Jimmy Roque Martínez

Bosque Otomi Mexica
Bosque Otomi Mexica

HAVANA TIMES – Acabo de llegar de México, y debo confesarles que la experiencia me ha marcado por lo intenso, hermoso y doloroso que es ese país hermano.

Una de las varias cosas que hice allí, fue asistir a un taller de la Red Antimilitarista de América Latina y el Caribe, que sesionaba por esos días con compañeros de Chile, Brasil, Paraguay, Venezuela, Colombia, Bolivia y México, todos y todas luchadores y gente hermosa.

Tuve la oportunidad de visitar dos comunidades del Gran Bosque Otomí-Mexica. Fue bastante peculiar, pues la primera comunidad nos recibió con alimentos desconocidos para mí hasta ese entonces. Pude probar por primera vez en mi vida el atole y el amaranto.

Comidas Autoctonas
Comidas Autoctonas

Debimos caminar durante varias horas por las montañas para llegar a la otra comunidad, donde también nos recibieron con mucha comida autóctona. Nos esperaron por tres horas, a causa de un error en nuestros cálculos.

Me sorprendió el profundo conocimiento que tienen los habitantes de la utilidad de sus plantas. A cada momento mostraban alguna especie útil para algún remedio o simplemente como alimento. Traje conmigo algunas de ellas: unas para consumir como té y otra útil para el tratamiento del catarro.

Pero lo más impactante fue conocer de las luchas que protagonizan estas comunidades indígenas, me refiero concretamente a las comunidades en Huitzizilapan y Xochicuautla, donde se resisten al Proyecto de Construcción de la Autopista Toluca-Naucalpan.

Tal proyecto pretende atravesar el Gran Bosque Otomí-Mexica, lo que provocaría la fractura de un corredor natural y pulmón de México, profanaría sitios sagrados, y afectaría costumbres y tradiciones de comunidades que siempre han poblado armónicamente la región.

La construcción de la carretera no solo rompe con la cultura de los pueblos originarios, sino también con el equilibrio ecológico, pues inevitablemente traerá contaminación, debido al desarrollo de infraestructuras para su mantenimiento y para los autos.

no-a-la-autopistaIrremediablemente, se construirán inmobiliarias para los ricos de México, que querrán disfrutar del hermoso bosque, y aumenta el riesgo de contaminar los afluentes de agua que existen en la región. El agua en este sitio es de muy buena calidad, pude probar de sus manantiales.

La autopista se comenzó a construir en el año 2007 sin consultar a la comunidad, y desde el inicio se ha manipulado a parte de esta. El Estado ha llegado a regalar antenas de TV como intento de soborno a los habitantes.

Es por esta razón que una mujer de la comunidad, con sorprendente honestidad, nos habló de su desconfianza por nuestra visita: extranjeros que se interesan por sus problemas no es algo común para ella. No obstante, conversó con nosotros y un rato más tarde ya obtuvimos su confianza.

En estos momentos se encuentran en prisión 22 pobladores por resistirse pacíficamente a la construcción de la carretera. Mientras, las obras continúan y los pobladores desde hace varios meses están en resistencia.

El presidente Peña Nieto ha dado luz verde a las grandes empresas como al Grupo Higa, encargado de este proyecto, así como a Coca Cola, empresa que ha abarcado todo el país y se ha apropiado de gran parte de sus fuentes naturales de agua.

Comunidad Indigena Xochicuautla
Comunidad Indigena Xochicuautla

El estado mexicano presenta los proyectos como “obras de beneficio social”, pero no solo a la Autopista Toluca-Naucalpan, sino también a las minas y casi todas las explotaciones de recursos naturales; cuando lo que hay detrás son importantes intereses del capital.

Es justamente la explotación minera otro de los problemas principales que afrontan las comunidades en México, llegando incluso a la desaparición del Cerro San Pedro, en Potosí.

Deseo que la resistencia y el apoyo internacional, muy necesario en estos momentos, impidan la destrucción del equilibrio ecológico del Gran Bosque Otomí-Mexica, y la paz de sus pobladores, a quienes agradezco la bondad con que me recibieron.

Jimmy Roque Martinez

Jimmy Roque Martínez: Nací en Maternidad Obrera en 1979, y parece que el trabajo ha sido mi signo. Custodio, piscicultor, tallador de lentes, soldador, cristalero, optometrista, han sido algunos de mis oficios; pero ninguno como el de cuidar a mi familia, empeño que consume buena parte de mi tiempo. Desde siempre me ha tocado el rostro menos lindo de esta sociedad, y trato de ser feliz mientras la transformo. Soy excesivamente tímido. Me gusta el silencio, dormir, el teatro y el cine. Detesto la injusticia y la prepotencia, y me cuesta mucho contener mi ira cuando suceden frente a mí.

2 thoughts on “México: su lucha y resistencia (I)

  • Es increíble que los pueblos de América en pleno siglo XXI sigan bajo este estado de desatención por parte de sus gobiernos y los organismos internacionales. Gracias por compartir esta experiencia.

  • Qué bueno Jimmy, que hayas logrado participar en este evento.

    No sabía absolutamente nada de la Autopista Toluca-Naucalpan ni de los que luchan contra su construcción. En Cuba estamos aislados de esos conflictos, solo Telesur informa algo de vez en cuando, y muchas veces en favor de las autopistas y todo lo que las acompaña, sobre todo cuando son construidas por Evo Morales y Rafael Correa.

    Espero que nos mantengas al tanto de la marcha de los acontecimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *