Cuba y la “M” de McDonalds

Jorge Milanés Despaigne

Hay quienes visitan a Cuba porque no hay McDonalds.

HAVANA TIMES — En perfecto inglés me dijo que no había visto en Cuba el Big yellow M. No, no tenemos, le reafirmé sin pensar mientras le devolvía la cámara fotográfica, luego de tomarle una foto junto al Capitolio de La Habana.

Yo hablo bien inglés, pero en esta ocasión no pude comprender qué quiso decir con “Big yellow M”,  aunque ya le había contestado por instinto.

Mi orgullo y la duda se enfrentaron. De modo que tenía que actuar para saber sobre ese “Big…” sin denotar ignorancia.

Continuamos caminado despacio, en tanto manteníamos una conversación acerca de la historia, estilos y encantos de algunos edificios enclavados junto a la calle Prado. Más específicamente, el Gran Teatro de La Habana, el Hotel Inglaterra y el Telégrafo.

Me mantenía atento a cualquier oportunidad que me permitiera despejar mi duda, pero todavía no llegaba.

Me dijo su nacionalidad: canadiense, “esta es la segunda vez que visita a Cuba y me parece todo muy interesante, en particular la gente y los autos viejos americanos.

La Habana le parecía un escenario de Hollywood.

“Cuba está parada en el tiempo; en los años 50”, me decía, y no pude menos que concordar con ella.

Pero ninguno de los motivos que ella daba respondía a lo que yo buscaba, hasta que le pregunté sobre los motivos que le habían hecho volver a visitarnos, entonces me dijo:

“Además de lo que ya te he dicho, en mi primera visita me llamó mucho la atención que no tienen ninguna propaganda de la McDonalds en la ciudad.”

“¿Habré venido antes del cambio?”, preguntó.

7 thoughts on “Cuba y la “M” de McDonalds

  • el 17 junio, 2013 a las 1:55 pm
    Permalink

    @Miguel Poveda

    “seguro desconoces las arbitrariedades que cometen con los empleados, en colusión con las autoridades gubernamentales”

    Estás hablando del salario que nos pagan a los cubanos?

  • el 17 junio, 2013 a las 11:43 am
    Permalink

    Eso no es tener idea… “fuentes de trabajo” con esas ratas? seguro desconoces las arbitrariedades que cometen con los empleados, en colusión con las autoridades gubernamentales… a como están las cosas no se compararía con lo que tiene hoy el trabajador promedio cubano, así, con los sueldos de miseria pero con “las demás prestaciones” (incluída la escapada a buscar al agro la jama a media jornada), algo impensable de ocurrir con las ratas hamburguesaras.

  • el 17 junio, 2013 a las 1:29 am
    Permalink

    La McDonalds puede aparecer en Cuba no lo veo mal como fuente de trabajo, a mi gusto personal no me gustan prefiero las Max ( hamburguesa sueca) o sea, aqui la mas popular es la Max y espero que algun dia en Cuba tengamos una tambien propia.

  • el 15 junio, 2013 a las 6:01 am
    Permalink

    Conozco algunos que salieron de Cuba con la fantasia de comer hamburguesas McDonald. Cuando las comieron, se dieron cuenta que era un espejismo, como muchos otros que te venden los comerciales… Los autos nuevos, las vidrieras relucientes de las boutiques,….lastima que despues de un tiempo la gente comienza a aterrizar y se dan cuenta que todo lo que brilla no es oro y sobre todo, que todo cuesta $$$$. particularmente, las McDonalds para mi son la ultima opcion de comida rapida. Si tuviera que escojer, prefiero Subway…

  • el 14 junio, 2013 a las 8:01 pm
    Permalink

    Me gustaría que llegara pronto la M a Cuba, para que se acabe la fantasía y comprueben que estarán comiendo el equivalente al bistec de frazada del período especial. ¿Qué se puede esperar de una hamburguesa que puede mantener su “look” por 14 años? http://news.msn.com/rumors/rumor-14-year-old-mcdonalds-burger-remains-intact. En el restaurante la Roca del Vedado hacen mejores hamurguesas que ésas. Lástima los precios…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *