Huevos sucios para cubanos pobres

Isbel Díaz Torres

HAVANA TIMES — Los cubanos pobres sabemos que los productos de mala calidad son para nosotros.

Es el caso de los huevos de gallina, una de las principales fuentes de proteína de las clases bajas en este país, pues buena parte de las veces llegan muy sucias y son muy pequeños.

Y no es que las gallinas cubanas sean especialmente desaseadas. Los huevos siempre salen por el mismo lugar por donde las aves desechan sus heces, eso se sabe.

Pero al parecer, un proceso selectivo envía los más diminutos y sucios para el consumo en pesos (MN) de la población general, y los más grandes y limpios para el mercado en divisa (CUC).

Hace poco una humilde señora mexicana que visitaba la isla por primera vez para conocer “la Cuba revolucionaria de Fidel”, pero con poco presupuesto para un turismo “revolucionario” adecuado, me decía extrañada que los huevos de las gallinas cubanas eran muy pequeños.

Había comprado lo que llamamos un “cartón de huevos”, todos muy sucios, en un establecimiento en MN en Centro Habana, y para colmos, cuando llegamos a donde se estaba alquilando descubrimos que algunos estaban llenos de gusanos, debido a la falta de refrigeración.

Le expliqué entonces que nuestras gallinas no eran peor que las del resto del mundo, solo que para apreciar sus bondades debía ir a los surtidos mercados en CUC, donde las clases altas de este país hacen sus compras. Allí vería los blancos y grandes huevos que deseaba.

De todos modos, es válido recordar todas las manipulaciones genéticas que se realizan sobre las gallinas y/o sus alimentos, a fin de aumentar artificialmente el peso corporal de las aves y el tamaño de las posturas.

Otro amigo, esta vez de España, me comentaba que allá los huevos eran clasificados según su tamaño y si eran una producción ecológica o no. Ello, por supuesto, determinaba el precio final del producto. La limpieza, por supuesto, se daba por descontada.

Acá también tenemos varios precios (los de la libreta son los menos sucios):

  • Huevos por la libreta = a 0.15 MN (dan cinco por persona cada mes)
  • Huevos por la libreta adicionales = a 0.90 MN (dan cinco por persona cada mes)
  • Huevos venta liberada = a 1.50 MN
  • Huevos venta liberada en mercados de la EJT* = a 1.10 MN
  • Huevos en el mercado negro = a 2.00 y 2.50 MN
  • Huevos en mercado divisa = a 0.15 CUC (equivalente a 3.60 MN)

Tampoco podemos olvidar el caso de los huevos que reciben los miembros del MININT y las FAR. Además de sus altos salarios, estímulos sistemáticos, y dependencias para el ocio y el recreo, los militares cubanos reciben una cuota adicional de 10 huevos a 0.15 MN, y pueden comprar huevos en venta liberada al precio de 0.50 MN.

Lo curioso es que ninguno de los precios en MN está determinado por la calidad del producto (no sé cómo serán los huevos de los militares…), ni por la relación oferta/demanda, ni por los precios del mercado internacional; sino por un diseño burocrático desactualizado que en algún momento de la historia pretendió subsidiar productos de primera necesidad (o individuos de primera necesidad… como los militares).

Aún recuerdo mi infancia, cuando un cartucho de 10 huevos tenía el precio de un peso MN. Algunos muchachos los compraban para jugar a tirarle huevos a los transeúntes desde la azotea de los edificios. Una práctica quizás aprendida por los infantes en aquellas sesiones de huevazos a la “escoria” que se iba del país, en la década del 70.

Aprovecho para comentarles que por estos días están presentando la obra “Huevos” en la capitalina sala Adolfo Llauradó. Está muy buena. Incluso lloré cuando sobre las tablas un joven volvió a abrazar a su abuela, de quien no pudo despedirse hace veinte años, al abandonar esta isla bajo una lluvia de huevos y ofensas de los vecinos.

Isbel Diaz

Isbel Díaz Torres: Pinar del Río y La Habana son mis ciudades. En una nací, el 1º de marzo de 1976, y en la otra he vivido desde siempre. Soy biólogo y poeta, aunque eventualmente he sido músico, traductor, profesor, informático, diseñador, fotógrafo, o editor. Soy un gran inconforme y defensor de las diferencias, quizás por haber sido desde siempre un “niño modelo” muy reprimido. Nada me subyuga más que lo desconocido, la naturaleza y el arte me funcionan como fuentes de misterio y desarrollo. Un sorprendente activismo ha nacido en mí en los últimos tiempos. Aunque no estoy muy seguro de cómo utilizarlo, siento que es una energía noble y legítima. Ojalá tenga discernimiento para manejarla.


25 thoughts on “Huevos sucios para cubanos pobres

  • el 3 noviembre, 2012 a las 10:25 am
    Permalink

    Tienes razon..En mi ultima visita vi los huevos tan chicos,que pense que todas las gallinas en cuba padecian de hemorroides

  • el 1 noviembre, 2012 a las 11:24 am
    Permalink

    Orlando:
    es posible que estés entre quienes recibas los huevos baratos y limpios, de ahí podría desprenderse el desinterés por mi post. No obstante, me parecen interesantes algunos puntos que señalas, y quisiera comentarlos:
    a) Este es un diario personal, se supone que mire desde mi punto de vista, y no desde otros. Lo que señalas como un error, es justamente un valor en este caso. Los huevos que compro (justamente esos de la foto), son mi punto de vista. No obstante, dado que este medio es internacional, incluí los criterios de una persona de España y otra de México. ¿Aún te parece insuficiente?
    b) No soy periodista… soy biólogo… Fui a la biblioteca nacional, pero encontré muy poca bibliografía disponible sobre cómo le tiraban huevos a las personas, quiénes dieron esa orientación, etc. sobre las tarifas de los huevos para los militares (otros datos dados sin citar fuentes), me es imposible rebelar la fuente, dado que es una persona militar, y si descubren que me dice esas cosas pudiera ser represaliada.
    c) Si hay errores de fecha, pido disculpas. Sería bueno que los señalaras y así todos ganaremos en precisión. Nada valoro más que la construcción colectiva del conocimiento. Tampoco soy historiador y soy pésimo para las fechas. ¿Será que lo de los huevos no fue en la década de los 70, sino de los 80?
    d) Me esfuerzo por ser justo y honesto. Si alguna vez no lo logro, es una simple señal de mi humanidad. Sobre ser objetivo… eso es tan relativo… cuando alguien te pide que seas objetivo casi siempre está pidiendo que cambies tu opinión por la de él…
    e) Defenderé mis ideales con la preparación que tenga. Es un derecho humano, sin importar si tengo mucha o poca preparación. Detesto las lógicas elitistas.
    f) Sobre mi alma en venta… qué decirte… en tu frase la palabra ‘país’ es un concepto vago. En cualquier caso, quien la necesite que venga y me la pida; entonces veremos qué se hace. Lo que usualmente recibo de gente que habla en nombre del país son patadas. Por cierto ¿cómo sabes que el país necesita mi alma? ¿Hablaste con “él”? ¿Acaso eres tú “el país”?

    Yauco:
    No es que el problema no tenga solución (claro que puedo lavarlos)… sino que puede servirnos para ver cómo el sistema construye sus jerarquías.

    Sobre la junta:
    En efecto, es óxido. Ella es de goma, pero la parte a la que se adhiere es de metal. Como está en malas condiciones por lo vieja, el vapor de agua se acumula y se oxida allí. Ese óxido penetra en la goma. El refri, está limpio, aunque no lo parezca. Afortunadamente, es el que nos prestó el hermano de mi compañero, pues nosotros no tenenemos niguno. ¿Alguien tiene 800 cuc que me regale para comprar uno en la tienda? Para pagarlo tendría que reunir mi salario completo de cuatro años y medio…

    100 % [email protected]: No tengo idea cómo sobrevivió… yo lo tengo hace apenas 2 meses.

    Gracias a [email protected] por sus comentarios

  • el 30 octubre, 2012 a las 3:38 pm
    Permalink

    hay una cosa caballero, el artículo en sí no es la gran cosa, pero de detalles está llena la vida sino te precupan las enfermedades que puedan transmitirte la suciedad de los huevos (vaya que es el caso que se trata), mañana te mandan el miserable arroz con gorgojos y no pasa nada es “carne adicional” y la azucar húmeda porque en algún almacén no se protegió como se debía y así hasta la saciedad de ejemplos y seguiremos en esa apatía de todos los días, que no es ver el vaso medio vacio como dijo alguien por allá arriba lo jodío es que no hay con que llenarlo, los militares si son unos vive bien y nadie lo puede negar, mientras a la población cubana le quitaban los subsidios a ellos y a los del partido les siguen haciendo noches cubanas con platos de bistec y cerveza bien barato todo y en moneda nacional del carajo cincuenta y tantos años de paz y tenemos uno de los mayores ejercitos percapita por habitante del mundo (y en eso cuenten todas las reservas)

  • el 30 octubre, 2012 a las 1:24 pm
    Permalink

    La junta está sucia y eso sale en esos refrigeradores cuando no trancan bien y se les acumula agua en la junta.

    Hey, ¿Y este como logró conservar ese refrigerador? Debieron cambiarlo por chino cuando hicieron la revolución energética.

  • el 30 octubre, 2012 a las 1:22 pm
    Permalink

    Explícame bien eso porque yo lavo los huevos y los seco antes de meterlos al refrigerador. No los meto en cloro o alcohol porque creo que restregar los con jabón es sufieciente.

    Pregunta, ¿Se les deja la mierda de gallina para que los proteja en el frío? ¿Qué pasa con lo otro que haya en la refri?

    Yo los dejaría así solo si no los voy a refrigerar. Si los recojo en la mañana para comerlos en la tarde puede que los deje en una céltica al aire sin lavarlos.

  • el 30 octubre, 2012 a las 11:20 am
    Permalink

    Arremeter contra el mensajero…esa es la sucia y manida politica (politiqueria), de quienes se la dan de “educadores” en los hoy reducidos circulos de sostenedores de la ideologia del gobierno cubano.
    El resultado es dividir para prevalecer a como de lugar. Es el triste papel del compañero Orlando Juan Fernandez. Tumbe esa muela compadre, que como bien han expresado otros en este foro, ya no engaña a nadie. Trate de ser un poco mas creativo…bueno, a esta altura de los tiempos seria pedir peras al olmo.

    Bravo Isbel!!. Ese es el periodismo que necesitamos en Cuba!!

  • el 29 octubre, 2012 a las 10:12 pm
    Permalink

    Junta de goma oxidada…….goma oxidada? GOMA OXIDADA???? :) apretate selena

  • el 29 octubre, 2012 a las 12:30 pm
    Permalink

    otro que no conoce a cuba, esa junta no está sucia, es oxido, de malos y viejos que son los refri-…

  • el 29 octubre, 2012 a las 8:23 am
    Permalink

    Los huevos hay que lavarlos. Bueno, tambien el refrigerador que la junta esa da asco.

  • el 29 octubre, 2012 a las 4:18 am
    Permalink

    La opinión de nuestro jovén periodista está muy buena… he leído todos los comentarios y al parecer algunos no estan de acuerdo con la critica… por favor!!!!!… decir algo que es cierto ayuda a construir una cuba mejor…. no mezclen la opinión con politíca….. este artículo demuestra que en cuba no todos son iguales como dicen los castros….. y comprar huevos hartos de mierda por fuera eso puede traer salmonela y otras bacterias infesiosas… en todas las partes del mundo excepto cuba donde quiera que valles a comprar alimentos para ricos ó para pobres…. los alimentos vienen suficientemente limpios y frescos para el consumo de la población… solo en cuba nuestra patria bella suceden estas cosas…. y no solo los huevos…. vete a los puntos de venta de carne del gobierno vé y compra por la libreta la mortadella muchas veces viene verdoza y así mismo la venden muchos la compran para cocinarsela con el sancocho al puerquito que tienen en casa ó al gato ó al perro… otros estan obligados a comersela asi mismo y después ingerir inmediatamente agua con bicarbonato y limón para evitar la mala indigestión’… suerte que muchos cubanos tienen el estomágo de piedra ya el organismo se ha acostumbrado… pero otros la pasan muy mal y después del susto les dan dieta de yogurt por unos 6 meses así podrá el paciente restablecer de nuevo su anticuerpo cosa que perdió al ingerir alimentos podridos… creo que deben ir bien al fondo de la cosa en la havana se ven muy pocas cosas para debatir…. una vueltecita por el oriente y los campos de cuba y usted verá de verdad casos y cosas… y aún así siguen escondiendo la verdad y siguen gritando viva fidel….. creo que mi compadre Juan tiene razón… lo que pasan los orientales y campesinos cubanos se lo tienen muy bien merecido……. antes eran los campesinos y los orientales los primeros en tomar acción hoy se han convertido en el papalote de los castros… y yo me pregunto que reciben a cambio?… mi compadre juan me dice ustedes los orientales son como las putas…. entre más le pagas más te quieren…… jejejejejjje eso es verdad……..

  • el 28 octubre, 2012 a las 11:49 pm
    Permalink

    Los huevos generalmente salen limpios y los embarran las gallinas con las patas, con un papel mojado se limpian de lo mejor, de todas maneras la mierda esta afuera y lo q se come es lo de adentro y hablando de limpieza no le vendria mal limpiar la junta del refri q esta q da miedo.
    Saludos, Luis

  • el 28 octubre, 2012 a las 8:35 pm
    Permalink

    Orlando no es que Isvel sea un mal periodista, es que tu no ves el mensajes y ya sabes lo que se dice en estos casos, “no hay peor ciego que el que no quiere ver”. Siento pena por ti.

  • el 28 octubre, 2012 a las 5:40 pm
    Permalink

    que esos huevos van a contaminar la carne? No jodas, eso es en Cuba, allí no hay carne brother.

  • el 28 octubre, 2012 a las 10:09 am
    Permalink

    Pues se recomienda lavar los huevos solo cuando van a ser consumidos, para no quitarles su protecion natural a elementos patogenos

  • el 28 octubre, 2012 a las 7:59 am
    Permalink

    asere, lava los huevos!

  • el 28 octubre, 2012 a las 7:41 am
    Permalink

    siempre ha sido asi. Mucho antes del periodo especial las naranjas a punto de podrirse se vendian en el menrecao estatal para los sucios pobretos ciudadanos de a pie. En los anos 80.s un militar se podia pasar uina semana de luna de miel en Collantes por el modico precio de 25 pesos. Un Tv se le vendia en 123 al igual que un refrigerador. El ciudadano pobrete garapuchete muerto de hambre de a pie debia pagar 960 po un refrigerador.

  • el 28 octubre, 2012 a las 12:51 am
    Permalink

    Orlando el mesaje depende de la capacidad del receptor para interpretar su contenido. Por su puesto que tu decidiste arremeter contra el escritor usando la destenida tecnica de hacerte el educador con muy buenas inteciones. Nada de eso, esas tecnicas son muy viejas y no enganan a nadie ya. El mensaje esta implicito pero clarisimo y aunque no sea nada nuevo para nosotros tampoco quiere decir que este bien que desde los huevos, las playa, el transporte, los aviones y los pasaporte el igualitarismo del sistema no tiene que ver nada con la tan cacarreada igualdad. Le repito, nada nuevo pero nada malo en utlizar lor huevos como motivo para hacer enfasis en las desigualdades.
    PD: Los huevos de los militares??? Ya!!!….algunos son mas pelu’os que otros. JAJAJAJA

  • el 27 octubre, 2012 a las 10:22 pm
    Permalink

    Orlando:
    Aunque pueda parecer pueril lo que dice Isbel, no lo es en absoluto, aunque yo discrepo mucho del enfoque que el le da muchas a veces a sus artículos, demasiados blandos en mi criterio, es muy cierto que la crítica que hace tiene sus puntos. Callar la porquería que pasa en Cuba es una manera mas de ser complices con ese regimen. Al menos sacar a la luz asuntos como este maltrato y discriminacion de que es victima la poblacion de a pie, es algo muy bueno, para que cualquiera que la lea conozca bien, que al pueblo lo que e toca alla es mierda. Descalificar a Isbel, como lo estas haciendo revela tremenda autosuficiencia y tu eres quien carece totalmente de objetividad, porque lo que dice esta reseña es muy cierta:los huevos sucios y podridos estan ahi, o peor aun si eres parte de esa camarilla, quiere decir que la pulga entonces te picó a ti.

  • el 27 octubre, 2012 a las 12:51 pm
    Permalink

    Orlando Juan: “granmero”!!!!

  • el 27 octubre, 2012 a las 12:50 am
    Permalink

    Orlando Juan Fernández, probablemente seas tú quien le tengas vendida el alma al diablo. A ver cuándo en tu vida puedes opinar sobre un artículo del Granma. ¿Esos para ti sí son objetivos, verdad?

  • el 26 octubre, 2012 a las 7:45 pm
    Permalink

    Un tema de mucho interes, ”los huevos sucios”, esa es una buena vía para encausar tus inquietudes isvel, solo que estas mirando desde un solo punto de vista, tu vaso siempre parece medio vacío, con treinta y seis años deberías buscar ser más profundo e intransigente con lo mal hecho, pero para eso hay que ser dedicado e investigar bien sobre lo que se habla, un periodista es un comunicador social en primera instancia y no puede darse el lujo de emitir criterios con errores de fechas o rumores de fuentes no verificables, gánate el respeto de amigos y de enemigos sobre la base de tu profesionalidad, no importa la ideología que defiendas, un buen contrincante es algo que siempre se disfruta en una confrontación, no trates de ser bueno o malo, esfuérzate por ser justo, objetivo, honesto y no te preocupes ” una pulga no puede parar a una locomotora, pero le puede hacer una buena roncha al maquinista”, defiende tus ideales, pero mejor preparado y no con temas que sean, estupidos en su contenido, no vendas tu alma, tu país la necesita.

  • el 26 octubre, 2012 a las 3:43 pm
    Permalink

    Yo he criado gallinas, dentro y fuera de Cuba, y generalmente los huevos vienen con mierda.

    Hay que lavarlos con agua y jabón o detergente antes de meterlos al refrigerador. Esos de la foto, son tremenda fuente de salmonelas listas a colonizar todo lo que hay cerca, incluyendo la carne del congelador que debe estar al frente, sin puerta.

  • el 26 octubre, 2012 a las 1:20 pm
    Permalink

    Los huevos de los militares son verde olivo jejejejejejeje

  • el 26 octubre, 2012 a las 12:22 pm
    Permalink

    Los huevos sucios no son muy bonitos pero con las cascaras no haces nada se botan, lo importante es el dentro no el fuera, acuerdate que el sayo no hace al monje

  • el 26 octubre, 2012 a las 9:30 am
    Permalink

    lo q pasa es que los cubanos tenemos deficit testicular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *