Emblemática heladería, emblemáticas bolas huecas

Jimmy Roque Martínez

coppelia
Foto: Caridad

HAVANA TIMES – Se han publicado varios trabajos, tanto en la prensa oficial como en los blogs, sobre el robo a los usuarios en la heladería Coppelia. Específicamente se habla de las llamadas bolas huecas.

Consiste en que cuando sirven las bolas de helado, por fuera están bien redonditas y completas, pero en el centro están medio vacías.

Mi novio y yo vamos con frecuencia a esta heladería y siempre debemos pedir que nos sirvan nuevamente, pues en todas las ocasiones vienen huecas.

Esta semana decidí ir personalmente a ver algún funcionario para poder escuchar directamente de los responsables, por qué sucede esto, y qué hacen los directivos de Coppelia para evitar este mal servicio.

No pude acceder al administrador, por lo que hablé con la responsable de Atención a la Población y con la Secretaria del Núcleo del Partido de la heladería.

Estas funcionarias me dijeron que el cliente, cuando le sucede esto o algún otro maltrato, debe dirigirse al administrador de área o a la oficina de atención a la población. Al yo pedirle específicamente que me dijeran cómo funcionaba el control y qué hacían para evitar el mal servicio me comentaron varias cosas.

Según ellas, todas las mañanas se habla con los trabajadores y con los administradores de salón sobre este tema (hay un administrador por cada cancha o salón). Es este administrador el responsable de velar por la calidad del servicio.

La secretaria del Partido además me dijo que estaban abiertos a cualquier sugerencia de la población para mejorar el servicio.

Yo enfaticé en que el usuario tiene el derecho de reclamar el buen servicio, que no le den bolas huecas. Pero que es responsabilidad de la heladería garantizar que eso no suceda. En principio el cliente no debiera estar preocupado porque le roben.

Salí de esa oficina con la convicción de que seguirán las bolas huecas. De que regresaré para decirles que no ha mejorado el servicio, para exigirle responsabilidad, espero también ir con sugerencias y quizás, con este post impreso para entregárselos.

Nosotros los clientes debemos parar definitivamente al menos este robo, pues no percibí voluntad por parte de los funcionarios de la heladería Coppelia en brindar un servicio de calidad.

Jimmy Roque Martinez

Jimmy Roque Martínez: Nací en Maternidad Obrera en 1979, y parece que el trabajo ha sido mi signo. Custodio, piscicultor, tallador de lentes, soldador, cristalero, optometrista, han sido algunos de mis oficios; pero ninguno como el de cuidar a mi familia, empeño que consume buena parte de mi tiempo. Desde siempre me ha tocado el rostro menos lindo de esta sociedad, y trato de ser feliz mientras la transformo. Soy excesivamente tímido. Me gusta el silencio, dormir, el teatro y el cine. Detesto la injusticia y la prepotencia, y me cuesta mucho contener mi ira cuando suceden frente a mí.


21 thoughts on “Emblemática heladería, emblemáticas bolas huecas

  • el 10 septiembre, 2014 a las 7:58 pm
    Permalink

    jajaja…ese fue el corrector de Word….a las dos de la mañana….ya ven…no se puede confiar a ciegas en las tecnologías….ni en escribir con sueño

  • el 10 septiembre, 2014 a las 4:36 am
    Permalink

    Campos quiere un socialismo como el de Canda, Noruega, Suecos, Holanda, etc. Pero la mala noticia es que allí lo que hay es capitalismo.

  • el 10 septiembre, 2014 a las 4:27 am
    Permalink

    Maternidad obrera es el nombre original del hospital que esta en Marianao. Dispuesto del 59 le pusieron el nombre de algún mártir de la revolucion. Así también paso con La ceguera, Mazorra, etc. Pero la gente sigue llamándolo por el nombre antiguo. Con muchas calles paso lo mismo.

  • el 9 septiembre, 2014 a las 11:10 am
    Permalink

    Pues Isidro, de acuerdo contigo.

    Hasta que no se les meta en la cabezota a todos y cada uno de los cubanos que en la unión está la fuerza, tendrán DICTADURA para siempre, porque esto no es cuestión de estar teniendo que buscar donde esta la oficina del funcionario encargado de las heladerías para darle las quejas, todo el mundo sabes lo que ellos hacen con las quejas, y si te pones impertinente, ya sabes lo que te pasa. Como todo en Cuba requiere quejas, el pueblo entero se debe alzar en una protesta total para que los dejen escoger, quién es el más capacitado para arreglarles lo que desde la A a la Z esta desarreglado.

  • el 9 septiembre, 2014 a las 10:44 am
    Permalink

    Suave,, cubanito. Mas o menos ya Pedro va viendo el panorama como ve jorgealejandro, y cada vez que lo haga es bueno, malo cuando quieren tratar de tapar el sol con un dedo.

    Ahora lo que falta de una vez por todas es que Pedro entienda que la lindeza de ese SOCIALISMO, como yo siempre le digo sólo existe en Noruega, y que se olvide ya de socialismo para Cuba .

  • el 8 septiembre, 2014 a las 3:12 pm
    Permalink

    Por DIOS, Pedro, Cual es el “VERDADERO SOCIALISMO?????, en que lugar del planeta tierra se ha materializado el verdadero, el socialismo puro, al que Ud. se refiere??, no siga tratando de hacer creer que lo que hasta hoy es UTOPIA se ha materializado en algun lugar. Pedro, cada vez que se le lee es como el cuento de Pepito de la pulga, que no importaba la pregunta que le saliese, iba a todas todas con la explicacion del dichoso Socialismo Participativo y Democratico…digo, de la dichosa PULGA.

  • el 8 septiembre, 2014 a las 2:53 pm
    Permalink

    Isidro, el estado cubano no quiere ser JUEZ y PARTE, el estado cubano es simplemente DUEÑO y SEÑOR, y simula eso que definimos como juez y parte, mientras la ultima capa de la sociedad tiene que sufrir todo esto que se relata, y mucho, mucho mas, los de la capa superior disfrutan de tarjetas doradas y plateadas, de viajes a diestra y siniestra, y ahora esta la ultima moda: los que fueron mandados a morir a Angola cuando el “DIOS” cubano lo ordeno ahora ven como van a ganar dinero los “escogidos”, y no le dan un chance a ninguno de los que se jodio durante aquellos años….Nada, que la version cubana de “1984” esta lista para ser editada: 1984 Cuban version reloaded….

  • el 8 septiembre, 2014 a las 2:13 pm
    Permalink

    Isidro:

    ¿Qué pasa, se le fue un borrón al escribiente? “Ahí” no es lo mismo que “Hay”

  • el 8 septiembre, 2014 a las 5:23 am
    Permalink

    Equelecuá…Hay está el gran dilema y la piedra de Sísifo del Estado cubano: querer ser juez y parte en todo…

  • el 7 septiembre, 2014 a las 6:14 pm
    Permalink

    Muy bien dicho Señor Campos.

  • el 7 septiembre, 2014 a las 5:49 pm
    Permalink

    Miranda:

    Pues anótalo en tu anecdotario, que no es jodedera para nada.

  • el 7 septiembre, 2014 a las 12:16 pm
    Permalink

    Hay que tener en cuenta que mientras las administraciones de los locales sean juez y parte van a seguir los maltratos y las bolas huecas, y las cervezas con agua, etc etc. Claro que la gente, la mayoría, no se queja, porque primero, usan represalias a los que se quejan, casi siempre, y segundo, nada se resuelve, porque el que tiene que asumir la queja y resolverla es el mismo que la provoca, y al que están cuestionando su trabajo. Se necesita un órgano de defensa al consumir independiente y autónomo, que nada tenga que ver con la administración de los lugares, teniendo eso se empezará a avanzar, aunque después tengamos que preocuparnos por los sobornos y los bajos salarios…

  • el 7 septiembre, 2014 a las 9:56 am
    Permalink

    El panorama es más/menos como lo pinta jorgealejandro. Hay lo que pudieramos llamar una degradación moral que llega al piso, como resultado de algo dicho hace muchos anos por un viejo sabio que le decían El Moro: la conciencia social dominante es la de la clase social dominante. Y en Cuba domina una clase burocrática que se ha apropiado de “la revolución”, que explota inmisericordemente a los obreros y profesionales, en forma mil veces peor que el propio capitalismo del siglo XIX, algo similar a la esclavitud generalizada que exitió en Mesopotamia. Esa “conciencia” explotadora se extiende por todo el sistema de mercado, donde el consumidor tiene pocas posibilidades de elección como consecuencia del monopolio estatal del comercio que ahora quieren “perfeccionar” con las nuevas leyes aduanales. Nada senores que han caga’o de mierda el socialismo de pies a cabeza, desde la Punta de Maisí al Cabo de San Antonio y por eso nadie quiere que se lo mencionen porque como no tienen ni idea del verdadero socialismo, este es el que conocen y, quede claro, que ni yo ni mis companeros del Socialismo Democrático, tampoco queremos saber nada de él.

  • el 7 septiembre, 2014 a las 9:17 am
    Permalink

    jorgealejandrooooo, para el chiste, que ya es too much!!!!!!

    Como le van a echar detergente pa’hacer espuma??

    Mira que ya EDUARDO me mando al neurocirujano para que me saque la bills….

  • el 6 septiembre, 2014 a las 10:35 pm
    Permalink

    Yezfran;

    Debo contrariarte. Si cada cubano hiciera como el Jimmy cada vez que considera que algún derecho suyo resulta vulnerado (y hablo de prerrogativas en el más amplio sentido de la palabra, de la A a la Z), otro gallo cantaría. Acabemos de entender que el Estado, y todos los que viven de él, están para servir al ciudadano.

  • el 6 septiembre, 2014 a las 6:12 pm
    Permalink

    Bolas huecas en la heladería; robo con pesas trucadas en los agros; mercadería de contrabando y de mala calidad metida “de guillo” en las tiendas en CUC, el capitán en combinación con los meserosse roban las mesas en los restaurantes turísticos, te alteran los precios, ya de por sí de atraco, en cafeterías y tiendas en CUC; “te dan”, cuando compras latas llenas de aguapié, creyendo comprar cervezas y refrescos; le sacan aceite a las botellas en las tiendas; el panadero se roba la harina, el carnicero, la carne, el bodeguero engaña con la pesa y vende a trasmano. Las jabas de compra vendidas al descaro en la misma puerta de las tiendas donde no hay ni una para guardar la mercancía que se vende.

    En fin…la mismísima siguaraya; el Macondo del Caribe; el antipaís. ¡Ojalá solo se tratara de bolas de helado huecas!

    Como dice Pepepan:

    ¡Gracias, Fidel!

    Ah, y se me olvidaba (Miranda, entérate): Cuando le echaban agua a la cerveza de pipa, para robarse la diferencia, la “santocaban” con detergente, para que hiciera espuma, y engañar al incauto. (Por mi hijo que no estoy jodiendo)

    Buenas cagaleras cogió más de uno por esa gracia.

  • el 6 septiembre, 2014 a las 12:43 pm
    Permalink

    Bueno a mi sólo se me ocurre pasarte el consejo que EDUARDO le dio al papa del niño que necesita la cirugía de vida o muerte, de pararte en la puerta del funcionario hasta que llegue, para que le des las quejas. Otra opción es preguntarle a Isbel a donde fue a quejarse para que le devolvieran su teléfono y los regalitos que le había traído a su novio, y que tan prontamente lo resolvió.

  • el 6 septiembre, 2014 a las 9:21 am
    Permalink

    Jimmy:

    tú eres cubano? Eso de Maternidad Obrera es verdad? Realmente tienes 34-35 años?

  • el 6 septiembre, 2014 a las 8:24 am
    Permalink

    Este muchacho pudiera ser proclamado como el cronista de las cosas sin importancia. Ahora dale que te dale con las bolas de helado huecas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *