El artículo de opinión y las piedras

Janis Hernandez

Calle Enramadas.  Santiago de Cuba.
Calle Enramadas. Santiago de Cuba.

HAVANA TIMES — Aunque he estado ocupada con la discusión de mi tesis de maestría, algo de tiempo ha quedado para leer algunos de los textos y de los comentarios que ha tenido mi colega, coterránea y amiga Dariela Aquique.

Y aclaro de antemano, que para nada pretendo convertirme en su abogada defensora. Pero sí me siento en el deber de hacer un poco de justicia ante la ola de oprobio que ha recibido. Cuando me consta que con sus argumentos no ha tenido intención alguna de herir susceptibilidades.

Nunca sus posts han sido de defensa del sistema político cubano. Y nunca ha mostrado que su ideología comulgue con el comunismo castrense. Pero también es bueno recordar que jamás ha sido de posiciones a ultranza, lo que de hecho respeto.

Creo que mi colega a raíz de su viaje a Estados Unidos (su primer viaje al extranjero, por cierto), solo ha querido ilustrar sus impresiones, sin ánimo de menoscabo. Solo que a veces llamar las cosas por su nombre es fuente de contradicciones.

No creo yo (porque le conozco), que haya pretendido arremeter contra la comunidad cubanoamericana. Solo ha contado sus experiencias, ha descrito a la gente que vio, con la que habló y convivió. No ha desacreditado al país, ni a sus gentes, ni se ha referido a su política.

¿Por qué entonces?, llamarle agente comunista, cotorra de Fidel y esas tantos improperios inmerecidos.

Ella siempre se quejaba de que acá en Cuba cuando señalas algo mal hecho, criticas algún aspecto de la economía, la política o la sociedad, siempre sale al paso gente intransigente y de ideas fijas que ofende y que solo tiene como tesis de réplica la comparación con Estados Unidos. Que si aquí versus allá…, ha sido durante más de cincuenta década el silogismo oficialista y sus adeptos.

Llegó a la tierra prometida ansiosa de encontrar lo diferente. Quizás sus expectativas eran demasiado grandes, y terminó descubriendo que allá también hay gente que sale al paso y son de ideas fijas y ofenden y solo tienen como tesis de replica el mismo silogismo de los de acá, pero al revés. Creo que su gran pecado ha sido no haber rendido culto al sacrosanto Miami.

Hace algún tiempo me leí uno de sus artículos, donde contaba las vicisitudes que pasó en un viaje en ómnibus La Habana-Santiago. Si mal no recuerdo, con más de cinco horas de retraso por una rotura del carro a 10 km de la capital sin ninguna compensación. Y puso fotos. Para entonces, tuvo comentarios tales como: …eso nada más que pasa en Cuba…

Imagino que aquí hubo quien pensó que ese era un trabajo encargado por la CIA, para desacreditar el transporte público en la isla, ¡por favor!

Entonces, ¿por qué satanizar, si cuenta su demora de varias hora en un vuelo Miami-Santiago de Cuba? ¿Es esta una encomienda del G-2 cubano? ¿Será nuestra colega una doble agente? De nuevo, ¡por favor!

El artículo de opinión no tiene por qué ser solícito para los lectores, tampoco razón para calumnias y perjuicios. Esto lo hago porque creo que es un deber. Espero pues, las piedras.

Janis Hernández

Janis Hernández: No pretendo cambiar el mundo, menos aún dar recetas de cómo debe o no debe ser. No creo tener el don de la oratoria, ni dotes de literata. No soy una analista, ni una filósofa. Soy solo una observadora de las cosas que pasan a mi alrededor y me siento en el deber de hablar de mi país sin tapujos, ni frasecitas hechas, solo hablar y eso hago en mi diario.


18 thoughts on “El artículo de opinión y las piedras

  • el 25 octubre, 2014 a las 7:40 pm
    Permalink

    Y a ti te invalida decir que ella esta invalidada! Tienes que hablar con mariela e Isbel para que te den mas bola!

  • el 25 octubre, 2014 a las 11:13 am
    Permalink

    Y a quien se refería con eso de “decenas de miles y miles” que se iban para otro pais? Porque mi abuela paterna llego a NY en el 1944, nos contaba que no había cubanos, y mi madre siempre me ha dicho que el cubano no emigraba. Poco se imaginaba el Jefe que solo dos o tres años después, no decenas, sino cientos y cientos de miles de cubanos iban a empezar a dejar su patria por culpa de El. Honestamente a Fidel la historia No lo Absolverá, todo lo que ha dicho, se le puede usar en su contra, como con “the Miranda rule”, El mismo se incriminó.

  • el 25 octubre, 2014 a las 10:46 am
    Permalink

    Jorgealejandro1.Su respueta la merece cuanto admirador de la dictadura hay agazapado tras el patriotismo,aquellos que confunden nacion con gobierno y patria con los castros.Simplementen acuden a eso para que votemos en contra de aquellos que apopyan el embargo apoyados en un patrotismo de conveniencia.es toda una campaña que se puede apreciar en toda la prensa que se genera alli y en sus simpatizantes de siempre.Siempre he estado contra el embargo porque no ha dado frutos en medio siglo..Ahora no desearia que los suspendieran porque el gobierno le diria todos que fue producto de su presion y no de una decision soberana de USA y el pueblo seguria pensando en la omnipotencia de sus dictadores..Por cierto..Dios bendiga America,mi madrastra,aquella que me recogio cuando los que gobiernan en mi casa materna,me obligaron a abandonarla

  • el 24 octubre, 2014 a las 8:01 pm
    Permalink

    Yo solo estaba tratando de hacer memoria a ver si me acordaba cuando a Dariela se le rompió la guagua aquella vez, ¿le dieron aunque fueran cinco pesos para que fuera a comprarse un “pan con perro”?

  • el 24 octubre, 2014 a las 6:25 pm
    Permalink

    Y, miren qué curioso:

    ““…Como vamos a decir: esta es nuestra patria, si de la patria no tenemos nada ¿.Mi patria, pero mi patria no me da nada, mi patria no me sostiene, en mi patria me muero de hambre. Eso no es patria!. Sera patria para unos cuantos, pero no sera patria para el pueblo (aplausos). Patria no solo quiere decir un lugar donde uno pueda gritar, hablar y caminar sin que lo maten; patria es un lugar donde se puede vivir, patria es un lugar donde se puede trabajar y ganar el sustento honradamente y, ademas, ganar lo que es justo que se gane por su trabajo (aplausos)…Precisamente la tragedia de nuesto pueblo ha sido no tener patria. Y la mejor prueba, la mejor prueba de que no tenemos patria es que decenas de miles y miles de hijos de esta tierra se van de Cuba para otro pais, para poder vivir, pero no tienen patria. Y no se van todos los que quieren, sino los pocos que pueden. Y eso es verdad y ustedes lo saben (exclamaciones). Luego, hay que arreglar la Republica. Aqui algo anda mal o todo anda mal ? (exclamaciones de TODO).”

    Fidel Castro. Camaguey, 4 de enero de 1959.

    ¿Entonces, qué?

  • el 24 octubre, 2014 a las 5:54 pm
    Permalink

    Patéticamente ridículo este post.

  • el 24 octubre, 2014 a las 5:29 pm
    Permalink

    Huelgan las palabras. Ni Dariela ni Janis estan listas para la libertad de expresion

  • el 24 octubre, 2014 a las 5:22 pm
    Permalink

    Por lo menos, me ponen de numero uno en la lista, porque esa es mi posición. God Bless America!! mil veces por habernos aceptado como ciudadanos de su país, honorandonos con el respeto y oportunidades que todo ser humano se merece. Cuando en mi propio país nos arrastraron a condición de nada por NO ACEPTAR LA DICTADURA que gobernaba.

  • el 24 octubre, 2014 a las 5:04 pm
    Permalink

    Janis y yo conozco cubanos que no saben quien es Juan Gualberto Gómez, eso es más vergonzoso.

    Acerca de los comentarios de Dariela, no vale la pena hacerte una réplica, porque en realidad, ya sabemos lo que piensan de Miami no solo Ella, sino también el de Ecuador, el Warhol y todos los demás, y sabes qué?, que parece que tocando el tema tendrás cincuenta comentarios que usualmente no los generas con otros post.
    Y te ha quedado mal, porque si Dariela viene a decir que sus amigos siendo buenos médicos e ingenieros y están de meseros y en gasolineras, es para que te hubieses avergonzado de la metida de pata, por saber tanto Tu como Ella, que mas dolor da ver que esos mismos buenos médicos e ingenieros tienen que vender el culo en Cuba para poder comer. Si eso no es menoscabo, por favorr, Ninguna de las dos están ready para vivir en democracia, déjense de estarse creyendo cosas con la ilusión de que sean el país con el mas “alto porcentaje” de ciudadanos con mas maestrías y doctorados, que nada de esa sabiduría les ha servido para exigir civilización, que ese amigo tuyo con dinero de “verdad” prefiere ser ignorante o analfabeto en París que vivir en Cuba con la sabiduría de todos uds juntos. Bah.

  • el 24 octubre, 2014 a las 4:44 pm
    Permalink

    Ojalá Janis y Dariela no se dejaran llevar por la ira ni se acomplejaran y supieran comprender tu opinión, que por demás está perfectamente razonada y refleja la posición -estoy seguro- de la gran mayoría de cubanos que han emigrado. Inclusive, la de muchos que aún ni siquiera se han dado cuenta ni se han cuestionado el por qué tuvieron que largarse en realidad. De todos modos, partiré una lanza en favor de ellas y precisamente trayendo a colación esa frase de Martí que citaste antes, creo que nosotros también debemos tratar de entender la perspectiva -la de la ostra- desde la cual ellas parten para hacer sus análisis y, más que darles una lección, no debemos cansarnos de explicar y mostrar de todos los modos posibles lo que ellas y muchos otros cubanos de la isla no pueden saber ni imaginar sin acceso a información variada, actualizada y veraz. Tener en cuenta también que, desgraciadamente, no todos tenemos el mismo nivel ni socioeconómico ni intelectual, Y que estas diferencias se han acrecentado a medida que la situación en Cuba se ha depauperado. Además, Dariela probablemente no tuvo la suerte de tener de anfitriones en Miami a personas con las que poder debatir y contrastar objetivamente estos temas. También en USA, Europa y en todos los países hay cubanos superficiales a los que ni siquiera le preocupan estas cosas, están “en otra frecuencia”. Saludos.

  • el 24 octubre, 2014 a las 4:31 pm
    Permalink

    Considero que quien escribe un artículo para un sitio como este, en primer lugar desea expresar sus puntos de vista sobre determinado tema y, en segundo, abrir un espacio de debate y la crítica, con opiniones a
    favor y en contra (vaya, que a Dariela no le han faltado defensores que han tildado de lamebotas a los que se han expresado contrarios a lo expuesto por ella). Recuerdo el post de Dariela de la TV (estableciendo com paraciones sin tener en cuenta el inmenso diapasón de las televisoras en otros países, donde hay espacio para todos los gustos , desde lo banal hasta lo científico y “olvidando” que ahora mismo en Cuba mucha gente está a la caza de esas telenovelas alcrimosas por ella citadas). Respecto al último artículo es muy posible que ella se halla encontrado en Miami personas que defienden sus puntos de vista con tanta fuerza como los “compañeros” y “patriotas” lo hacen en La Habana con los suyos, lo que pasa es que ella no se detuvo a observar y analizar que en Miami queda espacio inclusive para opiniones expresadas en la radio y la TV a favor del sistema cubano (ej: Edmundo García), cosa que no existe en Cuba hasta el momento. En mi concepto patriota es quien quiere el bien para el lugar donde nació y vivió buena parte de su vida, es un concepto tan grande que no se puede encerrar en una consigna o en una pertenencia partidista, y no se puede excluir a quien vive en otra parte, tiene otra ciudadanía y agradece al país que le dió acogida. El año 80 afortunadamente ya está lejos en el tiempo (quedó su triste recuerdo de mitines y golpizas), estamos en el 2014 y el mundo ha cambiado muchísimo; en Cuba tendrán que hacerse a la idea (de hecho ya lo están haciendo) que a nosotros, los que vivimos fuera, también hay que tenernos en cuenta para el futuro del país, gústele a quien le guste y pésele a quien le pese. Saludos.

  • el 24 octubre, 2014 a las 1:58 pm
    Permalink

    Jajaja…mira cómo funciona la libertad de expresión que predican…cuando tú estás en Cuba y te quejas del extremismo de algunas personas allá, o de su incultura, o de su banalidad… entonces todo el mundo tiene derecho a criticarte y a sentirse ofendido…pero cuando criticas lo mismo en la gente de acá, entonces concuerdan contigo en todos los aspectos…
    Mira, yo he conocido personas que llevan más de 20 años viviendo en el centro de París y con dinero (dinero de verdad) y no saben que el 14 de julio se celebra la Toma de La Bastilla, y es fiesta nacional…
    yo no estoy para nada en contra de la libertad de expresión…yo sólo creo, como Benito Juárez, que el respeto al derecho ajeno es la paz….y concuerdo contigo en que si hay alguna verdad en este mundo, no se encuentra en los extremos, sino en ser imparciales y objetivos…parte de esto es reconocer que existen extremos…

  • el 24 octubre, 2014 a las 1:33 pm
    Permalink

    janis:

    Vamos a poner las cosas en su justo lugar:

    “Sinceramente, da vergüenza leer a tanto lame botas…si Martí viviera, fallecería al leer algunos de estos comentarios…”

    “Que un cubano diga ¡God Bless America!, eso sí que da verguenza…”

    “Da verguenza ver como tanto cubano pierde su patriotismo (cosa que es independiente del régimen que domine el país) y agradece el haber dejado su patria y haberse convertido en ciudadano de un país extraño… –

    ¿Esta fuiste tú, verdad?

    Ya que citas a Martí (Que criticó de EEUu lo que pensó que debía criticar, pero del que alabó también lo que creyó que era loable), te voy a contestar solo con esta cita:

    “El que vive en un régimen autocrático, es como la ostra en su concha. Solo ve la prisión que la encierra; y en la oscuridad piensa que aquello es el mundo. la libertad da alas a la ostra.”

    Como el resto va dirigido a mi persona, le voy a contestar muy claramente:

    Lamebotas son , por ejemplo, aquellos que van a golpear a una mujer indefensa en plena calle; aquellos que renunciaron a su propia sangre por preferir a un partido; aquellos que chivatearon al vecino de toda la vida, porque se iba en una lancha, aquellos que tiraron huevos a los que se iban del país; aquellos que utilizaron un carnet como patente de corso para destruir a gente que valía más que ellos. Aquellos que cambiaron su honra por un carro, por una lavadora rusa, y hasta por un radio portátil.

    Lo siento por ti, pero no encajo dentro de ninguna de estas categorías.

    “God Bless América” es algo que han dicho con orgullo, agradecimiento y cariño millones de personas de casi todos los rincones de este mundo. Y lo han dicho de corazón, y no forzados a ello, ni para demostrar “confiabilidad”; ni por ninguna prebenda.

    Gritar “socialismo o muerte”, sí que me hubiera dado muchísima verguenza, porque bajo esa consigna impuesta, se han cometido muchísimas iniquidades y bajezas, muchísimas. Así que te lo repito alto y claro: “God Bless América”.

    Yo no tengo mentalidad de tubérculo, quiero decirte con esto que , en sí misma, la frase, “la tierra que te vio nacer”, no me dice absolutamente nada, porque, bien mirado, uno nace donde nace por puro azar del destino. Además, para mí el concepto de Patria está mucho más allá de una cuarta de tierra y tres palmas, y, por supuesto, mucho más allá del concepto “gobierno de turno”. Y jamás he confundido el verdadero partiotismo con el patrioterismo barato de consigna, adulación incondicional y saltadera que la tiranía ha intentado hacer pasar por tal. Si tú caíste en esa trampa, peor para ti.

    Yo no tengo que “estar orgulloso” de haber salido de Cuba, antes bien, son sus gobernantes los que deberían meter la cabeza en un cubo, de pura verguenza ante los millones de cubanos que hemos tenido que abandonar el país por culpa del desastre en que han sumido a la nación. Personas mucho mejores y más valiosas que yo lo han tenido que hacer para tener una vida decente. Eso sí es para que se muera eternamente de verguenza cualquier gobierno.

    Yo soy cubano por nacimiento y convicción, y norteamericano por elección. No ostento la doble ciudadanía porque la Constitución de la República en su Art 32 no lo permite (Cosa que no impide que la tiranía la viole, si de sacarme 430 dólares por un pasaporte, se trata),pero el problema no es ese: Yo estoy muy justamente orgulloso de tener la ciudadanía norteamericana porque esa condición me respeta y me reconoce todas las libertades y derechos que nunca disfruté bajo la ciudadanía cubana, bajo la cual solo fui un ciudadano de 5ta categoría que ni siquiera podía hospedarse en un hotel de su país, ni comprarle una medicina asu hijo, en una farmacia para extranjeros; ni ofrecerle a mis nietos un futuro donde ellos pensaran, hablaran, creyeran oyeran vieran y leyeran lo que les diera su gana sin sufrir represalias por ello. ¿Me entiendes?

    En última instancia, mi patria está donde coman mis hijos, y donde yo me sienta tratado como un ser humano y como un ciudadano. Y no soy ni el primero, ni el último: también muchos mejores que yo se han sentido orgullosos de su segunda patria tanto como de la primera.

    Sí, me considero afortunado y orgulloso de vivir donde vivo, porque, gracias a eso tengo una vida decente, mi hijo tiene el futuro y la vida que quiera labrarse con su inteligencia y con su esfuerzo.

    El patriotismo no es un cheque en blanco

  • el 24 octubre, 2014 a las 12:31 pm
    Permalink

    Este artículo sobra totalmente, no dice absolutamente nada, ni siquiera apoya algo escrito por acá, se limita a “defender” a otra colaboradora de HT contra “los oprobios” que ha recibido en respuesta a sus últimos artículos.¿Qué esto? ¿un patio de colegio? No sé por qué HT se rebaja a aceptar este tipo de colaboraciones, la verdad.

    Y en cuanto a Vd, señora, y su amiga ofendida Dariela Aquique, aprendan qué significa diversidad de opiniones. Vd escribe algo aquí y nosotros comentamos. Nadie somete a nadie a ningún oprobio. En el mundo las cosas son así. La Sra Aquique se permitió escribir sus juicios improvisados sobre una sociedad que desconoce con toda la superficialidad y desprecio de la que solo es capaz la ignorancia. Cada cual aquí le dijo qué pensaba de su veredicto de ventanilla. A llorar al parque.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 24 octubre, 2014 a las 11:13 am
    Permalink

    Adhiero con :” Nunca sus posts han sido de defensa del sistema político cubano. Y nunca ha mostrado que su ideología comulgue con el comunismo castrense. Pero también es bueno recordar que jamás ha sido de posiciones a ultranza, lo que de hecho respeto.” y luego dice Ud Janis: “Quizás sus expectativas eran demasiado grandes, y terminó descubriendo que allá también hay gente que sale al paso y son de ideas fijas y ofenden y solo tienen como tesis de replica el mismo silogismo de los de acá, pero al revés” . Adhiero sobre todo con esa última frase. Siempre digo: los dos extremos se tocan, y hasta suelen ser lo mismo!. Hay que saber reconocerse cuando se es intolerante y extremista, hay que empezar por uno, aunque disentamos con la opinión ajena. En los pocos comentarios míos que hay en este espacio, defiendo esta idea, y a ella me atengo. Suerte con las piedras!!!! jajajajja

  • el 24 octubre, 2014 a las 11:07 am
    Permalink

    Estoy de acuerdo con Jorge Alejandro
    Creo que Dariela en sus posts reflejo una falta de objetividad grande, si realmente queria contar sus impresiones, porque no se limitó a contar sus impresiones sino que atacó bastante ala parte cubana que se encontró en Miami. Y ese post de la television fue cuando menos, infantil. La TV hispana aca sera una porquería pero esta a años luces de Cuba y hay tantas pero tantas opciones que no vale la pena ni hablar de eso.
    Claro cada cual es libre de expresar su opinion, para eso entre otras cosas nos fuimos de Cuba, pero eso es una carretera de dos vias tambien, ya todas las partes tienen derecho a decir lo que creen.
    Dariela no necesita defensa, ella sola sabe hacerlo, su pluma es bastante afilada cuando lo desea.
    Creo que este post de Janis, lo que hace es echarle mas candela a Dariela arriba.

  • el 24 octubre, 2014 a las 10:52 am
    Permalink

    Janis, Dariela en su triologia de articulos, fue bastante desenfadada (a mi parecer superficial) para hacer sus valoraciones sobre Miami y los cubanos que allí viven, especialmente en el ultimo donde fue bastante irrespetuosa, llamándolos entre otras cosas “la cola del león”

    Tanto ella como tu, deben aprender a convivir con la libertad de expresión, que no solo pertenece al que publica. Los lectores también tenemos el derecho de replicar y eso fue lo que hicimos con Dariela.

    Aprovecha y dile que todavía estoy esperando un post sobre su ponencia en el evento sobre la economía cubana. Para eso fue invitada a Miami o me equivoco.

  • el 24 octubre, 2014 a las 10:26 am
    Permalink

    ” Creo que su gran pecado ha sido no haber rendido culto al sacrosanto Miami.”

    Para mí, ya esta frase invalida todo lo que ud hubiera podido decir. Sobra por completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *