Colores claros de mi bandera

Jorge Milanes Despaigne

Foto: Caridad

De pequeño, recuerdo a mi papá cuando se iba a participar en la zafra azucarera, tiempo en que el país se enfrascaba por cumplir nada más y nada menos con la cifra de 10 millones de toneladas de azúcar.

Mi padre se convirtió en uno de los vanguardistas de la época durante el corte de caña. Eso me enorgullecía, no tanto por la cantidad de cañas que cortaba, sino porque luego le “daban un estímulo”: una semana en la playa de Varadero o reuniones especiales por las muchas comilonas sin pagar un centavo, y que yo no me perdía.

Algunas actividades eran políticas y de una de estas proviene la preciosa bandera cubana que por largos años cuidamos y utilizamos en casa para engalanar los días conmemorativos.

Desde siempre, como fiel muestra de identidad, patriotismo y valores heroicos, la bandera cubana ha constituido y constituye, la razón de todo lo nuestro. Pero mi bandera tiene muchos años y los colores son cada vez más claros, de ahí que se perciba claramente su deterioro.

Hoy pasé por un establecimiento muy concurrido por turistas, donde, entre otras ofertas, había banderas cubanas. Tomé una en mis manos y comprobé que medía un metro de largo y tres cuartos de ancho. Encima del grupo de banderas, un pequeño papel lucía el precio en pesos convertibles, lo que me condujo a una preocupación que seguro compartimos muchos en la Isla.

Es verdad que ya no se realizan esas actividades del pasado en que nosotros los cubanos regresábamos a casa con una bandera. Tampoco es fácil disponer de una para los momentos más señalados —como la fiesta de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR), Aniversario del Triunfo de la Revolución o del 26 de julio— y mucho menos de 15.00 CUC, porque por moneda nacional no hay en ninguna tienda.

Jorge Milanes

Jorge Milanes: Soy animador turístico y relacionista público. Hace 45 años que nací en un pequeño pueblo costero del este de la Habana llamado Cojímar. Me gustan mucho los viajes y las aventuras, ya conozco bastante sobre mi país y me gustaría conocer otras naciones. Disfruto leer, cantar, bailar, la alta cocina y hablar con gente interesante, que brinde sabiduría y alegría.

Jorge Milanes has 224 posts and counting. See all posts by Jorge Milanes

4 thoughts on “Colores claros de mi bandera

  • Sin contar que la bandera estaba mal confeccionada, pues la bandera cubana tiene el doble de largo que de ancho (o sea, 1:2). Pero cualquiera que vaya por Quinta Avenida, hacia Santa Fé, cerca de la Marina Hemingway va a toparse con la Fábrica de Banderas “Tania la Guerrillera” y verá en su cartel de la entrada que ha sido “Vanguardia Nacional” creo que por 25 años seguidos.
    Pero Jorge, no debes extrañarte de nada en un país que en la calle Obispo abrió un Bazar del Arte Revolucionario, todo en CUC.
    Recomendación: espera que vuelva a haber marchas y recoge una de las banderitas de papel que dan en ellas. Por si alguien no lo sabe, ese es uno de los métodos para estimar la cantidad de personas que fue a la marcha, la cantidad de banderitas distribuidas.

  • Es una falta de respeto total que uno para comprar la bandera tenga que gastarse 15 CUC, es un ROBO, si pudieran te vendian hasta la misma madre

  • Desde hace mucho que intento localizar una bandera cubana con un precio mas accequible pero me di cuenta que tendria que esperar al percatarme que los artesanos la vendian en 20 cuc…. que caro nos sale querer nuestra patria y tener un pedacito de ella en forma de bandera..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *