Raúl Castro no expresó solidaridad con normalistas mexicanos

Isbel Díaz Torres

Enrique Peña Nieto y Raúl Castro. Foto: cubadebate.cu
Enrique Peña Nieto y Raúl Castro. Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES — A inicios de este mes Raúl Castro visitó México, como parte de ese proceso de búsqueda y ampliación del mercado internacional de la Isla, en el que están embarcados él y quienes le siguen en las altas esferas empresariales y militares cubanas.

Muy pocas cosas sustanciosas dijo el presidente cubano en realidad. Fue mucho más interesante enterarnos de boca de Enrique Peña Nieto, sobre detalles de los planes colaborativos entre las corporaciones y el Estado mexicano con sus pares en Cuba, a través de los cinco acuerdos firmados.

Mientras, en una cena ofrecida por Peña Nieto, Raúl Castro tuvo oportunidad de revelar su deseo de viajar a México con frecuencia, a modo de visitas privadas, una vez que se retire del poder en 2018.

No quiero entrar a significar aquí lo ofensivo que resulta semejante cosa en boca de un político cubano que supuestamente promueve la igualdad social, en un país donde los ancianos retirados viven en condiciones precarias por la insuficiente ayuda estatal, y ninguno puede siquiera soñar con viajes a la Isla de la Juventud, mucho menos a México.

Lo que resulta sintomático y ayuda a entender los rumbos políticos e ideológicos de la Cuba actual, es que en todo su viaje, el mandatario cubano no se dignó a expresar solidaridad o, al menos, cercanía espiritual con los familiares de los estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa ni con los miles de luchadores que en México reclaman por este motivo.

Habrá quienes esgriman cuestiones de protocolo diplomático, pero lo cierto es que en otros momentos de nuestra historia el protocolo no estuvo por encima de ciertos principios.

Por otra parte, no olvidemos que se trata de un Gobierno (el cubano) que insistentemente busca desacreditar a sus opositores a causa de sus vínculos (reales o inventados) con organizaciones o Estados promotores de la desestabilización política en la Isla.

¿Cómo se legitima, entonces, a un presidente cubano que tiene vínculos oficiales con otro gobierno que practica el narcoterrorismo de Estado, y hasta se regodea en frases afectuosas?

¿Volverá buena parte de la izquierda internacional a condonar tales dobleces a razón de la “excepcionalidad” cubana? ¿Hubo algo de excepcional en esa visita cuasi-empresarial de Raúl a México?

Ya vimos que Cuba se da el lujo de recibir a impresentables como el presidente iraní Ahmadinejad, el ruso Putin o la última tríada de Papas, íconos mundiales de graves violaciones de derechos a la comunidad LGBT, sin que, al parecer, ello implique costo político alguno para la élite gobernante, mientras refuerza nuestra propia historia (y presente) de violaciones de los Derechos Humanos.

Queda claro que el reinante “pragmatismo” de Raúl Castro sigue el viejo camino de alejar a los gobiernos de sus respectivos pueblos (¿podría ser de otro modo?), e insertarse a toda costa en el sistema económico mundial.

El proceso de actualización, del modo en que se implementa, no es más que la renuncia al cacareado proyecto de igualdad social y a la aceleración de la reconstrucción capitalista en la Isla, y para más desgracia, sin siquiera los elementos (cuestionables en su aplicación global, pero atractivos y necesarios) como Democracia y Derechos Humanos.

19 thoughts on “Raúl Castro no expresó solidaridad con normalistas mexicanos

  • el 11 enero, 2016 a las 12:05 am
    Permalink

    Bien respondido hay cubanos que se creen que se las saben todas y sin saber si se meten cuestión e injieren en política interna de otros países, está claro tuvieron buenos maestros dígase Fidel y Raúl, como siempre acusan a nuestros hermanos latinoamericanos de todo lo malo que nos pasa a nosotros mismos por culpa de una herrada política de gobierno, no todos pensamos lo mismo, este se ve que es un comunista frustrado porque ofende y ataca a los que piensan un poco diferente y tienen otras formas de pensamiento

  • el 24 noviembre, 2015 a las 6:28 am
    Permalink

    Saludos, meterse en ese tema es poco serio para un extranjero. No está claro el nivel de indisciplina que esos normalistas ocasionaron. Recuerden q robaron buses, etc.

  • el 22 noviembre, 2015 a las 10:08 am
    Permalink

    Lo que escribes y se hacen eco los que dejan sus comentarios aquí tienen razón, pero yo supongo que Raul desconoce la amoralidad y servilismo del Presidente Mejicano y de medio mundo en Mejico, sino el no hace ese viaje que es lo que yo critico, que mandara a su corre y ve y dile Días Canel por las combeniencias comerciales y económicas de buenas relaciones de ese importante vecino.
    Claro yo lo que ya no permito es que ellos me den clases de socialismo, ni de etica o principios, mucho menos de capitalismo a la cubana por que de eso no sabe nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *