La Madre de todos los cubanos

Jorge Milanes Despaigne

Barbería en Santiago de Cuba. Foto por Adam Jones adamjones.freeservers.com

Estaba en Santiago de Cuba, una ciudad que guarda sus historias y encantos, el inmenso calor de la gente y del clima que se respira allí.

Después de pasear por el Balcón de Velásquez, donde pagué un peso para tomar fotos con mi propia cámara; andar por la Catedral, la cual casi siempre que vuelvo a esa ciudad, encuentro cerrada; y comprar una botella de agua gaseada, la única que me quita la sed, me fui al barrio de Sueño, donde recibían la imagen de la Virgen de la Caridad.

”Y si vas al Cobre, quiero que me traigas una Virgencita de la Caridad,” así dice la popular canción que expresa el sentimiento de devoción que tenemos los cubanos hacia la Virgen de la Caridad. Así se despidió de mí la otra tarde mi madre, al saber que vería la imagen que peregrina por las comunidades católicas del país, la misma que fuera fervorosamente querida por los mambises que luchaban contra el gobierno colonial español dos siglos atrás.

Virgen de la caridad del cobre. Photo: Francisco Javier Arboli, wikimedia.org

Cuatro centenarios lleva con nosotros Nuestra Señora de la Caridad del Cobre. Vestida con un precioso manto bordado por artesanos de Holguín, la imagen luce el esplendor con que el pueblo cubano la aplaude y pide su intercesión a Dios en los asuntos de cada día.

En el Santuario del Cobre hay muchas muestras de gratitud: la salvación de un hijo, la terminación de estudios universitarios, la liberación de un preso, etcétera, reflejan la intervención de esta Madre en la vida de cientos y miles de cubanos.

La imagen que vi en Sueño no estaba cubierta con la urna. El cristal sufrió una abertura por el trasiego entre diversas comunidades. No obstante, espero que mientras la grieta no se restaure, la gente sepa cuidar nuestra virgencita, sin tocar su manto ni alguna otra parte de su graciosa figura.

Jorge Milanes

Jorge Milanes: Soy animador turístico y relacionista público. Hace 45 años que nací en un pequeño pueblo costero del este de la Habana llamado Cojímar. Me gustan mucho los viajes y las aventuras, ya conozco bastante sobre mi país y me gustaría conocer otras naciones. Disfruto leer, cantar, bailar, la alta cocina y hablar con gente interesante, que brinde sabiduría y alegría.


One thought on “La Madre de todos los cubanos

  • el 24 septiembre, 2010 a las 10:08 pm
    Permalink

    Es muy interesante el escrito, estoy de acuerdo con que se cuide nuestra virgencita, la gente no puede seguir siendo mal educada e indolente a nuestras costumbres y tradiciones. Felicito al autor del artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *