Qué dijo la gente ayer en La Habana

Isbel Díaz Torres

Cola de Coppelia. Foto/archivo HT

HAVANA TIMES – Hago un alto en mis reflexiones sobre el paquete para traerles un muestreo de comentarios recogidos la tarde de ayer, después que Raúl Castro hiciera pública la noticia del restablecimiento de las relaciones con EE.UU., y el regreso a la isla de los tres agentes cubanos.

A diferencia de toda la algarabía mostrada en la TV nacional, la gente parecía no estar enterada, o al menos, no parecía muy conmocionada en la calle. Ya saben: si no hay cámaras ni líderes, las personas pueden actuar más sinceramente.

La Plaza de la Revolución estaba vacía, en la Terminal de Ómnibus Nacionales las personas no parecían interesadas en el asunto. Me detuve en varias paradas de ómnibus en el Vedado, donde grupos de personas conversaban, pero el tema en cuestión no aparecía.

Tomé un ómnibus ruta P-2: el mismo silencio.

No obstante, al pasar por los bajos del Hotel Habana Libre, un grupo de choferes de taxi intercambiaban relajadamente sus ideas. Estas son algunas de las frases captadas al aire:

– ¿Van a hacer un puente de 90 millas?: Falta que hace…

– Ya sé que no me voy a morir sin cruzar el puente.

– Cuando regrese, voy a almorzar en los Cayos [se refiere a la cayería norte de la isla, donde hay instalaciones para el turismo internacional]

– En realidad, quienes se van a beneficiar son los jóvenes.

– Qué bueno para esas familias [las de los agentes liberados], con tantas cadenas perpetuas…

– Raúl le marcó a Obama con *99 [código telefónico en Cuba para que pague quien recibe la llamada]

– Me voy a hacer una foto con un pollo… [en Miami]

– En Miami están celebrando.

Un poco más adelante, en la cola de la heladería Coppelia, unas personas comentaban:

– Estoy loco porque quiten el bloqueo, a ver qué van a decir… ¡Tú sabes lo que es un pescado por persona!

– ¡Tremendo pan: 3 x 2! [refiriéndose al intercambio de prisioneros]

– La política es un asco.

Más tarde, en el noticiero de las 8, vi imágenes de los estudiantes de la Universidad de La Habana y del Instituto de Relaciones Internacionales, que habían salido al mediodía a celebrar el regreso de los agentes; pero ya a las 5pm de ese júbilo no quedaba nada en las calles.

No sé, pero algo me hizo pensar en esa tranquilidad (e impunidad) con que los gobiernos de Europa del Este cambiaron sus casacas de un día para el otro, a inicios de la década de los 90 del pasado siglo.

No obstante, dejo mi reflexión para más adelante. Hoy solo quería llevarles los poquísimos comentarios espontáneos de la gente.

Isbel Diaz

Isbel Díaz Torres: Pinar del Río y La Habana son mis ciudades. En una nací, el 1º de marzo de 1976, y en la otra he vivido desde siempre. Soy biólogo y poeta, aunque eventualmente he sido músico, traductor, profesor, informático, diseñador, fotógrafo, o editor. Soy un gran inconforme y defensor de las diferencias, quizás por haber sido desde siempre un “niño modelo” muy reprimido. Nada me subyuga más que lo desconocido, la naturaleza y el arte me funcionan como fuentes de misterio y desarrollo. Un sorprendente activismo ha nacido en mí en los últimos tiempos. Aunque no estoy muy seguro de cómo utilizarlo, siento que es una energía noble y legítima. Ojalá tenga discernimiento para manejarla.


25 thoughts on “Qué dijo la gente ayer en La Habana

  • el 21 diciembre, 2014 a las 11:17 am
    Permalink

    O esta agonizando o lo tienen amarrado en el sótano de punto cero jajaja. Estoy por pensar que esta bien molesto con Raúl porque hizo toda la negociación tan secreta que ni le informo a Fidel, para que no jodiera la cosa con una reflexión senil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *