La misa habanera, no fue para tanto

Isbel Díaz Torres 

La Plaza no se lleno. Foto: Isbel Diaz Torres

HAVANA TIMES, 29 mar — ¿A quién se le ocurrió que la gente iba a aguantar aquí desde las 6:00 am? – preguntaba retóricamente un hombre en retirada. Era uno de los que, por cientos, se escapaba de la Plaza de la Revolución, apenas Ratzinger comenzó su misa este miércoles.

Yo apenas llegaba. Debí dar un amplísimo rodeo para acceder a la Plaza, dado que casi todas las vías de acceso a la misma estaban inexplicablemente bloqueadas.

“Uno no sabe si esta gente quiere o no quiere llenar la Plaza,” decía una señora a su hija, quien por su parte le exigía que no se quejara tanto y caminara.

La Plaza no se llenó. Ni siquiera fue totalmente cubierta la zona central, que estaba cercada para ubicar a los trabajadores de diversos centros laborales, diligentemente “convocados” por el gobierno a asistir desde bien temprano.

Pudiera pensarse que intentaban impedir, con su presencia, que otras personas ocuparan ese sitio, pero fueron los primeros en escapar por los laterales.

Lo cierto es que, entre los trabajadores que firmaron el compromiso en sus centros, los estudiantes convocados, y los agentes de la seguridad vestidos de civil mezclados entre la gente, no lograban ocultar los grandes vacíos en el terreno.

“Si fuera sentado, a la sombra, quizas se pudiera ver. Pero con ese sol, sin ver nada, y con ese sonido pésimo; no se puede” decía un muchacho a su novia, mientras se retiraban.

Otro, mas disciplinado, se decía a sí mismo en voz alta: “En cuanto digan “Amen,” salgo como una flecha de aquí,” mientras observaba a uno que sin reparos recogía latas metálicas de refresco.

Los miles de folletos con el programa que sobraron en una gran pila al final, demuestran que la ciudad se quedó por debajo de sus cálculos.

sin reparos recogía latas metalicas de refresco. Foto: Jimmy Roque Martínez

No sé cómo se habrá visto por la TV, pero mi percepción fue de muy poco entusiasmo por el evento: gente durmiendo sobre el suelo mientras el Papa hablaba de “la verdad,” otros riendo escandalosamente, o conversando sobre temas más terrenales que “la salvación” o “la virtud.”

Solo los que estaban más cercanos al estrado principal (en realidad siempre lejano pues lo separaba una amplia avenida de la gente) parecían enterados de lo que allí ocurría.

Nada de eso me sorprende. Creo que la Iglesia falló al poner en manos del Estado la organización del suceso que, para ser justos, debió dirigirse principalmente a un público católico practicante, dejando libertad para que asistieran aquellos otros que lo desearan.

Las excesivas y abusivas medidas de control, el cierre de los establecimientos comerciales (desde el final de la tarde del martes ya no había pan en buena parte de las panaderías de El Vedado), y la suspensión del transporte público capitalino cuando todavía el Papa estaba en Santiago, en nada ayudaron a generar un clima distendido y de entusiasmo.

Ya el Papa volaba de vuelta a Europa, y a las 6:00pm todavía el transporte público no reaparecía en las calles habaneras, mojadas por la lluvia.

Por otra parte, ¿alguien puede explicar el objetivo de cubrir con plásticos oscuros las botellas de bebidas alcohólicas en las tiendas, y prohibir su venta el día antes de la misa en La Habana?

En fin, que las ansias de control total, enmascaradas detras de supuestas medidas de seguridad (¿para quién?) generaron un diseño bastante macabro de lo que se suponía sería una misa fraternal y ecuménica.

La única muestra genuinamente alegre la encontré en una señora, muy pintoresca, que al retirarse iba diciendo a todos “Yo cogí crucifijos y un rosario. Los estaban regalando de todos los colores en la esquina. El mío es morado, el color de San Lazaro.”

Ella, no obstante, se alejaba del lugar de donde emergían voces angelicales que cantaban temas hermosísimos (¿de Esteban Salas?). Ya había cumplido con su parte, pero no hay que exagerar, a fin de cuentas ¿quién entiende lo que verdaderamente estaba sucediendo allí…?

 

Isbel Diaz

Isbel Díaz Torres: Pinar del Río y La Habana son mis ciudades. En una nací, el 1º de marzo de 1976, y en la otra he vivido desde siempre. Soy biólogo y poeta, aunque eventualmente he sido músico, traductor, profesor, informático, diseñador, fotógrafo, o editor. Soy un gran inconforme y defensor de las diferencias, quizás por haber sido desde siempre un “niño modelo” muy reprimido. Nada me subyuga más que lo desconocido, la naturaleza y el arte me funcionan como fuentes de misterio y desarrollo. Un sorprendente activismo ha nacido en mí en los últimos tiempos. Aunque no estoy muy seguro de cómo utilizarlo, siento que es una energía noble y legítima. Ojalá tenga discernimiento para manejarla.


8 thoughts on “La misa habanera, no fue para tanto

  • el 30 marzo, 2012 a las 11:35 pm
    Permalink

    Josue: Por supuesto que había otros objetivos. La vida olítica no es solo eso que parece ser, tiene fuerzas subterráneas que lo mueven casi todo. Y en este caso, el motivo religioso, al menos para el Estado cubano, era secundario.
    Si los católicos no llenan plazas, pues sería bueno que el Papa asumiera esa realidad. Mi experiencia de comentarios es que a la gente no le importaba eso nada de nada. Incluso, religiosos de otras denominaciones, como algunos protestantes, me manifestaron verdaderos sentimientos de indignación por ser forzados por algunos pastores, a asistir.
    Sobre el bloqueo, pues me parece que te salió mal la jugada. Lee mi último diario y verás que a él me refiero y le endilgo lo suyo. Además, mi carácter antimperialista y anticapitalista es de sobra sabido por todos los que me leen. No me da pena decirlo.
    A mi juicio, al Papa le otorgan más honores que los que se le dan, y aquí lo iban a recibir igual si denunciara como si no denunciara el bloqueo. Ya su sola presencia en la isla da puntos de legitimidad al gobierno cubano en la arena internacional.
    Sobre detalles sobre las Damas de blanco, la prensa cubana ofrece abundante sy coloridos datos sobre ella. También Havana Times. ¿En serio revisas internet con asiduidad?

  • el 30 marzo, 2012 a las 9:31 pm
    Permalink

    yo pense que iba a ir mas gente. por lo menos la expectativa era grande y era de lo unico que se hablaba. yo creo que la gente le esta empezando a coger el gustico al televisor y tambien que querian aprovechar el dia feriado pa descansar.

  • el 30 marzo, 2012 a las 8:59 pm
    Permalink

    Isbel creo que el objetivo religioso se cumplio. O es que habia otro objetivo?
    He hablado con amigos y familiares catolicos en cuba y estan muy felices por sus misas.
    Todos sabemos que los militantes catolicos en Cuba no llenan esa plaza pues ni siquiera llenan las iglesias y es logico que ante tan importante visita se invite a todos.
    Para eso se dieron esos dias feriados.Para los creyentes catolicos fue un exito y ellos son los autenticos receptores.
    Pero el recibimiento y despedida fueron impresionantes a lo largo de todas la s avenidas. O me equivoco.
    y todo el pueblo catolico o no participo pues es un acto formal de saludar o despedir a una personalidad que visita el pais.
    Isbel que interesante que tenga que venir el Papa a criticar el bloqueo USA sin nunca haberlo sentido y tu que si lo has sentido no haces un post sobre las perdidas materiales y personales que nos ha causado.
    El Papa solo por esta actitud merece todos los honores. EL si no hablo de presos politicos es por que la propia amnistia internacional dijo que ya no habian y de las damas de blanco ya el debe saber hace rato que son pagadas y organizadas desde la SINA y Miami lo que todos saben. La misma Berta soler sale en un video reciente diciendo que la que no cumpla sus reglas ella no la reportara. La pregunta es.
    A quien reporta berta soler? Acaso ella es la jefa de las damas o es simplemente la jefa de recursos humanos.Cita, reporta y paga.
    No he visto un post de esta ultima informacion y el video esta en la red.

  • el 30 marzo, 2012 a las 5:10 pm
    Permalink

    Y el papa-natas aquél en su tono entrometidón diciendo “Cuba necesita cambios”… y de pronto el abuelo de todos ustedes sale al contrataque con aquello de “¿qué hace un papa?”. Ah… bendita politiquería, ¿qué haríamos sin estos elementos? no todo es ir a pagar por ver un espectáculo cómico en bar cualquiera, ni mucho menos prender la tv para jamarse un programita de chistes, mejor interpretar este auténtico duelo de dinosaurios y disfrutar de la hilaridad que provocan elementos de este tipo, que no son sino remedos de jefes de estado, simulaciones de jerarcas religiosos, simples encubridores de pederastas o consuetudinarios violadores de derechos… ¿acaso el avión en que se fue el vejestorio aquél no tenía espacio para otro más? bien hubieran hecho en irse ambos, y muy muy lejos!

  • el 30 marzo, 2012 a las 4:05 pm
    Permalink

    El Papa habló de temas muy alejados del cotidianismo cubano, conceptos abstractos como libertad, familia, religiosidad, civismo. En vista de que tenemos el pueblo más culto de mundo, era mejor que se hubiera referido a la carne e´puerco, los faster, la gente e la comunidá y el laguer frio!!! Y cerrar la misa con la Colmenita.

  • el 30 marzo, 2012 a las 10:24 am
    Permalink

    así mismo se vio por la tele, en una galaxia no muy lejana: medio vacío, con gente yéndose y apatía general…

  • el 30 marzo, 2012 a las 9:35 am
    Permalink

    Y alguien dudo , que esta vez si se prepararon…no querian la espontaneidad que hubo con JPII, recuerden aquellos gritos de ¡Libertad! que resonaron en todas las misas desde la punta de Maisi al Cabo de San Antonio, està vez, ese cabo, no quedarìa suelto y si la de la Habana se veìa “acondicionada”, la de Santiago ni digo…el propio Papa, no se sentia a gusto en ellas, no le gustan los “actos publicos”, le gusta la misa devota y solemne, y ningunas de las dos alcanzò ni medios desibeles en tan sagradas cuestiones.De màs està comentar, el control enmascarado de catòlico, es un asco, pero es el actuar cotidiano de una dictadura. Que pena, que desperdicio de visita, Su Santidad, no debiò nunca ir, ningùn Papa debe volver a ir, hasta que Cuba, cambè.Hasta que como dijo el Beato, Cuba se abra al mundo. JPII, fuè ya viejo y fuè porque como polaco conocia esos modos, pero ya no pudo hacer mucho, estoy seguro que màs joven no le habrian invitado, y los caminos, habrìan sido otros.

  • el 30 marzo, 2012 a las 7:43 am
    Permalink

    Isbel finalmente alguien que cuenta verdaderamente como fue la misa y lo que vio a su alrededor, ayer los muchachos de La Joven Cuba tambien ” contaron ” lo que vieron en la plaza y pusieron hasta fotos pero figurate ellos son de partido y como tal tenian que hacer las cosas, hicieron ver fotos de personas muy alegres de estar ahi sobretodo p’q no fueron obligados y dijeron que la plaza estaba llena que no cabia una persona mas lo bueno de las mentiras es que tienen vida corta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *