Derechos LGBT en Cuba: demagogia interna y diplomacia

Jimmy Roque Martínez

Activistas LGBT en Sagua la Grande, Cuba
Activistas LGBT en Sagua la Grande, Cuba

HAVANA TIMES – Cuba y Venezuela se ausentaron del debate celebrado en Naciones Unidas a finales de septiembre sobre una resolución que protege a las personas de discriminaciones por motivo de orientación sexual e identidad de género.

Es al parecer una nueva estrategia del gobierno cubano para no entrar en contradicción con poderosos amigos como Rusia e Irán, cuyos homófobos presidentes han visitado la isla, y fueron recibidos como hermanos, pero sí entrando, de paso, en contradicción con el discurso oficial interno.

Aunque por suerte el voto cubano fue finalmente a favor de aprobar la Resolución, que es lo que vale, debemos mantenernos atentos a estas jugadas de la diplomacia.

Recuerdo ahora la mesa redonda del 12 de mayo de este año, donde se habló de los derechos LGBT en la isla. Allí participaron delegados a la VI Conferencia de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gay, Bisexuales, Trans e Intersexuales para América Latina y el Caribe (ILGALAC), que había sesionado en Varadero por esa fecha.

En aquel programa los cubanos expusieron los resultados obtenidos gracias a la acción del CENESEX, mientras los invitados extranjeros mostraron los logros de la comunidad LGBTI de sus países, alcanzados en gran medida gracias a la acción de los grupos de la sociedad civil.

Logros como la Ley de Identidad de Género, el matrimonio igualitario, y otros en los que Cuba ha quedado muy rezagada.

El CENESEX presentó ante el parlamento cubano, desde el 2006, un proyecto de modificación del Código de Familia en que incluye la unión entre parejas del mismo sexo. Hasta la fecha este proyecto de modificación no ha sido discutido.

En esta Mesa Redonda se le preguntó a Manuel Vázquez Seijido, jurista del CENESEX, en qué estado legal se encontraba el proyecto de ley, pero en su respuesta el funcionario fue evasivo, y no se atrevió a dar información ninguna referida al estado del proceso legal.

Por su parte, Mariela Castro, directora del CENESEX, expresó que la revolución cubana debe aprobar este código de familia para que sea más revolucionaria, y agregó que el mundo lo espera de Cuba.

Creo que no existe la real voluntad en los decisores de aprobar el matrimonio igualitario en la isla. Estas jugadas en la ONU, y los debates en la Asamblea Nacional del pasado mes de diciembre, me hacen asegurar tal cosa. Le toca exigirlo a la sociedad civil, y cada uno de los cubanos interesados en que sea otorgado este derecho.

¿Cómo hacerlo? no tengo la certeza, pero sí sé que debemos organizarnos en torno a este tema, así seremos más fuertes y creativos.

En la isla existen muchas personas del mismo sexo que mantienen una relación estable, pero aun si existiera solo una pareja de este tipo, esa sola debería tener el derecho a poder unirse legalmente si lo deseara.

Los cubanos y cubanas de la comunidad LGBTI esperamos tener este derecho de poder casarnos con la persona que amamos. Es una deuda pendiente y un derecho negado hace demasiado tiempo.

Jimmy Roque Martinez

Jimmy Roque Martínez: Nací en Maternidad Obrera en 1979, y parece que el trabajo ha sido mi signo. Custodio, piscicultor, tallador de lentes, soldador, cristalero, optometrista, han sido algunos de mis oficios; pero ninguno como el de cuidar a mi familia, empeño que consume buena parte de mi tiempo. Desde siempre me ha tocado el rostro menos lindo de esta sociedad, y trato de ser feliz mientras la transformo. Soy excesivamente tímido. Me gusta el silencio, dormir, el teatro y el cine. Detesto la injusticia y la prepotencia, y me cuesta mucho contener mi ira cuando suceden frente a mí.


3 thoughts on “Derechos LGBT en Cuba: demagogia interna y diplomacia

  • el 4 mayo, 2015 a las 1:11 pm
    Permalink

    Querido compañero concuerdo contigo en eso de los derechos humanos, en realidad aquí se cumplen muy pocos así que eso como que va a tener que esperar pues, si normalmente vemos a diario en la comunidad donde vivimos que muchos nos tratan por pura hipocresía y a veces somos objeto de burla de los demás , y si el gobierno no es quien da el primer paso, entonces quién la hará?

  • el 12 octubre, 2014 a las 2:44 am
    Permalink

    Como se va a exigir matrimonio igualitario si no tienen los mas basicos derechos humanos? No se puede beber con el vaso vacio.

  • el 7 octubre, 2014 a las 2:32 pm
    Permalink

    A cada cual le duele el callo cuando se lo pisan. Si el derecho al matrimonio gay fuese uno de los pocos que no se respetara en Cuba el problema no sería tan grande . En Cuba se violan todos los derechos que hacen al hombre una persona libre, pero ustedes prefieren seguir en ese jueguito mientras el gobierno los coje para el trajín de la conguita de Mariela y por detrás les siguen poniendo traspiés. Es muy raro que aún no le hayan echado la culpa al bloqueo, Posada Carriles o la Loba Feroz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *