De mosquitos y mariposas

Jorge Milanés Despaigne

Desde hace varios años, la campaña contra los mosquitos ha traído consigo infinidad de inspecciones a los hogares con la intención de velar por la higiene.

Los consejos apuntan a mantener las botellas vacías y bocabajo. Los deshechos deben recogerse en bolsas de nylon, siempre cerradas; también las latas, tanto de refresco como de cerveza, deben estar escachadas, así como las cáscaras de huevos. La campaña de lucha contra el vector Aedes aegyptis incluye propaganda y programas televisivos.

Los refrigeradores en la gran mayoría de las casas tienen una bandeja donde se acumula agua en la zona posterior e inferior de la máquina.

Ahí se echa «el abate.” que es un compuesto que impide el desarrollo de las larvas de mosquitos. Resulta bastante molesto, por cierto, volver dicha bandeja a su lugar.

Una parte agobiante pero necesaria ha sido la fumigación. Los pesados equipos llamados bazucas por los propios fumigadores, son cargados por estos hombres fuertes que anegan con el humo cada rincón de la casa, incluso, jardines y patios. De esta forma, la enfermedad de la fiebre amarilla, y aun otras, han sido controladas por las instancias de salud pública a lo largo de todo el país.

Si hay un impedido físico, bien por encontrarse limitado en la locomoción o por encontrarse recién operado, se prevé de no fumigar en la casa. Porque «la fumigación no puede empeorar la salud de los conciudadanos.” tal como dice la locutora Arletis Roquefuentes.

Desde hace algún tiempo la fumigación ha aminorado, es palpable el bienestar en el medio ambiente. Las rosas, los claveles y orquídeas son visitados por las mariposas, las que habían sido casi borradas de los jardines por el tóxico del abundante humo.

Qué conmovedor verlas volar nuevamente, respirar las fragancias de las flores, libar cada néctar, como parte imprescindible del ecosistema. Tengo miedo de los fumigadores, que otra vez vuelvan a la marcha…

Jorge Milanes

Jorge Milanes: Soy animador turístico y relacionista público. Hace 45 años que nací en un pequeño pueblo costero del este de la Habana llamado Cojímar. Me gustan mucho los viajes y las aventuras, ya conozco bastante sobre mi país y me gustaría conocer otras naciones. Disfruto leer, cantar, bailar, la alta cocina y hablar con gente interesante, que brinde sabiduría y alegría.

Jorge Milanes has 224 posts and counting. See all posts by Jorge Milanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *