La fronda de los álamos

Jorge Milanés Despaigne

En la Plaza de Armas. foto: Ihosvanny

Hace tiempo no me sentaba en la Plaza de Armas, pues siempre estoy corriendo de un lado a otro en medio de la agitación diaria del trabajo y la casa. Pero hoy hice un paréntesis a mi vida y me detuve a contemplar el ambiente de ese histórico parque, cuya estructura posee casi la misma veta romántica de la época en que fue construido.

Ahí va mucha gente a enamorar o simplemente a descansar diez minutos para continuar después la marcha hacia cualquier destino. Tan solo estar diez minutos en Plaza de Armas puede ser muy elocuente a nuestra cotidianidad, sentado sobre esos regios bancos de mármol, bajo la fronda de los álamos.

Un vendedor ambulante de películas piratas pregona Habanastation, el último estreno de la filmografía cubana que ha causado gran expectativa entre los cinéfilos de Cuba y de otras ciudades del mundo.

La mujer vestida a la antigua se toma una foto con un extranjero a cambio de 2.00 CUC. El retratista persigue a un grupo de turistas para hacerle su caricatura. Un trío musical con aspecto escuálido ensaya en una esquina de la Plaza, en tanto examina el entorno, en busca de candidatos que deseen oír una canción cubana del viejo repertorio musical o alguna propia, a cambio de algunos pesos convertibles.

Les escucho la letra: “Cuidado con la culebra que muerde los pies.” En verdad atemorizante, no puedo evitar la risa, mientras ellos avanzan hacia una pareja que, al parecer, domina el idioma español. Sin permitirles cantar el verso siguiente, el extranjero echa su mano en el bolsillo, extrae un par de monedas y se las da al trío diciendo: «gracias, muchas gracias.”

La pareja continúa su camino sonriendo y el trío vuelve su atención hacia un nuevo objetivo. Yo miro la hora en mi reloj, se me había olvidado el trabajo en la oficina.

Jorge Milanes

Jorge Milanes: Soy animador turístico y relacionista público. Hace 45 años que nací en un pequeño pueblo costero del este de la Habana llamado Cojímar. Me gustan mucho los viajes y las aventuras, ya conozco bastante sobre mi país y me gustaría conocer otras naciones. Disfruto leer, cantar, bailar, la alta cocina y hablar con gente interesante, que brinde sabiduría y alegría.


One thought on “La fronda de los álamos

  • el 30 agosto, 2011 a las 6:00 am
    Permalink

    Jorge no sabes como te envidio mientras leo tu post, yo tambien en estos momentos quisiera estar sentada en la plaza de armas debajo de los alamos escuchando musica cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *