El 2015 deberá orientar el camino

Jimmy Roque Martínez

Foto: Juan Suárez
Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES – Ha pasado más que dos semanas desde el anuncio del inicio de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Se ha escrito desde muchos puntos de vista, hay acuerdos, desacuerdos y sospechas.

Por mi parte, me alegra que las relaciones entre los dos Estados se estén normalizando, pues en principio debería representar un mejoramiento en la calidad de vida de los cubanos, en su bienestar. Debería terminar con el sufrimiento y la desunión entre las familias, provocados por un diferendo entre Estados.

Debemos celebrar este hecho; no obstante, debemos estar atentos.

Raúl Castro, desde que le fue dado el poder, expresó su disposición de dialogar con el gobierno estadounidense. Ha venido dando pasos que apuntan hacia una transición capitalista en la isla, privatización, disminución de la asistencia social, aumento de la edad de jubilación, pérdida de derechos de los trabajadores.

Ha realizados cambios que preparan al país para la inversión extranjera y el comercio: nueva Ley de Inversión Extranjera, creación del mega-puerto del Mariel, y otros.

Sabiendo que el público norteamericano pronto llegaría, se ha ido preparando para el turismo, creando nuevas instalaciones hoteleras, campos de golf, la Bahía de La Habana como puerto de cruceros.

Ha dado pasos como la liberación de algunos presos políticos, la disminución de actos de movilización masiva contra el imperialismo yanqui, y la modificación de la Ley Migratoria.

La Unión Europea, China y Brasil se han dado cuenta del derrotero cubano, y cada día fortalecen más sus presencias en la isla. Todo, a pesar del bloqueo-embargo.

Estados Unidos, por su parte, se ha quedado fuera de la repartición del país, y no puede dejar pasar este momento. Demorar más en entrar en el juego podría ser muy perjudicial para sus negocios. La fruta ya está casi madura.

Para el gobierno de Obama, este cambio de política es solo una modificación de su táctica, mientras su estrategia sigue siendo la misma: una política injerencista, de apropiarse de Cuba, de imponer sus empresas, de imponer su política y su modelo de democracia.

La historia de esa nación norteamericana no demuestra que sean ellos los hermanos buenos que ayudan a los pueblos desinteresadamente. Me preocupa que algunas personas puedan justificar los medios para lograr un fin.

Cambiar un régimen autoritario por otro tipo de represión impuesta por una potencia extranjera no me parece la mejor opción.

Aprovechemos la relación, pero muy atentos. Son dos Estados peligrosos y un pueblo despolitizado, necesitado, autocensurado y censurado, ansioso de cambio (el que sea), sin pensar las consecuencias.

Nadie sabe cuál será el futuro. Se espera lo mejor, pero para que eso suceda hay que estar atento, se debe fortalecer la sociedad civil, pero sin injerencias, sin imposiciones.

El año 2015 parece será decisivo en el futuro del país; futuro que no debemos confiar a ningún Estado, aun cuando este tenga el poder. Nos toca estar atentos para responder. El bienestar y la libertad no están garantizados. Como dice la declaración del Taller Libertario Alfredo López: “El imperialismo norteamericano sigue en pie. El autoritarismo cubano sigue en pie”.

Jimmy Roque Martinez

Jimmy Roque Martínez: Nací en Maternidad Obrera en 1979, y parece que el trabajo ha sido mi signo. Custodio, piscicultor, tallador de lentes, soldador, cristalero, optometrista, han sido algunos de mis oficios; pero ninguno como el de cuidar a mi familia, empeño que consume buena parte de mi tiempo. Desde siempre me ha tocado el rostro menos lindo de esta sociedad, y trato de ser feliz mientras la transformo. Soy excesivamente tímido. Me gusta el silencio, dormir, el teatro y el cine. Detesto la injusticia y la prepotencia, y me cuesta mucho contener mi ira cuando suceden frente a mí.


7 thoughts on “El 2015 deberá orientar el camino

  • el 8 enero, 2015 a las 10:09 pm
    Permalink

    Con el problema del pan se puede citar la Biblia, por aquello de “Es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja…”

  • el 7 enero, 2015 a las 12:38 am
    Permalink

    Jimmy dijo “Debemos celebrar este hecho; no obstante, debemos estar atentos” ¿atentos para que?

    Tal pareces que vas a participar en el encuentro y estas dando unos tips a los negociadores cubanos, cuando todos sabemos que a ellos les importa un bledo tu opinion, la mia y la de todos los cubanos. ¿No te diste cuenta que hace mas de 1 año que venian con cocinando el pastel y no le consultaron a nadie? Recientemente un representante de la jerarquia de la iglesia Catolica dijo que Raul Castro prometio en las negociaciones que profundizaria los cambios hacia el liberalismo economico. Asi que agarrate de la brocha que ya te llevaron la escalera.

    Por cierto ¿tuvo algun efecto tu denuncia publica sobre el antipan de la panaderia del barrio?

  • el 6 enero, 2015 a las 9:51 pm
    Permalink

    De acuerdo con Jimmy hay que ser bien cautelosos en esta nuevo deshielo.

  • el 6 enero, 2015 a las 4:28 pm
    Permalink

    jimmy,yo no me explico como si dices ser libertario y suponiendo entiendas lo que quiere esto decir no seas un furibundo defensor de los EEUU,de su forma de gobierno,de su sociedad civil.Este Pais es el unico quete podra dar lecciones para que puedas ayudar a hacer a nuestro pais,quizas algun dia,lugar seguro y propicio para nuestras ideas.Fuera de este pais,tus ideas son utopicas,solo aca,forman parte del legado y de la lucha diaria.Los cubanos que aman a los EEUU no lo hacen por sus sombras,que las tienen,sino por las luces que proyecta esta sociedad de hombres verdaderamentes libres,o que al menos,pueden luchar por serlo.Por ultimo te dare un consejo,un hombre con miedo a la realidad,nunca podra ser un libertario<recuerda que "la libertad se conquista con el filo del machete,no se pide"

  • el 6 enero, 2015 a las 3:49 pm
    Permalink

    Ya la UE dijo que, si no hay conversaciones sobre derechos humanos, nada de acuerdos, y que no están en ninguna carrera por llegar primero. Generalmente los totalitarios histéricos no son “los cubanos”, sino los gobernantes cubanos.

  • el 6 enero, 2015 a las 12:24 pm
    Permalink

    “El año 2015 parece será decisivo en el futuro del país; futuro que no debemos confiar a ningún Estado”

    De Acuerdo.

    “se debe fortalecer la sociedad civil, pero sin injerencias, sin imposiciones”

    Muy de acuerdo

    “Ha venido dando pasos que apuntan hacia una transición capitalista en la isla”

    Aquí no estoy tan seguro. O, ¿Que entiendes tu por capitalismo”. Lo mismo le preguntaría al New York Time cuando sacan fotos de timbiriches en la isla y dicen que es “capitalismo”. Hay que tener ganas de ver capitalismo en cualquier cosa. Yo aspiro a un país con economía mixta, PYMES, cooperativas, industrias básicas de estado…..” Si eso es capitalismo, bienvenido sea. Para mi es la mejor solución

    “Estados Unidos, por su parte, se ha quedado fuera de la repartición del país”

    Aunque no lo creas, curiosamente eso mismo se dice en Miami por la TV y es muy popular en la derecha Miamense. Lo del Mariel y de la Inversión extranjera lo ven como una “reparticion” y una venta del país. Yo lo veos con pocas ganas de vender nada. Son tantas las limitaciones y normas que es mas bien todo lo contrario. No creo que la cosa sea Tan Tan, o por lo meno hasta el momento esta muy lejos de serlo.

    Si creo que hay que estar “muy atento” a la forma de pensar tan totalitaria e histérica de los cubanos en general. Esa es mi mayor preocupación. Porque si no podemos discernir bien, entonces si que estamos perdidos y cualquier cosa que pase la culpa sera solamente nuestra.
    Saludos.

  • el 6 enero, 2015 a las 8:36 am
    Permalink

    Jimmy lo que me parece inconsecuente de tu enfoque es que te coloques en las gradas para ver el juego de pinpong entre los estados.

    Las intenciones de los Estados pueden ser unas u otras, pero ¿cuáles son por las que los ciudadanos tienen que luchar?Que los intereses de los estados se realicen dependen de la resistencia de los ciudadanos.
    En realidad Obama ha movido el tablero que sin moverlo seguiríamos en las mismas.Hoy sin la coartada de la “fortaleza sitiada” es a los ciudadanos a los que nos toca romper el bloqueo interno.
    No podemos seguir de espectadores en las gradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *