Funcionario Comunista en contra de los Derechos Humanos

Isbel Díaz Torres

HAVANA TIMES — Mi compañero de vida, el optometrista Jimmy Roque Martínez, acaba de ser acusado en su trabajo de ser “de los derechos humanos”, supuestamente incitado nada más y nada menos que por mí, razón por la cual el Partido está proponiendo que lo despidan.

La denuncia proviene del Secretario del PCC de su centro, Berardo Duque Prieto. Todo tiene cara de ser una de esas ridículas y tristes farsas donde un funcionario, por cualquier motivo extralaboral, decide sacar del medio a un trabajador.

No obstante, como lo que está en juego es el empleo de Jimmy, pienso que vale la pena adentrarnos un poco en el caso.

El tal Berardo, además de dirigir el Partido allí, es el presidente del Órgano de Justicia Laboral de Base, Jefe de Recursos Humanos, y juez lego. El tipo, con toda razón, se siente que tiene a Dios cogido por las barbas. En más de una ocasión ha asegurado públicamente que si él deseara pudiera sacar de su puesto a la misma directora del policlínico 27 de noviembre, en Marianao.

El motivo del irrefrenable encono del líder partidista se originó cuando, días atrás, trajo a la consulta de Jimmy a un amigo suyo: el Director Municipal de Trabajo. Este “alto” funcionario fue atendido por Jimmy con toda la profesionalidad que lo caracteriza.

No obstante, al ser presentados, el funcionario expresó que le parecía recordar a Jimmy, a lo cual mi pareja respondió que en efecto, se habían conocido años atrás, cuando fue expulsado de su oficina gubernamental.

Aunque el Director de Trabajo no se ofendió, no queda claro por qué, pero el comentario de Jimmy bastó para herir la tierna sensibilidad de Berardo, quien llamó (según sus propias palabras) a la Contra Inteligencia Militar para denunciar lo sucedido; y los contrainteligentes informaron que Jimmy era “de los derechos humanos”.

Ya sé que daría risa, sino fuera por lo trágico de la situación: Jimmy es el sustento único de su familia, que consta de su madre enferma, su hermana postrada de nacimiento en una silla, y su sobrino con retraso mental.

Todo cubano sabe que la estigmatización que tal expresión implica, puede ser funesta. Para parte de nuestra población, desinformada por los medios de prensa oficiales, pertenecer a los “derechos humanos” es algo así como ser terrorista, mercenario, asesino, fascista.

Aunque la administración del policlínico aún no ha emitido sanción alguna, ya Berardo, quien se caracteriza por armar escándalos en la entrada del Policlínico (según he podido presenciar), ha difundido rumores entre los trabajadores, buscando apoyo para sacarlo, y convocó a los “comunistas” del centro.

Además, el funcionario ha amenazado a algunos médicos del centro, con no aprobarles su salida a cumplir misión fuera de Cuba, valiéndose de su cargo de dirigente del Partido, si no cesaran su trato amistoso con Jimmy, con la esperanza de que este pida “voluntariamente” la baja.

Jimmy sí cree en la utilidad de los Derechos Humanos y no temería afirmarlo públicamente, pero difícilmente pueda achacársele tal activismo, debido que es muy tímido para hablar en público. Su valiosa contribución al trabajo de la Red Observatorio Crítico, es lo más cercano que pudiera estar de la graciosa etiqueta “de los derechos humanos”, y de ello no tiene intenciones de renegar.

No obstante, todo cubano sabe que la estigmatización que tal expresión implica, puede ser funesta. Para parte de nuestra población, desinformada por los medios de prensa oficiales, pertenecer a los “derechos humanos” es algo así como ser terrorista, mercenario, asesino, fascista.

La baja cultura del Jefe de Recursos Humanos, impide que pueda debatir sobre estos temas. En varias ocasiones Jimmy ha intentado intercambiar sobre otros temas políticos con el hombre, pero ha sido imposible. Inmediatamente se acalora, grita dos consignas “revolucionarias”, y se retira.

En cierta ocasión Jimmy le hizo algún comentario acerca del aporte del anarcosindicalismo a las luchas obreras en la historia cubana, y ahora Berardo anda mostrando a los trabajadores del centro una definición de anarquismo (probablemente sacado del algún diccionario estalinista), con el fin de desacreditar al joven revolucionario.

¿Sabrá Berardo (y los contrainteligentes) que el gobierno cubano es firmante de la Carta de los Derechos Humanos? ¿Significará eso algo para ellos?

Además, la desactualizada y muy limitada Constitución cubana, refrenda los principales derechos humanos, entre los que se destacan la libertad de pensamiento y expresión, así como el derecho al trabajo.

Para esta “batalla de ideas” hacen falta, al menos, ideas. Esperemos que la administración del centro reconozca lo ridículo de esta situación, y sancione con fuerza al funcionario excedido en sus funciones.

Es casi seguro que desconocen las historias del líder sindical Alfredo López, del asaltante al Moncada Boris Luis Santa Coloma (novio de Haydeé Santamaría, y amigo de Fidel Castro), el padre de Camilo Cienfuegos, el sindicalista Margarito Iglesias, todos ellos anarquistas. Por demás, miembros del Movimiento 26 de Julio se reunían en la sede de la Asociación Libertaria de Cuba.

Jimmy ya sufrió, hace unos dos años, ser despedido de su trabajo en un hospital cubano, a causa de su activismo ambientalista y político en la Red Observatorio Crítico. En aquella ocasión, no obstante, la administración inventó una excusa para deshacerse del trabajador, y ocultó su verdadero móvil político.

En este caso, la capacidad del líder partidista no es tanta, y se ha lanzado a una imposible guerra ideológica. Para esta “batalla de ideas” hacen falta, al menos, ideas. Esperemos que la administración del centro reconozca lo ridículo de esta situación, y sancione con fuerza al funcionario excedido en sus funciones.

Es necesaria la solidaridad de quienes en la isla o fuera de ella, sientan como propia esta arbitrariedad. Cualquier recomendación o pronunciamiento será útil para desarticular las mezquinas maniobras que tenderán sobre mi compañero.

Por mi parte, mantendré informados a nuestros lectores, la comunidad internacional, y las principales instituciones nacionales, sobre el desenlace de este atropello político.

24 thoughts on “Funcionario Comunista en contra de los Derechos Humanos

  • el 7 agosto, 2013 a las 9:08 am
    Permalink

    Isbe, por acá estoy haciendo contactos para extender un pocos mas la situación del Yimi. Yo viví cosas así cuando trabajaba en el Instituto de Antropología. Cuando entre a trabajar en aquel lugar sentí que regresaba a las década del setenta, la que nunca viví por cierto. Era un colectivo de viejos marxistas-leninistas derrotados por la realidad cotidiana del autoritarismo. Nos hacía la vida un yogur a los jóvenes; y a los que intentábamos hacer alguna acción política, nos acosaban de todas las maneras posibles. Al final decidí salir de aquel lugar por muchas razones, no solo las relacionadas con estos hechos que acá se comentan. Aquellos seis anos me demostraron que existen espacios de nuestra sociedad donde los ritmos son más lentos, y uno puede encontrar de todo.

  • el 5 agosto, 2013 a las 12:23 pm
    Permalink

    que lo denuncie públicamente en el periódico granma o mejor aun el juventud rebelde que es el que menos censura en estos días pa que este mal funcionario se trague su arrogancia .

  • el 5 agosto, 2013 a las 10:00 am
    Permalink

    La verdad que esta gentuza es terrible……Uds den cada paso con firmeza y mucha inteligencia, si se eleva el costo de la sanción no duden que lo dejarán tranquilo, al menos hasta la “próxima aventura”…y se vuelve a probar el costo del silencio y el valor de la denuncia y la solidaridad oportunas…abrazos a los dos

  • el 1 agosto, 2013 a las 5:19 pm
    Permalink

    Dilla, creo que estoy de acuerdo con Gusana. Que le heche la pelea primero. Y los de OC busquen unidad y solidaridad no solo con personas en OC estoy seguro que otros grupos los ayudarian.

  • el 1 agosto, 2013 a las 3:21 pm
    Permalink

    Isbel, gracias por mantenernos informados y no dejes de informar de la situación de Jimmy
    Les deseo lo mejor.

    Si se atreven a despedirlo publicare este post y cualquier otro que publiques sobre el tema en mi facebook page y recomiendo que los demás acá que tienen facebook lo hagan. Creo que a este tipo de gente no le gusta que sus maldades se conozcan.
    Cada uno individualmente no hacemos mucho pero uniéndonos ante la injusticia quizás podemos hacer algo.

  • el 1 agosto, 2013 a las 12:34 pm
    Permalink

    Que pena que el Jimmy, con tan buena persona como es. este pasando por este percance con semejante tarado. Me alegro infinitamente de haberme ido de allí, cuan lejos uno esté de allí mejor, quizá algún día siga camino a Nueva Zelanda, el lugar mas lejos del agujero negro.

  • el 1 agosto, 2013 a las 12:04 pm
    Permalink

    Muchas gracias a todos y todas por sus comentarios de apoyo.
    Hasta el momento, la administración no ha promovido ninguna medida disciplinaria contra Jimmy. Solo lo han llamado a la dirección, molestos por la acción del OC de informar a los trabajadores sobre las intenciones de despido. Dicen que eso sí ha sido “contrarevolución”
    No obstante, han decidido realizar mañana viernes una reunión de “idoneidad” para el departamento de oftalmología (que casualmente es el departamento de Jimmy). Es probable que la estrategia sea declarar como “no idóneo” a Jimmy, y así deshacerse de él. Veremos cual será la jugarreta esta vez. No obstante, sus compañ[email protected] del lado de acá nos mantenemos al tanto y a la ofensiva. No permitiremos despidos arbitrarios.
    Por demás, durante el encuentro reafirmaron que Jimmy era el mejor de los optometristas del Policlínico 27 de Noviembre (cosa esta que, además, aseguran todos los médicos y pacientes que se atienden con él).

  • el 1 agosto, 2013 a las 11:51 am
    Permalink

    No me parece que el muchacho tenga que renunciar a su trabajo donde ya tiene una estabilidad. ¿Por qué? ¿Para evitarse una pelea con el jefecito?

    No. Él tiene la oportunidad de defender su trabajo. Estamos de acuerdo en que el sistema legal cubano deja mucho espacio para arbitrariedades, y que el ciudadano está bastante indefenso ante el Estado, pero afortunadamente, ya llegó internet y como dice Marlene, hay que hacer un escándalo bien grande. Que retumbe allá en la CTC y en el MINSAP y si es posible que lo lean en Yahoo.

    Si después de eso lo botan, que vaya a vender a pizza. Pero antes, no hay que dar la batalla por perdida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *