Gas contra el cólera habanero

Isbel Díaz Torres

Lavado con cloro en Coppelia.
Lavado con cloro en Coppelia.

HAVANA TIMES — Finalmente las autoridades lo han reconocido públicamente: hay cólera en La Habana. Ahora, si queremos protegernos verdaderamente, necesitamos gas para poder hervir el agua que consumimos directamente. Es así de sencillo.

Aún con todos los eufemismos imaginables: “enfermedades diarreicas agudas”, y “signos que orientaban etiológicamente a la sospecha de Cólera”, la evidencia fue más fuerte que las ansias de control y el secretismo característico de las autoridades cubanas.

El mensaje del Ministerio de Salud Pública, divulgado el pasado 15 de enero en el periódico Granma, no menciona entre las recomendaciones, que el agua es el principal vehículo de trasmisión del cólera, ni tampoco dice de modo explícito que esta debe hervirse para poder ser consumida directamente.

La “Nota informativa a la población” anuncia con más de diez días de retraso la existencia del brote de cólera en la capital, y ni siquiera lo hace de manera eficaz, comenzando por el título.

Hasta donde sé, cualquier cosa publicada en el periódico puede ser llamado “nota”, es de carácter “informativo” (pues para eso es un periódico, para informar); y va a dirigido “a la población”… ¿a quién si no?

Imagino que con el afán de no provocar “pánico”, no han colocado un titular que diga: ¡Cólera en La Habana!, pero lo verdaderamente preocupante es que entre las recomendaciones sanitarias mencionan solo tres:

  1. Lavarse las manos
  2. Ingerir agua clorada
  3. Limpiar y cocinar adecuadamente los alimentos.

¿Cómo es posible que omitan la necesidad de hervir el agua?

Varios médicos consultados han confirmado la insuficiencia de la cloración del agua en caso de contaminación con cólera. Es imprescindible hervirla, dicen todos. Incluso en los Consejos Municipales de la Administración fue orientada la necesidad de hervir, me explica una funcionaria del gobierno.

Mercado con cal-17 y K-
Mercado con cal-17 y K

Por supuesto, para los capitalinos con disponibilidad de gas manufacturado por tubería (“gas de la calle”) no es gran dificultad pues pueden consumir todo el gas que necesiten sin límite, pero para quienes reciben el gas licuado (“gas de balita”), la importante medida implica un gasto muy grande.

Un núcleo familiar con 3 ó 4 personas recibe una balita de gas para 19 días. Los cálculos realizados parecen ser bien precisos, pues por lo general el gas alcanza solo el tiempo justo.

Si con la epidemia actual hay que consumir mucho más gas hirviendo agua, las familias habaneras tendrán una sorpresa desagradable antes de cumplir el tiempo previsto.

Es por eso que, a mi juicio, durante el período que dure el “plan anticolérico” activado por el MINSAP, además poner a alguien a lavarnos las manos con cloro a la entrada de la heladería Coppelia, la panadería, o la terminal de ómnibus, habría que distribuir una cuota extra de “gas de balita” para los consumidores de la capital.

Isbel Diaz

Isbel Díaz Torres: Pinar del Río y La Habana son mis ciudades. En una nací, el 1º de marzo de 1976, y en la otra he vivido desde siempre. Soy biólogo y poeta, aunque eventualmente he sido músico, traductor, profesor, informático, diseñador, fotógrafo, o editor. Soy un gran inconforme y defensor de las diferencias, quizás por haber sido desde siempre un “niño modelo” muy reprimido. Nada me subyuga más que lo desconocido, la naturaleza y el arte me funcionan como fuentes de misterio y desarrollo. Un sorprendente activismo ha nacido en mí en los últimos tiempos. Aunque no estoy muy seguro de cómo utilizarlo, siento que es una energía noble y legítima. Ojalá tenga discernimiento para manejarla.


7 thoughts on “Gas contra el cólera habanero

  • el 21 enero, 2013 a las 9:03 pm
    Permalink

    Me comenta un buen amigo hace poco que a él en su casa sí le alcanza el gas para cocinar y además hervir el agua. Ello demuestra lo diversa de nuestra realidad, y que las experiencias compratidas aquí no deben ser confundidas con verdades absolutas.

  • el 18 enero, 2013 a las 10:08 am
    Permalink

    Yo, además de hervir el agua, le agrego unas 3 gotas de hipoclorito de… ¿sodio? al 1%, a cada litro de agua. El frasco lo venden en la farmacia, a un precio superbarato (0.75 pesos cubanos).

  • el 18 enero, 2013 a las 4:25 am
    Permalink

    Eduardo, el “agua clorada” no es mas que agua con unas gotas de cloro que ayudan a matar casi todas las bacterias y viruses que se encuentren en el agua. A nivel de plantas de tratamiento de agua es el principal producto para potabilizar el agua. En las casas con pozos privados, existen un clorinador, que no es mas que una bombita que dosifica el cloro a medida que se usa el agua. Cuando hay problemas de que el agua no se trata correctamente la mejor solucion es unar ocho gotas de cloro regular por cada galon de agua

  • el 17 enero, 2013 a las 7:49 pm
    Permalink

    sin dudas con relacion a lo que pasa en Cuba se puede confiar mas en la prensa extranjera que en la del Gobierno. Casi todo el mundo ha estado informando desde hace varias semanas de la existencia del colera en La Habana, incluso de alguna muerte y nuevamente el Gobierno informa de manera tardía.

  • el 17 enero, 2013 a las 5:00 pm
    Permalink

    …yo no entiendo…que quiere decir agua clorada????

  • el 17 enero, 2013 a las 3:50 pm
    Permalink

    Y luego a mi me dicen que el agua no es problema en Cuba y que todo el mundo tiene agua potable. ¿Y hay que hervirla?

    Isbel, mejor compra cloro de limpiar baño y échale dos goticas por litro de agua, déjalo reposar y esa agua se puede usar. Verifica en epidemiología por aquello de la concentración del cloro, que puede que no sea la misma en todos los países, pero por lo regular esto funciona.

  • el 17 enero, 2013 a las 1:26 pm
    Permalink

    Hay un error. El agente del Cólera no es el Vibrion Cholerae de tantos apellidos que viene en el Granma. Es el Cochambrus Cubensis, que se ha hecho endémico en este país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *