Tiembla la tierra en la Habana

Jimmy Roque Martínez

Marcha del primero de mayo.
Marcha del primero de mayo.

HAVANA TIMES — En la clausura del reciente congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, el presidente cubano pidió que este primero de mayo los trabajadores hicieran temblar la tierra con un gigantesco desfile. Como pidió el patrón en jefe, temblaron las calles de la isla.

Miles de trabajadores desfilaron este jueves frente a la Plaza de la Revolución en “apoyo” a la Revolución Cubana y a sus líderes.

La clase obrera cubana es de las pocas en el mundo que no tiene que luchar por mejoras laborales. Solo debe demostrar su agradecimiento y obediencia para poder mantener las conquistas alcanzadas.

Este día internacional de los trabajadores la clase obrera de la isla celebró con júbilo varias conquistas alcanzadas. Por ejemplo:
• Tener un sistema laboral asalariado.
• Que este salario no alcance ni siquiera para alimentarse.
• Que no sean dueños de los medios de producción, aunque el Estado diga lo contrario.
• Que tengan un sindicato que apoye a sus empleadores dueños y no a ellos como clase trabajadora.
• Que la Central Sindical apoye el despido masivo de empleados estatales.
• El aumentado de la edad de jubilación cinco años más, con apoyo de la CTC.
• Una ley laboral aprobada hace 4 meses, aún desconocida en su versión definitiva, y que elimina el trabajo como derecho.
• Una jubilación que es una miseria.

Podremos
Podremos

Y así podríamos hacer una lista infinita de “conquistas” de los trabajadores en la isla.

Por su parte, el gobierno cubano celebró como conquista suya la obediencia, el servilismo y el temor de millones de trabajadores.

Definitivamente, el primero de mayo no es un día de celebración para la clase trabajadora cubana. Hay muchos derechos por los que luchar, mucha explotación que eliminar.

Tembló la tierra, pero por la demagogia, la injusticia y la explotación a los trabajadores en nombre de un socialismo inexistente y el fortalecimiento del capitalismo.



Jimmy Roque Martinez

Jimmy Roque Martínez: Nací en Maternidad Obrera en 1979, y parece que el trabajo ha sido mi signo. Custodio, piscicultor, tallador de lentes, soldador, cristalero, optometrista, han sido algunos de mis oficios; pero ninguno como el de cuidar a mi familia, empeño que consume buena parte de mi tiempo. Desde siempre me ha tocado el rostro menos lindo de esta sociedad, y trato de ser feliz mientras la transformo. Soy excesivamente tímido. Me gusta el silencio, dormir, el teatro y el cine. Detesto la injusticia y la prepotencia, y me cuesta mucho contener mi ira cuando suceden frente a mí.

Jimmy Roque Martinez has 33 posts and counting. See all posts by Jimmy Roque Martinez

20 thoughts on “Tiembla la tierra en la Habana

  • Muy buen post. Más claro no canta un gallo. Al pan, pan; y al vino, vino. Está bueno ya de tanta muela, de tanto especialista en baba, y de tanto ciego que no quiere ver.

  • Sublime, Jimmy.

    Qué manera de derrumbar el discurso pro-castrista en cuatro párrafos…

    1 abrazo desde Madrid!!

  • Muy buen articulo. Totalmente de acuerdo contigo.Hasta cuando esta farza, tenemos lo que nos merecemos, y la solucion, la individual, la socorrida emigracion buscando la solucion a nuestros problemas escondiendo la cabeza como el avestruz.

  • Muy bien dicho, pero añadiría que una de las causas de tales miserias es la colaboración perruna de esos cientos de miles que fueron a desfilar por y aplaudir a sus amos.
    El pueblo cubano no es solo víctima del castrismo, es también cómplice.
    Y no pienso en heroísmos, pero en actos de decencia, de negarse simplemente a esas vergonzosas y abyectas ceremonias ordenadas desde Palacio, y solo para beneficio de la junta militar.

  • Sencillo, escueto, sin palabras ni frases rebuscadas y la absoluta verdad …. muy buen articulo,

  • Vaya mas claro ni el agua. Muy buen resumen de las “celebraciones”

  • ¿Y …se enteraron los perjudicados?

  • Excelente post de Jimmy. Verdadero, claro y contundente.
    Felicidades por nombrar las cosas por su nombre.

  • Isidro:

    Los perjudicados, sobre todo lo sufren, pero, si lo que sugieres entre líneas es que se imprima este artículo y se distribuya entre los perjudicados, pues muy bien de tu parte. Ojalá se haga.

  • Lo que mas me sorprende es como ya se habla de clase obrera en un pais donde supuestamente no hay diferencia de clases… que tristesa por mis hermanos

  • Jorgealejandro:

    No sé si leíste la excelente entrevista con el director Fernando Pérez que aparece en este mismo sitio. Conozco a Fernando Pérez en persona y sé que siempre dice lo que piensa. Y por opiniones como las suyas, los recientes supuestos planes de tutelar la creación cinematográfica en Cuba se quedaron en eso: pura agua de borrajas (No sé si recuerdas que te advertí que eso sucedería cuando pusiste el grito en el cielo al respecto, y ya ves, así fue). Porque nuestros mejores cineastas siempre han dado la cara cuando les quieren meter el pie.

    Algo similar sucedió en los años 80 con las microbrigadas. A tanto descontento del movimiento microbrigadista, del cual formé parte por dos años y medio por aquel entonces, el Gobierno respondió aceptando al cabo nuestras demandas en el por ciento de distribución de viviendas.

    Ahora, tal como dice Fernando en sus respuestas: “Yo no creo en los congresos”, lo que traducido a este post me lleva a decir: Yo no creo en las catarsis de ocasión para el público extranjero. Porque una golondrina no hace verano. Mi pregunta sería: ¿en cuántas reuniones sindicales ha planteado Jimmy su descontento? Y si lo hizo ¿qué quórum consiguió? Si hay dudas de cómo se hacen las cosas, pregúntenle a Fernando Pérez… .

  • Isidro:

    ¿Y tú te imaginas que a Fernando Pérez (A quien admiro muchísimo) y a quien no es Fernando Pérez no lo meten preso el día en que de verdad lesione “los intereses creados”? La tiranía juega mucho a la vitrina; no me vengas con historias, que, si todo se resolviera en asambleas Cuba no sería el desastre que es hoy. Asambleas y recontraasambleas es lo que ha sobrado en el último medio siglo.

    ¿Asamblea sindical? ¿Dónde? ¿En Cuba? ¿Con el mismo sindicato que anunció y apoyó el despido de un millón de trabajadores? ¿De qué sindicato me estás hablando, isidro, del que aprobó el anticódigo de trabajo que convierte a olos cubanos en coolíes hasta de los chinos, si llega el caso?

    Para mí que tú te has creído que yo nací ayer…y en el Tibet.

    Cuando en Cuvba haya un sindicato con un buen par de c…s, entonces di lo que quieras

    Seriedad en los planteamientos, por favor.

  • La clase obrera, el cubano de a pie siempre existió con la revolución de la misma forma que existió el grupito élite de los privilegiados. La pregunta es hasta cuando los cubanos permitiran eso.

  • Jorgealejandro:

    Si tú mismo te cierras las puertas cada vez que tienes un problema, no deberás esperar que otros te las abran. Yo sé que en Cuba se ha abusado en demasía del concepto de unidad para conseguir ciertas metas, y que esa unidad, que con frecuencia ha resultado artificial, al cabo ha generado más entuertos que logros. Ahora, si aquellos a los que realmente les duele el callo ante la pisada, optan por callar, hacer la vista gorda, o gritar sólo de cara al exterior, hay poco que hacer. Si los trabajadores no saben o no quieren hacer uso del sindicato, ¿de quién es la culpa? Te acabo de citar dos ejemplos concretos en que el Gobierno sí escuchó las demandas de los perjudicados. Y de seguro no son las únicas.

  • Ahora la pregunta sería por qué, siendo todo lo que dices cierto, los trabajadores siguen marchando de manera multitudinaria. Tal vez alguna socióloga de las que ronda por aquí podría ayudarnos a resolver tan profundo misterio.

  • Isidro creo que estás siendo bastante injusto con Jimmy, porque si conocieras su itinerario personal sabrías las veces que ha sido despedido de puestos de trabajo, sencillamente por participar de la Red Observatorio Crítico. Y si apuestas por los planteos en las asambleas, me da mucha risa porque me pasé 43 años haciéndolo y sólo recibí negativas, no respuestas y represión. En realidad comparar la capacidad de impacto del cineasta Fernando Pérez, con relación a los problemas del cine con la posibilidad de incidir en los derechos de los trabajadores cubanos en general, por parte de un activista, es no querer ver la realidad.
    JIMMY no escribe “para afuera”, es consecuente con lo que piensa y hace dentro. Cosa que ni tú ni yo hacemos porque decidimos irnos para no caer presos.

  • Por la misma razon que marchaban en otros socialismos hasta que se cayeron

  • Marlene:

    Como bien señalas, no conozco personalmente a Jimmy. Tampoco su trayectoria, y sólo por sus testimonios acá he tenido acceso a sus avatares laborales.

    Ahora, con mi interpelación no busco emplazarlo a él como persona, sino llamar la atención sobre cierta tendencia nuestra, que es la de generar cajas de resonancia de cara al exterior, cuando en apariencia el mismo tema no adquiere esa dimensión hacia el interior del país.

    Me explico:

    Si este post estuviera calzado por el hecho de equis número de trabajadores cubanos presentaron un legajo de demandas legítimas ante alguna entidad estatal, y ésta les cerró la puerta en la cara, se negó a darles respuesta, a entablar diálogo, o promovió algún modo de represión contra esos peticionistas, creo que lo expresado rebasaría el marco de la conclusión individual.

    Por eso le ponía de ejemplo a Jorgealejandro el caso de los microbrigadistas hace ya másd e 20 años. La primera vez que confronté a un representante sindical a propósito de la inconformidad de los constructores con las cuotas de distribución de las viviendas, el referido me dejó frío con la respuesta de “¿Y quién le dice eso a Fidel?”. “¿Y para qué está el Sindicato?”, fue mi contrarrespuesta. Y a partir de ahi los inconformes seguimos insistiendo e insistiendo, en todos los niveles posibles. Al cabo de los meses se cambiaba la cuota a favor nuestro. Quizás esto no sea un caso común, pero habría que ver en cuántas instancias la gente que está en desacuerdo con algo realmente empeña tiempo y valor personal en conseguirlo.

    Ahí tienes asimismo los casos de los músicos de Rap que protestaron frente al Instiuto de la Música en diciembre, y logaron su objetivo; o el desfile de los cuentapropistas de Holguín en enero.

    No estoy al tanto de lo que te ocurrió (aunque no cuesta mucho imaginarlo) y por eso me abstengo de opinar. Si aclaro que yo salí del país por una decisión personal y sin mayor trauma.

  • Isidro algo como lo que mencionas paso de cierta forma con dos médicos que escribieron una carta al gobierno en nombre de un conjunto de trabajadores de la salud por un aumento de pago uno de ellos incluso creo militante del pcc. El doctor Giovani puedo buscar exactamente su sitio. El resultado fue que los botaron a los dos de ejercer medicina y después de una huelga de hambre pública fue devuelto a su posición.
    Ahora vemos que el gobierno le da un aumento aunque bastante miserable pero un aumento al fin. Creo que quizás sea en gran medida por las acciones de estos dos valientes médicos cubanos.
    De este gobierno “socialista”. si esta demostrado que es más explotador que los mismos capitalistas. Sólo hay que mirar cuanto dinero le roban a los cubanos que mandan a misiones.

    Aquí está un link sobre jiovanni

    http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/medico-inicia-huelga-de-hambre-para-poder-ejercer-su-profesion-274682

  • Isidro. Jimmy ha hecho todo eso que dices, y mucho más. Tanto en su trabajo, como directamente en la Plaza de la Revolución, y en tribunales cubanos. Ahora, ya respondida tu pregunta, y sabiendo que las cosas siguieron igual, qué dices tú? mantienes tus críticas a su post?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.