La recogida de desechos sólidos y el riesgo de destrucción

Jorge Milanés

HAVANA TIMES – Comunales es la entidad estatal creada con el objetivo de recoger los desechos sólidos y, supuestamente, mantener limpia la ciudad, en este caso La Habana.

Hace unos días vi a unas de mis amigas caminando con la ayuda de un bastón, y cuando le pregunté que le había sucedido me contestó que tuvo un accidente donde una acera rota. Creí que había sido en casa, pero me aclaró que fue una caída por la noche, cuando iba en busca de una cajetilla de cigarros a la cafetería.

Es frecuente, reiterativo el tema de la recogida de desechos sólidos, limpieza y mantenimiento de esta urbe, pero, arbitrariamente, la pérdida de conciencia de muchos de sus trabajadores contribuye a la depresión de los objetivos sociales para los cuales fue creada.

Además de la inestabilidad en la recogida, cuando se deciden, incluyen por negligencia la destrucción de aceras, como es el caso del este de La Habana, propiciando las condiciones para caídas y lesiones de personas, en particular los ancianos.

Varios son los factores que originan esas actitudes, atribuidas a la falta de consciencia, el bajo salario que como resultante se manifiesta a través del descontento. Pero también radica en la falta de procedimiento y curso a las demandas de algunos ciudadanos que se atreven a realizarla.

Tratar de mantener limpia la ciudad donde habitamos requiere de equipos y colectores costosos que, por demás, no creo que tengan el debido cuidado.

Por otro lado, los medios de difusión invierten en la creación de spots promocionales para fomentar conciencia colectiva que permita el cuidado del entorno por el bien de todos.

Ante tal problema, creo que hay que tomar el rábano por las hojas o seguiremos como hasta ahora, con una ciudad sucia incrementando las estadísticas en los centros médicos de personas lesionadas. De todos modos, la atención en los hospitales es gratis.

Jorge Milanes

Jorge Milanes: Soy animador turístico y relacionista público. Hace 45 años que nací en un pequeño pueblo costero del este de la Habana llamado Cojímar. Me gustan mucho los viajes y las aventuras, ya conozco bastante sobre mi país y me gustaría conocer otras naciones. Disfruto leer, cantar, bailar, la alta cocina y hablar con gente interesante, que brinde sabiduría y alegría.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *