México: su lucha y resistencia (II)

Jimmy Roque Martínez

Comunidad indigena Huitzizilapan
Comunidad indigena Huitzizilapan

HAVANA TIMES – Otro de los horrores que entristecen e indignan en México son las desapariciones forzadas. El pasado 26 de septiembre se cumplió un año de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

En esta ocasión se realizó una marcha gigantesca, con más 150 mil personas en la Ciudad de México, en reclamo por la aparición con vida de los estudiantes, y tuve la intensa experiencia de participar.

La manifestación fue encabezada por los padres y madres de los normalistas, parte de los cuales mantuvieron previamente un ayuno de 43 horas en El Zócalo, plaza principal de la ciudad, también llamada Plaza de la Constitución.

La Escuela Normal de Ayotzinapa ha sido tradicionalmente un sitio de activistas sociales y luchadores. Por lo general, los estudiantes son hijos de familias pobres, sobre todo, del estado de Guerrero.

Por esa razón son jóvenes que conocen bien de cerca el atropello y los desmanes del capitalismo mexicano. El primer estudiante desaparecido de esa escuela fue en el año 1969.

Son los normalistas desaparecidos el caso más mediatizado, por quienes se ha dado a conocer al mundo esos actos de terrorismo de Estado que ocurren sistemáticamente en México; es el Estado, en contubernio con las megaempresas y el narcotráfico, quien hace desaparecer a sus ciudadanos.

Pero no son esos estudiantes los únicos, ni han sido los últimos. Conocí directamente el impactante testimonio de otras madres, como el de una mujer cuyo hijo de apenas 15 años fue desaparecido hace menos de un año.

Lucha por el regreso de normalistas de ayotzinapa
Lucha por el regreso de normalistas de ayotzinapa

Esa madre no ha recibido el apoyo de las autoridades; por el contrario, le sugirieron que se fuera de su pueblo, por lo que ahora, además de ser la madre de un desaparecido, es también una desplazada forzada.

Esa es la indignante realidad a la que el sistema capitalista de México, encabezado ahora por Peña Nieto, ha llevado al pueblo.

Tuve el privilegio de participar en la marcha de este 26 de septiembre como parte de la Red Antimilitarista para América Latina y el Caribe, con la protección de las comunidades indígenas.

También conocí a algunas de las madres de los desaparecidos de Ayotzinapa, quienes aseguran que sus hijos están vivos, y piden el acceso a las instalaciones militares del país por parte de las instancias internacionales y nacionales.

La participación en la marcha tuvo además otro significado para mí: me entusiasmó, porque en Cuba está prohibida toda manifestación pública que no sea orientada por el Estado autoritario.

Sin embargo, después de ver a los equipos antimotines, en grandes cantidades, desplazándose hacia El Zócalo, cómo eran retirados todos los grafitis, cómo las instituciones del Gobierno cerraban sus puertas, cómo estaban protegidos los negocios para que no fueran afectados, sentí que esa “democracia” en algo se parece a la dictadura de mi país.

En México se puede marchar, acá en Cuba no, pero igual ninguno de los dos estados responde a los intereses de los desposeídos, sino a sus élites económicas, políticas y militares.

También sentí que el daño, el dolor que el Estado mexicano, el narco y las megaempresas provocan a ese hermoso pueblo, merece una respuesta más enérgica.

No sé cuál es la respuesta, pero las desapariciones siguen. Quizás el apoyo internacional desde todos los colectivos de izquierda, anticapitalistas del mundo sea una presión importante para intentar detener la corrupción que ha llevado al Estado a cometer esos actos de terrorismo.

Jimmy Roque Martinez

Jimmy Roque Martínez: Nací en Maternidad Obrera en 1979, y parece que el trabajo ha sido mi signo. Custodio, piscicultor, tallador de lentes, soldador, cristalero, optometrista, han sido algunos de mis oficios; pero ninguno como el de cuidar a mi familia, empeño que consume buena parte de mi tiempo. Desde siempre me ha tocado el rostro menos lindo de esta sociedad, y trato de ser feliz mientras la transformo. Soy excesivamente tímido. Me gusta el silencio, dormir, el teatro y el cine. Detesto la injusticia y la prepotencia, y me cuesta mucho contener mi ira cuando suceden frente a mí.


22 thoughts on “México: su lucha y resistencia (II)

  • el 3 noviembre, 2015 a las 10:53 pm
    Permalink

    Siempre es interesante leer o escuchar lo que alguien que no vive en México tiene que decir respecto de lo que acontece. Me parece muy bueno el texto, yo sinceramente no sé si en tan poco espacio podría explicarse detalladamente qué es lo que está aconteciendo en México, ni explicar por qué el capitalismo es responsable de todos los procesos que nos atraviesan.

    Lo cierto es que en México aún nos es complicado caracterizar lo que está ocurriendo pues, efectivamente, como señala el autor del texto, fue a partir de la llegada de Peña Nieto (EPN) al poder que se desató la violencia indiscriminada y abierta en contra de toda muestra de resistencia. En 3 años los megaproyectos han avanzado lo que no habían avanzado en 12 años (2 gobiernos antes de EPN), habría que resaltar además que este avance no se podría explicar sino es porque el gobierno procapitalismo y el “narco” (que también lo es) se encuentran coludidos, además ha habido “misteriosos” y númericos brotes de grupos paramilirtares acosando a las comunidades en resistencia. De repente se tiene la impresión de que ellos avanzan más rápido de lo que nosotros logramos procesar, sobre todo porque cuando logramos entender un pedacito del actuar estatal, nos da un nuevo golpe.

    Me atrevería a afirmar que para nosotros es evidente que la desaparición de 43 jóvenes normalistas es sólo la punta del problema, sabemos que este ataque es parte de un ataque a todo el sistema de educación pública y al alcance del proletariado en México, sabemos también que estos golpes son parte del desmantelamiento de todos los focos de resistencia en este país, es claro que por lo menos estos dos elementos no se pueden explicar sino es como parte de una política económica mundial y si bien las desapariciones o la violencia no son privativas del Estado capitalista, lo cierto es que en México, la brutalidad de esta violencia sólo se explica como parte de la expansión política y económica del narco en el país (es decir del jodido capitalismo que nos toca vivir).

    Pues bien, otra cosa interesante del texto es la descripción de la marcha y la nota de que debería haber una respuesta más enérgica, este apunte me parece particularmente acertado, hemos tenido un año de marchas inmensas, así como de miles de manifestaciones diferentes en contra del Estado por la desaparición de los 43, no obstante, a la fecha el Estado sigue sin mostrar siquiera una pequeña pizca de miedo o algún signo de querer esclarecer lo ocurrido (tenemos claro que ello se debe a que la justicia no puede venir del asesino pero también que el Estado no admitirá jamás que en colución con el “narco” torturó y desapareció a 43 jóvenes por ser parte de un foco de resistencia). Acá tampoco sabemos muy bien cuál debería ser la respuesta, lo cierto es que la violencia se ha extendido de manera tal que periodistas y activistas desaparecen, son torturados y asesinados en este país de una manera escandalosa (uno de los ejemplos es el asesinato del periodista Rubén y de la activista Nadia Vera en el DF).

    Lo que quiero decir con todo lo anterior es que si bien podrían escribirse libros enteros sobre cómo el capitalismo jodido que existe en México es el responsable de la desaparición de los 43 jóvenes o del asesinato de periodistas o de la desaparición y tortura de jóvenes militantes o de las ordenes de aprehensión que gira el Estado cada semana en contra de los sectores movilizados o de los presos políticos que tenemos en todo el país o de miles de cosas más, lo cierto es que la crónica que se hace esboza lo que acontece en ciertas zonas del país, las reacciones ante el ataque o los procesos de autorganización y resistencia.

  • el 29 octubre, 2015 a las 10:23 am
    Permalink

    Por lo visto la Nueva Izquierda Anticapitalista (TM) tiene la misma capacidad de escuchar críticas de la Vieja Izquierda.

  • el 29 octubre, 2015 a las 9:03 am
    Permalink

    Creo que ya te la tomas bastante en serio.

    Puedes reirte, lo que se mantiene bastante evidente es esto: no respondes a mi planteamiento original.

    Con gusto explico que quiero decir con “lógica tribal” en este caso: defender a un semejante, y rechazar a otros, en base a identificaciones que no son claramente del ámbito de las ideas. Con menos gusto me metería en una explicación filosófica de por qué eso es peor o mejor, ya que de tu parte no veo tanta disposición al dialogo.

    Claro está, seguramente tu identificación si se basa en una serie de ideas. Es ahí donde quería tener algún debate, pero tus respuestas han apuntado en otra dirección…Han sido defensivas, no han siquiera reconocido que se comenta sobre un detalle del escrito y han metido a todo el mundo en un mismo saco (el derechista) de forma algo paranoide…llevandonons por la ruta más corta a una mentalidad de bandos (“a ustedes no les gusta que…”). Por tanto, insisto en el nombrete.

  • el 29 octubre, 2015 a las 8:34 am
    Permalink

    Isbel creo que no entendiste ni la letra ni la intención de Markus.
    Lo que yo ví en su comentario es la necesidad de colocarse más allá de la dicotomía: o blanco o negro en la que el texto de Jimmy se coloca según la cual el capitalismo es perverso pero el anticapitalismo es lo único posible. Resulta que lo que ocurre en México en relación a las constantes violaciones de los derechos humanos por las desapariciones, puede ser contrastadas con la Revolución Cultural China, con la colectivización forzosa de Estalin y con los gulak soviéticos, pero también con los campos de trabajo forzados en Corea del Norte en que el hambre es el mecanismo primero para someter a los ciudadanos hoy. El valor de la vida ciudadana es el mismo en todas esas experiencias.
    Por otra parte, el capitalismo realmente existente no se circunscribe a México.Todos los países nórdicos y todos los europeos tienen un panorama completamente distinto al de México en relación a las desapariciones forzosas. Pero también en los EEUU y Canadá. Entonces no es un problema del capitalismo, es un problema de México que se explica por su propia historia y por las estructuras políticas y económicas que emergen de esa historia.Ninguno de los países latinoamericanos, populistas o no tienen hoy la situación de México.
    Es decir,capitalismo real y socialismo real ha sido y sigue siendo un deslinde que no aporta nada.Por que hay muchos tipos de capitalismo y un sólo modelo de socialismo real, y populismos de izquierda igualmente capitalistas.
    Por otra parte el anticapitalismo todavía no lo he visto pronunciarse contra las violaciones de los derechos humanos en Venezuela en Cuba, en Corea del Norte en China en Rusia y Arabia Saudita de la manera sistemática como lo hace hablando del capitalismo en bloque y por países.
    Es más para el anticapitalismo cubano los derechos humanos es un término burgués y la lucha por que todos en el mundo tengamos esos derechos es una “manipulación política”. En eso coinciden con el discurso oficial cubano mal que les pese.
    Markus ha criticado el blanco y negro ramplón y tiene todo el derecho a hacerlo.
    No sé porque hay que hacer silencio y no criticar a Jimmy porque es una excelente persona.Nadie está diciendo lo contrario se está criticando la manera esquemática en que encuadra la realidad mexicana. Es desmontar un pensamiento ramplón que en nada ayuda a entender lo que pasa en México y en otros lugares y no es sólo JIMMY quien lo propone. Hay toda una postura política común que creo necesaria evaluar.

  • el 28 octubre, 2015 a las 7:52 pm
    Permalink

    Que mas da las ideas de quien denuncia si lo que se denuncia es lo que se ve y esta pasando realmente. Hay que superar las ideologias y empezar a ver la esclavitud global de muchos por unos pocos. Estos pocos utilizan definiciones ideologicas que tergiversan, deforman y corrompen. Por eso ya no sirve ninguna ideilogia. Los dictadores las han corrompido en su beneficio. Por eso es la hora de la liberacion total del humano como tal sin seguir ninguna ideologia ni religion.Que no sea la de el respeto como persona sin distincion de raza, sexo o condicion. Salud y anarquia, el mas bello orden de las cosas.

  • el 28 octubre, 2015 a las 6:29 pm
    Permalink

    Jimmy no es un hombre sencillo , ni explico con sus palabras sencillamente lo que vio . Jimmy si explicóo lo que vio atravez de un sistema de ideas, muy mal usado por cierto, las comparaciones fueron desafortunadas, y si todo el que te critica es de derecha y todo lo malo que pasa en el mundo es culpa del capitalismo; entonces la estrechez de mente no le permite hacer un uso mas apropiado de ese propio sistema de ideas. Volviendo a Mexico, empezando por la epoca de la crniceria humana de los aztecas , ?Cuando fue que se puso bueno Mexico , que el capitalismo despues lo jodio?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *