Repsol: cultura económica a la cubana

Isbel Díaz Torres

HAVANA TIMES — Casi tres semanas después de conocido el resultado negativo de la exploración realizada por la petrolera española Repsol, cuando todos los medios internacionales ya habían exprimido la noticia, la prensa cubana se dignó a informar parcial y manipuladoramente al pueblo de la isla.

En mi criterio, el comunicado emitido por CubaPetróleo (Cupet) sobredimensionó las potencialidades de Cuba en cuanto a disponibilidad de ese yacimiento, al poner el énfasis en que la zona “abarca un area de 112.000 kilómetros cuadrados en el Golfo de México, una de las principales cuencas productoras de petróleo a nivel mundial, con alta potencialidad para el descubrimiento de nuevas reservas.”

En realidad Cuba no dispone de todo el Golfo de México para sus perforaciones, y carece de un cálculo de reservas en los sectores particulares que le corresponden. No obstante, las autoridades acá han divulgado la alucinante cifra de 20 mil millones de barriles de crudo disponibles.

Es curioso que ante “tanto petróleo cubano,” Repsol haya abandonado el empeño sin realizar siquiera los tres pozos que tenía previstos, tras haber gastado unos $150 millones de dólares en el primer pozo seco… ¿Cómo explica eso Cupet a la gente?

Bueno, en realidad Cupet no solo no lo explica, sino que ni siquiera se digna a hacer referencia a la salida definitiva de Repsol. Al parecer es un tipo especial de “cultura económica” la que quieren promover los medios, empresas y gobierno en esta isla.

Por otra parte, la información publicada en la web del diario Granma fue colocada para no ser leída por nadie. La muy importante nota no apareció en portada el 6 de junio. Era preciso ir a la sección de Nacionales, para encontrarla en cuarto lugar, con el poco revelador título de “Nota informativa,” y sin el correspondiente lid explicativo.

Por si tienen dudas, aquí les pongo la pagina de Nacionales del sitio web de Granma ese día, donde se ve la nota (que he circulado en rojo) precedida por la Mesa Redonda sobre la gira internacional de Putin, y una nota sobre Venus.

Lo mismo sucedió en la versión impresa: Nota informativa, en la segunda pagina. ¿En portada?: Venus, Putin, Olimpiadas y Medio Ambiente.

¿Querían que se supiera, o no?

En 2005 Fidel Castro expresó en una mesa redonda televisiva: “Hace falta una cultura económica en el pueblo, no hay cultura económica en nuestro país: la gente no sabe de dónde sale el dinero.”

Creo que hace rato se sabe por qué la gente no tiene cultura económica: la censura desde el Partido Comunista impide que la prensa aborde e investigue esos temas, y los lleve a la gente de modo inmediato, con toda la transparencia y conflictividad que ello implica.

Aunque actualmente Cuba produce cerca de la mitad de su petróleo y recibe la otra mitad de Venezuela, la realidad es que los yacimientos en tierra y en aguas someras parecen haber llegado al tope de producción.

Es por ello que el gobierno ha fijado su atención en su zona económica del Golfo de México, la cual ha dividido en 59 bloques, 22 de ellos en contrato de riesgo con las compañías Statoil-Repsol-OVL (Noruega, España e India), PDVSA (Venezuela), Petrovietnam, Petronas (Malasia), Sonangol (Angola), CNOOC (China) y Gazprom (Rusia), entre otras.

Es decir, casi el 63% del area no esta aún contratada, y parte de los bloques contratados fueron ahora abandonados por Repsol: un panorama nada alentador que el gobierno y los medios cubanos se empeñan en no enfrentar.

Les confieso que en lo personal quisiera que no apareciera ni una gota de petróleo en esas aguas, para seguridad de las especies que allí habitan, y también con la esperanza de que en algún momento los cubanos y cubanas nos dispongamos a implementar un modelo de desarrollo verdaderamente sostenible y ecológicamente responsable.

El verdadero desarrollo de fuentes de energía alternativas, fundamentalmente las renovables, sera vital para Cuba, a fin de ganar en soberanía energética y alejarnos de los tragicos sucesos de la Britsh Petroleum en 2010, que los periodistas cubanos parecen haber olvidado.

Por ahora, saludo la decisión de Argentina de expropiar el 51% de las acciones de la estatal YPF, todas ellas procedentes del 57,4% en manos de Repsol desde 1999, y busco (no en la prensa nacional, por supuesto) información sobre los sucesos económicos de mi verde isla.

Isbel Diaz

Isbel Díaz Torres: Pinar del Río y La Habana son mis ciudades. En una nací, el 1º de marzo de 1976, y en la otra he vivido desde siempre. Soy biólogo y poeta, aunque eventualmente he sido músico, traductor, profesor, informático, diseñador, fotógrafo, o editor. Soy un gran inconforme y defensor de las diferencias, quizás por haber sido desde siempre un “niño modelo” muy reprimido. Nada me subyuga más que lo desconocido, la naturaleza y el arte me funcionan como fuentes de misterio y desarrollo. Un sorprendente activismo ha nacido en mí en los últimos tiempos. Aunque no estoy muy seguro de cómo utilizarlo, siento que es una energía noble y legítima. Ojalá tenga discernimiento para manejarla.


13 thoughts on “Repsol: cultura económica a la cubana

  • el 19 junio, 2012 a las 11:09 am
    Permalink

    Estimado Mariano, te pido disculpas si te he ofendido. No fue mi intención hacerlo.
    Ahora, quisiera preguntarte:
    ¿La tenencia de ese recurso natural (tan nefasto para los ecosistemas de los cuales los seres humanos somos parte intrínseca) ha implicado sistemáticamente la prosperidad para los pueblos? (fíjate que te digo pueblos, y no compañías privadas o empresas estatales).
    Te pido un enfoque global, por supuesto, y no un simple ejemplo de que tal compañía dio empleo a una comunidad (donde los trabajadores podrán ser explotados más “decentemente”…)
    ¿Dónde han estado asentadas las mayores reservas de petróleo del mundo?
    ¿Dónde están asentadas las poblaciones más pobres y desprotegidas del mundo?
    Parece que se trata del mismo lugar…
    La posibilidad de prosperidad no tiene que estar ligada directamente a determinado recursos, y sí a estilos de vida saludables, prácticas comunitarias solidarias, ambientes democráticos, etc.
    Claro, eso depende también del concepto de prosperidad que defiendas.
    En general las naciones del tercer mundo, tan ricas en cuanto a recursos naturales, han sufrido históricamente la explotación… justamente por parte de aquellos países antes metrópolis colonialistas, después propietarios privados, y más tarde por parte de monopolios transnacionales que nada tienen que ver con la protección o prosperidad de los pueblos.

  • el 19 junio, 2012 a las 8:31 am
    Permalink

    Polo, quizas mas adelante Argentina se equivoque en cuanto al manejo de la empresa, pero en el momento que lo hizo si creo que fue una desicion correcta la de nacionalizar la empresa española, Argentina no puede darse el lujo de seguir perdiendo dinero y afectando su economia y la de sus ciudadanos por el simple hecho de que los españoles quieran jugar a la bolsa y con los precios del petroleo internacional.. De estos detalles solo hay que estar bien informados, Argentina no se puede dar el lujo de regresar a la situacion de hace algunos años atras ..

  • el 19 junio, 2012 a las 1:17 am
    Permalink

    Es decepcionante que el autor desee que “no aparezca una gota de petroleo en esa zona”, alegando la proteccion de los ecosistemas marinos. Que hay de la proteccion del pueblo cubano y la posibilidad de prosperidad tan soñada por todos. Personalmente opino que es ofensivo ese argumento.

  • el 19 junio, 2012 a las 12:47 am
    Permalink

    Efectivamente, después de que el gobierno cubano apoyase públicamente la incautación de YPF en Argentina, las posibilidades de convencer a empresas extranjeras para que busquen petróleo en Cuba han caído en picado. Es un ejemplo de como los prejuicios ideológicos pueden arruinar las oportunidades de negocio.

  • el 18 junio, 2012 a las 8:21 pm
    Permalink

    PolO: Coincido contigo en que esa expropiación “es efecto de una cultura económica subordinada a políticas populistas” en Argentina. No soy tan ingenuo como para tragarme las estartegias de la Cristina Fernández. Lo que saludo es la decisión de expropiar a una multimillonaria trasnacional capitalista, como principio, sin demasiados entusiasmos. Al menos al estar del lado argentino el pueblo tiene más oportunidad de reclamar derechos.
    Por otra parte, no sé dónde ves tú mis aplausos al estatismo. Deploro la burocracia estatal, uno de los pilares fundamentales de la problemática política y económica en Cuba y en muchos otros países (incluidos países capitalistas), tanto como deploro las lógicas depredadoras capitalistas. Ambos esquemas apuestan a la enajenación del ser humano.
    Mi texto se refiere a los modos de la prensa cubana, y de paso (muy someramente y sin profundizar) expresa mi postura sobre la problemática energética.
    Sobre la postura del gobierno cubano acerca de la nacionalización de Repsol en Argentina, pienso que es una muestra más de la esquizofrenia que vive al cúpula política de la isla. No se puede ser anticapitalista y procapitalista a la vez… pero ellos parecen no saberlo.

    lareevolucion: Mi afirmación nada tiene que ver con la postura de promover la asfixia económica para mi país (como lo hacen quienes defienden el inhumano e ilegal bloqueo nortemericano contra Cuba). No quiero petróleo para Cuba porque sería un elemento que nos alejaría más de la posibilidad de aplicar fórmulas de desarrollo sustentables. Todo lo que se generó en el área de la agroecología a partir del Período Especial, se ha ido relegando a causa del regreso del “oro negro” (esta vez desde Venezuela). Campesinos y científicos cubanos buscaron y encontraron en aquellos años fórmulas novedosas y válidas, que hoy enseñan en otros países del mundo, pero que aquí se encuentran desperdigadas por la geografía nacional, solo como ejemplo de lo que se puede hacer, y no hacen.

  • el 18 junio, 2012 a las 1:31 pm
    Permalink

    “Les confieso que en lo personal quisiera que no apareciera ni una gota de petróleo en esas aguas” , Independientemente del amor por la naturaleza, seria un desastre que no se encontrara una gota de petroleo en los bloques correspondientes. No aspiro a que la vida de los cubanos el gobierno la vaya a cambiar de un dia para otro solo porque aparezca petroleo, porque mi confianza en este gobierno esta practicamente muerta, pero actualmente seria de una gran ayuda que se se encontrara al menos una gota. Ademas, (‘El verdadero desarrollo de fuentes de energía alternativas, fundamentalmente las renovables, sera vital para Cuba, a fin de ganar en soberanía energética’) Lograr algo como esto que planteas es sumamente complicado, no imposible pero si complicado en extremo para un pais que pasa trabajo para alimentar su ponblacion, que las masas de jovenes preparados y no preparados se marchan del pais, que el nivel de subsidio es muy grande. En fin, que hay muchos problemas y que todos ellos requieren de sumas no pequeñas de dinero para llevarlas a cabo( Esto no quita que sea malos dirigiento el barco economica y socialmente, pero la situacion es esa). Como podria Cuba enfrentar una inversion en fuentes renovables cuando no tiene para dar de comer a su pueblo, es muy complicado y no tan sencillo como lo planteas hasta el punto de que no deseas que no se encuentre petroleo. Si los paises pobres se han revelado en contra de las leyes para la implantacion de fuentes renovables y de sus multas correspondientes a los paises que incumplen, es porque claramente estos paises no cuentan con una estabilidad monetaria que les permita adaptarse a estas reglas del juego y menos aun a las multas que se impondran por violar estos acuerdos. El juego no es tan simples cuando las reglas no son para todos, Tu afirmacion se me parece a la usada por los que apoyan la continuacion del bloqueo simplemente porque dicen que el gobierno se beneficiara de la eliminacion de esta..

  • el 18 junio, 2012 a las 12:38 pm
    Permalink

    El autor -Isbel Díaz- critica la “cultura económica a la cubana”, pero cojea del mismo pie afirmando: “saludo la decisión de Argentina de expropiar el 51% de las acciones de la estatal YPF”; es como criticar la infidelidad arrojando el sofá por la ventana.

    ¿Chenche o Buchenche; o es que acaso no esa expropiación no es efecto de una cultura económica subordinada a políticas populistas e intereses de las corruptas élites de esos países?

    Un detalle: Si la YPF es “estatal”, el estado argentino no podría expropiarse a sí mismo el 51% de las acciones; la realidad es que estas acciones pertenecían a REPSOL, y la YPF era(es) una -como se conocen en Cuba- empresa mixta.

    Parece -por sus aplausos- que el articulista todavía cree que la burocracia estatal es más eficiente y honesta que el sector privado; que Papá-Estado es el bueno de la película, el sagrado e inmaculado proveedor y protector del pueblo. (mejor averigua de dónde sacaron los Kirtchner la plata para el complejo turístico, que “coincidentalmente” adquirieron y ampliaron luego de que llegasen al poder).

    Las opiniones del articulista no componen verano, pero sí las de un gobierno como el cubano, que tuvo la “genialidad” de apoyar públicamente este despojo a la REPSOL, cuando esta compañía estaba perforando en Cuba y ya había gastado 100 millones de dólares en un pozo -seco para más desgracia.

    Con tales truenos no solo la REPSOL huye (para felicidad de los ecologistas taínos), también están huyendo otros inversionistas, ya asustados por el congelamiento de cuentas y los procesos judiciales contra empresarios extranjeros.

    Con un Chávez moribundo, y en Cuba una junta militar de octagenarios aferrados al poder y a un sistema que no funciona, la solución no es cambiar culturas económicas; hay que darle agua al dominó y hasta buscar nuevos jugadores… o defenestrar al sofá y seguir en las mismas o peor, que es lo que han hecho en estos últimos 53 años.

  • el 18 junio, 2012 a las 10:26 am
    Permalink

    Creo que en la decisión de Repsol pesó el hecho de que el gobierno cubano haya apoyado la nacionalización de YPF en Argentina. Vamos, que no van a arriesgarse a seguir invirtiendo en Cuba para que en cuanto descubran petróleo les echen de La Isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *