano. Entraron.

Más tarde Rey contaría lo siguiente: “Me senté en la esquina de la cama. Sin mirarme a la cara, daba vueltas y, al parecer, no le gustó mucho mi interrogatorio. Unas de las preguntas que le hice fue por qué estaba en ese negocio, y me contestó que él vivía en Las Tunas, era casado, tenía tres hijos que mantener, y que no era gay. Él estaba bien para mí, pero yo esperaba alguna provocación –algo erótico- y solo me dijo:

-¡Compadre creo que me equivoqué! ¡Yo soy macho!

-Entonces… ¿qué haces aquí?”

Jorge Milanes

Jorge Milanes: Soy animador turístico y relacionista público. Hace 45 años que nací en un pequeño pueblo costero del este de la Habana llamado Cojímar. Me gustan mucho los viajes y las aventuras, ya conozco bastante sobre mi país y me gustaría conocer otras naciones. Disfruto leer, cantar, bailar, la alta cocina y hablar con gente interesante, que brinde sabiduría y alegría.


25 thoughts on “¿Lugar equivocado?

  • el 30 enero, 2016 a las 9:35 pm
    Permalink

    Bueno, pensaré que es un chiste eso de que “la prostitución en Cuba está prohibida”. Aclararé un poquito, en el actual Código Penal cubano, la prostitución no es un delito. Lo que ha usado la policia es el decreto “asedio al turismo” por el cual ha perseguido a mujeres en mayor fuerza que a hombres que ejercen ese oficio.
    Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *